COPARTICIPACIÓN FEDERAL – RECLAMOS EXITOSOS – SAN LUIS, OTRAS Y DÉFICIT 20%

Revés para el Gobierno: La Corte lo obliga a pagarle $15.000 millones a San Luis. Los Rodríguez Saá, expertos en ganarle juicios a la Nación. El duro golpe de la Corte al gobierno tendrá réplica (y será mucho mayor), mal que les pese al IARAF y al gobierno.

Mientras Mauricio Macri sigue de gira internacional por la India, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió avalar el reclamo por la coparticipación de la provincia de San Luis y ordenó que la Nación le abone $15.000 millones, por no haber cumplido con el polémico fallo de fines de 2015 cuando asumió la Presidencia. El titular de la Corte, Carlos Rosenkrantz, se habría excusado por haber sido abogado patrocinante de una de las provincias que demandó al Estado nacional. Este martes (19/2), la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor del reclamo por la coparticipación realizado por la provincia de San Luis y ordenó que la Nación le pague $15.000 millones. No es la primera vez que los hermanos Rodríguez Saá celebran una resolución judicial favorable en el máximo tribunal y que involucra al Estado Nacional. También ocurrió antes, a fines de 2015, cuando apenas asumió Macri y la Corte ordenó pagar también la deuda de coparticipación a Santa Fe y Córdoba, a lo que se comprometió a negociar el Gobierno nacional y nunca tuvo resolución. Y, por último, en 2005, la Corte condenó al Banco Nación a devolverle a la provincia un depósito en dólares que fue pesificado en 2002.

La Corte realizó este martes su habitual acordada y decidió avalar el reclamo de San Luis, al que podría seguirle Santa Fe

Un duro revés para Mauricio Macri en un pleito que arrastra desde 2015, cuando asumió la Presidencia: los reclamos por la coparticipación federal de algunas provincias que habían sido perjudicadas durante el kirchnerismo y cuyo fallo fue leído en su momento como un intento de acotar la autoridad del nuevo mandatario. Desde ese pronunciamiento de la Corte se había ordenado al Poder Ejecutivo Nacional a resolver la cuestión de fondo con cada administración provincial, y ahora el máximo tribunal entiende que eso no ocurrió -al menos en el caso de San Luis- con lo cual ordena que el Estado nacional le abone a esa provincia unos $15.000 millones. El antecedente podría servirle a Santa Fe, que reclama $45.000 millones. Sólo con Córdoba se notaron avances.

Según el fallo de 2015, el Gobierno debía dejar de retenerle a esas tres provincias unos $8.000 millones por año.

Trascendió que la decisión de la Corte habría sido tomada por los mismos Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. El titular del cuerpo,Carlos Rosenkrantz, se habría excusado porque patrocinó a una de las provincias que litigaron contra la Nación.

Pero hay otro antecedente: en noviembre pasado los mismos tres ministros de la Corte firmaron un fallo para devolverle fondos de coparticipación a La Pampa.

El Gobierno suma otro fallo en contra de la Corte, ya que a fines del año pasado, y con votos similares, el tribunal resolvió a favor de los jubilados en la ampliación del fallo «Blanco».

·       RECLAMOS EXITOSOS: Los Rodríguez Saá, expertos en ganarle juicios a la Nación

Este martes (19/2), la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor del reclamo por la coparticipación realizado por la provincia de San Luis y ordenó que la Nación le pague $15.000 millones. No es la primera vez que los hermanos Rodríguez Saá celebran una resolución judicial favorable en el máximo tribunal y que involucra al Estado Nacional. También ocurrió antes, a fines de 2015, cuando apenas asumió Macri y la Corte ordenó pagar también la deuda de coparticipación a Santa Fe y Córdoba, a lo que se comprometió a negociar el Gobierno nacional y nunca tuvo resolución. Y, por último, en 2005, la Corte condenó al Banco Nación a devolverle a la provincia un depósito en dólares que fue pesificado en 2002.

Los hermanos Rodríguez Saá, cada uno a su tiempo, ganaron juicios en la Corte Suprema contra la Nación en 2005, 2015 y 2019.

San Luis acaba de apuntar tres fallos favorables en la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) al hilo: en 2005, 2015 y el de este martes (19/2) que es una suerte de conclusión de aquel de hace 4 años cuando Cristina Fernández dejaba el poder y asumía Macri.

