HUAWEI, EL 5G Y LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.

O cómo dispararse en ambos pies con una sola bala.

 http://www.unz.com/article/huawei-5g-and-the-fourth-industrial-revolution/

 Los proveedores de servicios inalámbricos de todo el mundo están apresurándose a adoptar redes 5G que permitirá el desarrollo de vehículos autónomos, de la realidad virtual y ciudades inteligentes. Estamos hablando de miles de millones de dispositivos en la misma red, no sólo de millones. Los países que sean los primeros en adoptare 5G podrían tener más de una década de ventaja competitiva. Se espera que esos países experimenten ganancias desproporcionadas relacionadas con el impacto macroeconómico en comparación con aquellos que se queden atrásEl plan quinquenal de China exige invertir otros 400 mil millones de dólares en 5G lo que generarán un tsunami tecnológico que pondrá a los otros países en una posición casi imposible de recuperar. Deloitte .

La 5G es una herramienta de productividad nacional cuyas ventajas, como los que los que resultaron de nuestros ferrocarriles, no son muy evidentes para los usuarios finales, pero son críticos para la industria y el comercio. La 5G es 20 veces más rápida que la 4G, sirve como la red troncal rápida de la “Internet de las cosas” (IoT – Internet of Things), con capacidad para manejar un millón de dispositivos conectados por km2 simultáneamente con una latencia de milisegundos y usando mas eficazmente la potencia y las frecuencias de radio con una velocidad de descargas de 20 gb/segundo, permitiendo fábricas y ciudades inteligentes.

El equipo basado en protocolos para 5G, como el estándar que China está impulsando, está diseñado para funcionar independientemente de las redes 4G, lo que obliga a los operadores a reconstruir sus redes  y comprar nuevas estaciones base 5G para proporcionar velocidades de datos más altas y una banda con mayor capacidad que sea ultra fiables de baja latencia para soportar la conexión máquina a máquina y vehículos autónomos. Hoy en día, muchas tecnologías nuevas como IoT y la inteligencia artificial (AI) están listas para su uso generalizado y la tecnología 5G en sí está muy bien desarrollada.

Una vez implementado, un sistema 5G proporciona un aumento casi inimaginable en las capacidades de todos los dispositivos conectados a Internet. En lugar de que los dispositivos nuevos sean independientes, crearán una red de cosas conectada casi viviente con capacidad de integrar sus actividades en un entorno máquina-máquina y máquina-humano.

Imagine miles de aplicaciones, miles de millones de microchip de radiofrecuencia imprimibles, millones de controles de máquinas, automóviles y muchos procesos que solo son posible con la baja latencia de 5G.

El tiempo de reacción de un milisegundo de 5G es diez veces más rápido que la reacción humana, lo que le dara a toda interfaz hombre-máquina una sensación de reacción viva.

Después de que un cirujano en China condujo la primera operación remota del mundo a través de una red 5G, el Dr. Michael Kranzfelder le dijo al Colegio de Cirugía alemán: “Las redes 5G constituyen una tecnología que marca tendencias y que jugará un papel importante en la cirugía y abrirá muchas nuevas aplicaciones para las cuales el anterior estándar de transmisión de datos móviles simplemente no era lo suficientemente rápido “.

El mercado de infraestructura 5G, que llegaba a $ 528 millones en 2018, crecerá a un 118 por ciento tasa anual acumulada (AGR- Compound Annual Groeth Rate), llegando a $ 26 mil millones en 2022. Las creaciones de valor directo e indirecto alcanzarán $ 6.3 billones y $ 10.6 billones para 2030, según IDC.

Para obtener una latencia de milisegundos, una precisión de localización de 10 cm, una gran velocidad de transferencias de datos y un ancho de banda amplio, 5G requiere instalar cinco veces más sitios de células que 4G. la figura que sigue muestra la expansión de las instalaciones a fines de 2018:

Un elemento crucial del despliegue de 5G es la instalación de nuevos sitios inalámbricos, muchos de los cuales se deben colocar en postes y otros soportes en áreas densamente pobladas. China, en este campo, está muy avanzada. Durante 2017, China Tower, el operador estatal de torres de telefonía celular, agregó 500 sitios de celulares diariamente y ahora cuenta con dos millones de sitios inalámbricos, en comparación con aproximadamente 200,000 en los Estados Unidos. “Esta disparidad entre la velocidad a la que China y Estados Unidos pueden agregar infraestructura de red y capacidad es un buen augurio para las perspectivas de China en la carrera a 5G”, dijo Deloitte.

