REFLEXIONES SOBRE LA UNIÓN NACIONAL

 

Superemos la promesa vacía y la falta de autocrítica para lograr una amplitud republicana que encarne un pluralismo de convicciones y no una polarización extrema, estéril y beligerante.

Evitemos que un grupo especulativo lucre a expensas de un Estado comunitario; sabiendo como los pueblos sobreviven a derrotas económicas o políticas si se deciden por la abnegación, con espíritu conciliador, de sus líderes y el patriotismo responsable de todos sus integrantes.

Cuestión crucial inscripta en la voluntad histórica de persistir en un proyecto esperanzador y de gran respaldo, para ganar la elección y enfrentar las dificultades provocadas arbitrariamente por la desmesura de la actual gestión.

Buenos Aires, 18 de mayo de 2019

Julian Licastro

Se el primero en comentar en "REFLEXIONES SOBRE LA UNIÓN NACIONAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*