Con respecto al fallo de 2005, la Corte –integrada en ese momento por jueces anteriores a la renovación impulsada por Néstor Kirchner-, condenó al Banco Nación a devolverle a la provincia un depósito en dólares que había sido pesificado en 2002 durante la gestión de Eduardo Duhalde.

En ese entonces, el máximo tribunal aprobó un convenio por el cual el gobierno nacional, en cumplimiento del fallo de la Corte, acordó devolverle a la provincia de San Luis 247 millones de dólares.

Además, hubo un plazo de 60 días para que las partes convinieran o determinaran la forma y los plazos de devolución del dinero. A raíz de esto, se realizaron varias reuniones entre el gobierno nacional y las autoridades de la provincia de San Luis durante más de un año. Las partes no pudieron llegar a un arreglo en ese plazo, pero todo cambió cuando Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá empezaron a negociar.

Fruto de esas negociaciones se logró un acuerdo de pago que la Corte homologó y dio por terminado el asunto.

10 años después, San Luis logró otro fallo a favor. Fue en diciembre de 2015 pocos días antes de asumir la Presidencia Mauricio Macri. La Corte Suprema ordenó al Estado ponerle fin al descuento del 15% de la masa de recursos coparticipables a las provincias para financiar a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) y fijó ese beneficio para Córdoba, Santa Fe y San Luis.

Esa decisión de la Corte se completó cuando Cristina Kirchner firmó un decreto de necesidad y urgencia para restituirle a las provincias el 15% de recursos coparticipables a los tres distritos opositores que reclamaron en 2006.

Con Macri en el Gobierno se anuló el decreto de CFK y empezaron negociaciones con las provincias.

Como no hubo avances en esas negociaciones, vino la tercera victoria de San Luis en la Corte este martes cuando el máximo tribunal de Justicia del país decidió que el Gobierno deberá reintegrarle unos $ 15.000 millones.

·       COPARTICIPACIÓN CONSTITUCIONAL: El duro golpe de la Corte a Macri tendrá réplica (y será mucho mayor)

El duro revés que sufrió este martes (19/02) Mauricio Macri de parte de la Corte Suprema -que le ordenó pagar $15.000 millones a San Luis por la demanda de coparticipación- no sería el único golpe que el Presidente recibiría en el marco de este reclamo: se espera un fallo similar en el caso de Santa Fe, que ya realizó una presentación ante el Máximo Tribunal, pero con un monto muy superior, que llega a unos $54.000 millones.

Tras el revés de la Corte en el caso San Luis por la coparticipación, Macri ya sufre esperando un fallo adverso por el reclamo de Santa Fe, que es mucho mayor.

Mauricio Macri sufrió este martes (19/02) un durísimo revés de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que decidió avalar el reclamo por la coparticipación de la provincia de San Luis y ordenó que la Nación le abone $15.000 millones, por no haber cumplido con el polémico fallo de fines de 2015 cuando asumió la Presidencia. Pero este no será el único dolor de cabeza para Macri respecto a la coparticipación: se espera un fallo similar del Máximo Tribunal en el caso de Santa Fe, pero con un monto muy superior que llegaría a unos $54.000 millones.

Según se pudo saber, sólo resta que el gobierno de Miguel Lifschitz terminé de presentar documentación ante la Corte Suprema. Una vez concluído el trámite, se da por descontado que el Máximo Tribunal también fallará a favor de Santa Fe.

Cabe recordar que hasta mediados de año, Santa Fe reclamaba $54.000 millones, aunque la Casa Rosada sólo reconocía 39.100 millones. En las negociaciones se avanzó hacia la posibilidad de un pago con bonos y en obras públicas en la provincia, pero nunca se terminó de cerrar con Interior.

El gobierno provincial le reclama a la Nación, al igual que hizo San Luis, la deuda por la detracción del 15% que la Anses hacía de la coparticipación.

«La propuesta que habíamos armado quedó desactualizada por la devaluación y la incertidumbre económica», dijo el año pasado el gobernador Lifschitz, al anunciar que volverían a la Corte para reclamar el pago de la deuda que mantiene el Estado nacional por la detracción del 15% que la Anses hacía de la coparticipación . A med iados de año las posiciones se acercaron, pero tras la devaluación y la crisis cambiaria las negociaciones no lograron cerrarse.

