FMI Y EL MEJOR EQUIPO – ELECCIONES Y ECONOMÍA – PRESIDENCIABLE

A matar o morir: Si no baja el déficit, pagará por no elegir a un ministro. FMI “gran elector”: La agenda de del gobierno es asegurar US$ 30.000 M del Fondo. Nerviosismo en Cambiemos por el acercamiento del FMI a Lavagna

Más allá del desastre que hizo Mauricio Macri con la macroeconomía, solicitar asistencia crediticia al Fondo Monetario Internacional fue lo que mejor hizo para salvar su gobierno y centralizar la política económica. La baja del déficit fiscal es el gran desafío de este año, pero cuidado: no hacerlo tendrá consecuencias que no olvidará jamás. El Gobierno nacional descuenta que el FMI aprobará las números del acuerdo firmado en septiembre pasado ya que se cumplieron las metas de política monetaria y de déficit. La aprobación de la misión que está en nuestro país gatillará el desembolso de US$ 11.000 millones en marzo, que le servirán a la Administración Macri para seguir manteniendo calmo al dólar, en su decisivo año electoral. Para el resto del año, hasta las PASO de agosto y las generales de octubre, Cambiemos deberá garantizarse la transferencia de otros US$ 29.000 millones desde el organismo internacional, que servirán para calmar a la economía y garantizar un buen clima para la campaña electoral. La cuestión es qué pedirá el Fondo y que tendrá que hacer el Gobierno para dejarlo satisfecho a partir de ahora. El ex ministro de Economía y uno de los nombres que suena como candidato a presidente, Roberto Lavagna, confirmó que las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) se contactaron con él para dialogar sobre la economía argentina. “Hubo una primera exploración por parte del FMI para un pedido de reunión, si prosigue, veremos”,aseguró. Sin dudas esta noticia habrá generado un cimbronazo y gran malestar en la Casa Rosada, ya que evidencia que el organismo internacional está considerando -¿o instalando?- a Lavagna como un presidenciable. Además, evidencia la preocupación de Christine Lagarde respecto a qué ocurrirá con la deuda si Macri no resulta reelecto.

Mauricio Macri y Christine Lagarde.

El presidente Mauricio Macri recibió a varios economistas en los últimos días. Daniel Artana (Fiel), Ricardo Arriazu, Pablo Guidotti(Torcuato Di Tella) y Miguel Kiguel coincidieron en que el gran problema de la Administración Macri es el déficit fiscal que no ajustó en los 3 años que lleva de mandato y hoy mira la reelección con cierto temblor en las piernas.

Daniel Artana reveló detalles de la conversación con el presidente Macri y su ministro de Hacienda Nicolás Dujovne: “me dio la sensación de que, tanto el Presidente como el ministro Dujovne, tienen claro de que hay que cumplir con la ley de Presupuesto que se ha aprobado en el Congreso y que propone para este año una mejora en la situación fiscal bastante importante y que no es fácil. Y que la recesión está golpeando los ingresos del Gobierno pero (a pesar de eso) están decididos a hacer lo que haya que hacer para cumplir esta ley”, dijo al aire de radio Mitre.

En este sentido se podría asegurar que haber centralizado la política económica en el FMI, pese al costo político, fue tal vez una buena manera de comenzar por uno de los problemas, aunque el endeudamiento, claro está, será una verdadera pesada herencia.

Kiguel, en tanto, enfatizó tras la reunión que “lo que tenemos que lograr es que la inflación baje a lo largo del tiempo. Para mí, la inflación va a bajar si cae este año al 30%”, al aire de Continental.

Es decir, si Macri no toma en serio la necesidad de bajar el gasto este año y estacionar la inflación, al menos, en 30%, su continuidad en la Casa Rosada estaría condenada al fracaso.

·    FMI “gran elector”: La agenda de Macri es asegurar US$ 30.000 M del Fondo

El Gobierno nacional descuenta que el FMI aprobará las números del acuerdo firmado en septiembre pasado ya que se cumplieron las metas de política monetaria y de déficit. La aprobación de la misión que está en nuestro país gatillará el desembolso de US$ 11.000 millones en marzo, que le servirán a la Administración Macri para seguir manteniendo calmo al dólar, en su decisivo año electoral. Para el resto del año, hasta las PASO de agosto y las generales de octubre, Cambiemos deberá garantizarse la transferencia de otros US$ 29.000 millones desde el organismo internacional, que servirán para calmar a la economía y garantizar un buen clima para la campaña electoral. La cuestión es qué pedirá el Fondo y que tendrá que hacer el Gobierno para dejarlo satisfecho a partir de ahora.

Macri apuesta a los desembolsos del FMI para tener una campaña electoral en paz en el frente económico.

