TERRIBLE MALESTAR MILITAR CON EL GOBIERNO

·        Dura carta de un héroe de Malvinas al ministro de Defensa Oscar Aguad: “Todo parece ser válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas.”

El coronel José Duarte, quien combatió en Howard, llevó esta mañana una nota al funcionario por la decisión -que causa profundo malestar en las fuerzas- de apartar a los militares de la gestión de su obra social IOSFA

José Martiniano Duarte (el cuarto de izquierda a derecha) en Malvinas junto a sus compañeros de la Compañía de Comando 601

Llevó la carta personalmente hasta el ministerio de Defensa. La dejó en mesa de entradas y salidas, en el décimo piso del edificio en Azopardo 250. El coronel (R) José Martinianto Duarte, héroe de Malvinas, cuidó cada una de las palabras que eligió para redactar la durísima carta que este lunes le envió a Oscar Aguad, titular del área.

La posibilidad de que los militares sean apartados de la conducción del IOSFA, la obra social del personal en actividad y retirado de las Fuerzas Armadas, ha generado un gran malestar dentro de la estructura castrense.

“Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta”, escribió el veterano de guerra, quien combatió en puerto Howard.

“Hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas”, siguió con dureza.

La tensión fue creciendo cuando la semana pasada el interventor del IOSFA, Pedro Barrios -nombrado por  Aguad- elevó una nota al ministro en la que sostuvo que la gestión de la obra social “requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad”.Para finalizar, solicitó a su superior “que adopte las medidas necesarias para dejar de considerar al IOSFA como destino militar”.

El ministro de Defensa Oscar Aguad (AP Photo/Pablo Stefanec)

El IOSFA tiene más de 640 mil afiliados, nació en 2013 con la unificación del IOSE (Ejército), la DIBA (Armada) y la DIOSFA (Fuerza Aérea) y es la tercera en el ranking de las obras sociales del país. El malestar en las Fuerzas se instaló entre los militares, quienes manifestaron su preocupación por el ingreso de cuadros políticos a los estratos de conducción de la obra social y consideraron la solicitud de Barrios como “una discriminación”.

El general retirado José Figueroa, director vocal del IOSFA, ya había rechazado la decisión de Barrios, y en un escrito había manifestado su enojo por haberse tratado de una resolución “personal e inconsulta” en un tema de la envergadura.

El coronel José Duarte, que ahora se sumó a la polémica generada en el ministerio, es héroe de Malvinas, licenciado en Estrategia y Organización, comando, paracaidista e instructor de andinismo, paracaidisimo y comandos, y tiene un gran prestigio dentro del Ejército y de las Fuerzas Armadas: “Reúne las condiciones de soldado combatiente de sobresalientes destrezas y valor”, definieron sus camaradas frente a quien esto escribe e informa.

Durante el conflicto armado de 1982 fue jefe de la 1ra sección de la Compañía de Comandos 601 y, durante la misma, comandó exitosas operaciones detrás de las líneas enemigas y se enfrentó a las S.A.S. -las fuerzas especiales de más fama en el Ejército Británico y una de las más prestigiosas del mundo-, resultando victorioso.

En su misiva al ministro Aguad, el militar condecorado por su actuación en la guerra, aseguró que  ahora que las Fuerzas Armadas “prácticamente han sido borradas de toda consideración y, aparentemente, ya no tienen ningún otro tema para el escarnio, se la toman con nuestra Obra Social, que es lo mismo decir con nuestras familias”.

“Es fácil, lo reconozco; los militares no tenemos sindicato, no hacemos paros ni movilizaciones y los políticos que deberían defendernos el salario y la salud, son simples aficionados que desconocen la particular problemática de la cuestión militar”, agregó sin ocultar su malestar.

La carta produjo reacción dentro de las Fuerzas por la gran prédica que tiene Duarte entre los militares. Todos remarcaron su historia dentro del Ejército y durante la guerra y rememoraron con orgullo aquel combate en Howard donde murió el jefe de Escuadrón 19 SAS, capitán Gavin John Hamilton y fue capturado el cabo primero Roy Fonseca, el único prisionero inglés capturado en combate terrestre después del 2 de abril.

El capitán del SAS, Gavin Hamilton y el Cnel Duarte

Sus compañeros recordaron que el entonces teniente primero Duarte le dio sepultura con honores militares al capitán inglés en Puerto Howard, Gran Malvina. “Hamilton fue velado y enterrado con la bandera británica sobre su cuerpo y con un cordón de honor. Esto le valió que los soldados británicos le rindieran honores a Duarte y a su sección una vez terminadas las hostilidades”, afirmaron frente a este.

