UN PRESIDENTE EMPANTANADO – DÍAS DIFÍCILES – THE NEW YORK TIMES

Con Irán, Trump vuelve a equivocarse, culpa de Bolton y Pompeo. El caso Santrich, que alienta USA, complica la paz en Colombia. Ex empleados del Deutsche Bank denuncian movimientos extraños de Trump, y él se defiende.

Existe un patrón en la estrategia de política exterior de Donald Trump, que muchos sitúan en su experiencia en el mundo de los negocios. “El presidente primero lanza una fanfarronada, luego intimida y provoca una crisis, para forzar a la otra parte a ceder y llegar a un acuerdo que será, por mínimas que sean las concesiones, ‘el mejor del mundo”, explica Mark Cancian, del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos, con sede en Washington. “Ese método de fanfarronada e intimidación es muy diferente as los métodos tradicionales de la diplomacia”, añade. Así presentó, por ejemplo, su renegociación del NAFTA, el acuerdo comercial con México y Canadá: las pequeñas realizadas por los dos países ante la amenaza de una ruptura convirtieron un acuerdo “horrible” en “el mejor de la historia”, que justifica la tensión que lo precedió y el deterioro de la confianza entre los socios. ¡Como EE UU nunca entendió a ningún otro país, mas que a ellos! Ahora Zeuxis Pausias Hernández Solarte, más conocido como Jesús Santrich, es un excomandante de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular (FARC-EP), miembro de la Dirección Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, partido creado tras el proceso de paz y representante a la cámara por el acuerdo de paz en el Congreso, con mandato 2018-2022. Cuando comenzaron las negociaciones de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, él fue elegido por la insurgencia para viajar a La Habana como delegado. Hoy día es coprotagonista de una polémica intensa en Colombia. En medio de los constantes enfrentamientos del presidente Donald Trump con el Congreso de Estados Unidos, por ejemplo con la iniciativa de los demócratas para llevar a cabo un juicio político o ante la presión del mismo partido en cuanto a la entrega de los registros financieros del mandatario, el diario estadounidense, The New York Times publicó un artículo en el cual empleados del banco alemán más importante, Deutsche Bank, explican que vieron movimientos extraños al Tesoro de Estados Unidos. A lo que el presidente no se quedo atrás y arremetió vía Twitter.

El presidente de USA, Donald Trump, ha advertido a través de su cuenta de Twitter que si Teherán “quiere pelea”, entonces “será el final oficial de Irán”.

“¡Nunca vuelvan a amenazar a USA!”, proclamó el Presidente estadounidense.

Sin embargo, los apoyos internacionales al Presidente estadounidense son escasos. 

En parte, porque el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, declaró el martes 14/05 que su país “no busca una guerra” con USA.

Luego, en una entrevista con Fox News, Trump reiteró su rechazo a una eventual guerra, pero lo condicionó a que “no permitirá” que Irán obtenga armas nucleares.

“No quiero pelear. Pero tienes situaciones como la de Irán, no puedes dejar que tengan armas nucleares, simplemente no puedes dejar que eso suceda”, indicó Trump.

Con todo, él reconoció que él no es “alguien que quiera entrar en guerra”, argumentando que “la guerra perjudica a las economías”, y además, “mata a las personas”, lo que es “mucho más importante”, recalcó.

“No, no hay posibilidad de negociaciones. No sé por qué el presidente Trump se muestra tan confiado, pero está completamente equivocado”, respondió el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif.

Desde antes de asumir en la Casa Blanca, Trump estimó que el pacto con Irán firmado por Barack Obama era insuficiente para impedir que Teherán desarrollara armas nucleares y no frenaba ni su programa de misiles balísticos, ni su interferencia en los países vecinos.

No está claro si este enfoque de Trump fue para denostar a Obama o si es resultado de su vínculo estrecho con Israel o si la relación con Israel derivó en ese enfoque. Lo cierto es que no es una relación bilateral sino que el asunto tiene más actores: Israel, Rusia, China, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Irak, Siria….

