MANUEL MESA

Manuel Mesa (1788-1829)

Nació en Montevideo en 1788, iniciándose en la carrera de las armas el 1º de octubre de 1802, en calidad del soldado del Regimiento de Dragones, asistiendo a la Reconquista de Buenos Aires el 12 de agosto de 1806.  Posteriormente pasó a la Banda Oriental y se halló en la defensa de Montevideo contra los ingleses hasta la caída de la plaza en poder de las fuerzas de general Auchmuty, el 3 de febrero de 1807.  El 1º de noviembre de este año ascendió a cabo de Dragones.

Producido el movimiento emancipador, Mesa se incorporó a las filas patriotas y el 11 de julio de 1810 fue ascendido a sargento 1º del Regimiento Nº 3 de Infantería cuerpo en el cual fue promovido a subteniente el 1º de enero de 1812.

En el curso de este último año marchó a formar parte del ejército sitiador de Montevideo, a las órdenes del coronel Domingo French.  Acompañó a este jefe en la expedición que realizó sobre el Yaguarón para castigar a los bandoleros e insurgentes, tomando parte en la acción de “El Quilombo”, el 11 de mayo de 1813, donde se habían concentrado tropas españolas y portuguesas, que fueron severamente castigadas.  Mesa fue promovido a teniente 2º de su Regimiento el 4 de marzo de 1814, y habiendo participado en todo el resto del sitio de Montevideo, se halló en la toma de la plaza el 23 de junio de 1814, siendo ascendido a teniente 1º de la 4ª Compañía del 1er Batallón del Regimiento Nº 3 el 14 de julio del mismo año.  Tomó parte en la salida que se hizo a las órdenes del general Alvear, en persecución de las tropas del general Artigas.

El 2 de setiembre de 1815 fue promovido a ayudante mayor del 1er Batallón de su regimiento, con el cual partió al mes siguiente a incorporarse al Ejército del Norte.  En su foja de servicios se lee: “Juró la Independencia del País contra toda testa coronada, y defender la libertad hasta con la vida y fama, por Orden del Soberano Congreso, en Las Trancas a 21 de julio de 1816”.

Permaneció en el Ejército del Norte hasta la sublevación de Arequito, el 8 de enero de 1820, y por haberse opuesto a la opinión de los que encabezaron aquel movimiento, el ayudante Mesa conjuntamente con el capitán Victor Llorente y el teniente Manuel Romero, fueron desterrados de la provincia de Córdoba, llegando a Buenos Aires a comienzos de abril de 1829.  Masa fue destinado con fecha 1º de este último mes al Estado Mayor de Plaza, y posteriormente se le dio una comisión en la Guardia de Luján, a las órdenes del comandante Manuel Correa, pero el 24 de diciembre del mismo año estuvo de regreso en Buenos Aires, habiendo obtenido Mesa pasaporte para regresar por hallarse enfermo, con fecha 19 del mencionado mes.  Desde entonces quedó a media paga hasta el 21 de febrero de 1821, en que se le extendieron despachos de ayudante mayor del Regimiento 5º de Milicias de Caballería de Campaña, cuerpo destacado a la sazón en Lobos, y con el cual estuvo en numerosos encuentros con los salvajes.  Desde noviembre de 1821 se le encuentra ejerciendo la comandancia militar de la Guardia de San Miguel del Monte, cargo que aún desempeñaba en setiembre e 1822.

Desde principios del año 1825 se le encuentra a Mesa desempeñando la ayudantía mayor del Regimiento 3º de Caballería de Campaña.  Posteriormente fue graduado capitán de este cuerpo, y el 22 de octubre de 1828 fue promovido a sargento mayor de su Regimiento.

Producido el movimiento del 1º de diciembre de aquel año, después del fusilamiento del coronel Manuel Dorrego, el sargento mayor Mesa logró reunir a mediados de diciembre una fuerza que obedecía a las órdenes del comandante general D. Juan Manuel de Rosas, con la que marchó el día 17 del mismo al “Callejón” y de este lugar se internó al Sud.  El grupo se fue aumentando diariamente con la incorporación de muchos vecinos, formando un campamento de consideración en la “Laguna Colorada”, donde se incorporaron algunos grupos de indios amigos al mando de José Luis Molina.  El 29 de enero de 1829 fueron sorprendidos a la madrugada por fuerzas del general Lavalle, teniendo los federales bastantes muertos.

Mesa pudo escapar con algunos restos de la gente que mandaba, marchando después del desastre a incorporarse al general Rosas, que se hallaba a la sazón en Santa Fe.  En la marcha hubo necesidad de atacar el paso de la Guardia Blanca, lo que se efectuó tomando toda la guarnición y continuando su camino con el propósito arriba indicado.

En Las Palmitas, estancia situada como a 3 o 4 leguas de Pergamino hicieron alto Molina y Mesa; en la tarde del 7 de febrero de 1829 fueron atacados allí por el coronel Manuel Isidro Suárez, al mando de la “División del Norte” compuesta por los Regimientos de Húsares y el 17 de Caballería.  Los federales no sólo no trataron de evitar el choque, “sino que lo aguardaron -dice el coronel Suárez en su parte fechado el 11 de febrero en El Tala- no con valor, sino con impavidez”.  El combate empezó a las 4 de la tarde y terminó con la completa derrota y dispersión de los federales, que tuvieron como 200 muertos, siendo rescatados por Suárez el coronel Mariano García, Jefe del Regimiento de Blandengues, y José Zenón Videla, que conducían prisioneros desde la Guardia del Monte.  El mayor Mesa cayó prisionero y fue enviado a Buenos Aires, conjuntamente con Manuel Céspedes.  El sábado 14 de febrero se reunió el Consejo de Guerra para juzgarlos, el que condenó a muerte a Mesa, que fue ejecutado el lunes 16 de febrero en la explanada del Fuerte, a las 10 de la mañana, previa degradación, durante la cual el reo mostró mucho coraje, no cesando de representar a los espectadores la horrenda ejecución de Manuel Dorrego, la usurpación del general Lavalle, inocencia y virtudes de los que resistían la dominación de éste; entonces los tambores tocaron para que no se oyese su voz.

Mesa estaba casado con Anastasia Lovera.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Portal www.revisionistas.com.ar

Se el primero en comentar en "MANUEL MESA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*