En el 2002, a los 20 años de la guerra, el coronel Duarte se reunió en Londres con la viuda de Hamilton, Victoria Carter. Ella quería agradecerle su humanidad y hombría de bien por haber informado que su esposo había caído en combate como un valiente. “Él no es un asesino -dijo la esposa del oficial inglés en presencia de la prensa británica-, él es un soldado que peleaba por su Patria”.

La enérgica carta al ministro, entonces, conlleva todo el peso de esta historia dentro de las Fuerzas Armadas. En uno de sus párrafos, sin medias tintas, el militar le escribió a Aguad que “los ministros de Defensa de las últimas décadas y sus asesores, que provienen en el mejor de los casos de la función pública y nada saben de Defensa y, menos aún, de fuerzas armadas” fueron los que hicieron que la obra social “se haya transformado en un instituto muy particular”.

“Tal vez Usted no lo sepa, pero la obra social de las fuerzas armadas posee particularidades que la hacen muy diferente a otras. Las enormes distancias y la dispersión territorial hacen que los costos de la atención sanitaria a sus afiliados sean altísimos ya que nuestro país posee unidades y destacamentos -que incluyen a Gendarmería Nacional- desde Tartagal, hasta Ushuaia, desde Puente del Inca, hasta Buenos Aires, incluso en lugares muy poco accesibles”, subrayó.

Señaló, además, que Barrios -“del que desconozco su idoneidad en la materia”- pretendió comparar al IOSFA y su funcionamiento con otras obras sociales, “lo que da cuenta del desconocimiento que se tiene sobre lo que son y necesitan las Fuerzas Armadas”.

Quien fuera Subdirector de Investigación y Desarrollo del Ejército, jefe de regimiento, instructor de comandos y escritor de varios libros, aseguró que la decisión de apartar a las militares de la gestión del IOSFA “manifiesta una profunda ignorancia sobre la misión, la organización, el despliegue y las actividades de su conjunto, y de los elementos que la componen, así como las dificultades que permanentemente atraviesan”.

  • Esta es la carta completa del coronel Duarte, entregada hoy al ministro Aguad:

Buenos Aires, 18 de febrero de 2019.
Señor Ministro de Defensa
Dr. Oscar Aguad

En relación a la ofensa que hiciera el presidente del directorio del IOSFA a todos los miembros de las instituciones armadas, en la persona del señor general José Luis Figueroa, tengo el agrado de intentar informarle por este medio, algunos conceptos que creo Usted desconoce.

Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta. Hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas.

Ahora, que prácticamente han sido borradas de toda consideración y, aparentemente, ya no tienen ningún otro tema para el escarnio, se la toman con nuestra Obra Social, que es lo mismo decir con nuestras familias. Es fácil, lo reconozco; los militares no tenemos sindicato, no hacemos paros ni movilizaciones y los políticos que deberían defendernos el salario y la salud, son simple aficionados que desconocen la particular problemática de la cuestión militar.

Tal vez Usted no lo sepa, pero la obra social de las fuerzas armadas posee particularidades que la hacen muy diferente a otras. Las enormes distancias y la dispersión territorial hacen que los costos de la atención sanitaria a sus afiliados sean altísimos ya que nuestro país posee unidades y destacamentos -que incluyen a Gendarmería Nacional- desde Tartagal, hasta Ushuaia, desde Puente del Inca, hasta Buenos Aires, incluso en lugares muy poco accesibles. Por eso existe dentro de la logística de personal de las Fuerzas, una Sanidad Militar que, de hecho y de práctica, no es de uso exclusivo de los militares en actividad, sino que se entrelaza y converge diariamente con la obra social. El médico militar que atiende a un suboficial en Río Mayo con el bonete de la Sanidad Militar, es el mismo que asiste a su esposa embarazada con el bonete de IOSFA.

Esta realidad -que los ministros de defensa de las últimas décadas y sus asesores que provienen en el mejor de los casos de la función pública, y nada saben de Defensa y, menos aún, de fuerzas armadas-, es la que hace que nuestra obra social se haya transformado en un instituto muy particular.