Para forzar a Irán a renegociar, Washington DC intentó impedirle exportar su petróleo y fomentó un clima prebélico. Gravísimo error porque Irán comercializa su petróleo vía Rusia y China, que además lo sostienen en las negociaciones diplomáticas. La consecuencia es que Irán es cada vez más coprotagonista de acuerdos con Rusia y China. ¿Cuál es la ventaja de USA?

Al fin de cuentas, Trump repite con Irán todos sus errores con Venezuela.

Creer que los métodos israelíes contra los palestinos pueden aplicarse a los que intenta la Casa Blanca contra Irán y Venezuela es una equivocación porque, para comenzar, en Palestina no están presentes Rusia y China, que integran un eje con ansia de expansión.

Luego, la Unión Europea, e inclusive el Reino Unido, son críticos de Trump porque lo padecen.

Muy interesante la acotación del diario madrileño El País: “(…) Con la relación transatlántica cada vez más maltrecha tras dos años de desplantes de Trump, sus aliados europeos no dan signos de querer acompañar a Estados Unidos en una escalada bélica basada en una inteligencia poco transparente, que inevitablemente evoca a las circunstancias que rodearon la invasión de Irak de 2003. No obstante, la preocupación que han causado los ataques esta semana contra cuatro petroleros en aguas de Emiratos Árabes e instalaciones de bombeo de crudo en Arabia Saudí, han llevado a rey saudí a convocar una reunión de urgencia de los líderes árabes el próximo día 30 en La Meca.

El mundo pide calma. Y, a 18 meses de las elecciones presidenciales en YSA, lo último que le conviene a Trump es enfangarse en un endiablado conflicto con Irán que le distraiga de su mensaje de “América primero”. Así que la Casa Blanca trata de echar el freno. Según oficiales anónimos citados por The Washington Post, el Gobierno estadounidense contempla un plazo de seis meses para que las sanciones obliguen al régimen iraní a buscar un acuerdo o enfrentarse a una revuelta en las calles. El presidente aseguró el miércoles por Twitter que confía en que “Irán va a querer hablar pronto”. (…)”.

La tensión ha ido en aumento en la región desde que USA decidiera reforzar su contingente militar en el golfo Pérsico con el grupo de combate del portaviones USS Abraham Lincoln , así como con un grupo operativo de bombarderos, en respuesta a lo que la Casa Blanca ha calificado de “amenaza creíble” contra los intereses estadounidenses y de sus aliados proveniente de Irán.

Washington DC también aprobó el despliegue de una batería del sistema de defensa aérea estadounidense Patriot y del buque de transporte anfibio USS Arlington.

Por su parte, Irán ha negado las acusaciones de USA y ha expresado su disposición a condenar tales despliegues y tomar represalias en caso de conflicto militar.

“Ni Jamenei ni [el presidente Hasan] Rohani van a telefonear directamente a Trump”, afirma Luciano Zaccara, profesor de la Universidad de Qatar, conocedor de Irán, recuerda El País.

“El líder ha dicho muy claro esta semana no a la guerra y a las negociaciones. Irán siempre ha subrayado que no va a sentarse a hablar bajo presión y nunca lo ha hecho. Después de que se filtrara que Trump había dicho a sus asesores que no quería llegar a un conflicto armado, hay quien considera que si cesa a [su consejero de Seguridad Nacional John] Bolton y Estados Unidos cambia de actitud, Jamenei podría dar el visto bueno para rebajar el tono; es una visión optimista que no me convence”, agregó Zaccara.

Ali Jamenei dijo: “Negociar con Estados Unidos es veneno, y con la actual Administración, doble veneno”. 

Pero Irán registra problemas domésticos en su economía.

El presidente Rohani ha llegado a comparar la situación actual con los días de la extenuante guerra con Irak: “Al menos entonces no teníamos un problema con nuestros bancos, las ventas de petróleo o las importaciones y exportaciones, y sólo había sanciones sobre la compra de armas”.

La reimposición de sanciones espanta a los inversores extranjeros, devalúa la moneda y dispara la inflación.

También le concede espacio doméstico a los ultras, a los jacobinos. Y hasta los moderados se vuelven irascibles.

