BOLSONARO CEDE A EE.UU. EL USO DE UNA BASE AEROESPACIAL

Se encuentra en el nordeste de Brasil y es un lugar estratégico para el lanzamiento de cohetes y satélites. El nuevo acuerdo debe ser ratificado por el Congreso.

El gobierno de Jair Bolsonaro firmó hoy un acuerdo para ceder a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos el uso de la base militar aeroespacial de Alcántara, en el estado de Maranhao, nordeste de Brasil, un lugar estratégico para el lanzamiento de cohetes y satélites, se informó oficialmente.

La ceremonia de firma se realizó en el marco de la visita oficial que Bolsonaro realiza a Estados Unidos.

Un acuerdo de este tipo era buscado por Estados Unidos desde 2000, cuando la iniciativa había sido bloqueada por el Congreso brasileño porque afectaba la soberanía nacional.

Bolsonaro estuvo presente en la firma del acuerdo entre el canciller Ernesto Araújo y el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, con el secretario asistente de Seguridad Internacional y No Proliferación estadounidense, Christopher Ford.

El acuerdo es considerado el más importante de la gira, ya que Bolsonaro criticaba a sus antecesores Luiz Inácio Lula da SIlva y Dilma Rousseff por haber impedido el uso comercial de Estados Unidos de la base de Alcántara.

Según informó a la agencia estatal Télam un portavoz del Ministerio de Ciencia y Tecnología, el actual acuerdo “preserva la soberanía nacional”, ya que militares, policías y bomberos brasileños tendrán acceso al sectordonde trabajarán los estadounidenses.

Ese punto había trabado el acuerdo en 2000, durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

Sin embargo, el nuevo acuerdo de cesión de la base debe ser ratificado por el Congreso de Brasil.

Bolsonaro dijo antes de viajar que Estados Unidos es un “aliado” y que su llegada al poder impidió la instalación del “socialismo” en Brasil.

Estados Unidos tiene acuerdos de uso de bases aeroespaciales con Kazajistán, Nueva Zelanda e India.

Brasil intentó en la década pasada una alianza con Ucrania y en los últimos años hizo una alianza de lanzamiento de microsatélites con Alemania.

El uso de la base aeroespacial difiere del anuncio hecho por el presidente Bolsonaro al asumir, de que cedería una base militar a los Estados Unidos en territorio brasileño, una idea que fracasó por haber sido objetada por el Ejército brasileño.

El presidente Bolsonaro al igual que el presidente Macri con tal de agradar a los EE UU son capaces de resignar su soberanía territorial, y de entregar los sectores de alta tecnología que sus países han desarrollado durante décadas.

¿Estarán los militares de Brasil a la altura de las circunstancias? ¡O se parecerán a los EMGFA argentinas y se cruzarán de brazos ante semejante desacierto!

Se el primero en comentar en "BOLSONARO CEDE A EE.UU. EL USO DE UNA BASE AEROESPACIAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*