La primera en concurrir en auxilio de un familiar afectado (IOSFA) y ante una emergencia es la Sanidad Militar. Usted me dirá que la obra social hará el reintegro correspondiente, y yo le replicaré que no y que, lamentablemente, muchas veces no ocurre así. Por ejemplo, si se debe evacuar a un niño de la localidad de Río Mayo hasta el Hospital Militar de Comodoro Rivadavia por una urgencia -yo he vivido esa situación-, lo que ocurrirá es que el comandante de la Brigada Mecanizado IX ordenará a un helicóptero de su dependencia realizar el traslado (600 kilómetros, ida y vuelta), y lo hará sin consultar a la obra social ni esperar la autorización de la misma, porque hay una vida que salvar. Ese es el costo de tener Defensa en un País que es el octavo territorio del mundo. Esto ocurre, señor Ministro, porque el enorme despliegue y el aislamiento de muchas unidades de las Fuerzas, imponen que nuestra obra social y la Sanidad Militar vivan en emergencia permanente. Lo mismo se hace cuando acontece una catástrofe natural: primero concurren con los medios disponibles y, después, dan la novedad. Todo al propio costo y riesgo.

Pareciera que aquello que el doctor Pedro Barrios -del que desconozco su idoneidad en la materia- cree saber tan apropiadamente como para aplicar a los militares, lo ignora en el caso propio.

Pretender comparar al IOSFA y su funcionamiento con otras obras sociales, da cuenta del desconocimiento que se tiene sobre lo que son y necesitan las Fuerzas Armadas. Manifiesta una profunda ignorancia sobre la misión, la organización, el despliegue y las actividades de su conjunto, y de los elementos que la componen, así como las dificultades que permanentemente atraviesan.

Por lo anteriormente expuesto, es que enfatizo en la necesidad que quien ejerza las funciones de presidente del Directorio del IOSFA sea una persona formada no solo en el manejo de la salud o la administración de una obra social, sino que sea idónea en el conocimiento de la complejidad específica de las Fuerzas Armadas.

En caso que no sea posible encontrar a alguien que reúna esas condiciones, y Usted no quiera designar a un militar en ese puesto le solicito, por favor, que escoja a alguien que, por lo menos, quiera sus soldados.

Saludo a Usted con atenta consideración.

José Martiniano Duarte
Coronel VGM (R)
DNI: 8.604.927

18 de febrero de 2019

·        Tras la dura carta del héroe de Malvinas, Oscar Aguad confirmó que los militares seguirán en la conducción de la obra social de las FFAA

José Martiniano Duarte

La posibilidad de un apartamiento de los militares que integran la gestión del IOSFA, la obra social del personal en actividad y retirado de las Fuerzas Armadas, generó un gran malestar dentro de la estructura castrense. Suscitó, por ejemplo, la dura carta que el coronel José Martiniano Duarte, héroe de Malvinas, envió al ministro de Defensa Oscar Aguad y que Infobae difundió ayer.

Tras la repercusión que tuvo la misiva, el propio Aguad ordenó al Jefe del Estado Mayor Conjunto y a los Jefes de Estado Mayor de cada una de las FFAA que emitan a todas las unidades un radiograma para confirmar que el IOSFA seguirá siendo conformado por personal militar en actividad en diferentes estamentos de su administración.

“El ministro de Defensa ha ratificado que personal militar continuará prestando servicios en el IOSFA, como históricamente lo ha hecho, y su designación será realizada a propuesta de cada fuerza, en coordinación con las autoridades de dicho instituto, de acuerdo a los perfiles establecidos y a la normativa vigente”, reza el telegrama al que accedió este medio.

Un allegado de máxima confianza del ministro me señaló que si bien “la obra social militar marcha bien es necesario optimizarla”. “700 militares alejados de su tarea específica es algo que no se puede sostener, habrá que hacer los ajustes necesarios para que la plantilla de personal militar se ajuste a las reales necesidades del Instituto”, indicó la fuente.

Asimismo, respecto a la proliferación de pedidos de renuncia del presidente del IOSFA, Pedro Barrios, cerca del ministro aclararon: “El malestar que reflejaban las redes no se condice con las conversaciones mantenidas con las cúpulas militares, el ministerio y los Jefes de Estado Mayor trabajan en total sintonía (?)”.

La polémica surgió luego de que Barrios elevara una nota al ministro en la que sostuvo que la gestión de la obra social “requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad”. En esa comunicación, había solicitado a su superior “que adopte las medidas necesarias para dejar de considerar al IOSFA como destino militar”.

El pedido no fue bien recibido en el ámbito castrense. En la misiva que envió a Aguad, el veterano de guerra José Martiniano Duarte expresó: “Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta”. 

“Hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas”, continuaba el texto.

El IOSFA cuenta con más de 650.000 afiliados, entre ellos los procedentes de la Prefectura Naval y Gendarmería Nacional, y su directorio está presidido por un funcionario político e integrado por personal militar y de seguridad en situación de retiro.

Por su magnitud, el IOSFA es la tercera obra social de la Argentina: maneja un presupuesto de cientos de millones de pesos en forma anual, tiene cobertura en todo el país y además interactúa con “fundaciones sanitarias” creadas por cada fuerza armada con el objetivo de celebrar convenios de usufructo de servicios por parte de entidades gremiales civiles.

El manejo de la caja no fue el único motivo de la disputa. Los miembros de las Fuerzas Armadas sostienen con vehemencia que, tal como sucede en cualquier obra social sindical, los afiliados deben manejar este tipo de estructuras. En las antípodas de este razonamiento, el Gobierno considera que a diferencia de los gremios, que son personas jurídicas privadas, los militares son empleados públicos a los que el Estado les paga el sueldo para ocuparse de la defensa y no del manejo de la salud. Sin embargo, el Ejecutivo decidió anular la controversia con las FFAA.

20 de febrero de 2019

·        Por criticar al ministro de Defensa, echaron a un héroe de Malvinas del Colegio Militar

Se publicó el lunes (18/02) la carta que le envió a Oscar Aguad. Ayer le comunicaron que había sido excluido del cuerpo de profesores.

El coronel (R) José Martiniano Duarte, héroe de Malvinas

El coronel (R) José Martiniano Duarte, un héroe de Malvinas que el lunes le envió una dura carta al ministro de Defensa Oscar Aguad, se enteró este miércoles de que lo excluyeron del cuerpo de profesores del Colegio Militar.

“Es cierta la versión que se está difundiendo, sobre que he sido excluido del cuerpo de profesores del Colegio Militar. Como siempre, me hago responsable de mis actos y acepto sus consecuencias. Gracias a todos por los mensajes”, tuiteó en la noche del miércoles Duarte.

El lunes, había llevado personalmente la carta hasta la mesa de entradas del ministerio de Defensa. Allí se refería a la posibilidad de que los militares sean apartados de la conducción del IOSFA, la obra social del personal en actividad y retirado de las Fuerzas Armadas, que generó un gran malestar dentro de la estructura castrense.

“Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta”, escribió el veterano de guerra, quien combatió en puerto Howard.

En un extenso diálogo, Duarte contó cómo le comunicaron que había sido excluido. “Hoy di dos horas de clases y, antes de irme, pasé por la sala de profesores a tomar un café. Allí el jefe de estudios me dijo que no había entrado mi contrato, que yo firmé en diciembre. Le pregunté qué hacía mañana, que tenía que dar otras tres horas de clase y me respondió: ‘Y… no podemos porque no está el contrato’. Le di una palmada en el hombro y me fui”, contó el coronel (R).

Y agregó: “A raíz de la carta que yo mandé ocurre estoy ahora. Son las cosas que pasan por hacer lo que uno cree correcto”.

En la carta, Duarte había señalado que “hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas”.

La tensión fue creciendo cuando la semana pasada el interventor del IOSFA, Pedro Barrios -nombrado por Aguad- elevó una nota al ministro en la que sostuvo que la gestión de la obra social “requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad”.Para finalizar, solicitó a su superior “que adopte las medidas necesarias para dejar de considerar al IOSFA como destino militar”.

El IOSFA tiene más de 640 mil afiliados, nació en 2013 con la unificación del IOSE (Ejército), la DIBA (Armada) y la DIOSFA (Fuerza Aérea) y es la tercera en el ranking de las obras sociales del país. El malestar en las Fuerzas se instaló entre los militares, quienes manifestaron su preocupación por el ingreso de cuadros políticos a los estratos de conducción de la obra social y consideraron la solicitud de Barrios como “una discriminación”.

El general retirado José Figueroa, director vocal del IOSFA, ya había rechazado la decisión de Barrios, y en un escrito había manifestado su enojo por haberse tratado de una resolución “personal e inconsulta” en un tema de la envergadura.

En las últimas horas, el veterano de Malvinas sumó el apoyo de otro ex combatiente, que además es funcionario del Gobierno. Se trata de Juan José Gómez Centurión, ex director de la Aduana y actual vicepresidente del Banco Nación.