“Nadie en Irán está dispuesto a negociar con Trump, ya que no hay ninguna confianza en él. ¿Cómo podemos negociar con un Gobierno que anuncia oficialmente que su objetivo es el cambio del sistema iraní?”, explicó Kamal Kharrazi, asesor de Jamenei y ex ministro de Exteriores durante el gobierno de Mohamed Jatamí.

En USA existe un lobby bélico enriquecido durante los delirios militares en Irák y Afganistán. Y esa corporación va por más: el ministro de Defensa en funciones, Patrick Shahanan, y su equipo presentaron a Trump opciones militares, todo muy bizarro porque USA no ganó el conflicto contra Irak (apenas echó a Saddam Hussein) sino que le facilitó el arribo al poder a los islámicos chiíes que adoran a Alá en Irán, y resulta que Teherán está mucho más preparado para el choque que Hussein.

Trump no lo quiere asumir pero debería despedir cuanto antes a Mike Pompeo y John Bolton, secretario de Estado y consejero de Seguridad Nacional, responsables del fracaso en Venezuela y del probable fracaso en Irán.

Hay una negociación posible a través de Rusia, Alemania y Francia. Pero no hay coincidencias sobre la agenda a privilegiar porque es muy amplia.

También Omán se ofreció para negociar, y obviamente Irak. Pero si se trata de inversiones, en Cercano Oriente son interlocutores más interesante Francia, el Reino Unido, incluso Alemania, conocedores de las negociaciones nucleares, además.

·         DÍAS DIFÍCILES – El caso Santrich, que alienta USA, complica la paz en Colombia

Zeuxis Pausias Hernández Solarte, más conocidocomo Jesús Santrich, es un excomandante de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular (FARC-EP), miembro de la Dirección Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, partido creado tras el proceso de paz y representante a la cámara por el acuerdo de paz en el Congreso, con mandato 2018-2022. Cuando comenzaron las negociaciones de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, él fue elegido por la insurgencia para viajar a La Habana como delegado. Hoy día es coprotagonista de una polémica intensa en Colombia.

Zeuxis Pausias Hernández Solarte, más conocido como Jesús Santrich, es 1 de los 3 representantes de las FARC en la CSIVI (Comisión de Impulso y Verificación a la Implementación) creada a partir de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno del premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, entidad encargada de verificar la implementación de estos.

Él también es 1 de los beneficiarios de los 10 escaños que la antigua guerrilla pactó con el Ejecutivo con independencia de los votos que obtuvieran en las elecciones legislativas de marzo de 2018.

En abril de 2018, Hernández Solarte / Santrich fue acusado por narcotráfico en un juzgado de Nueva York, USA.

La fiscalía le acusó de delinquir desde junio de 2017, 6 meses después del acuerdo final de paz del 01/12/2016. Se ordenó a Interpol su captura, algo que ocurrió en Bogotá el 09/04/2018.

Se encuentra en debate si se procede o no a su extradición a USA.

El día de su detención, él inició una huelga de hambre como protesta para denunciar lo que consideró “un montaje de la justicia”.

El 19/05 él suspendió la huelga tras 41 días de protesta, después de que se anunciara que se suspendía su extradición y se emplazaba a la Fiscalía a presentar pruebas para fundamentar la captura del exjefe guerrillero.

El 15/05/2019, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decidió no extraditarlo y dejarlo en libertad. Por este motivo renunció el que ya cuestionado Fiscal General, Néstor Humberto Martínez; y la vicefiscal María Paulina Riveros.

Según ellos, se rompieron las garantías procesales, se desconocieron las pruebas reunidas por USA y se cometió “un atentado contra la democracia”.

El 17/05/2019 se hizo efectiva la liberación de Santrich durante 4 minutos. Mientras él salía de la cárcel La Picota fue detenido por agentes del CTI (Cuerpo Técnico de Investigación, una dirección de la Fiscalía General de la Nación), invocando nuevas pruebas acerca de su supuesta participación en el narcotráfico.

La Fiscalía General de la Nación publicó un comunicado desde su cuenta de Twitter afirmando que, luego de que “la garantía de no extradición que le fue concedida fue oportunamente acatada por la Fiscalía General de la Nación”, se incorporaron nuevas evidencias y elementos de pruebas “que dan cuenta con claridad de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de las presuntas conductas de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y narcotráfico atribuidas a Hernández Solarte”:

Por ejemplo, la declaración de Marlon Marín Marín, sobrino de Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, negociador por la guerrilla en el proceso de paz entre las FARC y el Gobierno.

