DETRÁS DE NOTRE DAME

Macron, en problemas: Recortes y millonario seguro explican urgencia en donaciones

Tras lanzar su plan de austeridad una vez asumido, el presidente Emmanuel Macron había dejado afuera del presupuesto fiscal la reparación de la catedral de Notre Dame, motivo por el cual el arzobispo de París André Vingt-Trois se vio obligado a crear una asociación destinada a recolectar fondos para “salvar” la estructura porque “si no comienzan pronto los trabajos de restauración, gárgolas y capiteles corren riesgo de caerse a pedazos”, había advertido a fines de agosto de 2017. Según la revista francesa RTBF, Macron está en serios problemas, ya que por ley el Estado debía hacerse cargo de la reparación.

 

El 30 de agosto de 2017, el periodista español Juan Pedro Quiñonero, corresponsal de ABC en París, publicó una radiografía periodística sobre Notre Dame que, tras el desastre de ayer (15/04), cobró valor: Ni el Estado ni la alcaldía de la capital tienen los 100 millones de euros necesarios para restaurar la catedral de Notre Dame. El arzobispo de París, André Vingt-Trois, se ha visto forzado a crear una asociación destinada a intentar recolectar los fondos necesarios para «salvar» uno de los símbolos más emblemáticos de la arquitectura gótica y religiosa de nuestra civilización.

La asociación Friends of Notre-Dame de Paris (Amigos de Notre Dame de París) se creó el mes de mayo pasado con el fin expreso de dirigirse a la opinión pública norteamericana, la más sensible del mundo hacia las peripecias y el futuro de la legendaria catedral, aparentemente, tras el estreno, en Las Vegas (Nevada) de una nueva comedia musical que tiene por escenario uno de los grandes templos de la historia de la cristiandad.

Michel Picaud, presidente de la asociación Amigos de Notre Dame, comenta de este modo la campaña dirigida especialmente al público estadounidense: “La comedia musical “Notre Dame de Paris”, de Luc Plamondon, se estrenó en Las Vegas en el año 2.000. Ese espectáculo dio una celebridad inesperada a los personajes de Esmeralda y Quasimodo, de la novela de Víctor Hugo, en toda la costa oeste de los Estados Unidos. Esperamos que la campaña termine dando frutos positivos”. Creada la asociación, fue necesario presentar el proyecto a las autoridades fiscales norteamericanas, que han terminado aceptando el proyecto francés.

Varios portavoces oficiosos del arzobispado de París explican de este modo el llamamiento a la opinión pública internacional, pidiendo fondos para “salvar” la catedral de Notre Dame: “Si no se comienzan pronto los trabajos de restauración, gárgolas y capiteles corren el riesgo de caerse a pedazos. Nuestra catedral más emblemática necesita una restauración de urgencia”. El turismo de masas, la polución, y la “vejez” de las venerables piedras de la catedral han terminando convirtiéndose en una amenaza, que es necesario atajar con unos trabajos de restauración de urgenci

  • Según reveló en las últimas horas la revista francesa RTBF, Macron está en serios problemas:

La Federación Francesa de Seguros afirma que “las catedrales construidas antes de 1905 son propiedad del Estado. El estado tiene 83 de las 93 catedrales. Y la mala noticia es que “el estado es su propio asegurador para las instituciones religiosas que posee”. El desastre del lunes por la noche no es el primero. La FFA tiene tres relativamente recientes. La Basílica de San Donatian en Nantes, devastada por las llamas el 15 de junio de 2015, la catedral de Saint-Pierre-et-Saint-Paul en Nantes, cuyo marco fue incendiado el 28 de enero de 1972 y el Ayuntamiento de La Rochelle, 28 de junio de 2013.

 

Una consecuencia de esta ley es que los edificios religiosos construidos antes de 1905 se convirtieron en propiedad del estado, lo que los presta gratuitamente a las iglesias. De hecho, el Estado está obligado a financiar la restauración y el mantenimiento de los edificios por su propia cuenta.

Sin poder nombrar funcionarios legales, la reconstrucción o reparación será por cuenta del Estado francés. Esto probablemente explica las llamadas del presidente Macron a una vasta campaña de donaciones.

Un Estado que actúa como un “asegurador propio” debería, al igual que las empresas, proporcionar un presupuesto capaz de intervenir en tiempos difíciles. Pero en estos tiempos de explosión de la “deuda soberana”, no es seguro que el estado haya planeado cantidades para cubrir reclamos de gran escala.

A su vez, varios portales franceses lanzaron una batería de teorías “conspiranóicas”, siendo PROFANACIONES una de las palabras más buscadas. Esto fue rápidamente asociado a cierto interés del Ejecutivo francés por desviar responsabilidades.

