HORA DE DECISIONES ELECTORALES

Anticipando: Macri/Vidal: sutiles pero necesarias diferencias

Hace un año atrás el dolor costaba $20,50, ayer cerró en casi $45. La mirada sobre la evolución del tipo de cambio es la muestra más brutal de la dinámica en la que está sumida la Argentina, y a la que no escapa la política. Para ello alcanza con observar algunos episodios de los últimos días, sobre todo el que vincula la discusión salarial de los docentes con el gobierno de María Eugenia Vidal. Las diferencias son cada vez más notorias entre el macrismo y el vidalismo, apuntadas por episodios y filtraciones que se produjeron en los semanas precedentes. Evidente necesidad de contrastar en estilos y medidas con el objetivo central de no poner en riesgo electoral la provincia de Buenos Aires.

Considerar la discusión salarial docente es una manera muy gráfica de explicar los movimientos de María Eugenia Vidal en relación a su vínculo con Mauricio Macri. En 2018 no hubo acuerdo con Roberto Baradel y compañía, lo que desembocó en un récord de días de paro en las escuelas bonaerenses. Esa intransigencia tuvo su pico de inicio en la promesa que la gobernadora le hizo al Presidente cuando se reunieron a principios de enero de 2018 en Villa La Angostura.

El gobierno había establecido una pauta de aumento salarial del 15% porque esa creía iba a ser la inflación de todo el año. Y su “mejor alumna” no podía desobedecer aquello. Y así fue. A pesar de la explosión de la economía, Vidal se mantuvo firme y no varió la postura aunque fue dando aumentos de manera unilateral.

En la practica, no “claudicó” ante los gremios y además cosechó los beneficios, por aquel entonces, de la grieta entre la “bella y la Bestia”. Pero en la Argentina la capacidad de adaptación a los tiempos requiere de nuevas estrategias.

Este año las cosas fueron distintas.

No hubo encuentro en el sur y, quizá, el ultimo gran gesto de Vidal con Macri fue sacrificar la idea de desdoblar las elecciones en la provincia para asegurarse un segundo mandato cuando hoy los números lo ubican al Presidente muy mal en el conurbano y algo mejor en el interior bonaerense.

Las razones de dicha decisión fueron muchas, y ahora se ha sumado una -adelantada por este medio la semana pasada- que quizá esté vinculada al escándalo de espionaje ilegal que habría llegado hasta las misma puertas de la mandataria provincial.

¿Vidal espiada por lo propios? ¿Con qué objetivo? Y para darle dimensión a la situación, hasta el propio Procurador Bonaerense, Julio Conte Grand, habló del tema: “Si el espionaje lo realiza un funcionario provincial o nacional sin autorización judicial habrá consecuencias”. Las miradas apuntaron al fiscal Juan Ignacio Bidone. Pero los  alcances de los dichos del jefe de los fiscales podrían tener otra dirección.

La manera en que se presentó la oferta a los docentes, muy cercana a la que venían pidiendo los gremios, fue otra manera de mostrar diferencias con la Cada Rosada.

Aquí subyace un tema de fondo. Hay una creciente preocupación en las cercanías de Vidal que pueda estar en riesgo el triunfo electoral bonaerense. Se trataría de algo muy particular porque estamos hablando de la dirigente oficialista con mejor imagen y aceptación.

La bandera de la lucha contra las mafias debiera ganarle a la desazón por los cambios que nunca llegaron desde el gobierno nacional y que impactan en la economía. Sobre todo en el conurbano, donde la pobreza que se conocerá este jueves 28/03 tiene el mayor impacto, adelantado por el estudio del Observatorio de la Deuda Social, de la UCA, que marcó un peligroso 41,1% para el área en cuestión.

Es en ese territorio donde Marcelo Tinelli activó sus recorridas como si fuera candidato. En los últimos dos días lo recibió el intendente peronista de Escobar, Ariel Sujarchuk, con quien recorrieron obras y avances de la gestión municipal, y un día después visitó Lomas de Zamora, donde no se cruzó con Martín Insaurralde, y tampoco con la gobernadora Vidal, quien estuvo el mismo días.

Aquellos que siguen la carrera de Tinelli y su posible inserción en la política aseguran que sus recorridas no son para una candidatura este año y sí para apoyar la de Roberto Lavagna. Hay un acuerdo.

El conductor baila el baile que más le gusta. Lejos de Cristina y con el vínculo con Macri desgastado, él apuesta a lo que podría venir.

En sus bajadas al Gran Buenos Aires lo acompaña Eduardo “Bali” Bucca, diputado y ex intendente de Bolivar, su pueblo natal.

Al parecer, los intendentes empiezan a cotizarse fuerte en el esquema de Roberto Lavagna. No en vano, el siempre presente Luis Barrionuevo sugirió que uno de ellos podría ser compañero de fórmula del ex ministro. Algo así como reeditar la fórmula Carlos Menem-Eduardo Duhalde, en 1988/1989. ¿Será?

 

Por Dr. Gregorio Reynoso y Sebastián Dumont

Buenos Aires, 27 de marzo de 2019

 

Se el primero en comentar en "HORA DE DECISIONES ELECTORALES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*