RAMÓN LANÚS – PASEO DE LA INFANTA

Grave: Un “Morenito” en Cambiemos (cuidado con la inseguridad jurídica). Lanata, La Nación, Clarens y el “Morenito” Lanús

El celo de un funcionario público -si se aplicara el concepto del discurso de Carlos Rosenkrantz al inaugurar el año judicial- debería aplicarse al cumplimiento de la Ley y no al deseo personal o la ambición individual del funcionario. Interesante tema de reflexión para Ramón Lanús, abogado y titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Algunos lectores pidieron algunos datos adicionales sobre las andanzas de Ramón Lanús, apodado “Morenito” por Urgente24, en referencia a Guillermo Moreno, el coprotagonista de los días K, decidido a ingresar a la política llevándose puestos a quienes ubica bajo la lupa de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, aún cuando algunos de los cuestionados invoque ilegalidad e injusticia en el procedimiento. La documentación existente se refiere al Paseo de la Infanta, ya que las otras denuncias recibidas no fueron acompañadas por papeles. Por lo tanto, se agrega información de lo que existe en nuestro poder.

El abogado Ramón Lanús es el titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), existiendo un interrogante si su ingreso al PRO y a la Administración Macri es consecuencia de Horacio Rodríguez Larreta o de Marcos Peña, aunque al observar el álbum fotográfico que él despliega en su página web personal, son muchas más las fotos con el jefe de Gobierno porteño que con el jefe de Gabinete de Ministros.

De todos modos, en Twitter, Lanús intenta resarcirse, y ponerse en sintonía con la distribución de poderes en la Nación.

Un gran abrazo en tu cumpleaños, @marquitospena pic.twitter.com/tQ6CWHkNtF

— Ramón Lanús (@RamonLanus) 15 de marzo de 2019

El abogado por la Universidad Austral, Lanús, quiere trascender el AABE y, entonces, ambiciona heredar en el municipio de San Isidro el espacio que disputó Guillermo Montenegro cuando era ministro de Justicia y Seguridad porteño, antes del exilio en Montevideo (Uruguay) y el regreso, vía María Eugenia Vidal, quien lo destinó a Mar del Plata (ya que no quería interrumpir la buena relación con Posse).

Pero Lanús, quien habla de la importancia del equipo, luce bastante individual en su anhelo futuro.

Desde tiempos inmemoriales en San Isidro gana los comicios la familia Posse: antes, Melchor, y hoy Gustavo, quien tiene ambiciones de trascender el municipio pero Cambiemos es para el PRO no para la UCR.

Montenegro no pudo con Posse y Lanús tampoco podrá, en especial con el desencanto que crece con Mauricio Macri en el Gran Buenos Aires, pero es llamativa la mala suerte de Gustavo: cuando era aliado de Sergio Massa sufrió la embestida reiterada de la suegra del ex intendente de Tigre, Marcela Durrieu, que erosionó la relación.

Y en Cambiemos ahora registra el cuestionamiento del abogado Lanús quien, en el supuesto nombre de la misma fuerza política, afirma: “Como vecino sanisidrense, creo que es momento de preguntarnos qué San Isidro queremos. Hay mucho por hacer para que vivamos mejor (…)”.

La cuestión es cómo imagina su instalación política el tal Lanús: enarbolando la bandera de la recuperación de terrenos del Estado. Por ejemplo, 2 propiedades que habían sido otorgadas a la Fundación Marita Verón, presidida por Susana Trimarco, casi 119.000 m2 que habían sido cedidos a la organización durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, mientras Lanús consigue publicitar esas acciones, a la vez comienzan a confirmarse anteriores rurmores de que sus métodos a veces resultan controversiales, y hay quejas empresarias muy fundamentadas que afirman que el abogado por la Austral provoca inseguridad jurídica, un concepto muy utilizado en su momento por el PRO para embestir contra los Kirchner (por las expropiaciones, las AFJP, el default, etc.).

Tal como los K, Lanús se refugia en la idea de la supuesta defensa a rajatablas del patrimonio del Estado, y sus denunciantes se preguntan -tal como lo hacían los del PRO cuando eran oposición- si esto quiere decir que el fin justifica los medios.

