EL COMPORTAMIENTO DEL SECTOR EXTERNO PARECE EN MODO TITANIC

El balance de pagos del año pasado cerró con un déficit de la cuenta corriente de 28.003 millones de dólares. A su vez las reservas crecieron en 11.277 millones de dólares. Como puede suceder esto? Endeudandonos. En efecto la deuda externa bruta, tanto pública como privada, creció en 42.395 millones de dólares. Estos son lo grandes números del 2018.
A su vez la balanza comercial de febrero de 2019 arrojó un superavit de 460 millones de dólares revirtiendo un deficit de 892 millones ocurrido en igual mes del año pasado. Ello a consecuencia de una suba de las exportaciones del 3,7% y, fundamentalmente por una caída de las importaciones del 22,9%. Como vemos la recesión explica casi todo el éxito de la balanza.
Cuando analizamos el comportamiento de cada uno de los rubros de la exportación vemos que en su mayoría cayeron excepción , entre otros, de los siguientes rubros:

1. Carne que subió un 18 %
2. Leche que subió un 14%
3. Aceite que subió un 39%

Desde luego esto impacta en los precios de la canasta alimentaria debido a que la exportación resta oferta de bienes en el mercado interno.

Que produjo este resultado?

La eliminación de las retenciones a la exportación hecha por decreto 133 de 2015 y la reimplantación de un valor fijo de 4 pesos por dólar de acuerdo con el decreto 793 de 2018.
En resumen tenemos un saldo positivo de la balanza conseguido esencialmente con baja de importaciones debido a la recesión. Saldo que ayuda poco a reducir el enorme déficit de la cuenta corriente del balance de pagos. Consecuencia, el endeudamiento sigue acrecentandose.

Juan Latrichano

Se el primero en comentar en "EL COMPORTAMIENTO DEL SECTOR EXTERNO PARECE EN MODO TITANIC"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*