En entrevista con Fernando Ramos, de CNN en Español, el fiscal saliente de Colombia, Néstor Humberto Martínez, dijo: “A juicio de los fiscales y los investigadores, [la reunión del video] era una operación de narcotráfico. Y allá aparecieron las grabaciones de un grupo de escoltas, de auxiliares y finalmente apareció la voz del señor Santrich. Y de esas evidencias, más evidencias que aportó el gobierno de Estados Unidos a la JEP, se concluye de que se trataba de una negociación de un cargamento de cocaína de diez toneladas, que habían sido valoradas y negociadas en US$ 15 millones”.

Tras casi 12 horas de audiencia, el domingo 19/05 el Juzgado de Control de Garantías 16 ratificó la captura de Hernández Solarte / Santrich, informó Diego Martínez, uno de los abogados de las FARC y quien estuvo presente en la diligencia junto a Gustavo Gallardo, quien agregó: “A nuestro juicio, se legalizó desconociendo todas y cada una de las ilegalidades y violaciones a la Constitución en la captura ilegal que tiene a Santrich nuevamente privado de su libertad”. Él informó que la defensa apelará esta decisión.

Gallardo presentó el sábado 18/05 un pedido de impedimento argumentando que la Fiscalía no tenía competencia para investigar al exguerrillero, y debía ser llevado por la Corte Suprema teniendo en cuenta que para Santrich se aplicaría el fuero constitucional como congresista.

“Eso no se ha resuelto todavía”, aseguró el abogado. “El lunes 20/05 en la tarde se va a resolver la incompetencia funcional de cualquier juzgado de control de garantías en el caso de Santrich, porque la autoridad competente para conocer del caso es la Jurisdicción Especial de Paz y la Corte Suprema en su sala de instrucción penal”, añadió.

Gallardo aseguró que la Corte Suprema podría llevar el caso porque, a pesar de nunca haberse posesionado, Santrich sí tiene la investidura como congresista.

Sobre la salud del exguerrillero, Gallardo dijo que Santrich estuvo “inconsciente” durante la audiencia en el hospital Meredi, en Bogotá, y que, eventualmente, era atendido por personal médico: “Estuvo tirado en la cama y no pudimos tener mayores reacciones de él”. 

Gallardo dijo que la defensa advirtió que no se podía llevar a cabo esta audiencia por “el grado de inconsciencia” de Santrich. La solicitud, sin embargo, no fue aceptada por la juez.

Se trató de un intento de suicidio, descubierto por un guardián. Según le relató Santrich a la comitiva que lo visitó en el búnker, el viernes 18/05 cuando todo estaba dispuesto para su salida de cárcel se enteró que el presidente Iván Duque estaba considerando declarar estado de conmoción y extraditarlo a USA, frente a lo cual optó por terminar con su vida. Fue cuando procedió a ingresar a un baño y con una hojilla de afeitar se laceró. Un agente penitenciario, inquieto por la tardanza, entró al baño y al advertir la escena encendió la alarma.

Luego de esto Santrich fue asistido médicamente dentro del penal. Según la Fiscalía por las autolesiones ahora tiene “heridas suturadas” en los brazos. La delegación que lo visitó le preguntó a Santrich qué ocurrió después y este afirma que no tiene claro qué pasó ni al momento de ser trasportado en helicóptero ni en la diligencia de legalización de captura.

Este lunes 20/05, todos los ojos están puestos sobre un hecho judicial en particular: la audiencia de imputación de cargos en contra de Hernández / Santrich.

La diligencia se tornó una carrera contrarreloj pues la ley dice que esta debe hacerse a más tardar en las 36 horas posteriores a la aprehensión o de lo contrario sería ilegal. Santrich entró en estado crítico de salud por lo que tuvo que ser llevado a un centro médico y hasta allá se desplazaron las autoridades para realizar la audiencia al filo de la medianoche.

