GOLFO PÉRSICO OTRA AVENTURA DE EE UU

Trump tampoco quiere guerra con Irán, pero Bolton y Pompeo sí

En medio de las tensiones constantes entre Irán y Estados Unidos que continúan escalando constantemente por el despliegue militar del porta aviones Abraham Licoln, y luego de las declaraciones del ayatolá de Irán, Ali Khgamenei en cuanto a que no habrá conflicto militar alguno con Estados Unidos, el presidente norteamericano, Donald Trump dijo que espera que el país no alcance una guerra con Irán. Aunque a su vez aprovecho para hablar de las tensiones, que existen o no, entre los funcionarios de la Casa Blanca.

Este jueves 16/05, de acuerdo a lo que informó el diario The New York Times, el presidente norteamericano, Donald Trump, en el marco de una reunión con el presidente de Suiza, Ueli Maurer, dijo que no quería ir a un enfrentamiento armado con Irán, o que por lo menos “no esperaba hacerlo”.

Sin embargo, el jefe del Pentágono y secretario de Defensa, Patrick Shanahan, había dicho que el organismo presentó un plan la semana pasada, en el que Estados Unidos planea desplegar 120.000 soldados en Medio Oriente ante la escalada de tensión con las autoridades iraníes. Además de haber anunciado la presencia del porta aviones Abraham Licoln en dirección al Golfo Pérsico.

Sus declaraciones despertaron la atención de países como Irak y otros europeos de Occidente ya que podría significar una futura invasión de Estados Unidos al Golfo Pérsico como hizo en 2003 en Irak, aunque luego fracaso debido, entre otras cosas, a la su falta de ingresos para mantener a las filas norteamericanas.

En tanto, el Washington Post, citando a funcionarios anónimos de Estados Unidos, informó el miércoles por la noche que Trump prefería una ruta diplomática con Irán y conversaciones directas con sus líderes, pero le preocupaba que algunos de sus asesores estuvieran promoviendo la guerra. Entre ellos John Bolton y Mike Pompeo quienes están en la mira de la cuestión.

Por su parte, John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional, quien es identificado por su verborragia como una de las figuras que puede llevar a Estados Unidos a la guerra. Primero fue con la emisión del comunicado en el cual advertía el envío de un grupo de ataque con el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombardeos a Medio Oriente, más exactamente a Irán. Con un solo objetivo: amenazar al gobierno iraní.

Luego fueron sus dichos en cuanto su voluntad por hacer que el gobierno se despliegue militarmente en Irán, ya que siempre fue participe de desplegarse militarmente en Medio Oriente. Sobre todo durante la invasión a Irák en 2003 cuando Bolton era subsecretario de Estado para la Seguridad Internacional de la administración de George W. Bush hijo.

También ya había ocurrido la semana pasada en Venezuela, cuando mientras Juan Guaidó, el candidato venezolano de Trump, fracasaba en su intento de derrocar a Nicolás Maduro, Bolton, sesgado por el nacionalismo estadounidense y sus aires de grandeza, le pedía a los seguidores de Maduro que lo abandonen.

Sin embargo luego de todas los cuestionamientos acerca de las grietas que al parecer existen entre los funcionarios, el mismo dijo: “No hay luchas internas de ningún tipo, solamente se expresan diferentes opiniones y yo tomo una decisión”, dijo el presidente vía Twitter. Pero no sin antes criticar a la acción de los medios al tratarolos de “fake news”, como siempre.

The Fake News Washington Post, and even more Fake News New York Times, are writing stories that there is infighting with respect to my strong policy in the Middle East. There is no infighting whatsoever….

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 15 de mayo de 2019

Al mismo tiempo, según lo que informó la agencia AFP, el Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, dijo que no hay posibilidad alguna de que se lleven adelante discusiones y acuerdos con Estados Unidos. Así se sumó a los dichos del ayatolá, Ali Khgamenei, que explicó que no habrá negociaciones con Trump, pero tampoco guerra, ya que no es el fin principal y el enfrentamiento es psicológico, no militar.

Aunque el rechazo de Trump hacia una guerra podría estar relacionado con: su interés en la política nacional de cara a las elecciones de 2020 y la falta de ingresos para financiar todo lo que conlleva un enfrentamiento. Al mismo tiempo hay que tener en cuenta que en caso de enfrentamiento, Trump necesitaría contar con la aprobación del Congreso, siendo la Cámara de Representantes de mayoría demócrata.

En tanto, el portaaviones estadounidense, Abraham Licoln continúa en su avance hacia el Golfo Pérsico, para seguir presionando en el territorio. 

¿Espero no sea otra nueva guerra iniciada por el petróleo que ansía el gigante del norte? Porque de serlo el mundo –y la Argentina con muchoa más posibilidad por nuestra debilidad actual- entraría en una nueva fase de crisis internacional, esta con final indeterminado por los jugadores que abarcan: EE UU , Irán, Rusia, Arabia Saudita y hasta quizás China.

Buenos Aires, 19 de mayo de 2019

Dr. Gregorio Reynoso    

Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "GOLFO PÉRSICO OTRA AVENTURA DE EE UU"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*