INFLACION 50% – FIN DE LA DESINFLACION – TIPO DE CAMBIO

La inflación no frena y ahora Dujovne contradice a Macri, el BCRA confirma que la tasa tocó el piso: Volvió a dejar que suba. A pesar de la tasa en alza, el dólar volvió a superar los $40.

El presidente Mauricio Macri volvió a ser cacheteado por el INDEC. Luego de asegurar -otra vez- que “la inflación está bajando”, el organismo estatal anunció lanzó los números de enero 2019: 2,9%, acelerándose en los últimos 12 meses al 49,3%. Según transcendidos periodísticos, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne le advirtió a Macri que no va a bajar hasta mayo pero, ¿si tampoco baja en mayo? En la plaza minorista, la divisa ganó 51 centavos en relación al cierre previo y terminó la jornada en $40,32, de acuerdo al promedio del BCRA.En el mercado mayorista, donde operan los bancos, la cotización subió 47 centavos y finalizó la rueda en $39,27, $1,10 por arriba de la banda inferior de la “zona de no intervención”. El BCRA convalidó en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) un rendimiento promedio del 46,014%, una suba de un 1,5 puntos porcentuales, la más alta desde que la autoridad monetaria retomó la semana pasada la tendencia al alza de los retornos.

El relato no acompaña los datos y empiezan los problemas de cara a la campaña electoral.

Si se miran sólo los datos de los alimentos, subieron un 53% enero a enero. Según el INDEC, en el primer mes del año, los precios se remarcaron un 3,4%.

De esta manera, Argentina interanualiza un 49,3% de inflación, y todavía falta lo que pase en los próximos meses y su comparación con el mismo mes del año pasado, siendo enero de 2018 uno de los meses de menor inflación.

Así las cosas, el presidente Mauricio Macri volvió a ser rehén de sus propias palabras luego de afirmar que “la inflación está bajando”, tan sólo dos o tres horas antes de conocerse los datos oficiales. ¡Suicidarse es prácticamente lo mismo!

Según el periodista Marcelo Bonelli, le advirtieron que seguirá subiendo. ¿Acaso no lo sabe?

“El discurso surge de las reuniones íntimas de campaña: el Presidente, Peña, Jaime Durán Barba -cuando está en Buenos Aires- y Nicolás Dujovne.

El ministro tuvo que dar argumentos para elaborar el discurso ‘optimista’ que pretende exponer Macri. Dujovne hizo una descarnada descripción de la situación y aseguró que el dólar se mantendrá tranquilo hasta las elecciones.

Admitió que la inflación no bajará hasta mayo. Además dijo que ‘hasta junio sobran dólares. El BCRA aumentará las compras diarias para sostenerlo’. Y agregó: ‘Puede haber una dolarización electoral en el segundo semestre. Vamos a salir a vender los dólares del Fondo'”.

·       DÓLAR, EN ALZA: Se cortó la desinflación y el BCRA aumentó la tasa de interés por primera vez en mes y medio.

El INdEC informó el jueves que en enero declinó la tendencia declinante de la suba de precios. Ese mismo día el BCRA congeló el recorte de los rendimientos. Y en la sesión siguiente revirtió la postura bajista que mantuvo durante las últimas 6 semanas. El dólar, sin embargó, tuvo un fuerte alza que lo reubicó dentro de la “zona de no intervención”.

El dato del INdEC habría sido determinante. La inflación cortó en enero la tendencia declinante que mantuvo durante los 3 meses previos al tocar casi el 3%, según se confirmó el jueves. Un día después, el Banco Central subió la tasa de interés, el instrumento que utiliza para sacar pesos de circulación y moderar su impacto en la suba de precios.

Se trata de la primera suba en un mes y medio. El BCRA convalidó una tasa promedio del 44,214% en su licitación de Letras de Liquidez. Significó una de suba de 0,27 puntos en relación al cierre previo. En la sesión del jueves, el Central ya había practicado un cambio de tendencia cuando detuvo el recorte del rendimiento, y la dejó prácticamente inalterada.

El cambio de actitud del Central confirma la tensión que produjo en el Gobierno el resultado de la inflación de ene ro, que no sólo cortó la desinflación sino que además fue superior a la esperada.