“Al coronel Duarte le cortaron el contrato como profesor en el Colegio Militar de la Nación en represalia por la carta sobre el IOSFA. Oscar Aguad, eso no se le hace a un veterano de guerra”, escribió Gómez Centurión en su cuenta de la red social Twitter.

·      La historia de José Martiniano Duarte en Malvinas

Durante el conflicto armado de 1982 fue jefe de la 1ra sección de la Compañía de Comandos 601 y, durante la misma, comandó exitosas operaciones detrás de las líneas enemigas y se enfrentó a las S.A.S. -las fuerzas especiales de más fama en el Ejército Británico y una de las más prestigiosas del mundo-, resultando victorioso.

En su misiva al ministro Aguad, el militar condecorado por su actuación en la guerra, aseguró que ahora que las Fuerzas Armadas “prácticamente han sido borradas de toda consideración y, aparentemente, ya no tienen ningún otro tema para el escarnio, se la toman con nuestra Obra Social, que es lo mismo decir con nuestras familias”.

“Es fácil, lo reconozco; los militares no tenemos sindicato, no hacemos paros ni movilizaciones y los políticos que deberían defendernos el salario y la salud, son simples aficionados que desconocen la particular problemática de la cuestión militar”, agregó sin ocultar su malestar.

La carta generó una fuerte reacción dentro de la Fuerza por la gran prédica que tiene Duarte entre los militares. Todos remarcaron su historia dentro del Ejército y durante la guerra y rememoraron con orgullo aquel combate en Howard donde murió el jefe de Escuadrón 19 SAS, capitán Gavin John Hamilton y fue capturado el cabo primero Roy Fonseca, el único prisionero inglés capturado en combate terrestre después del 2 de abril.

Sus compañeros recordaron que el entonces teniente primero Duarte le dio sepultura con honores militares al capitán inglés en Puerto Howard. “Hamilton fue velado y enterrado con la bandera británica sobre su cuerpo y con un cordón de honor. Esto le valió que los soldados británicos le rindieran honores a Duarte y a su sección una vez terminadas las hostilidades”, afirmaron.

La enérgica carta al ministro conlleva todo el peso de esta historia dentro de las Fuerzas Armadas. En uno de sus párrafos, el militar le escribió a Aguad que “los ministros de Defensa de las últimas décadas y sus asesores, que provienen en el mejor de los casos de la función pública y nada saben de Defensa y, menos aún, de fuerzas armadas” fueron los que hicieron que la obra social “se haya transformado en un instituto muy particular”.

“Tal vez Usted no lo sepa, pero la obra social de las fuerzas armadas posee particularidades que la hacen muy diferente a otras. Las enormes distancias y la dispersión territorial hacen que los costos de la atención sanitaria a sus afiliados sean altísimos ya que nuestro país posee unidades y destacamentos -que incluyen a Gendarmería Nacional- desde Tartagal, hasta Ushuaia, desde Puente del Inca, hasta Buenos Aires, incluso en lugares muy poco accesibles”, subrayó.

Quien fuera Subdirector de Investigación y Desarrollo del Ejército, jefe de regimiento, instructor de comandos y escritor de varios libros, aseguró que la decisión de apartar a las militares de la gestión del IOSFA “manifiesta una profunda ignorancia sobre la misión, la organización, el despliegue y las actividades de su conjunto, y de los elementos que la componen, así como las dificultades que permanentemente atraviesan”.

·            Dan marcha atrás con la expulsión de un héroe de Malvinas del Colegio Militar

Según informaron fuentes militares a se trató de “un error burocrático”.

Este miércoles trascendió la noticia de que el coronel (R), José Martiniano Duarte, había sido excluido del cuerpo de profesores del Colegio Militar. En las últimas horas, fuentes militares confirmaron que se trató de “un error burocrático”, con lo cual Duarte seguirá en sus funciones.

La noticia había sido confirmada por el propio Duarte en su cuenta de Twitter: “Es cierta la versión que se está difundiendo, sobre que he sido excluido del cuerpo de profesores del Colegio Militar. Como siempre, me hago responsable de mis actos y acepto sus consecuencias. Gracias a todos por los mensajes”.

Sin embargo, fuentes militares confirmaron que la situación “fue un malentendido” y que nunca se impartió la orden para desafectar del Colegio Militar a Duarte. “Fue un error burocrático”,agregaron. 

Tras ese episodio, este lunes se conoció que el segundo dentro del ministro de Defensa, Horacio Chighizola, fue apartado de su cargo. Según informaron, el funcionario enfrentó problemas dentro del ministerio que los desgastaron. Tras su salida, podría convertirse en embajador en una capital latinoamericana.