A la Redacción de Urgente24 han llegado en varias ocasiones quejas sobre el enfoque y los métodos de Lanús, pero nunca un reclamo tan fundamentado como el de quienes tienen la concesión del Paseo de la Infanta, una percepción compartida por la Justicia interviniente que les concedió un recurso de amparo.

Sin duda es insólito e inadmisible que un funcionario público envíe comunicaciones a arrendatarios de locales invitándolos a que no le paguen el alquiler obligatorio al concesionario, para así asfixiarlo en sus finanzas.

Nicolás Wiñazki, que desde la pantalla de TN recordaba a Guillermo Moreno en la tarde del miércoles 20/03, bien haría en preguntarse si hay un “Morenito” en el PRO/Cambiemos.

Esto surge claramente del texto de la Carta Documento que recibió el jefe del AABE, con el remitente de Alberto Guillermo Ferrazano:

“Me dirijo a Ud. a título personal y asimismo en mi condición de socio gerente de la firma PANTER S.R.L., a efectos de intimarlo formalmente al inmediato cese (dentro de las 48 horas) de la metodología extorsiva (art. 168 Código Penal) aplicada por dicha repartición oficial respecto de los sub concesionarios y/o inquilinos de los locales habilitados en el Paseo de la Infanta a quienes se los ha coaccionado enviándoles convenios de desocupación con el añadido que se los ha inducido mediante intimidación a pagar los cánones locativos a esa AABE en detrimento –y con grave perjuicio- respecto de la firma PANTER S.R.L.; en efecto mediante dicha metodología se ha amedrentado a los sub contratistas y/ o inquilinos y así los mismos han dejado de abonar regularmente los correspondientes cánones locativos; es mas me encuentro en condiciones de demostrar que los comentados convenios de desocupación que llegaran a manos de lo s subconcesionarios y/o inquilinos inexorablemente tuvieron origen en dicha repartición oficial; asimismo conforme surge del trámite y constancias acollaradas al expediente concursal número COM 17889/2018 “Panter S.R.L. s/ concurso preventivo”, en trámite por ante el Juzgado Nacional en lo Comercial n°18, Secretaría n°35 de la Capital Federal surge que dicha repartición oficial, deliberada y en abierta violación a la ley ha rehusado sistemáticamente aceptar el pago (…) que PANTER S.R.L. se hubo propuesto concretar por cuanto la concesión oportunamente otorgada a PANTER S.R.L. se encuentra, de acuerdo al marco regulatorio aplicable, plenamente vigente (…)”.

Y Lanús lo hizo existiendo una cautelar concedida sobre una parte de la concesión, y habiéndose presentado otra por el resto.

Existe otra documentación muy extensa que llegó a la Redacción pero es una web de periodismo y no de temas judiciales. Sin embargo, no deja de sorprender que una persona interesada por gestionar municipios sea sorprendida en este tipo de comportamientos que son considerados extorsivos.

Larga vida a Gustavo Posse en San Isidro.

  • PASEO DE LA INFANTA: Lanata, La Nación, Clarens y el “Morenito” Lanús

Algunos lectores pidieron algunos datos adicionales sobre las andanzas de Ramón Lanús, apodado “Morenito” por Urgente24, en referencia a Guillermo Moreno, el coprotagonista de los días K, decidido a ingresar a la política llevándose puestos a quienes ubica bajo la lupa de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, aún cuando algunos de los cuestionados invoque ilegalidad e injusticia en el procedimiento. La documentación existente se refiere al Paseo de la Infanta, ya que las otras denuncias recibidas no fueron acompañadas por papeles. Por lo tanto, se agrega información de lo que existe en nuestro poder.

Ramón Lanús.

Todo indica que el choque de planetas entre los protagonistas de los autos “Agencia de Administración de Bienes del Estado c/Panter SRL s/Lanzamiento Ley 17.091” tiene como eje la inversión realizada por el concesionario, su estimación correcta y si debe o no ser considerada en la renovación de la concesión.

El área en litigio se refiere a la Estación Palermo, ex Línea San Martín, de la Ciudad de Buenos Aires.

En el contrato original del 26/02/1993 firmado entre Ferrocarriles Metropolitanos S.A. y la empresa Panter, se estableció como fecha de vencimiento el 27/04/2012. Pero el 29/12/2010, la  la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado, renovó  por 72 meses a partir del vencimiento en 2012.

