POLÉMICA INTENSA

La interna en la AMIA podría convertirse en un problema para Macri (a instancias de Carrió), con un Stornelli“¿incapaz?” de sobornar, “todos” apuntan a “opereta” de Verbitsky. Intentan salvar la “causa Cuadernos”, en riesgo por Stornelli. Arde la causa Cuadernos: Stornelli denunció a D’Alessio. Verbitsky reflota a Montoto en el caso Stornelli, y ‘Clarín’ se lo devuelve. Los K apuran citación a Stornelli, mientras los M lo defienden.

Elisa Carrió “sigue su andanada de batallar dentro de su gobierno”, escribió este lunes (11/02) el periodista Ignacio Zuleta en Clarín, advirtiendo que ‘Lilita’ pidió investigar qué hay detrás del pedido de Agustín Zbar para desistir de la querella contra Cristina Kirchner. El escándalo salpicaría al propio ministro de Justicia Germán Garavano -a quien Carrió ya ha denunciado- y al presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz. Según versiones periodísticas, ambos habrían avalado el pedido que hizo público Zbar y que generó una fuerte reacción de la DAIA. Luego de que se conociera el escándalo en el que el fiscal Carlos Stornelli extorsionó a empresarios para que se libren de la cárcel y acusen a Cristina Fernández de Kirchner, varios periodistas han salido al cruce y han asegurado que la denuncia de Horacio Verbitsky es una “gran operación para desacreditar la investigación periodística y judicial”. Además, líderes políticos han denunciado también que “la operación contra Stornelli” es un “show” armado por “presos k”. Por su parte, el periodista, quien diera la primicia sobre la extorsión al empresario Pedro Etchebest orquestada entre Marcelo D´alessio y el fiscal Stornelli, reiteró sus dichos. Si cayera el fiscal Carlos Stornelli, habría que revisar todas sus actuaciones en el ‘caso Cuadernos’, y resultaría un enorme tropiezo para el oficialismo, que se aferra a los expedientes del caso como parte de su campaña electoral 2019. Hay mucho ajetreo al respecto. El fiscal Carlos Stornelli denunció a Marcelo D’Alessio por defraudación, tras la filtración de audios, fotos y llamadas en las que se presenta como operador de quien lleva adelante la investigación de la causa por coimas en la obra pública durante el kirchnerismo. Según trascendidos periodísticos, D’Alessio cobraba a empresarios millones de dólares para “salvarse” de preventivas y allanamientos. En medio del escándalo que vinculó a un caso de extorsión al fiscal Carlos Stornelli, quien encabeza junto a Claudio Bonadio la investigación por los Cuadernos de las Coimas, sacaron a flote la relación entre la ministra Patricia Bullrich y su amigo desde la época de Montoneros, Mario Montoto. Pero inmediatamente, ‘Clarín’ se los “devolvió” a los K. El bloque del FpV ofrecerá una conferencia de prensa para exigir la conformación de la comisión bicameral de seguimiento a los fiscales. Por su parte, desde el oficialismo insisten en desacreditar la denuncia contra el fiscal de la causa fotocopias de unos presuntos cuadernos.

Carrió apuntaría contra Garavano por el pedido de Zbar para que DAIA desista de la querella contra CFK.

La semana pasada, la DAIA anunció que aceptaba la licencia solicitada por el presidente de la AMIA, Agustín Zbar, tras la polémica que generó el pedido de este último para que se desista de la querella contra Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el Memorándum con Irán. Pero esta interna en la dirigencia judía amenaza con ser un nuevo dolor de cabeza para Cambiemos.

Este lunes (11/02) el periodista Ignacio Zuleta reveló en una nota en Clarín que Elisa Carrió pidió investigar qué hay detrás del pedido de Zbar para desistir de la querella contra Cristina Kirchner y apuntaría contra el propio ministro de Justici a, Germán Garavano. La líder de la Coalición Cívica ya había denunciado al ministro cuando desistió de la acusación contra los fiscales y llegó a pedir el juicio político.