Ni el propio Santrich tiene muy claro lo que ocurrió en esa diligencia en el Hospital Universitario Méderi, donde el exguerrillero fue internado. Dado que la recaptura se dio el viernes hacia las 17:00, el plazo máximo para presentar a Santrich ante un juez de garantías era el domingo a las 5:00.

Tal como se sabe, el viernes, luego de su fugaz puesta en libertad e inmediata nueva detención en la puerta de la cárcel La Picota, el exjefe de las Farc fue embarcado en un helicóptero que lo llevó a un helipuerto de la Policía, al occidente de Bogotá, y después fue trasladado a los calabozos del búnker de la Fiscalía.

Allí, tras varias horas, fue valorado por Medicina Legal y una vez los galenos oficiales dictaminaron que tenía “alteración del Estado de conciencia”, por lo que fue internado en el Hospital Universitario Méderi. Para evitar que se cumplieran las 36 horas hasta el lugar se desplazaron la jueza 16 de garantías, el fiscal a cargo y el procurador de turno.

Pasado el mediodía del domingo 19/05, Santrich fue dado de alta por el personal médico del hospital Méderi y de inmediato fue trasladado de regreso a una celda en el búnker de la Fiscalía. Allí lo pudieron visitar el senador del Polo y defensor del proceso de paz, Iván Cepeda; y los congresistas del Partido de la Farc, Victoria Sandino y Benedicto González, este último ocupa la curul que le correspondía a Santrich en la Cámara y la cual se disponía a tomar de haber logrado recuperar la libertad.

Según el senador Cepeda, Santrich permanece en una celda donde cuenta con la asistencia médica permanente. El exguerrillero sigue postrado en una silla de ruedas y tiene vendajes en las muñecas desde que se cortó las venas en un baño, poco antes de que expidieran su boleta de egreso de la cárcel La Picota.

Desde la clandestinidad, Iván Márquez, cuestionó todo el procedimiento llevado a cabo con Santrich por parte del ente acusador. El exjefe negociador de las FARC aseguró que Santrich “un invidente” fue dopado “hasta causarle inconciencia y un paro respiratorio”.

“Compañeros de los ETCR (Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación): en nombre de los comandantes militares del antiguo Estado Mayor Central de las FARC, comandantes de frentes y columnas, impactados por la traición del Estado al Acuerdo de Paz de La Habana, les reiteramos autocríticamente, que fue un grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiando en la buena fe de la contraparte. Qué ingenuos fuimos al no recordar las sabias palabras de nuestro comandante en Jefe Manuel Marulanda Vélez, cuando nos había advertido que las armas eran la única garantía de cumplimiento de los acuerdos. La triste realidad es que nos pusieron conejo”, dice Márquez en una carta.

Además de exhortar al presidente Iván Duque a que no le de la espalda a los acuerdos de paz que suscribieron las extintas FARC y el Estado, señala que la recaptura de Santrich, acusado de narcotráfico, ilegal.

“Ningún colombiano necesita ser jurista para entender que nada de lo que diga una persona drogada forzosamente -como ocurrió con Santrich- puede ser legal. Esa ‘legalización de captura’ fue una ilegalidad, un abuso de autoridad. Deben responder el ex Fiscal General y hasta los médicos que se prestaron para esa infamia rastrera”, señala Márquez.

¡Lo que sucede es que los estadounidenses nunca quisieron ni entender ni aprender sobre ninguna cultura, o sociedad, país que no fueran ellos mismos y entonces terminan siempre haciendo barrabasadas!

·         THE NEW YORK TIMES – Ex empleados del Deutsche Bank denuncian movimientos extraños de Trump, y él se defiende

En medio de los constantes enfrentamientos del presidente Donald Trump con el Congreso de Estados Unidos, por ejemplo con la iniciativa de los demócratas para llevar a cabo un juicio político o ante la presión del mismo partido en cuanto a la entrega de los registros financieros del mandatario, el diario estadounidense, The New York Times publicó un artículo en el cual empleados del banco alemán más importante, Deutsche Bank, explican que vieron movimientos extraños al Tesoro de Estados Unidos. A lo que el presidente no se quedo atrás y arremetió vía Twitter.

