FUERTE CORRIDA CAMBIARIA – 980 pb RIESGO Y TASA 74%

No hay cosecha récord y no baja el dólar: US$18 mil millones quemaría el Central (¿para nada?); El dólar subió 60 centavos en bancos del microcentro porteño y el Riesgo País tocó los 980 puntos, ante la debilidad de los bonos argentinos en el exterior. El Banco Central convalidó una tasa de referencia superior al 74% anual: es la más alta desde la crisis de 2002

El diario especializado Ámbito Financiero advirtió que, tras la eliminación de la zona de no intervención, el Banco Central podría perder otros 18 mil millones de dólares. Mientras economistas analizan que está política monetaria ya fracasó hace muy poco tiempo, el dólar vuelve a pegar otro salto en la city porteña. El Banco Nación vendió la divisa al público a 45,80 pesos. En Brasil el dólar sube 1%, a 3,96 reales. Los títulos de deuda emergentes ceden tras conocerse que la Fed mantendrá sin cambios la tasa de referencia en los EEUU. La entidad colocó LELIQ por $192.120 millones y concretó una absorción monetaria de más de $17.000 millones. Los rendimientos son los más altos desde el colapso de la convertibilidad y el “corralito”

Mauricio Macri

En la apertura del mercado local, el dólar vuelve dispararse: en el banco Galicia marca 40 centavos más que el martes 30/04 ($45,90), mientras el banco Nación actualiza a $45,20.
En tanto, en el Forex MAE se registra una suba de 21 centavos respecto del cierre del martes. Exactamente, se negocian dólares a $44,50.
• El dólar subió 60 centavos en bancos del microcentro porteño
El Banco Nación vendió la divisa al público a 45,80 pesos. En Brasil el dólar sube 1%, a 3,96 reales

El dólar se encarece un 18,8% en el transcurso de 2019.
El dólar terminó negociado en el mercado local con alza de 1,3%, influido por factores externos, como la devaluación del real brasileño.
En sucursales del Banco Nación la divisa norteamericana cerró a $45,80, con un incremento de 60 centavos respecto del martes.
En el mercado mayorista se pactó a 44,80 pesos.
GRAFICO DÓLAR: https://infogram.com/dolar-2019-1h8j4x95ow884mv
El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó USD 853,4 millones, mientras que en futuros se negociaron USD 730,4 millones en el ROFEX. Los contratos para fin de mes terminaron a $46,84, mientras que para diciembre de 2019 se pactaron a 62,50 pesos.
Influyó en la plaza cambiaria doméstica el repunte del dólar en Brasil, donde avanzó 1% o cuatro centavos, a 3,96 reales.
“Las divisas emergentes esbozan un escenario mixto. Sin embargo, si nos enfocamos en el Real brasileño, el mismo se debilita”, subrayaron desde Porfolio Personal Inversiones.
El peso argentino se depreció en línea con la debilidad de las monedas emergentes frente a la firmeza del dólar tras la estabilidad en las tasas estadounidenses, en medio de una persistente demanda doméstica de divisas por la creciente incertidumbre económica y política a menos de seis meses de la elección presidencial.
Estamos en “un día con monedas emergentes y commodities (materias primas) bajo presión ante mayor fortaleza internacional del dólar”, comentó a Reuters Nery Persichini, analista de la consultora GMA Capital.
El BCRA efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, la subasta de venta en contado por USD 30 millones, a un precio promedio de 44,769 pesos. En la última hora de negocios ofrecerá otros USD 30 millones, para completar el cupo diario de 60 millones de dólares.
El mercado cambiario retomó actividad plena después del feriado del 1° de Mayo y de una rueda acotada el martes por medidas gremiales, “en un marco de elevadas tasas en pesos y de una nueva política cambiaria que le permite al BCRA intervenir de la banda de flotación”, según indicó Research for Traders.
• El Riesgo País tocó los 980 puntos, ante la debilidad de los bonos argentinos en el exterior
Los títulos de deuda emergentes ceden tras conocerse que la Fed mantendrá sin cambios la tasa de referencia en los EEUU