Nada hace prever que la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que desde ayer (11/2) está en el país y que encabeza el italiano Roberto Cardarelli, no apruebe los números y las metas alcanzadas por la gestión Macri en el marco del acuerdo stand by suscripto en septiembre, después de que fracasara su primera versión firmada en junio.

Este lunes (11/2) destacamos que se descuenta que el FMI aprobará el desembolso de los US$ 11.000 millones pactados para marzo por el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias.

El Ministerio de Hacienda logró el objetivo de déficit fiscal primario y el Banco Central superó el suyo en cuanto a la base monetaria.

Sin embargo, el organismo quería analizar con las autoridades económicas argentinas la nueva zona de no intervención sobre el dólar y el límite a la compra de divisas que venía haciendo el Central para que la cotización no caiga por debajo de la banda de flotación. Se trata de la estrategia que el directorio del FMI no compartía cuando la planteó el BCRA en 2018 (el Fondo siempre sugiere dejar libre al dólar) pero que terminó aceptando con limitaciones al accionar de la autoridad monetaria.

Con los US$ 11.000 millones que el FMI transferirá en marzo, el Gobierno nacional cree que puede seguir garantizado la calma que viene experimentando el dólar, cuyo único inconveniente por el momento es que no siga por debajo de la línea de flotación y eso provoque un retraso cambiario.

Con el dólar calmo, Cambiemos necesita después de marzo que la economía no se descarrile de cara a la campaña electoral. Por eso necesita que el Fondo le libere los restantes US$ 29.000 millones del acuerdo 2018. A eso apuntará la agenda gubernamental, lo que convierte al FMI en el “gran elector”.

Según publica este martes (12/2) el diario Ámbito Financiero, “se espera que no haya problemas con la próxima revisión del FMI de mayo, el organismo liberaría los casi u$s18.000 millones restantes, para completar el préstamo global de u$s57.100 millones”.

“En total, este año el organismo debería desembolsar unos u$s30.000 millones totales. Si se cumple el cronograma pactado, el dinero estaría liberado antes de octubre, con lo cual Mauricio Macri llegaría a las elecciones sin peligro de default en este ejercicio y gran parte de 2020”, completa el matutino económico.

Para eso, el gran objetivo que debe cumplir el Gobierno es la meta del “déficit cero”, pero es posible que el FMI sea flexible en este punto. Aunque la renegociación de un waiver recién ocurriría en el último trimestre del año, con el dinero ya cobrado y sobre las elecciones.

Sobre la comitiva del Fondo que está en el país, el diario El Cronista advierte que “lo que intentarán hacer es bajar el techo de la zona de no intervención, para intentar transmitir al mercado que el dólar no se va a disparar en el período pre electoral. El temor a una corrida cambiaria en el segundo semestre, más específicamente entre julio y octubre, por las elecciones primarias y las generales, es un fantasma que acecha al Gobierno”.

“Con respecto a la inflación, desde el Gobierno buscarán definir con el FMI la “monetización de las compras de dólares que hace el Banco Central. Tienen que ver si es posible esterilizar los pesos que surgen de estas intervenciones en el mercado cambiario. No se descarta que, sobre fines de la semana próxima, los técnicos del FMI se reúnan con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. No obstante, aún no están pactadas esas reuniones”.

El Diario BAE también pone atención en la banda cambiaria: “Son varios los analistas que señalan que lo necesario sería lograr un angostamiento de la zona de no intervención. Incluso la expectativa es que efectivamente el Gobierno lo plantee. Pero tanto desde el BCRA como desde Hacienda descalificaron esas lecturas. Por otro lado, el FMI seguiría siendo contrario a esa idea”.

·       PRESIDENCIABLE: Nerviosismo en Cambiemos por el acercamiento del FMI a Lavagna

El ex ministro de Economía y uno de los nombres que suena como candidato a presidente, Roberto Lavagna, confirmó que las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) se contactaron con él para dialogar sobre la economía argentina. “Hubo una primera exploración por parte del FMI para un pedido de reunión, si prosigue, veremos”, aseguró. Sin dudas esta noticia habrá generado un cimbronazo y gran malestar en la Casa Rosada, ya que evidencia que el organismo internacional está considerando -¿o instalando?- a Lavagna como un presidenciable. Además, evidencia la preocupación de Christine Lagarde respecto a qué ocurrirá con la deuda si Macri no resulta reelecto.

El FMI dialoga con Lavagna, según confirmó el ex ministro de Economía.

Roberto Lavagna es uno de los nombres que comenzó a sonar fuerte en las encuestas que miden la intención de voto de cara a octubre, y mucho se está especulando acerca de si el ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner podría ser el postulante “antigrieta” que rompa la polarización entre Mauricio Macri y Cristina Fernández. Lavagna no ha confirmado aún si se postulará como presidente, pero lo cierto es que, a paso lento pero firme, está ganando protagonismo. Dos recientes encuestas indican que en balotaje le ganaría a Macri, aunque, por ahora, no está ingresando a la instancia de 2da vuelta, ya que se ubica como el 3er candidato más votado.