La suba de la tasa apareció en medio de una jornada volatil, pero en la que sin embargo primó la suba del tipo de cambio por la toma de cobertura. La movida del Central no calmó la demanda. El dólar mayorista ganó 40 centavos en comparación con el cierre anterior y finalizó la rueda en $38,62, volviendo nuevamente a la “zona de no intervención” dispuesta por la autoridad monetaria.

En la punta minorista, en tanto, el dólar cerró en $39,510, de acuerdo al promedio del BCRA, 20 centavos por arriba del cierre previo. Fue más moderada la suba en comparación con la plaza interbancaria.

“En una rueda de desarrollo inestable, los precios de la divisa norteamericana alcanzaron nuevos máximos anuales de la mano de una fuerte demanda por cobertura”, acotó Gustavo Quintana, de PR.

“En la semana que acaba de finalizar, el tipo de cambio mayorista acumuló 77 centavos de suba respecto del cierre del viernes pasado. Desde el 26/12 del año pasado que el dólar mayorista no alcanzaba el nivel exhibido hoy”, agregó.

“El pequeño retoque alcista en la tasa de las LELIQ efectuado por el BCRA no alcanzó para diluir la presión sobre el dólar mayorista, que hoy alcanzó la mayor suba diaria desde el 29/01 pasado”, cerró el analista.

·       AÑO ELECTORAL: “Plan B” si no remonta la economía: Inseguridad y que hable Manzanares

Cambiemos necesita remontar en el terreno económico porque será el eje de los debates de la campaña electoral. De eso se ocupa la tapa de este lunes (18/2) del diario El Cronista, comparando la situación actual con la de 2008, donde se juntó el conflicto agropecuario de la ‘125’ y la crisis de las sub-prime. El problema es si el Gobierno no logra la ‘remontada’, porque los indicadores económicos no parecen favorecer al oficialismo hasta los comicios. De eso se ocupa BAE. Sin embargo, intentan imponer la agenda de la seguridad con Patricia Bullrich, que ahora impulsa un registro de ADN de delincuentes y penas más altas para robos, homicidios y violaciones, según da cuenta el diario El Día de Mar del Plata, la ciudad balnearia que visitó la ministra. El otro tema para evitar hablar de la economía es la corrupción K, pero para eso en el Gobierno necesitan la confesión de Víctor Manzanares, como plantea La Nación en su tapa, y que no sea otro Lázaro Báez, que nunca habló.

Interesante repasar las tapas de los diarios de este lunes (18/2) que, a pesar de la crisis del ‘papel’, siguen marcando la agenda del resto de los medios. Por un lado, el diario El Cronista lleva en su portada que Mauricio Macri debe “remontar la economía del peor año desde 2008” y advierte que el debate público de cara a las elecciones no podrá eludir la cuestión económica. La gran cuestión, que señala también Cronista, es La pregunta, tras las primeras semanas de 2019, es si el tiempo que falta hasta las elecciones de agosto y octubre le alcanzarán a Macri “para revertir la dinámica y comenzar un sendero de crecimiento sostenible, con baja de inflación y tasas de interés en niveles aceptables para evitar que el sector industrial siga en caída”.

El matutino económico, tras repasar las previsiones del 2018, cita al economista Luis Secco, director de Perspectivas Económicas, quien advierte que salir de la situación actual no será posible “sin un programa económico integral, sin que se aborden las cuestiones estructurales que hacen a la insolvencia fiscal, la falta de competitividad y la  inestabilidad de las reglas de juego”.

Por su parte, Guido Lorenzo, director de LCG, marcó que primero se deberá demostrar que el país nuevamente logró estabilidad. “Una vez superado esto habrá que repensar la estrategia del crecimiento. Este año la apuesta a las exportaciones es clave porque además de generar demanda va a proveer los recursos para cerrar el déficit fiscal, pero va a ser un rebote respecto al año anterior”.

Otro diario económico, BAE, no es optimista sobre una mejora de la economía hasta los comicios presidenciales y destaca que el miércoles se publicará el resultado fiscal de enero, que por el lado de la recaudación dio una complicada caída real de 7%. Y el jueves el del MULC, que presentará el número de la fuga del primer mes del año, que según sostienen las propias autoridades del BCRA habría acelerado y daría cerca de u$s1.500 millones”.