Las altas tasas de interés excluyen a la Argentina de los mercados de deuda
Este miércoles la Reserva Federal de los EEUU comunicó que no modificaría durante este año las tasas de interés de referencia, una decisión que no había sido plenamente anticipada por los operadores bursátiles.
Frente a esa noticia, los precios de los títulos públicos norteamericanos cayeron y subió la tasa de retorno de esas emisiones. Una mayor rentabilidad de la deuda de los EEUU atrae a los fondos de inversión, que arbitran con la deuda de economías emergentes, como la de la Argentina.
En consecuencia, los bonos soberanos argentinos nominados en dólares acusaron el golpe y operaron en el exterior con pérdidas de hasta 1,2% en dólares.
GRAFICO EVOLUCION RP : https://infogram.com/riesgo-pais-2019-1h984wldn7ng6p3
En consecuencia, el Riesgo País llegó a incrementarse 20 enteros o 2,1% para la Argentina, a 980 puntos básicos. Pasadas las 14, redujo la suba a cuatro enteros, hasta 964 puntos.
El Bonar 2024 se opera a USD 88, con una tasa de 17,9%, mientras que el Bonar 2025 cotiza a USD 67 y rinde 16 por ciento. El Bonar 2020 es negociado a USD 88,75, mientras que la tasa de retorno cede a 17,8% anual.
La Fed mantuvo sin cambios las tasas de interés en EEUU, dentro de un rango entre 2,25 y 2,5 por ciento, pese a la insistencia del presidente Donald Trump, quien abogó por reducir el costo del dinero, pues consideró que la economía norteamericana crece a un ritmo “sólido”.
El presidente de la Fed, Jerome Powell, afirmó que no ve una “fuerte justificación” para mover las tasas de interés “en ninguna de las dos direcciones”, al asegurar que el rango actual es el “apropiado”.
Con la caída de precios de la deuda norteamericana, la tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU se incrementaba a 2,55% anual.
Los títulos públicos argentinos absorben con mayor volatilidad los movimientos financieros del exterior, por la creciente incertidumbre política y económica en el plano doméstico.
Los bonos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se reacomodaban a la baja con un promedio del 0,6 por ciento. Las ventas entre los papeles de deuda pública eran las de mayor liquidez.
La posible utilización de dólares de las reservas del Banco Central para disminuir las oscilaciones del valor del dólar en el mercado de cambios es vista con inquietud, pues los dólares que presta el Fondo Monetario constituyen la garantía de repago de capital e intereses de la deuda.
Por otra parte, la debilidad de la actividad económica, que creció un 1,7% en el trimestre diciembre-febrero, pero se mantiene un 6% por debajo en la comparación interanual, no ayuda a mejorar las perspectivas de un despegue económico notorio para 2019.
“A partir del resurgimiento de las fuertes presiones que se suscitaron sobre el tipo de cambio, el Gobierno logró una flexibilización por parte del FMI frente a la postura de no intervención en el mercado cambiario”, indicó José María Segura, economista jefe de PwC Argentina.
Acotó que “si bien la incertidumbre propia del proceso político continuará aportando su cuota de ‘ruido’ al desempeño de las variables económicas, con mayores grados de libertad por parte de la autoridad monetaria es posible prever un sendero más estable de las principales variables financieras”, como la inflación, la tasa de interés y tipo de cambio y el desencanto con el ejecutivo, lo que lo diferencia de otros tiempos de RP muchos más altos como el de 2001 porque se descontaba el default o el de 1975 porque se esperaba el golpe cívico militar.
Santiago Abdala, director de Porfolio Personal Inversiones, manifestó que “el Bono Argentina 2020 (Bonar 2020 o AO20), con el golpe de las últimas semanas se volvió muy atractivo para los inversores que toman un poco más de riesgo. Es un bono que tiene un cupón de 8% y le quedan por cobrar tres cupones. De esta forma, es un instrumento que presenta una tasa interna de retorno del 17,5%” anual en dólares.
“Dado este rendimiento tan elevado, el bono empieza a aparecer en el radar para los inversores que aceptan un poco más de riesgo, y para quienes piensan que va a existir una continuidad en la política económica y monetaria durante el próximo ciclo presidencial”, consideró Abdala.

