MALVINAS / LA SANGRE DERRAMADA ESTÁ SIENDO NEGOCIADA

Sun Tzú, un sabio en el arte de la guerra afirmaba: “Ganará quien sabe cuando luchar y cuando no luchar”.

Malvinas es causa suprema e irrenunciable del pueblo argentino, ella resume la exigencia de respeto a la dignidad nacional.

¡Patria sí, Colonia no!.

Juan Manuel de Rosas probó en su tiempo a los ingleses proponiéndoles canjear las islas por deuda externa. Los piratas, sorprendidos, se negaron, aceptar hubiera sido reconocer la usurpación.

Poco antes de morir, Juan Perón analizaba una propuesta británica de gestión compartida en Malvinas. “Si ponemos un pie en las islas, no nos sacan más”, opinaba el mayor líder de masas de toda nuestra historia.

Los combatientes eran hijos del pueblo, su enorme coraje contrastaba dolorosamente con la cobardía de los Comandantes que decidieron entran en guerra, lacayos de la oligarquía, serviles al neocolonialismo.

Mientras agitaban la bandera de la soberanía, destruían la industria nacional, debilitaban las empresas del Estado y encadenaban al país mediante un fraudulento endeudamiento externo.

La patriótica causa de Malvinas instrumentada como pantalla para ocultar el secuestro y desaparición de decenas de miles de compatriotas, genocidio necesario para facilitar la entrega del país.

¡Gloria eterna a nuestros queridos héroes de Malvinas!.

Un acto, cien actos, mil homenajes en su memoria hay que rendirles, aunque la única manera de honrarlos será combatir de manera implacable al régimen plutocrático que, como verdadera plaga, hoy vuelve a controlar el gobierno en Argentina.

La “inserción inteligente en el mundo” que nos proponen los amarillos, no es otra cosa que rendición incondicional a las modernas aspiraciones neocoloniales de Corporaciones y de viejas y nuevas potencias hegemónicas.

El año pasado, la compañía británica Rockhopper Exploration intensificó sus planes para extraer nuestro petróleo del área marítima conocida como Sean Lion, 220 kilómetros al norte de las islas.

Este año dará comienzo la exploración y en 3 años Gran Bretaña estará produciendo y exportando a todo el mundo, especialmente a los Estados Unidos (aliado fundamental en la guerra de 1982), que tendrá en Malvinas un reaseguro más para sus necesidades energéticas, además del control geopolítico de una región estratégica del planeta tierra.

El Canciller británico viajó a Buenos Aires para rendir homenaje a los soldados argentinos caídos en Malvinas, el jefe de Gobierno argentino voló a Londres para homenajear a los ingleses muertos.

Mientras nos engañan con buenos modales y falsas muestras de compasión, a menos de 50 kilómetros de Puerto Argentino, más de mil efectivos británicos, con abundante equipamiento bélico, sirven a los objetivos de controlar al mundo mediante los métodos persuasivos de la OTAN.

Hace exactamente un año, Gran Bretaña anunció que enviará a las islas el nuevo misil “Land Ceptor” en el marco de su plan para renovar equipamientos militares en Malvinas, la decisión inglesa es justificada en palabras del Canciller “por la intensificación de las amenazas”.

¡Joda!.

Obediente, el gobierno argentino mira para otro lado. Los británicos ordenan: “de Malvinas no se habla”.

¡Gloria eterna a los soldados caídos!.

Por la recuperación de un gobierno del Pueblo que sienta verdadero amor por la Patria.

¡Las Malvinas son argentinas… y la Argentina también!.

 

Por Hector Amichetti

2 de Abril de 2019

Se el primero en comentar en "MALVINAS / LA SANGRE DERRAMADA ESTÁ SIENDO NEGOCIADA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*