Escribió Zuleta que Carrió “sigue su andanada de batallar dentro de su gobierno” y ahora pidió “investigar qué intereses, dinerarios o de otro tipo, han corrido en el pedido del presidente licenciado de la AMIA, Agustín Zbar, para que la DAIA dejase de ser querellante en la causa por el acuerdo con Irán“. El periodista mencionó que Carrió tiene “como blanco a Garavano” por la resolución que firmó según la cual, entiende ella, se ablandan los controles sobre las empresas off-shore. Acto seguido, Zuleta menciona que Lilita “agregó otra trama“, que es justamente saber “las razones” que motivaron el pedido de Zbar.

¿Qué tiene que ver Garavano con el pedido de Zbar? Según revela el portal La Política Online, “hay rumores muy fuertes de que (Carlos) Rosenkrantz y Garavano habrían avalado -o al menos no habrían impedido- el pedido que hizo público Zbar y que generó una fuerte reacción de la DAIA, que terminó ratificando que sostendrá la querella contra Cristina”.

Según esta versión, la carta de Zbar a la DAIA habría contado con un guiño del ministro de Justicia. Dicen que Garavano estaría preocupado por la denuncia que le realizó el radical Mario Cimadevilla por encubrir a los fiscales de la causa Amia, Eamon Mullen y José Barbaccia, ya que podría traerle problemas legales serios, sobre todo si hay un cambio de gobierno. Es por eso que algunos creen que la carta de Zbar fue un “guiño” a Cristina.

En cuanto al vínculo con el presidente de la Corte, LPO indica que el texto de Zbar habría tenido colaboración de Federico Morgenstern, colaborador de Rosenkrantz y actualmente el secretario letrado en lo penal de su vocalía. Zbar y Morgenstern son amigos y el dirigente de la comunidad judía realizó correcciones y participó de la presentación del libro sobre ‘Cosa Juzgada Fraudulenta’.

LPO también indica que Zbar es amigo y fue socio de Rosenkrantz (que en la última cena de la AMIA lo definió como su “amigo de toda la vida“). En 1990 fundaron junto a Gabriel Bouzat el estudio Bouzat, Rosenkrantz & Zbar, que llevó ese nombre hasta 2001. Las especulaciones indican que se habrían encontrado antes de la difusión de la carta.

Dicho portal recuerda que durante su paso por la gestión pública -en 2001 fue nombrado como subsecretario de Justicia de la Ciudad-, Zbar quedó en la mira por el caso las hamburguesas contaminadas, cuando frenó una denuncia contra McDonalds que, justamente, era defendida por el estudio de su amigo Rosenkrantz. El ahora ex presidente de la AMIA además tenía en su gabinete a Guillermina Rosenkrantz, hermana del juez.

En síntesis, esta polémica que se desató entre la DAIA y la AMIA por la querella contra Cristina podría terminar salpicando al Gobierno, que llamativamente se ha mantenido en silencio sobre este tema. Recordemos que el único que opinó públicamente fue el diputado Waldo Wolff, ex vicepresidente de la DAIA. Pero ninguno de los ministros, y menos Mauricio Macri, ha querido referirse a esta cuestión en público, aun cuando se trata de una denuncia contra CFK que podría caerse.

·    Con un Stornelli “¿incapaz?” de sobornar, “todos” apuntan a “opereta” de Verbitsky

Luego de que se conociera el escándalo en el que el fiscal Carlos Stornelli extorsionó a empresarios para que se libren de la cárcel y acusen a Cristina Fernández de Kirchner, varios periodistas han salido al cruce y han asegurado que la denuncia de Horacio Verbitsky es una “gran operación para desacreditar la investigación periodística y judicial”. Además, líderes políticos han denunciado también que “la operación contra Stornelli” es un “show” armado por “presos k”. Por su parte, el periodista, quien diera la primicia sobre la extorsión al empresario Pedro Etchebest orquestada entre Marcelo D´alessio y el fiscal Stornelli, reiteró sus dichos.

