CGT AFINA CON EL GOBIERNO SU PROPIO “PLAN ALIVIO”: FONDOS Y FRENO A DESPIDOS

Llave. El ministro Sica, que tambaleó en su cargo días atrás, recuperó protagonismo tras el paro al retomar la discusión con la cúpula de CGT.
La negociación entre el Gobierno y la CGT promete dar frutos la semana que viene con el posible alumbramiento de un “plan alivio” dirigido a los gremios tradicionales. En la mesa chica de la central obrera dan por hecho que habrá un encuentro con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para avanzar en un paquete de medidas destinadas a sanear las finanzas de las obras sociales y mostrar preocupación común por los despidos. Entre los transportistas leales a la organización dijeron que también esperan una atención de Cambiemos a sus reclamos contra el impuesto a las Ganancias.
Los puntos del debate circulan entre un puñado de dirigentes como Héctor Daer, Armando Cavalieri (Comercio), Andrés Rodríguez (estatales de UPCN), Gerardo Martínez (construcción, Uocra) y Antonio Caló (metalúrgicos, UOM), con Sica y el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio. La reserva se debió al interés de la CGT en poner distancia entre esa negociación y el paro de este martes del sindicalismo opositor referenciado en Hugo Moyano. Entre los temas bajo análisis figura al tope la publicación de las normas reglamentarias que deberían destrabar definitivamente los fondos comprometidos para las obras sociales en un decreto del mes pasado.
Como había adelantado este diario otro de los tópicos virtualmente acordados es el relanzamiento del proyecto de ley de blanqueo laboral. Se trata de una iniciativa impulsada por el Ejecutivo a través del senador por San Juan Roberto Basualdo, que apunta a eximir de multas y acciones penales a los empresarios con trabajadores no registrados que quisieran formalizarlos, así como brindarle a esos asalariados el reconocimiento de hasta cinco años de aportes a cargo del Estado.
La clave de esa iniciativa, sin embargo, es el capítulo que prevé la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet) que pondrá una barrera a la radicación de juicios de afiliados contra obras sociales sindicales o prepagas. El instrumento tendrá intervención obligatoria previa al inicio de una demanda como filtro de pertinencia de tratamientos médicos o prescripción de medicamentos y su dictamen, según el borrador del proyecto de Basualdo, deberá ser de cumplimiento obligatorio.
Otro ítem del “combo” es la eventual renovación del decreto de noviembre pasado que implantó una nueva instancia administrativa obligatoria para los empresarios que quisieran concretar un despido individual. Esa herramienta, consagrada en el segundo capítulo del decreto 1043/18 (el primero fue el que consagró el pago de un bono no remunerativo de $5.000 para todos los trabajadores del sector privado), tuvo un cumplimiento casi nulo por parte de la propia cartera de Sica, que debía darse por notificada de la decisión de producir una cesantía y convocar antes a una mesa de negociación con el empleador y el asalariado afectado. La instancia dejó de regir el 31 de marzo pasado y, como informó ayer el diario La Nación, la CGT espera renovarla.
Un tercer capítulo de la negociación involucra a los sindicatos del transporte que no prestaron servicios el 1 de mayo y anunciaron que repetirán la medida el 25 –ambos feriados- en protesta por el pago del impuesto a las Ganancias por parte de los trabajadores del sector. A diferencia del paro opositor del martes, la acción de los transportistas tuvo buena acogida en el elenco de Cambiemos que prometió estudiar el reclamo. Algo que de todos modos estaba pendiente desde el inicio de la gestión de Mauricio Macri.
La expectativa no es igual en toda la CGT. Uno de los secretarios generales, Carlos Acuña –portavoz del sector de Luis Barrionuevo- le admitió a este diario que no prevé una respuesta favorable por parte del Gobierno. “Mi opinión es que el Gobierno no va a poner la plata que les corresponde a las obras sociales por la deuda pendiente, y en cuanto al blanqueo creo que deberían dejárselo a la próxima administración. Estos ya se están yendo”, amplió.
Buenos Aires, 3 de mayo de 2019
Dr. Guillermo Rodríguez y Mariano Martin
Ex Funcionario Nacional y Analista Político

Se el primero en comentar en "CGT AFINA CON EL GOBIERNO SU PROPIO “PLAN ALIVIO”: FONDOS Y FRENO A DESPIDOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*