PROHIBIDO OLVIDAR – A 37º ANIVERSARIO DE MALVINAS

Vojkovic, Pedro Horacio

Paradojas de la vida, el nacido en City Bell Pedro Vojkovic era hijo de un inmigrante croata, que había escapado de su país durante la Segunda Guerra mundial. De actitud fresca y divertida, tenía dos pasiones en la vida: su novia (que aún hoy sigue recordándolo) y su deseo de convertirse en abogado.

“Petar”, como lo llamaba su familia, había sido ya dado de baja en el Regimiento 7º de La Plata en 1982. Sin embargo, desde el Ejército lo llamaron para alistarse y tuvo que acudir a la guerra.

Durante su estadía en las Islas, no quería a preocupar a su familia. Por eso, le mandaba cartas a su madre en las que elogiaba, entre otros asuntos, la belleza del atardecer en las Malvinas.

Su muerte fue de las más absurdas. El 8 de junio, la gran mayoría de los soldados argentinos ya sufrían gravemente la falta de alimentación. Por eso, Vojkovic se dispuso a ir a buscar comida junto a tres compañeros, Carlos Hornos, Manuel Zelarrayán y Alejandro Vargas.

Después de cruzar el río Murrell, el bote en el que viajaban tocó una mina antitanque plantada por el propio Ejército argentino. Se produjo la tremenda explosión y los cuatro soldados murieron en el acto.

Tras permanecer desaparecido durante 35 años, el cuerpo de Pedro Vojkovic, a quienes sus amigos llamaban Petar, acaba de ser identificado en una de las 122 tumbas del cementerio de Darwin destinadas a soldados argentinos “sólo conocidos por Dios”. Así lo confirmó ayer su familia, que recibió la noticia en estos días por parte de la secretaria de Derechos Humanos de la Nación.

Entre los 650 caídos en las islas, hubo 36 platenses del Regimiento 7 y entre ellos “Petar” (como lo nombraban familiarmente), un hijo de City Bell, que vivía en la calle 21 entre 11 y 12. Cumplió con su Servicio Militar Obligatorio en el año ‘81 y aunque en el momento del conflicto ya había sido dado de baja del Regimiento 7 de La Plata, fue reincorporado y llevado a las islas para ya no volver.

“Como los padres de Pedro ya fallecieron, fue María, su hermana, la que dio sangre para que pudieran cotejarla con las muestras de ADN. Los responsables del proceso le habían anticipado que iban a llamarla para informarle los resultados, y así ocurrió cuando le confirmaron su identificación”, contó Juan José Vendramin, primo de Pedro, quien dijo que no fue hallada con el cuerpo ninguna pertenencia personal.

Pedro, que había nacido en City Bell, a metros de la Plaza Belgrano, y asistido a la Escuela Estrada, había concluido el servicio militar cuando lo reclutaron para la guerra. “Era un pibe increíble y lleno de sueños, como todos los chicos a esa edad. Tenía una novia que todavía lo tiene presente y quería estudiar Derecho. Ese era su proyecto cuando lo mandaron a combatir”, contó su primo Juan José.

Como otra de las tantas ironías que sucedieron en la vida de los jóvenes que marcharon a pelear contra las tropas británicas, Pedro era hijo de un inmigrante croata que había abandonado su país escapando de la guerra europea y que se había radicado en estas tierras buscando precisamente conformar una familia en paz.

El proceso que permitió la identificación de Pedro Vojkovic y otros 87 soldados argentinos enterrados en tumbas sin nombre fue coordinado por el Comité Internacional de la Cruz Roja merced a un consenso entre los gobiernos de Argentina y el Reino Unido.

Entre el 20 de junio y el 7 de agosto de este año, un equipo de catorce especialistas forenses -provenientes de Argentina, Australia, Chile, España, México y Reino Unido- procedió a exhumar, analizar, obtener muestras para documentar cada uno de los restos mortales sin identificar enterrados en tumbas marcadas con la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.

·       LA CALLE 11

En memoria de “Petar”, desde abril de 2014 el tramo de la calle 11 (ex 467) entre 141 y ruta 36 de City Bell se llama “Soldado Pedro Horacio Vojkovic”.

“Soldado Pedro Horacio Vojkovic – Héroe de la Guerra de Malvinas” es el nombre que se le impuso a la calle 467 de City Bell para homenajear al ex combatiente fallecido en el conflicto bélico del Atlántico Sur. “Las familias están agotadas por el dolor, por eso nosotros sentimos la necesidad de impulsar estas iniciativas que dan a conocer quiénes fueron nuestros compañeros. El caso de Pedro fue muy cercano para muchos de nosotros y además fue el único soldado de City Bell que falleció en la guerra”, señaló Antonio Reda, miembro de la Casa del Ex Soldado Combatiente de Malvinas (CEMA) que impulsó la iniciativa.

Los ex combatientes explican que Pedro Vojkovic perdió la vida el 8 de junio de 1982 junto al platense Carlos Hornos y a Manuel Zelarrayán y Alejandro Vargas.

Pedro había nacido a metros de la Plaza Belgrano, y asistió a la Escuela Estrada

Tras permanecer desaparecido durante 35 años, el cuerpo de Pedro Vojkovic acaba de ser identificado

Fue el único soldado de City Bell que falleció en la guerra de Malvinas

**Agradecimiento a Marta Razans y Diario El Día de La Plata

Se el primero en comentar en "PROHIBIDO OLVIDAR – A 37º ANIVERSARIO DE MALVINAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*