Horacio Verbitsky, periodista

La política y el periodismo parece que cuando se mezclan generan grandes explosiones que “salpican” a unos cuantos. Y es lo que está ocurriendo ahora entre el grupo K y los de MM. Un periodismo militante en tiempos de campaña que se basa en desacreditarse entre sí. En el medio: una justicia cada vez más “manchada” y envuelta en casos de corrupción, con algunas de sus principales figuras “embarradas” hasta el tope.

En ese contexto, y luego de que el periodista Horacio Verbitsky asegurara que el fiscal Carlos Stornelli extorsionaba empresarios con el fin de acusar a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, varios colegas y políticos han salido al cruce y en defensa de la “intachable” justicia del país. Para ese grupo (los macristas) parece que Stornelli es insobornable y por supuesto,  intachable.

El fiscal Carlos Stornelli

Muchos han llamado a Verbitsky un “opereta k”, y por ejemplo, el periodista Luis Gasulla lo sentenció en una nota: “Todo lo que hizo el periodismo profesional, con los ejemplos de Diego Cabot y Jorge Lanata en investigaciones conocidas como “los cuadernos de la corrupción” y la “ruta del dinero K” entre otras, es lo que no hizo el autor de “Robo para la Corona” en su última “investigación”. No chequeo un solo dato, no contrastó la información obtenida por una fuente con su contexto y no llamó a los protagonistas de la historia para darles la posibilidad de que, al menos, negasen los hechos. Más aún, al mejor estilo de las prácticas de los servicios de inteligencia, mezcló datos sin ton ni son para alimentar el fanatismo de sus lectores y embarrar la cancha judicial, alegó.

Sin embargo, en su descargo contra Verbitsky asegura que hay algo de cierto en todo lo que dijo “tristemente, es una práctica común que abogados, por lo general, vinculados con los servicios de inteligencia, exijan dinero a empresarios o funcionarios caídos en desgracia para evitar ser mencionados en una causa judicial”, dijo en referencia a la denuncia que involucra al periodista Marcelo D’Alessio y Stornelli.

Otro caso particular que mencionan los defensores de Stornelli es que la abogada del supuesto empresario extorsionado, escribe en la página del periodista Verbitsky, coincidencia que resulta basntante llamativa“Por eso, los periodistas debemos conocer quiénes son nuestras fuentes de información y su grado de credibilidad”, cita Gasulla en periodismoypunto.com

El dato que nadie menciona: Las charlas entre el empresario extorsionado y su confidente requieren de un apoyo logístico importante. Existieron grabaciones, fotos, seguimientos. Tiempo. “Casualmente, la fuente de Verbitsky lo conoce muy bien. La abogada de Pedro Etchebest es Natalia Belén Salvo, colaboradora del blog del autor de Robo para la Corona. Horas después de la publicación de la “investigación” se borró de las redes sociales. Se presentaba como abogada laboralista, peronista y kirchnerista”, explican.

Los defensores de la “causa cuadernos” también exponen que  Verbitsky miente y que solo se trata de un montaje extraordinario“Marcelo D´alessio, el abogado “espiado”, jamás fue abogado defensor de Leonardo Fariña. Tampoco es, como dice Verbitsky, socio de Rodrigo González. El actual abogado de Leonardo Fariña, González, tiene como cliente – y no socio – a D´alessio”.

“No deja de sorprenderme la falta de criterio periodístico que han tenido algunos colegas que vanagloriaron la “investigación” de Verbitsky. Obviando sus recientes trabajos en los que se han falseado documentos relacionados con la muerte del joven Santiago Maldonado o supuestas pruebas que acreditarían el suicidio de un fiscal que, horas antes de morir, acababa de denunciar a la ex Presidenta Cristina Kirchner por traición a la Patria, preocupa que para prestigiosos comunicadores los dichos privados de un abogado que se jacta de tener incidencia en resolver las principales causas de corrupción de los últimos años, sea tomado como incuestionable“, reniega Gasulla.

Y agrega: “si los formadores de opinión se convierten en actores fundantes de tal o cual proyecto político, la verdad es sólo un obstáculo para alcanzar sus verdaderos intereses”.

Por otro lado, se encuentra la política agregando su condimento, y ahora, la Coalición Cívica denunció que “la operación contra Stornelli” fue armada por presos K.