«Se han agotado las negociaciones con el Gobierno. La propuesta que habíamos armado quedó desactualizada por la devaluación y la incertidumbre económica«, dijo entonces Lifschitz.

Este es un pleito que Macri arrastra desde 2015, cuando asumió la Presidencia: los reclamos por la coparticipación federal de algunas provincias que habían sido perjudicadas durante el kirchnerismo y cuyo fallo fue leído en su momento como un intento de acotar la autoridad del nuevo mandatario. Desde ese pronunciamiento de la Corte se había ordenado al Poder Ejecutivo Nacional a resolver la cuestión de fondo con cada administración provincial, y ahora el máximo tribunal entiende que eso no ocurrió -al menos en el caso de San Luis- con lo cual ordena que el Estado nacional le abone a esa provincia unos $15.000 millones. El antecedente podría servirle a Santa Fe. Sólo con Córdoba se notaron avances.

Según el fallo de 2015, el Gobierno debía dejar de retenerle a esas tres provincias unos $8.000 millones por año.

·       SAN LUIS, OTRAS Y DÉFICIT 20%: Mal que le pese a IARAF y Macri, los fallos de la Corte no se discuten

Es cierto que el fallo de la Corte Suprema por la coparticipación a favor de San Luis y Santa Fe alcanzaría unos 75 mil millones de pesos (alrededor de 2 mil millones de dólares). Y todavía falta Córdoba. Sin embargo, los fallos de la Corte Suprema no están para ser discutidos por el Fondo Monetario Internacional ni por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), quienes alertan por el déficit fiscal (¡¿?!).

La Rosada debe cumplir con la ley como sea.

La Casa Rosada considera que, como la Corte Suprema no estableció plazos para pagarle a San Luis los 15 mil millones de pesos + intereses que reclama, Hacienda se sentará a dialogar con la Gobernación puntana para avanzar en la negociación y postergar el grueso hacia 2020, 2021 y 2022.

Sin embargo, en los pasillos de Balcarce 50 se mostraron molestos por los casi 55 mil millones que se vienen de Santa Fe y otros tantos de Córdoba.

Es que esto pone en riesgo el déficit 0% que le impuso el Fondo Monetario Internacional a la mediocre administración Cambiemos para que Argentina pueda pagar lo que debe.

Este es un pleito que Macri arrastra desde 2015, cuando asumió la Presidencia: los reclamos por la coparticipación federal de algunas provincias que habían sido perjudicadas durante el kirchnerismo por el financiamiento a la Anses y cuyo fallo fue leído en su momento como un intento de acotar la autoridad del nuevo mandatario.

Desde ese pronunciamiento de la Corte se había ordenado al Poder Ejecutivo Nacional a resolver la cuestión de fondo con cada administración provincial, y ahora el máximo tribunal entiende que eso no ocurrió -al menos en el caso de San Luis- con lo cual ordena que el Estado nacional le abone a esa provincia unos $15.000 millones. El antecedente podría servirle a Santa Fe. Sólo con Córdoba se notaron avances.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) salió con los tapones de punta este miércoles 20 de febrero por comprometer la meta fiscal del FMI. Según su informe, los fallos por la precoparticipación a favor (sólo) de San Luis y Santa Fe serían equivalentes al 15% del esfuerzo fiscal para alcanzar el equilibrio primario en 2019.

Ahora bien, ¿qué culpa tiene la Corte Suprema que Macri esté en apriete fiscal por su desastrosa administración? En todo caso, los fallos de la Corte Suprema no se discuten.

«Visto desde el punto de vista del Tesoro Nacional, la suma de los montos a considerar teniendo en cuenta el fallo actual de San Luis más el potencial para Santa Fe, es de $75.000 millones (0,4% del PIB). En términos de recursos nacionales equivale al 24% de la recaudación de Ganancias que recibe el Tesoro, o alternativamente al 11% de la recaudación de IVA que queda en las arcas del sector público nacional no financiero. Si se realiza un dimensionamiento respecto al objetivo de equilibrio fiscal primario, la suma aludida representa un 15% del esfuerzo fiscal necesario para alcanzar dicha meta en el corriente año«, intentó magnificar el IARAF.

 

García Rozado José M.

Buenos Aires, 20 de febrero de 2019

 

Se el primero en comentar en "COPARTICIPACIÓN FEDERAL – RECLAMOS EXITOSOS – SAN LUIS, OTRAS Y DÉFICIT 20%"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*