Sorprendentemente, solo una compañía posee patentes de 5G en cantidades significativas, controla de punta a punta la producción, produce todos los elementos necesarios para las redes 5 G, incluidos sus propios chips, y tiene la capacidad para instalarlos a nivel nacional y por un costo razonable: Huawei.

Los clientes que recurran otros proveedores deben integrar elementos más costosos, menos funcionales, menos compatibles y  menos actualizables, pagar el doble, tardar el doble en implementar 5G y experimentar un servicio inferior porque Huawei produce todos los elementos de los sistemas 5G y ensambla redes llave en mano, desde antenas a las estaciones de energía necesarias para operarlos en chips, servidores y teléfonos, a escala y costo. Literalmente no tiene rival en banda ancha móvil.

Huawei emplea a 700 matemáticos, 800 físicos, 120 químicos y 6,000 científicos dedicados a la investigación básica[1] . Entre sus 87,805 patentes, 11,152 patentes principales fueron otorgadas en los EE. UU. y la compañía tiene acuerdos de licencias cruzadas para patentes con muchas compañías occidentales. Su teléfono Huawei se ensambla con solo 28.5 segundos de mano de obra humana en una planta automatizada de alta gama con una superficie de 1,4 kilómetros cuadrados. Las actualizaciones de tecnología y automatización han reducido el personal a 17, pero sus más de 30 líneas de producción producen 2 millones de teléfonos inteligentes cada mes:

En 2018, Huawei presentó el primer conjunto de chips de estación base 5G del mundo, denominado Tiangang , que permite redes 5G simplificadas y el despliegue de redes a gran escala. Este producto es un progreso de integración, capacidad de computación y ancho de banda espectral y es compatible con el ancho de banda de 200 MHz que se requiere para las redes futuras y se ejecuta 2.5 veces más rápido que los productos existentes. Tiangang mejora las unidades de antena activa (AAU) de manera revolucionaria y reduce a la mitad el peso de las estaciones base 5G. Huawei ha enviado más de 25,000 estaciones base 5G en todo el mundo, desplegó redes 5G en más de 10 países y desplegará 5G en 20 países en 2019.

Tiangang no es el único truco de la compañía. Andrei Frumusanu dice que la división de semiconductores de Huawei, HiSilicon, es la única compañía que ofrece competencia de alto nivel con Qualcomm y, en algunas áreas, está cómodamente adelante. Su conjunto de chips Ascend 910 de 7 nm para centros de datos es dos veces más potente que el v100 de Nvidia y además la primera serie de chips IP de AI para proporcionar desde el inicio al fin un chip con capacidad de  forma nativa TeraOPS (mil billones de operaciones por segundo) por vatio en todos los escenarios. Con su CPU basada en ARM de 7 nm, el Kunpeng 920 aumenta el desarrollo de la computación en Big Data, el almacenamiento distribuido (cloud computing) y para las aplicaciones nativas de ARM en un 20%. Su CPU Kirin 980 es el primer procesador de 7 nm del tipo “System-on-chip (SoC) de uso comercial y el primero en utilizar núcleos Cortex-A76, unidades de procesamiento neural dual, una unidad grafica GPU Mali G76, un módem LTE de 1.4 Gbps y admite RAM más rápida. Con un rendimiento un 20 por ciento más rápido y un 40 por ciento menos de consumo de energía en comparación con los sistemas de 10 nm, tiene el doble de rendimiento que el Snapdragon 845 de Qualcomm y el A11 de Apple, mientras que consume 40% menos de energía. El Kirin 980 se ajusta a 6.9 mil millones de transistores en un chip que no es más grande que una miniatura. El módem patentado de Huawei tiene el Wifi más rápido del mundo y su receptor GPS utiliza la frecuencia L5 para ofrecer un posicionamiento de 10 cm y admite velocidades de hasta 1.4Gbps y LPDDR4X RAM a 2,133MHz.