La Coalición Cívica, el partido político de Elisa Carrió, denunció ante la Justicia que la acusación contra Stornelli es una “operación” que se armó desde la cárcel de Ezeiza, el lugar de detención de Baratta.

En la denuncia de la Coalición Cívica se explica que esas transcripciones de escuchas le llegaron de forma anónima en un sobre a la diputada Elisa Carrió. Y que fue ella la que les pidió a Zuvic y Olivetto que presentasen la denuncia porque creía que esas intervenciones del teléfono de Ezeiza eran verosímiles, aunque no podía acreditar su autenticidad.

Según la denuncia de la Coalición, en esos textos se demuestra que estaba en marcha una “operación” que tendría como “finalidad” la de “entorpecer la investigación de la causa judicial de los Cuadernos”.

·       Intentan salvar la “causa Cuadernos”, en riesgo por Stornelli

Si cayera el fiscal Carlos Stornelli, habría que revisar todas sus actuaciones en el ‘caso Cuadernos’, y resultaría un enorme tropiezo para el oficialismo, que se aferra a los expedientes del caso como parte de su campaña electoral 2019. Hay mucho ajetreo al respecto:

Carlos Stornelli.

4 noticias de la agenda político-judicial:

** Columna del periodista Raúl Kollman (Página/12) defendiéndose de acusaciones del periodista Nicolás Wiñazki (Clarín), que lo relacionó con el detenidoRoberto Baratta, ex funcionario importante K del área de Energía:

“Para Nicolás Wiñazki, del diario Clarín, es noticia que yo hablo con presos.

Sí, efectivamente hablo con presos.

¿Tuvieron que recurrir a escuchas ilegales para descubrir eso? Que hablo con presos lo cuento en este diario, en la radio y en la televisión. No tengo nada que ocultar.

Ah, y los voy a visitar de vez en cuando a la cárcel para escuchar sus argumentos. Lo hice, no sólo ahora, sino en su momento con Carlos Carrascosa, con Carlos Telleldín, con Enrique Gorriarán Merlo, con el femicida Fernando Farré, con Gustavo Prellezo, el cerebro del asesinato de José Luis Cabezas y con muchísimos más. Escucho y miro los expedientes.

Es mi trabajo.

Para Nicolás Wiñazki y el diario Clarín eso es “tomar nota” de lo que a uno le dicen, sugiriendo que escribo lo que me dictan. Seguramente es el estilo de ellos.

Creo que Roberto Baratta me llamó desde la cárcel dos veces. A lo sumo, dos minutos en cada caso. Es decir que no me pudo haber adelantado ninguna estrategia, como dice Wiñazki: seguramente me dijo mañana voy a declarar al juzgado o a la Cámara. O, por favor, hablá con mi abogado porque voy a presentar un escrito. Y si hubiéramos hablado una hora, nada cambiaría: él está en su derecho de defenderse y yo en lo que creo es mi trabajo, escucharlo. Baratta está preso sin que haya sido juzgado, sin condena y, además, sin que hasta ahora se le hayan encontrado ni una sociedad en Panamá ni cuentas en el exterior ni dinero ni propiedades ocultas. Eso sucede con la inmensa mayoría de los que están en los penales de Ezeiza y Marcos Paz.

Para Nicolás Wiñazki y el diario Clarín es un pecado escuchar a los presos o a los acusados. Para ellos, es recibir órdenes.

En verdad, su problema, el verdadero problema, es que no recibo órdenes de nadie. Sobre todo no recibo órdenes del Gobierno que no hace más que bajar sueldos, jubilaciones, agobiar a la gente con los tarifazos, que bate records endeudando al país y que se dedica —ahora y antes— al espionaje ilegal.”

