RECLAMANDO – PRECIOS SUBEN – EFECTO CRISIS

Las pymes pidieron declarar la emergencia productiva. Efecto crisis: consumo de carne cayó por debajo de los 50kg anuales por habitante

Pequeños y medianos empresarios de las micros, pequeñas y mediana empresas, se movilizaron al Congreso y la Plaza de Mayo  para exigirle al Gobierno del presidente Mauricio Macri, que genere medidas que estimulen al deteriorado sector. El consumo de carne vacuna cayó a su nivel más bajo en 9 años. En el primer trimestre de 2019, el consumo de carne vacuna por habitante se desplomó un 13,4% y tuvo el peor registro de los últimos nueve años. Siguen los efectos de la crisis económica que el Gobierno llama “tormenta”.

Con las consignas

#NIUNAPYMESMENOS y
#OTRORUMBOESPOSIBLE,

más de 20 cámaras y entidades que agrupan a empresarios pymes reclamaron “medidas urgentes que permitan afrontar la situación de crisis terminal” que sufren desde hace tiempo.

El objetivo de la movilización fue persuadir a los diputados y senadores de avanzar con una ley que beneficie a las micros, pequeñas y medianas empresas.

Los empresarios pidieron declarar la emergencia productiva, aduanera, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas, en los términos definidos por la Ley N° 24.467, por el término de un año.

Además solicitaron la instrumentación de regímenes especiales de prórroga para el pago de las obligaciones impositivas y de la seguridad social por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).

Los pequeños y medianos empresarios solicitan en el proyecto de ley presentado en el parlamento,  la suspensión de los juicios de ejecución fiscal y medidas cautelares para el cobro de los impuestos y obligaciones de la seguridad social. También retrotaer al 01/11/2017 las tarifas de servicios públicos de agua, suministro eléctrico y gas de jurisdicción nacional.

Además, demandan que el gobierno reactive el mercado interno y cierre las importaciones de productos que se producen en el país.

Otro punto es la baja de impuestos y la apertura de moratorias para evitar la inhabilitación y el consecuente cierre de las pymes.

La empresaria y candidata a intendente por el Municipio de Ituzaingó, Sandra Rey, señaló “marchamos para que no cierre una Pymes menos. En estos últimos tres años en todo el país han bajado la persiana un promedio de 25 empresas por día con las consecuentes perdidas de fuentes de trabajo”.

“Desde el Gobierno se baja el mensaje que la reactivación vendría el proximo semestre pero las Pymes ya no pueden esperar. La Pymes movilizan el 80% del trabajo argentino, los pocos que quedamos en pie estamos trabajando al 50%. Ya se perdieron 350.000 puestos de trabajo”, afirmó Rey​, integrante de la Confederación Empresaria de la República Argentina CGERA).

Para Rey los tiempos se acortan “el gobierno nos dijo que iba a venir una lluvia de inversiones pero nunca llegaron y nosotros tenemos que pagar los sueldos ahora”.

“Necesitamos ser escuchados por los legisladores y el Gobierno, porque además de medidas ejecutivas, hay que aprobar una ley de Emergencia para la Subsistencia de las Micro, Pequeñas y Mediana Empresas. También una reforma tributaria  que genere mayor seguridad jurídica para las inversiones a futuro”, expresó Rey, actual concejal de Ituzaingó.

Las pymes exigen al gobierno quedaron plasmado en u proyecto de ley que contempla entre otros puntos:

  • Declarar la emergencia productiva, aduanera, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas, en los términos definidos por la Ley N° 24.467, por el término de un   año.
  • La instrumentación de regímenes especiales de prórroga para el pago de las obligaciones impositivas y de la seguridad social por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y  Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).
  • Un esquema de derechos de exportación y de reintegros a las exportaciones agropecuarias, agroindustriales e industriales específico para las micro, pequeñas y medianas empresas en los términos definidos por la Ley N° 24.467.
  • Reactivación del mercado interno y cierre las importaciones de productos que se producen en el País.
  • Que se retrotraigan las tarifas a noviembre de 2017 y se exija a las empresas prestadoras de servicios la pesificación de éstas.

“La caída del consumo no sólo afecta directa y rotundamente a las PyMES de los sectores del comercio y los servicios; sino que también impacta negativamente en los niveles de actividad de las PyMES industriales. En efecto, y en base a INDEC, hoy la utilización de la capacidad instalada de la industria se ubica en niveles levemente superior al 50% y en los sectores mano de obra intensiva apenas superan el 30% de utilización. Esto implica que en la actualidad el entramado productivo nacional registra un comportamiento de actividad similiar a lo evidenciado durante la crisis del año 2001”, afirmó Rey

  • PRECIOS SUBEN: Efecto crisis: consumo de carne cayó por debajo de los 50kg anuales por habitante

El consumo de carne vacuna cayó a su nivel más bajo en 9 años. En el primer trimestre de 2019, el consumo de carne vacuna por habitante se desplomó un 13,4% y tuvo el peor registro de los últimos nueve años. Siguen los efectos de la crisis económica que el Gobierno llama “tormenta”.

 

La crisis se nota por todas partes. Y es que ahora la Cámara de la Industria y Comercio de Carne de la República Argentina (Ciccra) relevó en su reciente informe económico de abril que el consumo de carne vacuna se ubicó en menos de 50 kilos por habitante para el primer trimestre del 2019 (49,6 kg/hab/año), resultando 13,4% menor al consumo del primer trimestre de 2018.

Las alternativas a la carne vacuna también registraron fuertes incrementos en marzo. El precio del pollo se disparó 23,6% el mes pasado y sumó un aumento del 36,5% en tres meses. El cerdo viene rezagado, pero aumentó 8% en marzo, para acumular una suba del 15,6% en el trimestre. Los tres alimentos suben así más que el IPC, que habría acumulado desde enero un 11%.

En enero y febrero, la carne vacuna había subido 8,6% y 14,7% mensual, respectivamente, según el relevamiento de Ciccra.

En un año, el pollo más que duplicó su precio al consumidor, al aumentar 104,3%. La carne de vaca, en tanto, subió 68,9% anual. Y el cerdo, 53 por ciento, siempre de acuerdo a los datos de Ciccra.

Al comparar la evolución de los precios del último año con la de los salarios, la carne vacuna aumentó 29,4% en términos relativos (es decir, se hizo más pesada para el bolsillo porque los incrementos salariales no acompañaron). El pollo trepó 56,5% y el cerdo, 17,2%. “Estos guarismos resultaron consistentes con la retracción del consumo interno de carnes en los últimos meses”, sostuvo la industria cárnica.

Ciccra compara el aumento de las carnes con la evolución de los salarios durante la “era Macri”. En la gestión Cambiemos, consignó, el IPC trepó 186,7% y los salarios en blanco del sector privado, 138,2 por ciento. En el mismo periodo, el precio del pollo subió 154,6%, el de la carne vacuna, 141,1% y de los cortes porcinos, 126,8%. “Aun a pesar de lo ocurrido en los últimos once meses, el poder de compra del salario formal todavía resultó 1,8% superior en términos de la carne vacuna y 5% mayor en términos de la carne porcina”, indicó el informe.

En cuanto a la faena total vacuna para el primer trimestre de 2019, Ciccra indicó que “la industria frigorífica faenó 3,097 millones de cabezas, es decir 5,8% menos que en el primer trimestre de 2018”.

¡No pero estamos por el buen camino!

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 4 de abril de 2019

 

Se el primero en comentar en "RECLAMANDO – PRECIOS SUBEN – EFECTO CRISIS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*