El teléfono 5G de Huawei se lanzará en junio de este año. Apple lanzará su primer teléfono 5G en septiembre de 2020.

Las cuatro empresas de telecomunicaciones de Beijing están gastando 30 mil millones de yuanes (US $ 5,4 mil millones) para equipara a la ciudad con  una red 5G  para 2022 y  para aplicar esta tecnología a infraestructuras como el nuevo aeropuerto, la nueva ciudad satélite y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022. La ciudad, sede de muchas de las principales compañías tecnológicas del país, planea generar 200 mil millones de yuanes de ingresos relacionados con 5G para 2022. Beijing ha establecido centros de innovación de productos, proyectos especiales y bases de fabricación para desarrollar las componentes clave, incluidas partes de transmisores y receptores de radiofrecuencia. La ciudad tiene como objetivo que sus compañías tecnológicas alcancen una participación del 10 por ciento en el mercado global de componentes 5G. “Obtener avances en el desarrollo de componentes centrales para la red 5G y ponerlos en uso industrial es la tarea principal para desarrollar la industria 5G en la ciudad“, dice el plan del alcalde.

La Xiongan New Area, una nueva ciudad de seis millones ubicada a sesenta millas de Beijing, que dará la bienvenida a sus primeros residentes en 2020, se está conectando para 5G. Los residentes no encontrarán semáforos, sino muchos vehículos autónomos, reconocimiento facial que brindará un acceso ininterrumpido y los habitantes podrán llegar a la capital a través de un tren Maglev (tren de levitación magnética)  sin conductor que costará lo mismo construir y operar que una línea de Metro regular pero que viajará silenciosamente a 200 km/hora, sin partes móviles. Una ciudad literalmente del futuro, gracias a la 5G, Xiongan está diseñada para ofrecer los mismos aumentos de productividad relativa para sus residentes que la Revolución Industrial dio a Inglaterra en el siglo XIX.

Los EE. UU. califican a Huawei como un “riesgo de seguridad” porque el equipo de Huawei protege la confidencialidad de las comunicaciones de los usuarios: “La mayoría de los datos personales que almacena en su dispositivo Huawei (como sus fotos, registros de llamadas, listas de correo, mensajes, sitios web visitados con frecuencia, y así sucesivamente) será estrictamente protegido. Además, se le notificará claramente cualquier información personal que se recopile y tendrá un control completo sobre la recopilación, el procesamiento y el intercambio de sus datos personales. Sin su autorización, sus datos personales no se divulgarán a terceros”.

Las revelaciones de Snowden sugieren que Huawei es más victima que responsable. La unidad de ‘Operaciones de acceso a medida’ de la NSA se infiltró en los servidores corporativos de Huawei en 2010 estaba leyendo correos electrónicos corporativos y examinando el código fuente de los productos de Huawei. “Actualmente tenemos un buen acceso y tanta información que no sabemos qué hacer con ella. “, Se jactó en una sesión informativa de la NSA. Un folleto de presentación también reveló que la NSA tenía la intención de plantar sus propias puertas traseras en el firmware de Huawei. En 2014, el New York Times, el Time y Reuters revelaron que la NSA se había infiltrado en las oficinas centrales de Huawei, monitoreado a todos sus ejecutivos y revisado toda la infraestructura de datos de la compañía.

Uno de los objetivos era encontrar vínculos entre Huawei y el Ejército Popular de Liberación (EPL) y el otro era encontrar vulnerabilidades para que la NSA pudiera espiar a las naciones a través de redes de computadoras y los teléfonos que Huawei vendía, como lo hizo a través de Cisco, que había instalado “puertas traseras” para la CIA .

El Times dijo que su articulo sobre la operación Shotgiant se basó en documentos de la NSA proporcionados por Edward Snowden. La NSA planeaba desencadenar ataques cibernéticos ofensivos a través de Huawei si lo ordenaba el presidente: “Muchos de nuestros objetivos se comunican a través de productos producidos por Huawei. Queremos asegurarnos de que sabemos cómo explotar estos productos“, dijo el Times citando un documento de la NSA que mas adelante que intentaban “tener acceso a redes de interés” en todo el mundo.