** El abogado José Manuel Ubeira -abogado del financista Federico Eláskar en el juicio por lavado de dinero contra Lázaro Báez y del ex director del Ente Binacional Yacyretá, Oscar Thomas, nunca arrepentido- recusará al fiscal Carlos Stornelli en la causa ‘Cuadernos’ y pedirá que se investigue un intento de hacerle una cámara oculta, lo que surge de los elementos de la denuncia por extorsión presentada por el empresario Pedro Etchebest: en uno de los chats de Whatsapp que Marcelo D’Alessio le envió al ruralista, incluyó la captura de pantalla de una conversación en la que, ante un pedido del fiscal, se ofrece a tenderle una trampa al abogado para filmarlo y que un tercero luego haga la denuncia.

Ubeira le pedirá al juez federal Sebastián Ramos que investigue estos hechos. Ramos tiene una denuncia anterior, de Thomas, contra el juez Claudio Bonadio por prevaricato y privación ilegal de la libertad de Thomas -no admitido como querellante-. Ubeira no entiende cómo es que Stornelli, que dijo que todo era una “operación berreta”, para despegar dudas no denunció a D’Alessio -al contrario, reconoció cierto vínculo con D’Alessio, ya que éste le acercó a un arrepentido y datos- ni entregó su celular al Juzgado Federal de Dolores.

** La Comisión de Disciplina y Acusación de Consejo de la Magistratura, que preside Miguel Ángel Pichetto, convocó a una reunión extraordinaria para definir si se acumulan 5 presentaciones contra el juez federal Luis Rodríguez. El consejero académico Diego Molea ya mandó a pedir las declaraciones juradas del magistrado. Rodríguez arrastra pedidos de juicio político desde el anterior Cons ejo: tanto del equipo de Elisa Carrió como del abogado Ricardo Monner Sans. En la ‘causa Cuadernos’, la arrepentida Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, dijo que a través de su abogado Miguel Ángel Plo, su marido le pagó al juez US$ 10 millones para que aliviara su situación en la causa por enriquecimiento ilícito.

Desde hace años que se conocen los cuestionamientos al juez Rodríguez, vinculado con el operador judicial Javier Fernández, padrino de su hija, y con el espía retirado Antonio Stiusso o Jaime Stile–. Cuando concursaba para juez federal fue denunciado por haber pedido un caso exactamente igual al que le tomarían como prueba. El CELS lo denunció por provocar dilaciones en la investigación de sobornos en la Cámara de Casación Penal Federal para salvar aJosé Pedraza de ir a la cárcel por el homicidio de Mariano Ferreyra: el juez Eduardo Riggi, que estaba sospechado, quedó a salvo.

** Elisa Carrió se presentó ya a la Justicia pidiendo que se investiguen audios que “demostrarían” que la denuncia contra Carlos Stornelli se armó dentro del penal de Ezeiza. El sustento de la líder de CC-ARI es un conjunto de escuchas ilegales realizadas a los presos K, que ella dice que le llegaron en forma anónima. Pero resulta evidente que interfieren las conversaciones de los detenidos con sus abogados, amigos y parientes. Una es del 17/01, entre el diputado del Parlasur y ex embajador en el Vaticano, Eduardo Valdés, y el detenido ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi (jefe de campaña de la primera campaña política de Mauricio Macri). Valdés (N°2 de Carlos Grosso, siempre macrista, cuando era alcalde porteño) le diría a Schiavi algo así como“se viene el Stornellipuff”. El pedido de extorsión a Etchebest había ocurido el 07/01. Valdés aclaró que la expresión no estaba referida a la investigación de Alejo Ramos Padilla, sino a la fallida operación de presentar como arrepentido al ex secretario de los Kirchner, Isidro Boudine, que había naufragado el 16/01. La otra escucha ilegal es del 01/02: un diálogo entre Roberto Baratta, y Carlos Zelkovicz. Ambos hablan de la denuncia contra Stornelli, presentada el 28/01, no saben qué actitud va a tomar Ramos Padilla ni qué medidas adoptará.

·        DENUNCIA POR EXTORSIÓN: Arde la causa Cuadernos: Stornelli denunció a D’Alessio

El fiscal Carlos Stornelli denunció a Marcelo D’Alessio por defraudación, tras la filtración de audios, fotos y llamadas en las que se presenta como operador de quien lleva adelante la investigación de la causa por coimas en la obra pública durante el kirchnerismo. Según trascendidos periodísticos, D’Alessio cobraba a empresarios millones de dólares para “salvarse” de preventivas y allanamientos.

