¿QUÉ HARÁ APPLE? – PLAN B  – NO SABE COMO FRENAR A CHINA

5G: Android ahora temer perder a Huawei pero los chinos avanzan con su Kirin OS. Stand-by Android: Huawei ya tiene su propio sistema operativo. Guerra por el 5G: Trump prohíbe equipos que sean una ‘amenaza nacional’ (los Huawei)

En marzo 2019, ya había adelantado que Huawei ya tenía su propio sistema operativo. La profundización de la guerra comercial USA vs. China provocó una ruptura sensible para los clientes del gigante asiático, teniendo Android que aclarar que garantizará actualizaciones en los celulares. Sin embargo, Huawei acelera su reemplazo; el famoso Kirin OS. Si Google pierde asistencia operativa Android en todo Asia y Apple se queda con el mercado estadounidense, ¿adónde irá a parar el buscador? La empresa china Huawei ya tiene su sistema operativo alternativo a Android preparado a ejecutar si USA mantiene sus boicots a la empresa en fuerte expansión, en medio de la competencia global por el control de la tecnología 5G. En medio del momento más tenso y peligroso de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el presidente Donald Trump emitió un decreto ejecutivo en el cual informa que se prohibirán todas las empresas de telecomunicaciones de origen estadounidense que utilicen equipos fabricados en el extranjero y que presenten una amenaza para la seguridad nacional. Si bien el decreto no se dirige directamente a la empresa china, Huawei, con la que Estados Unidos libra una batalla paralela a la comercial: por la tecnología 5G

La compañía estadounidense Google rompió contratos con Huawei. Esta decisión se debió a una decisión de la Casa Blanca de sumarla a la lista negra de empresas de otras jurisdicciones que podrían ser una amenaza para la seguridad nacional. Básicamente, la excusa es supuesto espionaje.

Acto seguido, Google anunció que rompía contratos con Huawei. Los clientes del gigante asiático entraron en pánico por temor a una falta de asistencia de Android para las actualizacion.

Sin embargo, desde la propia Android informaron: “Para las preguntas de los usuarios de Huawei con respecto a nuestros pasos para cumplir con las acciones recientes del gobierno de Estados Unidos, les aseguramos que, mientras cumplimos con todos los requisitos de gobierno de los Estados Unidos, los servicios como Google Play & Security de Google Play Protect mantendrán el funcionamiento de su dispositivo Huawei”.

Sin embargo, Huawei deslizó que avanzará con su propio sistema operativo:

“Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android en todo el mundo. Como uno de los socios globales clave de Android, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria.

Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de posventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel mundial.

Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial“.

En marzo de 2019, se advirtió que el tema de fondo es el desarrollo de la nueva tecnología 5G. Y si su control se lo quedarán los chinos o los estadounidenses.

Entonces, la relación entre Huawei y USA está rota.

Por esto, Huawei ya están trabajando en su propio plan B para independizarse de todas las empresas estadounidenses en caso necesario.

Uno de los proyectos que acaba de confirmar Richard Yu, CEO de Huawei, es el de un sistema operativo propio alternativo a Android.

El posible Kirin OS sería un software diferente a Android, un nuevo sistema operativo, inicio de toda una nueva gama que no solo abarcaría teléfonos móviles, sino hasta posibles dispositivos de domótica y otros productos conectados.

  • PLAN B – Stand-by Android: Huawei ya tiene su propio sistema operativo

La empresa china Huawei ya tiene su sistema operativo alternativo a Android preparado a ejecutar si USA mantiene sus boicots a la empresa en fuerte expansión, en medio de la competencia global por el control de la tecnología 5G.

Suzanne Spaulding trabajó como asesora de seguridad informática para elDepartamento de Seguridad Nacional de USA. Ella dice:

  • “Construyes tu castillo, cavas el foso alrededor y pones a todos tus guardias protegiéndolo, listos para defender el castillo frente a cualquier adversario”.
  • “Pero hay alguien dentro del castillo que ha construido un túnel y lo ha escondido. Eso sería un backdoor”.

Los backdoors (“puertas traseras”) permiten acceder a datos en internet y burlar la seguridad de la red.

Consisten en secuencias especiales dentro de un código de programación capaces de burlar los sistemas de seguridad del algoritmo con el que se accede al sistema.

Es una vulnerabilidad que se aprovecha para entrar en un servidor, página web o red local sin ser detectado, explica la compañía de servicios informáticos T-Systems en sus sitio web.