Bien Pérez y Li Tao dicen: El gobierno chino quiere que todas las industrias usen la infraestructura más avanzada para mejorar la productividad. Esta es una agenda estratégica, y creen que 5G ayudará. China tiene planes muy ambiciosos para promover el Internet industrial de las cosas, la computación en la nube y la inteligencia artificial (AI), cuyas capacidades requieren el soporte de redes 5G completamente nuevas. Por ejemplo, los vehículos autónomos requieren sensores, AI y estaciones base en la carretera para una conectividad rápida y confiable que permita a los vehículos comunicarse entre sí para evitar colisiones y evitar a los peatones. Las redes 4G de hoy no pueden cumplir con esos tiempos de respuesta rápidos.

El plan de China para un lanzamiento agresivo de 5G está en línea con la hoja de ruta Made In China2025. Inicialmente, esto se centró en la capacidad del sector doméstico de telecomunicaciones para aumentar la penetración de banda ancha en todo el país al 82% para 2025 como parte de un impulso para la modernización industrial. Otro objetivo era impulsar a los proveedores locales alcanzar el 40 por ciento de todos los chips de teléfonos móviles utilizados en el mercado nacional. Bajo una versión actualizada publicada en enero, Beijing ahora quiere que China se convierta en el fabricante líder mundial de equipos de telecomunicaciones.

Las fábricas inteligentes integrarán todo el proceso de producción, organizando la fabricación, la transferencia y la entrega de componentes utilizando el mínimo de energía, de, materias primas e agua y la entrega puntual de los subcomponentes a la producción optimizada de la línea de ensamblaje diseñada y ordenada por los clientes para la entrega efectiva de estos productos al usuario y la fase que sigue de “ablande” del producto, de efectividad y ubicación. Las ciudades inteligentes tendrán vehículos autónomos, autobuses y camiones de reparto, puertos y aeropuertos. La economía inteligente tendrá servicios interurbanos de trenes de alta velocidad (HST), junto con datos transparentes protegidos contra la minería de datos[2], generación de energía, transporte, comunicaciones y gobierno. El monitoreo médico y el auge de la tecnología de salud extendida liberarán a China de la trampa de la dependencia porque es probable que las personas permanezcan sanas toda su vida utilizando una evaluación médica continua a través de un brazalete de Internet.

El presidente Trump ha atacado la política Made In China 2025 porque EE. UU., atrapado en la macroeconomía neoclásica, está comprometido con un sistema que no solo no produce los bienes sino que no puede pagar la infraestructura esencial requerida para el próximo gran salto tecnológico en de revolución industrial. La decisión pondrá a los países de los Cinco Ojos[3] diez años por detrás de China en 5G y sus tecnologías asociadas. Los alemanes describen correctamente su versión de China2025, Industrie04 como “la cuarta revolución industrial”. Las apuestas 5G son tan grandes que, si Alemania rechaza a Huawei, corre el riesgo de cometer un suicidio económico.

[1] Investigación Básica, también llamada la investigación pura ola investigación fundamental, es una investigación científica centrada en la mejora de las teorías científicas para mejorar la predicción y la comprensión de los fenómenos naturales o de otro tipo.

[2] La minería de datos o exploración de datos (es la etapa de análisis de “Knowledge Discovery in Databases” o KDD) es un campo de la estadística y las ciencias de la computación referido al proceso que intenta descubrir patrones en grandes volúmenes de conjuntos de datos.1? Utiliza los métodos de la inteligencia artificial, aprendizaje automático, estadística y sistemas de bases de datos. El objetivo general del proceso de minería de datos consiste en extraer información de un conjunto de datos y transformarla en una estructura comprensible para su uso posterior.

[3] Five Eyes (en español: los Cinco Ojos), a menudo abreviado como FVEY, es una alianza de inteligencia que integran Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos. Estos países están obligados por el Acuerdo UKUSA multilateral, un tratado de cooperación conjunta en la inteligencia de señales

Se el primero en comentar en "HUAWEI, EL 5G Y LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*