LA MONEDA ESTÁ EN EL AIRE

La sorpresa es un factor de la guerra muy ponderado por Sun Tzu. En esas artes es difícil ganarle a las iniciativas de CFK. Últimamente el PRO no logra tomar ninguna iniciativa importante y reacciona frente a cada hecho político producido por terceros, imaginando que tiene algún costado a su favor. El triunfo contundente del peronismo en Córdoba (Schiaretti), lo interpretaron como que ese resultado era porque en octubre iba a ganar MM. Con la inflación del 3,5% en abril (55% anual) anunciaron que la inflación estaba bajando y que ya pasó lo peor. Con las declaraciones de Cornejo (que MM podría no presentarse como candidato) lo entendieron como que lo hacía para “manejar mejor la Convención Radical del 24 de mayo en pos de seguir en Cambiemos”. Es poco útil hacer mayores comentarios; la única verdad será la realidad.

Finalmente CFK dilucidó las incógnitas e incertidumbres que planteaba su candidatura a la presidencia. Ella no se presenta y Alberto Fernández (AF) es el hombre elegido (por ella sola). Obviamente asistiremos a decenas de interpretaciones sobre esta decisión: a favor, en contra, una genialidad, una torpeza, beneficia o perjudica a unos y a otros. Tiene como válido antecedente la elección (también por ella sola) de Amado Boudou (AB) como compañero de fórmula en el cargo de vicepresidente; es decir a la inversa que la actual. En ambos casos son políticos sin territorio, que nunca antes habían concursado políticamente en cargos importantes.

La decisión de CFK de no presentarse a la presidencia ha sido un signo de inteligencia racional, venciendo a su vigorosa faceta emocional. Tenía todo para perder y darle un triunfo garantizado a MM. El pase a un segundo plano (vice) podría interpretar también como que reconoce su actual debilidad relativa, expresado en los muy altos índices de rechazo en todas las encuestas, como también es el caso de MM.

La inesperada propuesta de acompañar a AF como candidata a vicepresidente será interpretado, según el color del cristal como se mire. A los inversores y empresarios no le aporta nada porque sospecharán que ella, en el supuesto caso de triunfar, va a digitar y conducir todas las acciones (maniobra a lo Putin). Las referencias a Mr. Trump en la presentación del libro tampoco la harán más simpática en aquellos lares del Norte; su pasado la condena: fluidas relaciones con el chavismo y con Cuba; además facilitar la instalación de una base china en Neuquén, no la hacen precisamente una aliada geopolíticamente aceptable. Tampoco AF podría mejorar esa imagen. Dicho en criollo, esta maniobra no le aporta nada para ganarse a los que ya tiene en contra.

En las agrupaciones progresistas, en la izquierda y en los movimientos sociales que la acompañan, en el PJ de Gioja y otros grupos afines dentro de Unidad Ciudadana, todo será bronca por la designación de AF; pero como dicen muchos “adonde van a ir”; sin embargo es probable que haya fisuras y divisiones. Es que AF es un lobbysta asociado al Sistema Financiero y al Grupo Clarín en su momento. Como dice Guillermo Moreno, “no sabe ni cantar la marcha peronista”. Podría haber una PASO para incorporar las resignadas huestes del progresismo.

Deberíamos interpretar que la propuesta de CFK proponiendo a AF como candidato intenta dar una señal pro-mercado y favorable a una moderación de una eventual gestión; con lo cual lo ayuda a MM a calmar el mercado del dólar y al sistema financiero/FMI. Surge el interrogante si ese no es un formato propio de ella para encarar las crisis de credibilidad ó su visión real de hacer alianzas desde su postura progre hacia los sectores de derecha: siempre propone a personajes secundarios, pero relacionados con las actividades financieras (AF y AB), que ella supuestamente controla. Los resultados preexistentes (AB) nos permiten dudar de su capacidad de elección o su infalibilidad para elegirlos. AB solo ha sumado pésimas imágenes a las ya alicaídas del viejo PJ, cuya renovaciones más visible en las algunas provincias están haciendo un fuerte intento por superarlas.

Es difícil de creer que todos los peronismos provinciales vayan en ayuda de esta fórmula que nada les garantiza. Tampoco sería aceptable para Massa asociarse a ellos, pasando a ser su candidato a Gobernador de la PBA. Los intendentes bonaerenses no contarán con la presencia activa de CFK como candidata. AF no les suma a lo que ya tienen como propio. Los indecisos de la clase media esperarán a ver la oferta completa. Luego empezarán a barajar candidatos.

El retiro de la candidatura de CFK a la presidencia también es un tiro en la línea de flotación del gobierno, que siempre basó sus esperanzas en realizar en la campaña de MM vs CFK. Aunque trate de disfrazarla, el candidato a la presidencia (AF) es el que se mostrará abiertamente y ella quedará a resguardo, detrás del telón.

Ella les ha dado una ventaja a sus oponentes. Por un lado les ha ganado de mano con esta sorpresa, pero tal vez haya sido producto de sus debilidades judiciales. La ventaja consiste en que el panorama está ahora más acotado y el análisis se puede hacer sobre realidades y no sobre especulaciones.

Finalmente la pelota está ahora en el arco de dos actores políticos principales: Alternativa Federal (AF) y la UCR. Una alianza medianamente sólida entre ellos (mas el socialismo y el GEN, como ya ocurrió en Córdoba) desplazara el foco hacia este sector, igualando o superando, a los dos integrantes de la grieta. Si en AF siguen dilatando como resolver sus diferencias internas, su potencial fortaleza se diluirá irremediablemente. Si la UCR se fracciona, todo dependerá hacia donde se inclina el sector mayoritario.

“La moneda está en el aire”. Difícil predecir como caerá, si de canto o sobre alguna de sus caras. El futuro sigue con varias incertidumbres aunque menos que antes.

Roberto Álvarez y Asociados

18 de mayo de 2019

Se el primero en comentar en "LA MONEDA ESTÁ EN EL AIRE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*