Esos accesos pueden servir para espiar a través de la red, accediendo a llamadas telefónicas o a comunicaciones en internet.

En 2013, los documentos filtrados por el exanalista de inteligencia Edward Snowden revelaron cómo la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) disponía de una “puerta trasera” para tener acceso a la mayoría de la tecnología de casi todas las empresas estadounidenses.

La agencia entró en servidores de 9 empresas de internet, incluidas Facebook, Google, Microsoft y Yahoo, para hacer seguimiento de las comunicaciones en internet a través de un programa de vigilancia conocido como Prism.

El conflicto con la china Huawei comenzó cuando empresas del Reino Unido (ya un patio trasero para USA), y la propia Casa Blanca acusaron a este fabricante de hacer lo mismo que había realizado la NSA.

El tema de fondo es el desarrollo de la nueva tecnología 5G. Y si su control se lo quedarán los chinos o los estadounidenses.

Entonces, la relación entre Huawei y USA está rota.

Por esto, Huawei ya están trabajando en su propio plan B para independizarse de todas las empresas estadounidenses en caso necesario.

Uno de los proyectos que acaba de confirmar Richard Yu, CEO de Huawei, es el de un sistema operativo propio alternativo a Android. 

El posible Kirin OS sería un software diferente a Android, un nuevo sistema operativo, inicio de toda una nueva gama que no solo abarcaría teléfonos móviles, sino hasta posibles dispositivos de domótica y otros productos conectados.

El gobierno de USA ha llegado a “aconsejar” a los países aliados que no usen los productos de Huawei, pero es muy probable que los más enojados con el anuncio de Huawei sean empresas estadounidenses como Google, Microsoft y Qualcomm, que se sienten rehenes de un conflicto fabricado por Trump.

De la misma manera que en Huawei han ido distanciándose de Qualcomm con sus propios procesadores Kirin y módems, ahora podría hacer lo mismo con el Android, de Google.

Samsung, con Tizen, ya había iniciado el camino de reemplazar a Android.

Según las declaraciones de Richard Yu al medio alemán Welt, este sistema operativo ya está preparado y serviría tanto para móviles como para computadores personales: Huawei está apostando fuerte por sus portátiles Matebook, conWindows 10 como sistema operativo.

Debe recordarse que Huawei fue uno de los primeros fabricantes en probarFuchsia OS, el sistema operativo que prepara Google para también sustituir a Android.

“Hemos preparado nuestro propio sistema operativo. Si alguna vez ocurriera que ya no podemos usar estos sistemas (Android y Windows), estaríamos preparados. Ese es nuestro plan B. Pero, por supuesto, preferimos trabajar con los ecosistemas de Google y Microsoft“, advirtió Richard

En noviembre 2018, Bruce lee, vicepresidente de productos móviles en Huawei, confirmó a través de la red social china Weibo que el sistema operativo que reemplazará a Android con el tiempo todavía estaba en desarrollo.

Es de suponer que en la crisis, Huawei haya acelerado el desarrollo, contando con el Gobierno chino como respaldo ya que es un negocio estratégico.

Ren Zhengfei, fundador y presidente de Huawei, y que ha soportado que las autoridades estadounidenses presentaron cargos penales contra su hija Meng Wanzhou, directora financiera de la empresa por una cuestión de negocios con Irán, ya advirtió, cuando fue entrevistado por la británica BBC:

  • “De ninguna manera Estados Unidos podrá aplastarnos”.
  • “El mundo no nos puede dejar, porque somos más avanzados”.
  • “Si USA persuade a más países para que temporalmente no usen nuestros servicios, podemos reducir un poco la actividad, hacernos más pequeños”.
  • “Si las luces se apagan en el oeste, el este todavía brillará. Y si el norte se oscurece, todavía está el sur. Estados Unidos no representa el mundo. Estados Unidos solo representa una porción del mundo”.
  • NO SABE COMO FRENAR A CHINA – Guerra por el 5G: Trump prohíbe equipos que sean una ‘amenaza nacional’ (los Huawei)

En medio del momento más tenso y peligroso de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el presidente Donald Trump emitió un decreto ejecutivo en el cual informa que se prohibirán todas las empresas de telecomunicaciones de origen estadounidense que utilicen equipos fabricados en el extranjero y que presenten una amenaza para la seguridad nacional. Si bien el decreto no se dirige directamente a la empresa china, Huawei, con la que Estados Unidos libra una batalla paralela a la comercial: por la tecnología 5G.