“Ya noviembre y diciembre el déficit creció en torno al 13% interanual y se interrumpió así una larga racha de mejoras sustanciales en los números”, recuerda el matutino.

El Plan B del Gobierno si la economía no “remonta” será volver sobre los temas de la seguridad y la corrupción K (?) a tres años y medio casi ya todo el mandato, lo mismo que ya vino explotando durante enero con el ascenso de Patricia Bullrich. La ministra estuvo por Mar del Plata y el diario La Capital reflejó su paso y su propuesta de crear un registro de ADN de delincuentes peligrosos y aumentar las penas para robos, homicidios y violaciones.

“Nosotros ya tenemos el registro de ADN de violadores, que se había votado hace como cinco años y nosotros lo reglamentamos, porque no estaba reglamentado y no estaba efectivo. Hoy ya comenzaron a tomarse las muestras a todos los que han cometido violación y abuso sexual en todas las cáceles del país. Y ahora presentamos un proyecto para que en los casos de todos los que cometen delitos se les tome muestra de ADN”, dijo la ministra de Seguridad en el programa de Mirtha Legrand.

Sobre las penas, adelantó: “Creemos que es muy importante la reforma del Código Penal, es una de los puntos de la reforma que hemos hecho integral de la Seguridad, cambiando un modelo donde antes el victimario estaba en el centro y ahora la víctima y la sociedad están en el centro de nuestras preocupaciones”.

Asimismo, indicó: “El victimario tiene, por supuesto, siempre sus derechos constitucionales. Pero es un cambio de paradigma muy grande. El Presidente de la Nación, y todo el equipo de gobierno, lo va a presentar. Nosotros esperamos que no se de esta que siempre se da de que, porque es un año electoral, no se discuten leyes. Si no discutimos leyes en un año electoral, teniendo nosotros cuatro años de gestión, como tenemos elecciones cada dos años, tenemos dos nada más y reducimos las posibilidades de mejoras para la gente. Nosotros esperamos que se debata este año la reforma”.

El diario La Nación aporta en su tapa de hoy (18/2) el otro tema crucial para el Gobierno para desviar la atención de la economía: la corrupción K, y para eso necesita que el contador del matrimonio Kirchner, Víctor Manzanares, confiese la operatoria del lavado de dinero, algo que nunca quiso hacer Lázaro Báez.

El periodista Hugo Alconada Mon le da esperanzas a Macri de una posible confesión de manzanares y escribe: “El contador Víctor Manzanares parece dispuesto a dar otro paso, acaso el definitivo. Quiere contar cómo fue toda la operatoria hotelera de la familia Kirchner -en particular, la del Alto Calafate- mientras ocuparon la Casa Rosada, de 2003 a 2015”.

“Para eso, Manzanares pedirá ampliar en las próximas horas su declaración ante los fiscales que investigan los “cuadernos de la corrupción”. Su objetivo es lograr que al fin lo acepten como “arrepentido” y reducir así sus problemas penales”, agrega.

“Ingresado ya al programa de protección de testigos con una seguridad especial, Manzanares ofrecerá contar cómo fue su trabajo para los Kirchner. En particular, daría detalles sobre Hotesur”, adelanta La Nación.

·       FIN DE LA DESINFLACIÓN: El BCRA confirma que la tasa tocó el piso: Volvió a dejar que suba

Aunque de forma más moderada en relación al viernes, la autoridad monetaria avaló una nueva suba de los rendimientos en vista del resultado de la inflación de enero. El dólar minorista subió 30 centavos. Hubo poco movimiento en la plaza mayorista por el feriado en USA.

El cambio de postura del BCRA, que durante las 6 semanas previas había sostenido el recorte de la tasa, se verificó el jueves (14/2) cuando el INdEC informó que la inflación de enero fue de casi el 3%, algo que no estaba en las previsiones oficiales o privadas.

El Banco Central profundizó este lunes la suba de la tasa de interés como respuesta al alto índice de inflación que el INdEC dio a conocer la semana pasada.

El BCRA convalidó en la licitación de sus Letras de Liquidez (Leliq) un incremento de 0,10 puntos porcentuales en relación al cierre previo y dejó el rendimiento promedio en 44,312%.

