LAS 2 VEREDAS DE CAMBIEMOS

Entre los precios, y una fuerte división que pone a Vidal y Larreta sobre el lado radical

Luego de que el diario ‘Clarín’ amaneciera ayer una tapa sobre la medidas que tomará el gobierno para contener la inflación y reactivar el consumo, pese a que el día anterior el vicejefe de Gabinete Andrés Ibarra había dicho que aún están en conversaciones, ‘La Nación’ se suma hoy con otro gran título en el que une a María Eugenia Vidal y a Horacio Rodríguez Larreta al reclamo radical por un amplio acuerdo de precios, marcando además un lado de la vereda. Hay otro. Mauricio Macri, los ministros Marcos Peña y Nicolás Dujovne, secuaces, atendiendo a los reclamos del FMI. Con las elecciones pisando los talones y con escaso márgenes, se vienen, sin dudas, días de definiciones para el oficialismo.

El diario ‘La Nación’ se subió esta mañana al tren de ‘Clarín’ por el acuerdo de precios pero cargando en uno de los vagones nada menos que a María Eugenia Vidal y a Horacio Rodríguez Larreta, dos de los mandatarios más importantes del oficialismo nacional.

No alcanzará con el relanzamiento del programa Precios Cuidados. Uno de los principales puntos que llevarán los gobernadores radicales a la reunión con el Gobierno es la necesidad de avanzar en un acuerdo de precios, algo que hasta ahora el presidente Mauricio Macri siempre resistió. 

Mañana, cuando se vean cara a cara, los mandatarios Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes) les entregarán al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y a los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Nicolás Dujovne (Hacienda) su hoja de ruta para combatir la inflación y reactivar el consumo.

En principio, según adelantaron fuentes de la Unión Cívica Radical (UCR), entre las recetas que presentarán se destaca la puesta en marcha del plan más ambicioso que trabajan en la Nación para pisar el precio de los alimentos, una de las principales preocupaciones. En esto coinciden la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes también participarán del cónclave“, publicó el matutino.

Agrega que luego de “la presentación de los radicales, el Presidente anunciará una batería de medidas focalizadas en revitalizar el decaído consumo. El objetivo de máxima es que Macri presente el paquete de medidas el viernes. En la Casa Rosada trabajan a toda marcha para intentar llegar, aunque posiblemente se demore unos días más“.

Como informó ‘Clarín’ en su edición de ayer “entre los puntos destacados de la presentación habría tres líneas de créditos -los préstamos Anses, Procrear y Mejor Hogar-, el relanzamiento de los programas Precios Cuidados, con nuevos productos, y Ahora 12, para la compra de electrodomésticos e indumentaria. También está en evaluación alguna decisión sobre las tarifas, punto que generó tensión entre el radicalismo y el Gobierno en los últimos meses.

La idea es mostrar a un presidente y un partido como Cambiemos bien sólido detrás de la batería de medidas“, graficó un encumbrado ministro del Gobierno al ratificar la convocatoria de los gobernadores oficialistas que serán notificados de las medidas por anunciarse y, eventualmente, harán algunos retoques o sugerencias antes de que Macri las haga públicas. Es decir, la idea es que no se enteren por los medios de las medidas sino que formen parte de ellas.

Ocurre que el encuentro con los mandatarios del oficialismo llegará luego de una serie de tensiones al interior de la coalición Cambiemos por la estrategia electoral. 

Sin embargo, otros afirman que por el nivel de consensos que se requiere y el análisis previo con el FMI de algunas medidas por lanzar varios funcionarios evaluaban que no sería posible que este viernes el Presidente haga el anuncio sino que esperaría hasta la semana que viene.

Un funcionario con acceso al despacho presidencial detalló en forma tajante: “Cada una de las medidas deben ser cotejadas con los reclamos y limitaciones que impone el FMI ya que de ello dependerá la capacidad de pago del gobierno en el futuro”, dijo.

Como se mencionó, todas estas medidas, sumadas a la presencia de los gobernadores de Cambiemos en la Casa Rosada apuntan a establecer una suerte de relanzamiento de la gestión de Macri y dar el puntapié inicial a la campaña electoral. Entienden que no les queda mucha opción teniendo en cuenta los números negativos de la economía, un malestar social creciente y el incremento de los niveles de pobreza.

Sin embargo, la misma necesidad de mostrar ese consenso es lo que marca la fuertes divisiones dentro de Cambiemos. Podría decirse que no es extraño a la experiencia en tiempos de crisis. 

Incluso, durante las reuniones de ayer del Presidente, que incluyeron a Nicolás Dujovne y a Dante Sica, se notaron las diferencias entre los ministros.

Según publicó el diario ‘Ambito Financiero’, no gustó, por un lado, que se hubiera filtrado el término “congelamiento de precios” para definir las tareas que está llevando adelante Sica con las cabezas de algunas cadenas de supermercados, y afirman que sospechan que esa filtración provino del propio Ministerio de la Producción y Trabajo, anticipándose a anunciar un plan de reactivación que aún no está definido.

No es el único punto que se achaca a Sica. Está claro que Dujovne, se esté o no de acuerdo con el camino elegido, está llevando adelante la tarea más antipática que debe realizar este Gobierno: bajar el déficit. Si lo hace, llevando el barco a buen puerto en octubre, pasará a la historia. Mientras tanto, el ministro pone la cara ajustando, ya sea recortando gastos o licuándolos por devaluación o inflación.

Además, son las metas de déficit cero que negoció con el FMI para lograr el acuerdo por US$57.100 millones. Ayer llegó el desembolso por US$10.832 millones y las reservas entonces quedaron en US$77.478 millones. Debería ser suficiente para calmar los ánimos (…)” El problema es que nada de eso parece alcanzar porque hoy la crisis va más allá de lo que Dujovne puede aportar: el mercado pide certezas políticas que sólo la elección de octubre puede aportar“, analiza el matutino. 

Como fuere, los radicales volverán a la Casa Rosada y lo harán junto a Vidal y Rodríguez Larreta. “Nos va a dorar la píldora“, decía un radical que estará en esa reunión en la Rosada, aunque aclarando que también habrá planteos que excederán el tema económico. 

En la UCR están con bastante bronca, además de las que acumularon estos años en su relación con el macrismo, porque ven que en el interior ponen la cara en campaña por el Gobierno y no hay dirigentes del PRO que los acompañen. 

Mientras, desde la provincia de Buenos Aires destacan el inicio de la investigación oficial del espionaje contra Vidal, que realizaban excomisarios que trabajaban en “bases” de la AFI en el conurbano bonaerense. Un dato nada desdeñable que aporta ‘El Día’…

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 10 de abril de 2019

Se el primero en comentar en "LAS 2 VEREDAS DE CAMBIEMOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*