  • INCENDIO – Notre Dame: Las donaciones para la reconstrucción ya superan los € 500 millones

Tras el anuncio del presidente francés, Emmanuel Macron, sobre la organización de una colecta para las obras de restauración de la catedral de Notre Dame, este martes (16/4) a menos de 24 horas del incendio que destruyó parte de ese símbolo de Francia, las donaciones ya sumaban unos 500 millones de euros. Entre los mayores aportantes de destacan la pareja de la actriz Salma Hayek, y los empresarios Bernard Arnault de Louis Vuitton y Martin Bouygues de TF1.

A menos de 24 horas del incendio que destruyó parte de la catedral de Notre Dame, ya se comprometieron donaciones para su reconstrucción por más de 500 millones de euros y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, propuso una conferencia internacional para coordinar la colecta y restaurar el edificio.

Las principales empresas francesas, y también los particulares, se lanzaron a anunciar donaciones multimillonarias para restaurar la Catedral.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este lunes (16/4) que se organizaría una colecta nacional y en el exterior para juntar dinero para las obras de restauración.

Catedral de Notre Dame en llamas

El empresario Bernard Arnault, la mayor fortuna de Francia desde el conglomerado de la moda LVMH, dueña entre otras de la marca Louis Vuitton, anunció una donación de 200 millones de euros.

En el mismo sentido se manifestó otro empresario francés, Francois Henri Pinault (pareja de la actriz Salma Hayek y dueño de Kering, que tiene marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga, Puma y Fnac,) quien donará junto con su padre François otros 100 millones.

François Pinault, de 82 años, es un influyente coleccionista de arte contemporáneo.

El ministro de Cultura, Franck Riester, aseguró que se evalúa declarar la catedral como “tesoro nacional”, de modo que las donaciones que realizan las empresas y particulares tengan mayores desgrabaciones impositivas.

La municipalidad de París, en tanto, comprometió otros 50 millones de euros para las obras, mientras que desde la región parisina, un área más grande que la capital en sí, se donarán 10 millones.

Según los medios franceses, también donará 10 millones Martin Bouygues, propietario de TF1, uno de los principales grupos de medios del país.

Distintos municipios franceses, alejados de París, también anunciaron donaciones, que en promedio se ubican en un millón de euros.

Las donaciones particulares se concentran mayoritariamente a través de la página web de la Fundación del Patrimonio, que ya recaudó 2,2 millones de euros, según su último posteo en la red social Twitter.

Aquí se reciben donaciones desde cualquier lugar del mundo en la dirección web https://don.fondation-patrimoine.org/SauvonsNotreDame

 

  • CATÁSTROFE MUNDIAL – Luego del incendio se derrumba Notre Dame: Macron prometió “volver a construirla”

La capital francesa, París, se vió envuelta en una catástrofe a nivel mundial cuando por la tarde del lunes 15/04, la histórica Catedral de Notre Dame, ardió en llamas a consecuencia de un incendio provocado en la punta más alta del edificio. En consecuencia, comenzó a derrumbarse, hasta ahora, desde el techo hasta los ventanales, pero según los bomberos la estructura principal parece salvada. “Vamos a llamar a los más grandes talentos y vamos a volver a construir Notre Dame porque es lo que la historia merece”, dijo el presidente Emmanuel Macron

La histórica catedral gótica de Paris, Notre Dame, este lunes 15/04, estuvo envuelta en un gran incendio. Las columnas de fuego provienen del interior del edificio, donde a las 5 de la tarde (hora local de París) se inició el incendio que todavía no fue apagado y de acuerdo a los dichos del diario francés Le Figaro, se prolongará por largas horas.

“Es la capital de todos los franceses, hasta de aquellos que nunca estuvieron aquí”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron, “ahora se está quemando y yo sé de esta tristeza, de este temblor interior. También quiero darles una palabra de esperanza, del orgullo que debemos tener, orgullo porque esta catedral tiene más de 800 años. Les digo honestamente esta noche, que esto sin dudas es una parte del destino de los franceses y del proyecto que tendremos para los próximos años. Vamos a llamar a los más grandes talentos y vamos a volver a construir Notre Dame porque es lo que la historia merece”. 

Según la información que está circulando, la estructura principal de la catedral se encuentra a salvo gracias al trabajo de los bomberos, así como las dos torres principales. Además, se logró sacar del lugar a gran parte de las obras de arte que allí se encontraban.