Se trató de un aumento moderado en comparación al del viernes, cuando la tasa promedio subió un cuarto de punto.

El cambio de postura del BCRA, que durante las 6 semanas previas había sostenido el recorte de la tasa, se verificó el jueves cuando el INdEC informó que la inflación de enero fue de casi el 3%, algo que no estaba en las previsiones oficiales o privadas.

Durante esa jornada, el Central congeló la baja de la tasa y al día siguiente autorizó la 1ra suba e n un mes y medio.

La nueva suba del rendimiento no impidió que el dólar conservara su tendencia al alza. La cotización mayorista subió 18 centavos en relación al cierre previo y finalizó en $38,80, muy por encima de la banda inferior de la “zona de no intervención” delimitada por el BCRA (38,345, para este lunes).

La suba se produjo a pesar de que hubo poco movimiento por el feriado en USA, por lo que no se puede definir cabalmente cuál es el comportamiento de la divisa a nivel local.

“El feriado de hoy en los EEUU tuvo pleno impacto en el nivel de actividad local que se redujo a proporciones ínfimas respecto del promedio habitual de operaciones. Recién a partir de mañana, cuando retorne la actividad plena se podrá tener un panorama más claro sobre la evolución del tipo de cambio mayorista”, apuntó Gustavo Quintana, de PR.

En la plaza minorista, en tanto, la cotización subió 29 centavos respecto al viernes y cerró en $39,803, de acuerdo al promedio del Banco Central.

·       MAS TARIFAZOS PARA MARZO: En línea con la inflación, ya anticipan un aumento del 3% en combustibles que nuevamente va a empujar para arriba la inflación.

A poco más de una semana del inicio del mes de marzo, se espera que el nuevo aumento de los combustibles se ubique en el 3%, en línea con la inflación de enero que según el Indec fue del 2,9%. Operan sobre las naftas dos factores determinantes para especular con ese incremento: la suba del precio internacional del petróleo del orden del 8% y la devaluación del peso del 4%. Pero esta vez se agregaría también un aumento de impuestos por la inflación 2018. Por las subas en el precio de la nafta, se aceleran las conversiones a GNC, cuyo precio por litro es 50% menor.

Por la suba del dólar y de las naftas, algunas estaciones de servicio dejaron de aceptar tarjeta de crédito. Foto: web

Empezó la cuenta regresiva para el inicio de marzo y el fin de la temporada de vacaciones, y también para otro aumento de las naftas. Con una inflación del 3 por ciento en enero, muy superior a lo que esperaba el gobierno nacional, se especula con una suba de los combustibles del mismo porcentaje.

Con el precio de las naftas liberado, en el sector calculan que el aumento del 3% obedecerá a las subas en el precio internacional del petróleo, la devaluación del peso y se agregaría esta vez un incremento de impuestos por la inflación 2018.

Desde que comenzó febrero, el petróleo Brent –que no tiene nada que ver con los costos de nuestro petróleo “medanito”-, que se negocia a futuro en Londres y es la referencia para Argentina, saltó más de un 8%, desde los u$s 61 por barril a más de u$s 66 ayer. El dólar, por su parte, subió 4% hasta los $ 39,70 que cerró ayer en el Banco Nación, destaca el diario El Cronista.

En tanto, la inflación minorista que entre octubre y diciembre del año pasado sumó 11,3% llevará a que el litro de nafta cueste $ 0,91 más, mientras que el litro de gasoil se encarecerá $ 0,57. Esto porque el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) se actualiza trimestralmente (en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año) a partir de la reforma tributaria sancionada en 2017.

Según el matutino económico, como las empresas refinadoras compran el petróleo a las productoras con paridad de exportación (export parity), para lo que al precio mundial se le restan las retenciones (del 10%) y un descuento extra por la calidad del Medanito (cercano a los u$s 3), las ventas en marzo se negociarían en torno a los u$s 57 por barril, confió en reserva una fuente vinculada a la producción en Vaca Muerta.

Con las naftas aumentando todos los meses, se aceleraron las conversiones a GNC. En 2018 creció 51%, pese a que el precio del GNC también subió 60%. Pero la diferencia entre el valor del litro de nafta y del GNC es de 50%.

El máximo histórico de las conversiones había sido en 2004, cuando se registraron 25 mil mensuales. El año pasado fueron 141.875.