Las inversiones realizadas por Panter no fueron reconocidas en el canon a percibir por la AABE, que desconoció la negociación para prórroga y ejecutó su acción en el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Nº5, que dispuso el desalojo de Panter el 05/10/2018, y/o intrusos y/o ocupantes del predio.

Luego AABE ofreció a Panter firmar un convenio de desocupación que el concesionario consideró inaceptable, iniciando su acción de amparo, que consiguió, y el inicio de una demanda.

En la notificación enviada a Ramón Lanús, titular de la AABE, existen algunos datos muy interesantes. Por ejemplo, una referencia explícita a declaraciones del funcionario de Mauricio Macri en el programa televisivo PPT, de Jorge Lanata (Canal Trece, 30/09/2018) y reproducidas por el diario La Nación (01/10/2018), ambos medios integran el oficialismo mediático que utiliza Cambiemos para levantar su escenario de Grieta, aunque hoy día Lanata reorienta su discurso.

Con cierta liviandad, y quizás vanidad, Lanús mencionó “hechos de corrupción” en el marco de la concesión, y que sus antecesores “no cuidaron” el patrimonio del Estado.

El enfoque tiene que ver con la construcción del personaje “fundacional” que él procura para su ambición política personal el funcionario mencionado.

El dato no es menor, aparentemente, porque en su presentación Panter se consideró en la necesidad de recordar que accedió legítimamente a la concesión durante la gestión del ex presidente Raúl Alfonsín; y desde entonces continuó en el ejercicio de dicha concesión “en forma absolutamente regular habiendo efectuado inversiones millonarias en pos de mejorar el servicio prestado a partir de la explotación comercial” pagando un “canon locativo al Estado Nacional (…) a genuinos valores de mercado (…)” y que “siempre estuvo bajo la superintendencia de los organismos de control competentes sin que siquiera se haya formulado la menor objeción a su actividad”.

La empresa Panter negó que los cánones pagados fuesen “irrisorios”, y donde el concesionario golpeó duro a Lanús porque, pese a sus dichos, él no formuló la denuncia criminal contra los funcionarios que lo precedieron en la gestión, algo que a su vez provoca un encubrimiento por omisión de denuncia si es que él verificó “hechos de corrupción”.

Es notable la liviandad conque en la Argentina, funcionarios y periodistas coinciden en la denuncia de corrupción, que se dilucida ante la opinión pública más que en sede judicial.

De acuerdo al enfoque que Lanús intentó dar del caso en su versión para consumo periodístico, según aclaró Panter SRL, intentó vincularlos con Natalia Clarens, hija de Ernesto Clarens, quien realizó numerosas operaciones financieras para los Kirchner.

Pero Panter afirma no tener ninguna relación con Natalia Clarens sino que ella es quien explota un local en el Paseo de la Infanta (utilizando la franquicia gastronómica MOÏ), tal como seguramente constató Lanús cuando recibió personalmente a Clarens, según surge del siguiente fragmento: “(…) estoy en condiciones de acreditar en juicio que usted atendió en persona a la señorita Natalia Clarens en su público despacho previo a haberle concedido una entrevista previamente requerida por la nombrada; (…) asimismo estoy en condiciones de acreditar en juicio que la señorita Clarens en su carácter de explotadora del local de comercio que opera bajo el nombre de fantasía “Moi” accedió a una entrevista formal por usted por pedido explícito del por entonces señor Jefe de Gobierno porteño, doctor Horacio Rodríguez Larreta (…)”.

La Justicia Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal ha dictado una medida precautoria a favor de Panter S.R.L.

Y aquí la sospecha que se desliza acerca de “Morenito” Lanús: “(…) no descarto que esta embestida pública que usted orquestó contra la firma Panter S.R.L. pueda, eventualmente, responder a fines inconfesables; como ser, por ejemplo, excluir a Panter S.R.L de una concesión legítimamente obtenida y facilitar el ingreso de otra concesionaria (…)”.

El asunto sigue, pero será para otra nota.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 22 de marzo de 2019

Se el primero en comentar en "RAMÓN LANÚS – PASEO DE LA INFANTA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*