• El Banco Central convalidó una tasa de referencia superior al 74% anual: es la más alta desde la crisis de 2002
La entidad colocó LELIQ por $192.120 millones y concretó una absorción monetaria de más de $17.000 millones. Los rendimientos son los más altos desde el colapso de la convertibilidad y el “corralito”

La sede del Banco Central, en la City porteña

La autoridad monetaria debió convalidar un nivel de 74,069% anual en promedio en la tasa de interés que paga por la renovación de las Letras de Liquidez (LELIQ) a siete días, contra un promedio del 73,93% del martes. El miércoles no hubo mercados por el feriado nacional.
El monto total adjudicado a través de dos licitaciones fue de 192.120 millones de pesos. Frente a vencimientos en el día por $172.399 millones, concretó una absorción monetaria de unos $17.161 millones, descontado el pago de intereses por 2.560 millones de pesos.
GRAFICO :
Evolución de la tasa de Referencia de Política Monetaria Rendimiento anual de las LELIQ a 7-13 días. Tasa promedio de corte en cada licitación diaria.
https://infogram.com/evolucion-de-la-tasa-de-politica-monetaria-1hxr4zexz5do4yo
El stock de LELIQ aumentó a $963.084 millones, equivalentes a USD 21.497,4 millones, un 30% de las reservas del BCRA, en 71.655 millones de dólares.
“El BCRA reconoció que la inflación se encuentra en niveles elevados y que es necesario endurecer la política monetaria para reforzar el proceso de desinflación futura”, explicó José María Segura, economista jefe de PwC Argentina.
La entidad monetaria eliminó el ajuste mensual de la zona de , que a partir de abril quedó fija hasta diciembre, al mismo tiempo que, si el tipo de cambio estuviese por debajo del límite inferior de la banda, no intervendría en el mercado cambiario.
Además, desde la semana pasada el BCRA podrá intervenir con ventas por debajo del “techo” de $51,488 establecido para la banda de flotación.
“En 74% anual, la tasa de LELIQ es la más alta desde el 108% de las LEBAC en julio de 2002, hace casi 17 años.”

“Dada la elevada volatilidad en el tipo de cambio, y teniendo en cuenta el efecto que dicha variable tiene en la formación de precios en Argentina, a fin de mantener el objetivo de absorción monetaria establecido debió volver a subir la tasa de interés de referencia”, añadió Segura.
Para Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital, “las medidas del BCRA endurecen aún más su postura monetaria. El objetivo oficial es abatir la inflación, aunque la meta tácita es ponerle un techo al tipo de cambio, el principal mecanismo de transmisión a precios en la economía argentina debido a su enraizada y profunda naturaleza bimonetaria”.
• LAS TASAS MÁS ALTAS DESDE LA CRISIS DE 2002
Las tasas de interés de referencia regresaron al nivel más alto desde la crisis de 2002. Una diferencia con aquel traumático período por el colapso de la convertibilidad fue que la suba de tasas del Central obedeció a la necesidad de absorber liquidez por la emisión de pesos producto de la compra de dólares al público que realizaba la entidad monetaria.
Es que luego de alcanzar un récord próximo a los 4 pesos a fines de junio de 2002, el precio del billete verde empezó a retroceder a $3,70 en julio y a $3,60 en agosto, baja que motivó la venta de divisas en manos de ahorristas y empresas, que fueron captadas por el BCRA para engrosar las reservas, que estaban en un piso de USD 8.800 millones a mediados de agosto, sin apoyo del FMI y en pleno default de la deuda.
“En menos de tres meses la tasa de política monetaria subió 30 puntos porcentuales.”
Aquel año, las tasas de LEBAC alcanzaron el 108% anual en el promedio del mes de julio, según el Informe Monetario de la entidad. Dichas Letras se colocaban a un plazo incluso más extendido que el de las actuales LELIQ: a 14 días.
En agosto de 2002 el costo promedio de las LEBAC disminuyó a 66% anual: mientras dos terceras partes de las suscripciones de Letras se realizaron a 14 días, una tercera parte se pactó a 28 y 91 días. Para octubre de 2002 la tasa de LEBAC había cedido a 49% anual, la mitad que en julio, apenas tres meses antes.
De todos modos, pocos son los puntos en común entre 2019 y 2002. Durante la presidencia de Eduardo Duhalde, Argentina atravesó una caída del PBI de 10,9%, con una pobreza de 54% y un desempleo récord de 22% de la población activa. Esa recesión histórica permitió devaluar un 67% el peso argentino con una inflación de “apenas” 41% anual.
Fuentes: Forex MAE, consultora GMA Capital, Research for Traders, PwC Argentina, Porfolio Personal Inversiones
Buenos Aires, 2 de mayo de 2019
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "FUERTE CORRIDA CAMBIARIA – 980 pb RIESGO Y TASA 74%"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*