Por otro lado, las ventas de naftas y gasoil descendieron un 6,3% en diciembre del año pasado. En el último mes del 2018, el total vendido de naftas descendió un 5,3% debido a un derrumbe del 24,2% en el expendio de la premium, que no llegó a ser compensado con un alza del 3,9% en las ventas de súper.

Esta confirmación pudo darse gracias a la información suministrada por la Secretaría de Energía de la Nación, que revela también que las ventas de gasoil grado 2 disminuyeron un 7,4% y las de gasoil de mayor calidad un 5,8%, totalizando una reducción para el diésel del 7%.

·       2019 AÑO ELECTORAL: Macri busca (donde sea) brotes verdes para tapar el bosque de la recesión/inflación

Cuentan que el Presidente tuvo un ataque de furia al quedar offside tras anticipar una baja de la inflación que fue desmentida un día después por el INdEC. Ahora, busca noticias positivas para generar una agenda de “la felicidad” con la cual encarar las elecciones.

Lo que busca Macri es cambio de humor bastante complicado de alcanzar, porque implica -otra vez- promesas sobre la realidad concreta de erosión de los salarios, sólo para citar un caso.

“El que se quema con zapallo sopla hasta la sandía”, reza un dicho rural en el sentido de evitar -como dice otro dicho- “tropezar 2 veces con la misma piedra”.

Pero en el gobierno de Mauricio Macri no escarmientan y vuelven a girar sobre los mismos errores de comunicación. Aunque el Presidente se puso como objetivo no hacer previsiones sobre la economía, pasó por encima de esa regla autoimpuesta y la semana pasada -mal asesorado- se envalentonó al asegurar que la inflación “ya está bajando”.

Menos de 24 horas  después, el INdEC informó que la suba de precios de enero fue de casi del 3%. O sea, la inflación no sólo no bajó en relación a diciembre, sino que subió frente a ese mes y a enero de 2018, cuando fue del 1,8%.

El golpe no sólo se sintió en el discurso, sino también en la práctica, ya que la interrupción de la desinflación que se venía produciendo desde octubre obligó al Banco Central a revertir su postura de recorte de tasas y las subió en las últimas 2 ruedas. Los altos rendimientos financieros son unas de las trabas de la actividad económica ya que encarecen los créditos a la próducción.

Al igual que la alta inflación, la recesión será una constante este año. Economistas de consulta del Presidente -ajenos al Palacio de Hacienda- ya le anticiparon que de producirse un crecimiento económico no será suficiente como para que eso solo le garantice la reelección. En cuanto a la inflación, nadie le promete a Macri que será inferior al 30% anual. Incluso, podría ser más.

Cuentan que el affaire de la inflación de enero puso de muy mal humor al Presidente, que habría pedido un inmediato cambio de agenda. Esto no implica ninguna modificación a la gestión de la economía -Macri se cansa de repetir que “este es el camino”- sino de aplicar un giro en la conversación. Dejar de hablar de inflación, dólar y recesión (la agenda negativa), y tratar de instalar una agenda positiva del crecimiento.

“(Macri) Analizó que el cambio de agenda económica, dejando de lado la fiebre cambiaria por una discusión que vuelva a incluir capítulos como producción, empleo, exportaciones y, quizá, crecimiento, es lo que debe primar desde la semana próxima. Y que todo el Gabinete debe concentrarse en este tipo de medidas. Y buscarlas donde las haya“, cuenta este martes Carlos Burgueño desde su columna de Ámbito Financiero.

Lo que busca Macri es cambio de humor bastante complicado de alcanzar, porque implica -otra vez- promesas sobre la realidad concreta de erosión de los salarios, sólo para citar un caso, otro sería el bochorno de las jubilaciones, pensiones y AUH.

Tapar el bosque de la recesión y la inflación con algún brote verde.

·       NUEVO TIPO DE CAMBIO: A pesar de la tasa en alza, el dólar volvió a superar los $40

En la plaza minorista (20/2), la divisa ganó 51 centavos en relación al cierre previo y terminó la jornada en $40,32, de acuerdo al promedio del BCRA.En el mercado mayorista, donde operan los bancos, la cotización subió 47 centavos y finalizó la rueda en $39,27, $1,10 por arriba de la banda inferior de la “zona de no intervención”.