En tanto, previo a las palabras de Macron, cientos de parisinos y de turistas que disfrutaban de la ciudad inundaron la calle de aplausos mostrando su agradecimiento a los bomberos, además de su amor por el edificio ya que representa, junto con la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo, el corazón de Francia. Además, según explicaron algunos medios locales, los vecinos organizarán una colecta para ayudar con la reconstrucción.

El edificio que visitan al menos 13 millones de turistas por año fue atacado por grandes columnas de fuego que lograron derribar La Aguja, la punta mas alta del edificio que se mantiene en pie desde la Edad Media en el año 1300.

La construcción histórica está situada en la famosa Isla de la Cité (isla de la ciudad en francés), rodeada por las aguas del río Sena, ya no es dueña del famoso campanario del edificio, famoso por sus gárgolas características, como tampoco de sus ventanales del siglo XIII ya que fueron destrozados por las llamas incesantes.

 “Una parte de nosotros se quema“, dijo el presidente Emmanuel Macron vía Twitter previo a llegar al lugar de los acontecimientos, donde la Catedral podría derrumbarse completamente tras perderse muchas partes del patrimonio de la humanidad y de la historia europea.

“La próxima hora y media es crucial”, advirtió vía Twitter un portavoz de Bomberos para luego explicar que se están utilizando todos los medios, excepto los aviones que bombardean el agua, los cuales, si se usan, podrían provocar el colapso de toda la estructura de la catedral.

Las autoridades policiales y los cuerpos de bomberos de París comenzaron con la evacuación del perímetro minutos después que se desate el incendio, ya que la zona estaba plagada de turistas y los vecinos del barrio IV de París. Algunas de las medidas tomadas fueron aislar a los peatones y limitar con cordones 500 metros a la redonda hasta el puente de Saint Michel

“Se está produciendo un terrible incendio en la catedral de Notre Dame en París. El Cuerpo de Bomberos de París está intentando controlar las llamas”, ha informado la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, vía Twitter.

Dos equipos de bomberos están trabajando dentro de la Catedral: uno intentando apagar el fuego y el otro intentando salvar “el tesoro”, que incluye partes como uno de los clavos con los que fue crucificado Jesús y otras obras históricas ubicadas en la torre norte que ya esta a salvo.

La presencia de turistas dentro del edificio ya fue descartada debido a que distintas partes de Norte Dame estaban siendo afectadas por obras de construcción porque parecer la Catedral ya estaba deteriorada hace tiempo, entonces los visitantes no tenían acceso a su totalidad.

Lo que algunos creen que fue la causa del incendio, porque de acuerdo a lo que reportaron algunos medios franceses, en La Aguja de 90 metros de alto, construida en madera y plomo, había aproximadamente 500 toneladas de madera que se iban a utilizar para las renovaciones.

En tanto, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien iba a realizar una cadena nacional a las 8 de la noche en cuanto a temas ajenos a la catástrofe, suspendió el anuncio en cuanto a la situación.

Quien no se pudo quedar afuera y también se mostró conmocionado por los hechos fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que a pesar de tener actualmente relaciones tensas con la Unión Europea y sus líderes, dijo: “es tan horrible ver el fuego masivo en la Catedral de Notre Dame en París. Tal vez los petroleros de agua voladoras podrían ser utilizados para ponerlo fuera. Debe actuar rápidamente!”

La Catedral antes del incendio era la casa de miles de obras artísticas y arquitectónicas más valuadas y antiguas, entre ellas la corona de olivos original de Cristo, las cuales seguramente fueron destruidas durante el fuego. Además de haber sido el escenario de importantes acontecimientos a lo largo de su historia, como la coronación de Napoleón Bonaparte, la de Enrique VI de Inglaterra.

Es indudablemente la mayor pérdida arquitectónica desde la Segunda Guerra Mundial y un poco más aquí las esculturas afganas destruidas vilmente por los talibanes, donde se perdieron infinidad de obras arquitectónicas únicas y que aunque en algunos casos fueron reconstruidos en la postguerra, aquellos originales, como éste de Notre Dame, nunca volverán a ser los mismos.

Llora la humanidad y con mucho motivo, pues las joyas de la arquitectura universal, no son patrimonio de quien las tiene, sino que por el contrario, nos pertenecen a todos y a cada uno de los hombre y mujeres, niños y adultos porque este legado de nuestros antepasados nos fijan las nuevas y permanentes metas a las que debemos aspirar.

¡¡Que Dios se apiade de quienes no supieron cuidar de cada uno de ellos!!

¡Que dolor inmenso!

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 16 de abril de 2019

 

Se el primero en comentar en "DETRÁS DE NOTRE DAME"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*