TRUMP TIRONEA A BRASIL DEL BRICS A MAYOR ALIADO NO OTAN Y MACRI MIRA

PROPUESTA MUY IMPROBABLE

Ya en marzo pasado el presidente estadounidense Donald Trump había dicho que tenía la intención de “designar a Brasil como un gran aliado no integrante” de la OTAN. Este miércoles 8/5 finalmente avanzó en esa decisión y lo notificó al Congreso de USA. La ‘invitación’ tensiona a Brasil que integra el BRICS (el bloque de países que conforma con Rusia, India, China y Sudáfrica) y responde al reconocimiento de Trumo a la ayuda de Bolsonaro en la crisis venezolana. En el pasado, a la Argentina también se le otorgó el carácter de aliado extra OTAN, incluso la gestión de Bush padre le dio a Carlos Menem el ingreso a Estados Unidos sin VISA. Hoy Argentina ha perdido esa concesión y su importancia en la región y en términos militares, algo que la Presidencia Macri no recuperó. En tanto, Alemania y Francia reiteraron su rechazo a la incorporación de Brasil a la OTAN. Europa no aceptaría ni a Brasil ni a Japón, no quiere ser arrastrada a una confrontación de Trump con los chinos.

Donald Trump oficializó ante el Congreso de los Estados Unidos su intención de designar a Brasil como el mayor aliado “no OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte)” de USA.

“Estoy haciendo esta designación en reconocimiento al reciente compromiso del Gobierno de Brasil de aumentar la cooperación en materia de defensa con los EE.UU., y en reconocimiento de nuestro interés nacional en profundizar nuestra coordinación de defensa con Brasil“, dice el texto, publicado por la Casa Blanca este miércoles 8/5.

La designación la otorga Washington a los aliados con quienes mantiene estrategias de trabajo militares, que no son miembros de la OTAN.

Ya en marzo pasado Trump dijo que quería “designar a Brasil como un gran aliado no integrante” de la OTAN. Y hasta pretendía sumarlo como un “aliado efectivo de grupo“.

Se trata de un paso clave en la relación entre el país latinoamericano y USA, que ha sido decisivo en el tratamiento que Washington ha dado a la situación política en Venezuela.

El tratamiento que quiere darle Trump a Brasil es similar a la designación que hizo el expresidente estadounidense Bill Clinton a la Argentina. George Bush padre le había otorgado a la gestión de Carlos Menem la posibilidad de ingresar al país del Norte sin Visa. Luego vino la integración del G20, pero nuestro país terminó perdiendo el ingreso sin visaje que Mauricio Macri no recuperó, como tampoco la gravitación en los asuntos de la región y en la ponderación de USA. Ahora Argentina ve todos estos movimientos desde afuera y encerrada en sus problemas financieros.

Ahora Brasil está negociando la ‘no visa’ para USA, pero por ahora Trump intenta darle la designación de aliado extra OTAN. Intenta, porque Europa ya se opone.

En abril pasado Alemania reiteró su rechazo a la incorporación de Brasil u otros países latinoamericanos a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El gobierno de Merkel señaló por entonces que la posibilidad de ingresar a la OTAN se rige por el artículo 10, según el cual las naciones miembros, de común acuerdo, podrían invitar a cualquier otro Estado ‘europeo’ a unirse.

Sin embargo, la concesión del estatus de ‘aliado no perteneciente a la OTAN’ por parte de Estados Unidos es responsabilidad exclusiva del mandatario de esa nación, precisó el Gobierno de Angela Merkel.

Según el análisis del profesor adjunto de Relaciones Internacionales en la Fundación Getulio Vargas (FGV) Oliver Stuenkel, el comunicado de Trump sobre Brasil tiene un peso simbólico importante, por mostrar que los países son socios en la cooperación internacional, sobre todo en el área de seguridad. Pero ventajas concretas, como la posibilidad de que las empresas brasileñas participen en licitaciones en el Pentágono, por ejemplo, vendrían después de que el gobierno brasileño probara su capacidad de servir a los intereses estadounidenses en América Latina, lo que puede no suceder.

“Por sí solo no quiere decir mucho, depende de lo que las administraciones van a hacer con eso“, dice. “Estoy sintiendo allí un ‘vamos a ver lo que el hombre consigue dar para gente’”, afirma el investigador, que estudia la política exterior de Brasil.

Stuenkel cita estas posibles ganancias como una muestra de confianza de Estados Unidos en Brasil.

“La participación de empresas brasileñas en las licitaciones del Pentágono, por ejemplo, establece una asociación en el ámbito de la seguridad, es una señal de confianza porque usted compra armamentos de quien confía. [La medida] es positiva desde el punto de vista económico, además de favorecer la cooperación militar. Cuando el Pentágono se deshace de equipamientos los da de gracia o los vende a precios reducidos a los países que son aliados fuera de la OTAN”, precisó.

Pero estas ventajas, continúa el profesor, no forman parte de un tratado y pueden ser alteradas en cualquier momento. A cada licitación, el Pentágono selecciona a los países que participarán en las negociaciones.

Con mirada rusa, el analista internacional Gevorg Mirzayán, advierte que Trump “trabaja abiertamente para romper el actual sistema de relaciones internacionales, sus normas y costumbres, por lo que no duda en expresar sus ideas y propuestas radicales. Y puesto que tiene libertad interior, no está constreñido por ningunas cadenas ideológicas y no sigue ninguna pauta de conducta, es plenamente capaz de trabajar para la implementación de estas ideas”.

Brasil podría haber ingresado en la OTAN en la década de los 1990 o los 2000, pero no tiene cabida en la Alianza en su forma actual que ya no consta de ‘Estados Unidos y sus 28 vasallos’, sino que es una estructura mucho más compleja. Según la expresión de The Washington Post, “Trump no entiende la esencia de la Alianza o la ignora abiertamente”, agrega Mirzayán.

“Es muy probable que los países europeos simplemente bloqueen la expansión de la OTAN a expensas de Brasil”, cree y concluye: “Así, ni Brasil ni Japón entrarán en la OTAN porque eso incluiría a Europa en una innecesaria confrontación entre Estados Unidos y China”.

A su vez, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francés, Agnes von der Muhll, también reaccionó de manera negativa a la ‘autoinvitación’ del presidente de Brasil a unirse a la OTAN.

Según la funcionaria, “la OTAN es una alianza de Estados vinculados por un tratado de seguridad colectiva que establece claramente el principio geográfico de aplicación (Tratado de Washington del 4 de abril de 1949)“.

Se el primero en comentar en "TRUMP TIRONEA A BRASIL DEL BRICS A MAYOR ALIADO NO OTAN Y MACRI MIRA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*