Pero que el Fondo Monetario Internacional (FMI) quiera reunirse con él, es síntoma de que el organismo internacional está considerándolo -o instalándolo- como presidenciable. Y esto es algo que estará generando un gran malestar en la Casa Rosada.

“Hubo una primera exploración por parte del FMI para un pedido de reunión, si prosigue, veremos”, reveló esta mañana Lavagna.

El pedido de reunión del FMI a Lavagna -en el marco de la nueva misión que los técnicos de la entidad financiera llevan adelante en Argentina- para conocer su opinión sobre la economía del país también deja en evidencia la gran preocupación de la presidenta del organismo, Christine Lagarde, acerca de qué ocurrirá si Macri no resulta reelecto en octubre. No es que a Lagarde le preocupe Macri o la Argentina en sÍ , más bien le preocupa, y mucho, que la Argentina (no) pague todo lo que debe. En este contexto es que debe leerse la intención del FMI de un diálogo con Lavagna. Y justamente esto es lo que más molestará a Macri…

Hace unos días, su hijo, el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna, había advertido que “el próximo presidente va a tener que sentarse con el Fondo Monetario Internacional”. Y si bien indicó que se debe “discutir con seriedad” y que “no hay que entregarse”, aclaró que eso “no significa ro mper con el FMI o despreciar los mercados internacionales”.

# Lavagna y su vínculo con el FMI

Cabe recordar que en sus funciones como ministro de Economía de Kirchner, en 2005 Lavagna había puesto reparos a volver a negociar con el Fondo:“cualquier acuerdo tiene que respetar el crecimiento de Argentina, asegurar que habrá un aumento del empleo y una reducción de la pobreza”, dijo entonces Lavagna. E insistió: “no se van a aceptar políticas recesivas”.

En septiembre de 2015, Kirchner y Lavagna decidieron no firmar un nuevo acuerdo con el FMI, ante las rígidas condiciones que imponía el organismo. A partir de ese momento, la Argentina suspendió su relación con el FMI. En enero del 2006 el entonces Presi dente Néstor Kirchner pagó US$ 9.810 millones de la deuda con el organismo y congeló una relación de medio siglo. Recién con Macri en el Gobierno se volvió a negociar con el FMI.

Más cerca en el tiempo, en 2014, Lavagna opinaba:”debemos ser capaces de decirle al Fondo ‘esto no porque va en contra de los intereses del país'”

“Con el FMI hay que ser maduros, serios y firmes, pero no hay que ponerse demasiado contento cuando elogian ni asustarse cuando critican”, había agregado.

Y más recientemente, ya con Macri en el Gobierno, Lavagna fue consultado por La Tercera acerca de si era inevitable que Macri recurriera al FMI. “Muchas veces los errores previos llevan a tener que recurrir al FMI. Este fue el caso en 2018. Lamentablemente la experiencia de programas ortodoxos dirigidos más a generar saldos en monedas duras para pagar deuda que a movilizar grandes recursos ociosos (capital, trabajo y recursos naturales disponibles en abundancia) no ha sido buena ni en Argentina ni -para citar un ejemplo reciente- en países como Grecia”, dijo en noviembre pasado.

# Lavagna suma apoyos

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, destacó esta mañana (12/02) las reuniones de equipos propios con los de Lavagna. “Con Roberto hubo un grupo de trabajo mío encabezado por el ministro Gattoni reunido con algún grupo de él. Venimos tratando de trabajar codo a codo, dejando de lado en lo nacional lo político que falta bastante, tratando de mirar las cosas que nos van pasando en lo institucional”, aseguró en rueda de prensa.

El gobernador se refirió a la idea del ex ministro de Economía nacional de no jugar ninguna interna presidencial: “Él siempre dijo que su posición era lograr un proyecto de unidad nacional y vamos a trabajar en esa línea, si no se da, por supuesto que están las primarias para dirimir entre distintos candidatos”.

Sobre su relación con Lavagna, subrayó que “yo no prefiero a nadie, estamos conversando nada más, pero sí creo que debemos preferir los argentinos una persona que tenga criterio técnico, conocimiento político, inserción en el mundo, que sea conocido. La situación del país es muy delicada, no vamos a salir de la noche a la mañana. Del 100 % del presupuesto nacional el 96 % va a gastos corrientes y solo el 4 % puede ir a inversión pública, este año y el año que viene empiezan los vencimientos de los prestamos acordados con el FMI, entonces el panorama inmediato es delicado, de una economía que no arranca, una inflación que crece día a día y que preocupa a todos. Lo que estamos haciendo es mirar”.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 12 de febrero de 2019

Se el primero en comentar en "FMI Y EL MEJOR EQUIPO – ELECCIONES Y ECONOMÍA – PRESIDENCIABLE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*