Ese miércoles 15/05 por la tarde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmo un documento ejecutivo que declara una emergencia nacional a causa de la amenaza que significan para el país, las tecnologías extranjeras. De esta forma prohibió la instalación de cualquier dispositivo que haya sido fabricado en el exterior, aunque no en cualquier país por cualquier empresa: solamente compañías que sean considerada una amenaza para la seguridad nacional, como lo es Huawei y sus avances en tecnología 5G.

Cuando la guerra comercia/tecnológical entre China y Estados Unidos está en su punto más caliente, que además ya tuvo impacto en los mercados de  América Latina, como en Argentina, el mandatario estadounidense no tiene mejor idea que continuar enojando a la fiera china acusándola de ser una amenaza para el Estado.

“El presidente ha dejado claro que esta Administración hará lo que sea necesario para que EE.UU. siga siendo seguro y próspero, y para proteger a EE.UU. de adversarios extranjeros que están creando y explotando de manera activa y cada vez más las vulnerabilidades en la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en EE.UU.”, aseguró la secretaria de prensa Sarah Sanders en un comunicado.

Recordemos que a principios de esta semana China ha anunciado que aumentará sus aranceles a productos de Estados Unidos por un valor de US $60,000 millones, en respuesta al anuncio de Trump de aumentar las tarifas a importaciones de China por valor de US $200,000 millones. También es importante tener en cuenta que la guerra entre ambas potencias económicas y tecnológicas no es solo comercial, sino que la disputa por el control mundial del 5G es una de las cosas por las cuales se enfrentan.

Sin embargo, la prohibición de la compañía en el territorio estadounidense puede no ser algo tan decisivo para los chinos ya que se cree que Huawei controla entre el 40% y el 60% de las redes en todo el mundo, ya que en los últimos año lograron un fuerte lanzamiento comercial en África, América Latina y partes de Asia, donde tiene una gran influencia. Lo que pone en jaque a la administración Trump, ya que al parecer haga lo que haga va a estar en desventaja frente a los asiáticos.

Con respecto a los efectos en América Latina y la acción del 5G chino en su territorio, la actual situación de las relaciones entre China y Estados Unidos no son beneficiosas para nada para los países en vías de desarrollo, como lo pueden ser México o Argentina. Si bien algunos creen que si al caerse los 2 gigantes,  va a haber más oportunidades para otros países comerciantes, no es lo más seguro ya que rompería con la forma de comerciar a la que se esta acostumbrado hoy.

Ahí Estados Unidos y China son las potencias que controlan el mercado y con su caída podría ocurrir un desplome del mismo que afectaría directamente sobre las economías en desarrollo que actualmente no están pasando por el mejor momento y donde los mercados no son estables, como en Argentina.

Aunque por otro lado esta medida de Trump llega en un momento cuando ambas potencias están reticentes a ceder en la guerra comercial, entonces demuestra un refuerzo en la decisión de Trump de seguir adelante con la guerra arancelaria por más que digan que las conversaciones pueden llegar a buen puerto.

Una de las excusas que puso la Casa Blanca fue que: la empresa Huawei actúa bajo órdenes del Gobierno chino de Xi Jingping y al ser el régimen famoso por el control sin escrúpulos que aplica sobre su políica interna y externa, hay un temor de que si la empresa opera en Estados Unidos ejerza un control sobre el gobierno norteamericano o que cierre las redes del Pentágono en caso de conflicto o de ataque.

Si bien esta acusación no es nueva, Geng Shuang, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, acusó a Washington de estar “abusando de su poder para difamar maliciosamente y derrotar a ciertas compañías chinas”. Además instó al presidente a dejar de usar ese “pretexto” y a proporcionar “un entorno justo y equitativo” para todos.

Recordemos que también la guerra entre los países por el 5G se extendió a la Justicia cuando en Canadá, por órdenes de Washington, detuvieron a Meng Wasnzhou, la hija del fundador de Huawei acusando a su empresa de: robar secretos comerciales, romper acuerdos de confidencialidad y violar las sanciones impuestas contra Irán. Cuando lo único que buscaba Estados Unidos era reprimir a un competidor tecnológico.

En tanto, Estados Unidos con sus políticas proteccionistas, no solo pone en peligro el mercado mundial sino que también rompe con una de las características de la ideología del país que tiene que ver con la apertura de los mercados y el librecambio. 

 

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Miami, 20 de mayo de 2019

 

Se el primero en comentar en "¿QUÉ HARÁ APPLE? – PLAN B  – NO SABE COMO FRENAR A CHINA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*