MÁS POLÍTICA QUE ECONOMÍA – DE LA LEY DE GÓNDOLAS A LA SECRETARÍA DE COMERCIO

Misión secreta: Desesperada búsqueda del apoyo de Trump para el tapón a una corrida, que haga peligrar la reelección. “Anuncian ‘Precios Cuidados’ con bombos y platillos pero no existe”

Arrancan hoy las subastas de los dólares del stand-by luego de un intenso fin de semana del ministro Nicolás Dujovne y el titular del BCRA Guido Sandleris en Washington en el cual gestionaron en secreto, según una versión periodística, que el Tesoro avale el tapón a una corrida, que pueda poner en peligro la reelección de Mauricio Macri. La Casa Rosada decidió que la Secretaría de Comercio no cumpla su función de controlar precios y competencias en un contexto de grave espiralización inflacionaria. De esta manera, Ignacio Werner es un funcionario al que no se le conoce la voz o lo que piensa. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri, con un 60% de imagen negativa según el CEOP, intentará emparchar la pérdida de poder adquisitivo del último año. Al respecto, hablamos con la diputada nacional por el Frente Renovador Marcela Passo, quien desde la comisión de Defensa al Consumidor logró que el proyecto de ley de Góndolas tome estado parlamentario.

El Tesoro comenzará hoy a subastar en el mercado mayorista de cambios –a través del Banco Central– hasta US$60 millones diarios, gran parte de los cuales provienen del reciente desembolso efectuado por el FMI –el resto, de las licitaciones de Letes que realiza Hacienda–, en busca de aminorar la volatilidad en el precio del dólar, de cara a los siempre complejos meses previos de una contienda electoral (en este caso, clave).

Según retoma ‘Ambito Financiero’, “serán en total unos u$s 9.600 millones hasta fin de año los que se volcarán a la plaza (con fines fiscales, según la versión oficial), tal como lo anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne –tras negociar con la titular del Fondo, Christine Lagarde– hace exactamente un mes atrás, en momentos en que el dólar operaba por debajo de los $42 en el mercado minorista”.

Desde entonces hasta principios de este mes, el tipo de cambio inició un vertiginoso camino ascendente, producto de la incertidumbre electoral pero también de los malos datos de la inflación, sin soslayar la depreciación contagiosa de la mayoría de las monedas emergentes frente a la divisa estadounidense.

De ahí que la cotización minorista pasó de tocar un mínimo de $41,02 hace menos de un mes a rozar los $45, esto es, casi 10% de alza en menos de tres semanas, con el dólar mayorista siempre dentro de la amplia Zona de No Intervención (ZNI), acordada con el FMI.

Aquella zona por la cual el Gobierno desplegó durante los últimos días una serie de discretas gestiones ante el Tesoro estadounidense para que vuelva a interceder a favor suyo en el directorio del Fondo Monetario, como lo hizo cuando el organismo accedió a ampliar el programa de asistencia firmado inicialmente en junio y convertirlo en el mayor crédito de su historia.

“Aunque el ministro Nicolás Dujovne insistió ayer en que no busca modificar el sistema de bandas de flotación para poder intervenir en el mercado con más fuerza en caso de que el dólar vuelva a subir sensiblemente antes de las elecciones, fuentes de la propia delegación y del organismo confirmaron a ‘BAE Negocios’ que existen negociaciones para que el FMI flexibilice la “zona de no intervención” y habilite al Banco Central a taponar una eventual corrida cambiaria preelectoral que pueda herir de muerte las aspiraciones reeleccionistas de Mauricio Macri”, publica ‘BAE’.

Para ello, buscan directamente el apoyo de Donald Trump, el único que puede quebrar la negativa férrea del número dos del Fondo, David Lipton, que expresó enfáticamente la semana pasada su responsable para la región, Alejandro Werner.

Dujovne negó buscar el cambio ante las consultas pos Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial.

Pero lo cierto es que tanto el ministro de Hacienda como el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, optaron por un sugestivo silencio público durante su estadía en USA.

Dujovne asegura que cumplirá al pie de la letra con lo pactado con el FMI, pero otras voces oficiales discrepan: por caso, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, advirtió ayer mismo aquí que “en Argentina las subas del dólar operan distinto a otros países”. Lo mismo que, según ‘BAE’ habría buscado hacer entender al staff del Fondo, Sandleris durante las conversaciones reservadas que mantuvo sobre la zona de no intervención.

“Una suba demasiado brusca del dólar antes de octubre, explicó, puede dinamitar las chances de Macri de ser reelecto”, aclaró el enviado del medio mencionado a Washington D.C., y continuó “es en esa afinidad política que el Gobierno pretende apoyarse para conseguir la venia del Fondo para usar las reservas del Banco Central, que el viernes cerraron en US$ 76.982 millones gracias al desembolso de casi 11.000 millones que hizo el Fondo el lunes pasado. Dujovne negó haberle planteado el tema al vice de Lagarde, David Lipton, con quien compartió una reunión a solas el sábado.

Pero durante su estadía acá se cruzó al menos cinco veces con Steve Mnuchin, el secretario del Tesoro de Trump, que fue la llave para que el Fondo ampliara el año pasado su asistencia a la Argentina. Por su peso en la economía mundial, Estados Unidos controla casi la cuarta parte de los votos en el directorio del FMI y tiene poder de veto sobre todas sus decisiones.

Dujovne también asistió en la sede del Tesoro a una reunión conjunta a la que Mnuchin convocó a varios ministros latinoamericanos para discutir la situación de Venezuela”, se extendió.