Carlos Stornelli, complicado.

·        LA RELACIÓN CON BULLRICH: Verbitsky reflota a Montoto en el caso Stornelli, y ‘Clarín’ se lo devuelve

En medio del escándalo que vinculó a un caso de extorsión al fiscal Carlos Stornelli, quien encabeza junto a Claudio Bonadio la investigación por las fotocopias de los  presuntos Cuadernos de las Coimas, sacaron a flote la relación entre la ministra Patricia Bullrich y su amigo desde la época de Montoneros, Mario Montoto. Pero inmediatamente, ‘Clarín’ se los “devolvió” a los K.

Mario Montoto, en días de Daniel Scioli gobernador.

En medio del escándalo que envuelve al fiscal Carlos Stornelli, que encabeza junto a Claudio Bonadio la investigación por las fotocopias de los presuntos Cuadernos de las Coimas, varios periodistas salieron a asegurar que la denuncia de Horacio Verbitsky es una “gran operación para desacreditar la investigación periodística y judicial”

En ese marco, sacaron a flote a Mario Montoto. En ‘RealPolitik’, recordaron ayer su estrecha relación con Patricia Bullrich

“En las conversaciones, D’Alessio confiesa que Stornelli necesita la plata para comprar la casa que el empresario Héctor Colella tiene en Pinamar, además de asegurar ser una pieza importante del ministerio de Seguridad, con aceitadas relaciones con la ministra Patricia Bullrich y el “facilitador” Mario Montoto.

Los vínculos entre el macrismo y Montoto son múltiples. Responsable financiero de Montoneros en los años 70, Montoto fue apoderado legal de Mario Firmenich y finalmente se transformó en el propietario de Codesur, una empresa dedicada a seguridad interior y defensa. Como presidente de la Cámara de Comercio Argentina – Israelí, fue el nexo entre Benjamín Netanyahu y Mauricio Macri en la visita del premier al país sudamericano. Además, posee una aceitada relación con la ministra Bullrich, a quien conoce desde la época de Montoneros, y es socio de Daniel Hadad. Acorde a la investigación del periodista Horacio Verbitsky, posee el 50 por ciento de las acciones de Infobae, lo que podría explicar la férrea protección que el medio le dio de inmediato al fiscal Stornelli.

La relación con la titular del ministerio de Seguridad nacional es tan aceitada que se aseguró el triunfo en la licitación que definió la supervisión, el monitoreo y el rastreo de agresores y víctimas de violencia de género, lo que le generó ingresos por 593 millones de pesos. Además, acorde a información obtenida en forma exclusiva por REALPOLITIK, el ex líder montonero le envió a Bullrich vía Gmail los pliegos confeccionados de aquellas licitaciones que deseaba ganar en forma directa a su correo electrónico. En lo que promete ser una desviación multimillonaria de fondos públicos, Montoto le habría enviado un pliego hecho a su medida para que la Prefectura Naval Argentina le compre equipos para la ampliación del sistema de identificación automática de buques y sistemas radarizados para los guardacostas, el 17 de noviembre de 2016.

Montoto habría enviado el pliego terminado a Bullrich directamente a su correo electrónico y luego ganaba las compulsas casi sin competencia. La mencionada, por ejemplo, se celebró en el departamento de Adquisiciones de la prefectura, en el séptimo piso del Edificio Guardacostas de la avenida Eduardo Madero al 235.

Así, la vieja relación entre Montoto y Bullrich se mantiene más aceitada que nunca, una sociedad dinámica que mueve cientos de millones al año, dirigidos a dedo con la finalidad de devolver comprometedores favores”

Ni lento ni perezoso, ‘Clarín’ apuró hoy el contraataque con la nota “Netflix no lo podría hacer tan bien”, donde alcaró

“Montoto fue asistente de Firmenich y junto a Firmenich visitó los campos de entrenamiento de Montoneros y Al Fatah en El Líbano. Milagro de un hombre de negocios: hoy preside la Cámara de Comercio Argentino Israelí. Arrancó con las privatizaciones ferroviarias de Menem, se metió con los expendedores de boletos en los colectivos y hasta armó una empresa para atender el avión presidencial. El salto lo pegó con el kirchnerismo. Con oficinas debajo de la Kirchner en Puerto Madero, fue alter ego de Scioli en cuestiones de seguridad en Buenos Aires y Stornelli fue el primer ministro de Seguridad de Scioli.