El dólar pegó un fuerte salto este martes (19/2) tras el feriado del lunes en USA que acotó las operaciones y volvió al umbral de los $40 en los bancos y casas de cambio.

En la plaza minorista, la divisa ganó 51 centavos en relación al cierre previo y terminó la jornada en $40,32, de acuerdo al promedio del Banco Central (BCRA). El Banco Nación -de referencia para contratos- finalizó la rueda con un dólar a $40,20 para la venta.

En el mercado mayorista, donde operan los bancos, la cotización subió 47 centavos y finalizó la rueda en $39,27, $1,10 por arriba de la banda inferior de la “zona de no intervención” prevista por el BCRA ($38,37 para este martes).

El resultado se produjo tras un cambio de tendencia, dado que al abrir la sesión la cotización arrancó con un pronunciado sesgo bajista.

De esa forma, el dólar mayorista volvió a niveles del 01/10 de 2018, es decir un máximo de 4 meses.

“Demanda por cobertura y para atender cambios de portafolios de inversión justificaron el repentino y brusco cambio en los niveles del dólar en el segmento mayorista, en una jornada con el volumen de negocios más alto del año“, apuntó Gustavo Quintana, de PR.

La fuerte suba se produjo a pesar de que el BCRA convalida aumentos de la tasa de interés que hace más atractivo tomar posiciones en pesos. En la licitación de Letras de Liquidez de este martes, la autoridad monetaria dejo que el rendimiento promedio subiera 0,17 puntos porcentuales. Es la 3ra suba al hilo luego del desalentador dato de inflación de enero que revirtió el recorte de tasas que sostuvo el Central hasta entonces.

En el mercado estiman que el tipo de cambio tomó impulso por los pesos de las Leliq que el BCRA no logró renovar (unos $10 mil millones).

Según consideró el analista financiero Christian Buteler, “la fuerte baja de tasa registrada en la primera quincena del mes comienza a impactar en el tipo de cambio, suba de precio y volumen negociado”.

·       OTRA VEZ SOPA – TIPO DE CAMBIO: Volantazo del BCRA: Aceleró la suba de la tasa para quitarle presión al dólar

El BCRA este miércoles (20/2) convalidó en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) un rendimiento promedio del 46,014%, una suba de un 1,5 puntos porcentuales, la más alta desde que la autoridad monetaria retomó la semana pasada la tendencia al alza de los retornos.

El Bance Central aplicó una estrategia de crisis ante la nueva disparada del dólar.

El Banco Central aceleró la suba de la tasa de interés este miércoles atento a que el dólar mayorista había superado los $40. El BCRA convalidó en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) un rendimiento promedio del 46,014%, una suba de un 1,5 puntos porcentuales, la más alta desde que la autoridad monetaria retomó la semana pasada la tendencia al alza de los retornos.

Con esa movida, que atrae inversiones en pesos, el BCRA logró que la cotización mayorista retrocediera y cerrar la rueda en $39,67, 40 centavos por arriba del cierre previo.

En la plaza minorista, en tanto, la cotización cerró en $40,80, de acuerdo a la pizarra del Banco Nación.

La suba de la tasa no fueron los únicos instrumentos para apaciguar al dólar mayorista.

“En una rueda de desarrollo irregular y con significativa volatilidad, el tipo de cambio mayorista alcanzó nuevos máximos que indujeron nueva estrategia del BCRA para aplacar la corrección. Intervenciones en los mercados de futuros con ventas en los plazos más inmediatos, mayor absorción (de pesos) vía Leliq y aumento simultáneo de la tasa fueron las herramientas utilizadas para diluir la presión sobre el dólar”, apuntó Gustavo Quintana, de PR.

Se trató la de este miércoles (20/2) de una rueda de mucha volatilidad, con gran amplitud entre mínimos y máximos. “Máximos en $ 40,55 y mínimos en $ 39,65 por unidad marcaron el extenso recorrido exhibido por el tipo de cambio mayorista en la fecha”, agregó Quintana.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 20 de febrero de 2019

Se el primero en comentar en "INFLACION 50% – FIN DE LA DESINFLACION – TIPO DE CAMBIO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*