En las últimas semanas, uno de los miembros del directorio del IOSFA, Pedro Barrios, elevó una nota al ministro donde sostuvo que la gestión de la obra social “requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad”.

Por su parte, desde el propio directorio de la obra social salieron a responder a la carta enviada por Barrios al ministro de Defensa, y se desvincularon de los reclamos efectuados. En ese marco salieron aclarar que la decisión de emitir el escrito con dichos reclamos “ha sido ha sido resuelto en forma personal e inconsulta”por Barrios.

·      Y como si esto no fuera poco: Ministerio de Defensa. Se va el segundo de Oscar Aguad tras una disputa con los militares.

Es Horacio Chighizola. Hasta ahora no tiene reemplazante.

El ministro de Defensa Oscar Aguad decidió reemplazar a su número dos. Foto:Lucía Merle

La cúpula del Ministerio de Defensa sufrirá un sacudón en los próximos días ya que el titular de la cartera, Oscar Aguadsacrificará a su segundoHoracio Chighizola, tras una serie desinteligencias internas sobre todo con el ámbito militar, según se confirmó. No está decidido aún quién lo reemplazará.

El cargo formal de Chighizola era el de secretario de Estrategia y Asuntos Militares. Llegó allí de la mano del excanciller Adalberto Rodríguez Giavarini, de quien fue su segundo. Nunca fue aceptado por las Fuerzas y tampoco por gobiernos extranjeros más por su temperamento que por su trabajo. Recientes problemas en el ministerio lo desgastaron. Ahora le buscan destino como embajador en una capital latinoamericana.

Horacio Chighizola (centro) es de origen radicial y fue excanciller de Adalberto Rodríguez Giavarini.

Sin embargo, Aguad quiere proteger a su segundo, que proviene del radicalismo como él, de la polémica de las últimas horas surgida a raíz de la durísima carta enviada al ministro por el coronel (R) José Martiniano Duarte.

La misiva fue a raíz de una medida implementada por Defensa que implicaba la posibilidad de que los militares sean apartados de la conducción del IOSFA, la obra social del personal en actividad y retirado de las Fuerzas Armadas.

La iniciativa generó tal malestar dentro de la estructura castrense que Aguad prometió dar marcha atrás. El ministro dice que “Chighi” no tiene nada que ver.

“Todo parece ser válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas”, dice en uno de los párrafos del Coronel Duarte, héroe de Malvinas.

Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta”, escribió el veterano de guerra, quien combatió en puerto Howard.

“Hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas”, siguió con dureza.

La tensión fue creciendo cuando la semana pasada el interventor del IOSFA, Pedro Barrios -nombrado por Aguad- elevó una nota al ministro en la que sostuvo que la gestión de la obra social “requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad”. Para finalizar, solicitó a su superior “que adopte las medidas necesarias para dejar de considerar al IOSFA como destino militar”.

El IOSFA tiene más de 600 mil afiliados y nació en 2013, bajo el gobierno de Cristina Kirchner. Antes había una obra social por cada una de las armas: el IOSE (Ejército), la DIBA (Armada) y la DIOSFA (Fuerza Aérea). La unificación llevó a numerosos militantes K a copar cargos gerenciales y administrativos, que hasta entonces eran desempeñados por personal militar y representantes sindicales de ATE.

Pero en su carta al ministro Aguad, el militar aseguró que ahora que las Fuerzas Armadas “prácticamente han sido borradas de toda consideración y, aparentemente, ya no tienen ningún otro tema para el escarnio, se la toman con nuestra Obra Social, que es lo mismo decir con nuestras familias”.

“Es fácil, lo reconozco; los militares no tenemos sindicato, no hacemos paros ni movilizaciones y los políticos que deberían defendernos el salario y la salud, son simples aficionados que desconocen la particular problemática de la cuestión militar”, agregó.

Fuentes castrenses consultadas aseguraron que en la última licitación para prestar servicio en la obra social se impuso la empresa IHS del sindicalista Andrés Rodriguez (?) ¿Quién realizó y otorgó dicha licitación? Cabria preguntarse, pese a que había presentado la peor oferta. Con el nuevo servicio el coseguro que deben pagar los afiliados se incrementaría de $ 170 a $ 388. ¡Un incordio absoluto!

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 20 de febrero de 2019

 

Se el primero en comentar en "TERRIBLE MALESTAR MILITAR CON EL GOBIERNO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*