Les vendió cámaras, chalecos y armas para la Policía. También le vendió al macrismo las cámaras para la Ciudad y ahora el anillo digital con tecnología israelí. Y a la ministra Bullrich lanchas para la Prefectura.”

·        PRESUNTAS COIMAS: Los K apuran citación a Stornelli, mientras los M lo defienden

El bloque del FpV ofrecerá una conferencia de prensa para exigir la conformación de la comisión bicameral de seguimiento a los fiscales. Por su parte, desde el oficialismo insisten en desacreditar la denuncia contra el fiscal de la causa cuadernos.

El kirchnerismo anunció el lunes que convocaría al fiscal Carlos Stornelli a que explique ante el Congreso su situación a raíz de una denuncia que lo señala pidiendo coimas a un implicado en la causa de las fotocopias de los cuadernos de Oscar Centeno.

Pero, un día después, el bloque del Frente para la Victoria en Diputados informó que dará una conferencia de prensa este martes a las 18:00 para exigir que se conforme la comisión bicameral de seguimiento de Ministerio Público Fiscal, el órgano que rige a los fiscales.

Sin ese requisito, no se podría citar a Stornelli.

“Ante los hechos de público conocimiento, que ponen en tela de juicio el desempeño del Ministerio Público Fiscal, los legisladores nacionales instarán esta tarde a la conformación de la Bicameral para que el fiscal Carlos Stornelli explique la denuncia de coima y extorsión que pesa en su contra”, señala un comunicado.

El presidente de esa bancada, Agustín Rossi, había anticipado el lunes que se convocaría al fiscal al considerar que la cantidad de indicios en su contra“enorme, y más temprano que tarde Stornelli debería ser desplazado de la causa”. “Por muchos menos de lo que sabemos de él, mandó a prisión a muchos empresarios”, subrayó en declaraciones a FM La Patriada.

En tanto, desde el macrismo respaldaron al fiscal al desacreditar la denuncia. Para el diputado e integrante del Consejo de la Magistratura Pablo Tonelli (PRO), la imputación contra el fiscal “no tiene mucha seriedad”, y sostuvo en declaraciones a AM 530 que “parece que es una de las operaciones berretas que practican algunos que ya conocemos; no tiene mucha seriedad”, aunque destacó la importancia de “investigar y llegar a la verdad”.

Puestas así las posiciones, es de esperar que el oficialismo no se apure en conceder el pedido del kirchnerismo, el más interesado en que se caiga la causa de los cuadernos, que ya tiene procesada a Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita.

De acuerdo a la página del Senado, la presidencia de la comisión bicameral está presidida por el senador macrista Néstor Braillard Poccard (Corrientes) y es secundado por las radicales Silvia Elías de Pérez (Tucumán) y Olga Ines Brizuela Y Doria de Cara (La Rioja).

¡Que terrible opereta… pero no por “operación” sino por todo lo que conlleva; que no es otra cosa que el absoluto desprestigio y de la misma Justicia Argentina!

Que inconcebible e incomprensible, que esto se juegue como un partido de footbal y no como lo que es un caso gravísimo, tremendamente escandaloso y que pareciera que a nadie le importa –salvo al Señor Juez Federal de Dolores (Pcia. De Buenos Aires) Dr. Alejo Ramos Padilla quien se tomo, “como corresponde y correspondía” muy en serio la denuncia del presunto damnificado por Stornelli y su presunto “amigo” Marcelo D’Alessio-, y que esto es simplemente un hecho más de esta Argentina desquiciado.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 12 de febrero de 2019

Se el primero en comentar en "POLÉMICA INTENSA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*