Trump busca acorralar a Nicolás Maduro, y Macri se alineó perfectamente en el mismo sentido lo que convenció al Tesoro de apoyarlo en el board del FMI. El único problema para la estrategia de mostrarse como el mejor alumno de Trump en la región es la emergencia de Jair Bolsonaro en Brasil, que obligó a su ministro a desplegar un discurso privatista por primera vez que aplaudido por el Fondo. Y Brasil es un jugador mayor que la Argentina.

Ocurre que, sin dudas, la autorización o no para que Argentina siga usando los dólares del Fondo para que el peso frene su derrape es más política que económica.

“Hoy, prueba de fuego”, publica el diario ‘El Cronista’, con el arranque de subastas de dólares del stand-by, y explica que “el resultado de la venta financiará necesidades del Tesoro, y los dólares, a abastecer a un mercado ganado por la incertidumbre política y cambiaria”.

“Hasta anoche, cuando los máximos referentes de la economía volvían de Washington, embarcados directamente desde la última sesión que compartieron Dujovne con la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, no habían trascendido los detalles operativos de la liquidación de las divisas.

Tanto Dujovne como Sandleris volvieron a recoger el respaldo del organismo. Además de las reiteradas valoraciones, en particular las que surgieron de la tercera revisión del acuerdo hace diez días, que permitió el desembolso la semana pasada de u$s 10.835 millones, el sábado hubo nuevas señales de respaldo para la Argentina. Fue del vicedirector gerente del FMI, el poderoso David Lipton, que representa a los EE.UU. en el Fondo Monetario Internacional, quien recibió primero al presidente del Banco Central y anteayer a Dujovne. Lipton “reiteró el apoyo del FMI al plan del Gobierno”

“Desde Hacienda confirmaron para hoy el inicio del esquema de venta de divisas. (…) El mercado se encuentra expectante de cómo reaccionará en una plaza que la semana pasada terminó bajista. Ahora, algunos operadores vuelven a temer por una apreciación del peso. “Deberían esperar que el mercado suba para hacerlo porque en baja, va a incrementar la tendencia”, opinaba ayer un referente del sector financiero en diálogo con ‘El Cronista’.

·         DE LA LEY DE GÓNDOLAS A LA SECRETARÍA DE COMERCIO : “Anuncian ‘Precios Cuidados’ con bombos y platillos pero no existe”

 

La Casa Rosada decidió que la Secretaría de Comercio no cumpla su función de controlar precios y competencias en un contexto de grave espiralización inflacionaria. De esta manera, Ignacio Werner es un funcionario al que no se le conoce la voz o lo que piensa. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri, con un 60% de imagen negativa según el CEOP, intentará emparchar la pérdida de poder adquisitivo del último año. Al respecto, hablamos con la diputada nacional por el Frente Renovador Marcela Passo, quien desde la comisión de Defensa al Consumidor logró que el proyecto de ley de Góndolas tome estado parlamentario.

VIDEO: https://soundcloud.com/user-820484466/marcela-passo-la-ley-de-gondolas-es-urgente-porque-la-gente-se-esta-endeudando-para-comer

La legisladora del Frente Renovador Marcela Passo fue muy enfática: “La diferencia con el congelamiento de precios del gobierno es que este proyecto intenta tener una regulación sustentable en el tiempo. En cambio, lo que el gobierno está tratando llevar adelante es una medida de corto plazo, un parche, electoral sobre una situación que no da para más”, disparó.

Presidenta de comisión de Defensa del Consumidor, el Usuario y la Competencia, Passo arremetió contra el secretario de Comercio Ignacio Werner: “Este régimen que se plantea debe estar dentro de la secretaría de Comercio, que depende del Ministerio de Producción. Se deben implementar los controles necesarios de modo que garanticen el éxito de este programa. Esto es fundamental.

Sucede lo mismo con ‘Precios Cuidados’, un programa que se anuncia con bombos y platillos, pero que no existe directamente porque no hay ningún tipo de control”.

En diálogo para este Boletín , la diputada marcó los principales ejes del proyecto de Ley de Góndolas: “Este es un proyecto que ya había presentado Sergio Massa y pretende que el consumidor, cuando vaya a comprar, tenga opciones. Que pueda elegir.

Entonces, plantea que para los supermercados e hipermercados que tengan más de 50 bocas de expendio, se establezca un tope, un mínimo, para que en la góndola no haya más de un 40% en el primer año y un 30% en el segundo año de la misma marca por cada categoría de productos.

Por otro lado, establece cuestiones relacionadas con el vínculo entre estas grandes cadenas y sus proveedores, que muchas veces se encuentran en situaciones desfavorables frente a estos grandes formadores de precios. Por ejemplo, que no les impongan un plazo máximo de pago superior a 90 días o no les pongan condiciones que estén relacionadas con los precios de otras marcas.

Pretendemos que las pymes de las economías regionales puedan ingresar a estas grandes góndolas”.

A su vez, se refirió a las críticas de economistas que entienden esto no soluciona el problema de base, que es macroeconómico: “Lo que creo es que por un lado está la inflación y el desastre económico que ha generado este gobierno, pero por otro lado estas regulaciones pretenden manejar sustentable en el tiempo ciertas normas aún así en un futuro en el que no exista la inflación. Imaginate que sin estas regulaciones, el consumidor se queda sin posibilidades de elegir. Es importante darle esta posibilidades a los consumidores teniendo en cuenta que se están endeudando para poder consumir”, concluye.

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 15 de Abril de 2019

 

Se el primero en comentar en "MÁS POLÍTICA QUE ECONOMÍA – DE LA LEY DE GÓNDOLAS A LA SECRETARÍA DE COMERCIO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*