FELICIANO DE LA MOTTA BOTELLO

Coronel Feliciano de la Motta Botello

Natural de Catamarca, siendo el que dio impulso al espíritu emancipador en aquella apartada provincia, cuando resonó el grito de libertad en la capital del Virreinato. La Junta para premiar su patriotismo, le designó el 27 de junio de 1810, comandante de armas de Catamarca, y con fecha 14 de julio de igual año, lo condecoró con el grado de teniente coronel de ejército, pero hallándose ausente en Córdoba en aquellos momentos, no entró en posesión del cargo hasta mediados de setiembre.

Motta Botello entre el 5 de noviembre y el 3 de diciembre de aquel año, envió 300 hombres al Ejército Auxiliar, 450 caballos y mulas y 59 cabezas de ganado, y otros elementos en especies y sobre todo, monturas para aquellas. Por sus patrióticos servicios, el gobierno de Buenos Aires confirió a de la Motta Botello, el empleo de coronel de la Fuerza Cívica de Catamarca, el 11 de diciembre de 1812. Finalmente, el 26 de setiembre de 1814 fue designado teniente gobernador de aquella provincia, cargo que desempeñó hasta el 19 de noviembre de 1817, intervalo durante el cual hizo numerosa remesas de hombres, dinero, artículos, alimentos y otros enseres para los ejércitos de la Patria. El 5 de diciembre de 1817 fue nombrado coronel del Regimiento Nº 2 de Caballería Ligera Milicias de Catamarca.

El Director Supremo Pueyrredón designó a Motta Botello, el 23 de setiembre de 1817, gobernador intendente de la provincia de Tucumán. El 6 de octubre siguiente extendió el Acta de recibimiento del cargo, prestando juramento en la Casa Consistorial, en presencia de la corporación y de los principales vecinos, ante el capitán general de provincia y en jefe del Ejército Auxiliar de Perú, Manuel Belgrano, quien recomendó al gobernador entrante los méritos de su antecesor Bernabé Aráoz, por los servicios que había prestado al país, lo que le hacía digno de las mayores consideraciones. (El acta de gobernador de Tucumán levantada a favor de Motta Botello lleva fecha 10 de marzo de 1818).

Motta Botello tuvo por secretario al Dr. José Serapio Arteaga hasta el 15 de octubre del mismo año, en que lo reemplazó el Dr. Narciso Dulón y por asesor secretario al Dr. Nicolás Laguna, desde el 12 de marzo de 1819. Permaneció en su cargo gubernativo hasta la noche del 11 de noviembre de 1819, en que estalló un movimiento revolucionario, encabezado por el capitán Abraham González, quien mandó prender al coronel Domingo Soriano de Arévalo, jefe de la guarnición, porque tentó sofocar el estallido subversivo. El gobernador Motta Botello, decidido sostenedor de la unión, recibió un grave bayonetazo, y hasta el propio Belgrano, moribundo, fue aherrojado con un par de grillos. Quedó de gobernador de facto, el coronel Bernabé Aráoz. En cuanto a Motta Botello, fue puesto en prisión, a pesar de estar gravemente herido conjuntamente con el general Belgrano.

A comienzos de 1821 volvió a ser elegido teniente gobernador de Catamarca, y desempeñando aquel cargo, el 25 de agosto de 1821, por declaración solemne, Catamarca quedó separada jurisdiccionalmente de la provincia de Tucumán, constituyéndose en autónoma. El coronel Motta Botello entregó el Gobierno a Nicolás de Avellaneda y Tula, en la fecha mencionada.

Motta Botello desempeñó la gobernación de su provincia por 24 horas, el 26 de octubre de 1822, por deposición del mencionado Avellaneda, por obra de aquel, que hizo encarcelar a este último. Repuesto el día 28 el gobernador derrocado, (sólo gobernó por breve tiempo), a consecuencia de la conminación hecha a Motta Botello por las fuerzas aliadas de Santiago y de la misma Catamarca.

El coronel Feliciano de la Motta Botello y Gaete fue un prestigioso hombre público, que al obtener la tenencia de la gobernación de Catamarca por segunda vez, en 1821, se convenció que estaba en un error y reaccionó contra la política de Aráoz. Fue ayudado en su tarea por un cuerpo de tropas nacionales al mando del coronel José Apolinario Saravia, que con 200 hombres, arrojó del poder a las autoridades tucumanas de Catamarca, el 31 de marzo de 1821.

Motta Botello no tuvo ulterior intervención en la vida pública del país y falleció en Catamarca el 8 de mayo de 1829, según unos y el 26 de marzo de 1830, según otros (1). Casado con Maximiliana Robin, tuvo 4 hijos: Manuel, Ignacio, Feliciana y Luisa; falleciendo los dos primeros en Catamarca y Feliciana (soltera) en Tucumán, el 17 de enero de 1871.

Referencia

(1) El Dr. Carlos Calvo en su tomo III del “Nobiliario del Antiguo Virreynato del Río de la Plata”, da la primera fecha, y Enrique Udaondo en su “Diccionario Biográfico Argentino” da la segunda.

Fuente
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Portal www.revisionistas.com.ar

Se el primero en comentar en "FELICIANO DE LA MOTTA BOTELLO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*