El pasado domingo 19/05, el diario estadounidense, The New York Times dio a conocer un artículo el cual daba a conocer testimonios de distintos ex empleados del Deutsche Bank, el banco más importante de Alemania y uno de los más importantes del mundo, que echaban luz sobre las extrañas transacciones que llevaba a cabo el banco con personas extranjeras y al Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

De acuerdo con los 5 ex empleados de la sucursal del banco en Jacksonville (Florida), consultados por el diario, había una alerta diseñada para avisar en caso de detectar actividades ilícitas, lo que sucedió en algunas transacciones destinadas a la, ya no existente, fundación de Donald Trump, el presidente de Estados Unidos.

Recordemos que especialistas contra el lavado de dinero en Deutsche Bank, ya habían recomendado hace aproximadamente 3 años que múltiples transacciones que involucren a entidades legales controladas por Donald J. Trump, su hijo, y su yerno y mano derecha, Jared Kushner, sean reportadas. Aunque al parecer las autoridades del banco no siguieron los consejos, ya que los reportes de transacciones nunca fueron presentados.

McFadden, una de las señoras con las que conversó el diario, dijo que fue despedida hace 1 año, luego de haber expresado su preocupación por las prácticas del banco. Es así como desde entonces presenta quejas ante la Comisión de Bolsa de Valores y otros reguladores sobre la aplicación del banco contra el lavado de dinero. La misma también encontró que en 2016 se trasladaron grandes sumas de dinero desde Krushner Companies a individuos rusos, lo que podría estar relacionado con la injerencia rusa en las elecciones del mismo año.

“Intentaron intentar silenciarme, pero estoy en paz porque sé que hice lo correcto”, dijo la señora al diario dando a entender que luego de su descubrimiento habían intentado amenazarla.

Esta investigación del diario llega en un momento justo, donde la Cámara de Representantes del Congreso, de mayoría demócrata, está presionando para iniciar un proceso de juicio político contra el presidente por la situación del reporte del fiscal Robert Mueller y la investigación de la relación entre el mandatario y su familia y las empresas a su cargo.

El Deutsche Bank es famoso también por estar relacionado con los movimientos financieros del mandatario, es por eso que semanas atrás fue citado por el Fiscal general del estado de Nueva York para declarar en cuanto a unos documentos relacionados con préstamos hechos a empresas en Estados Unidos del presidente Trump. Sin embargo la compañía bancaria se negó a dar declaraciones.

Es así como también el mes pasado, Trump y su familia demandaron a Deutsche Bank y Capital One para impedir que entregaran esos registros en respuesta a las citaciones del Congreso.

En tanto, las autoridades del banco dieron una respuesta y dijeron: “En ningún momento un investigador fue impedido de transmitir una actividad potencialmente sospechosa” replicó un portavoz de la empresa en un comunicado a la agencia AFP.

Como no podía ser de otra manera, Trump arremetió contra la publicación del diario, a quien se la tiene jurada desde antes que se convierta en presidente, vía Twitter. En primer lugar rechazo completamente su relación con el banco alemán, que desde hace años le otorga préstamos.

“The Failing New York Times (fallecerá cuando deje la oficina en 6 años), y otros de Fake News Media, siguen escribiendo historias falsas sobre cómo no usé muchos bancos porque no querían hacer negocios. conmigo “, dijo el mandatario. Luego también criticó los informes de hace un año que arrojaron sospechas sobre su transición durante la última década, más o menos.

The Failing New York Times (it will pass away when I leave office in 6 years), and others of the Fake News Media, keep writing phony stories about how I didn’t use many banks because they didn’t want to do business with me. WRONG! It is because I didn’t need money. Very old

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 20 de mayo de 2019

“Ahora, la nueva gran historia es que Trump hizo mucho dinero y compra todo por dinero en efectivo, no necesita bancos”, explicó.

Aunque esta vez no fue fácil para Trump ya que su descarga contra los medios tuvo respuesta y fue nada más y nada menos que del periodista autor de la historia, David Enrich.

“He pasado mucho tiempo investigando esto, y @DeutscheBank fue el único banco dispuesto a prestar a @realDonaldTrump durante 20 años debido a su patrón de incumplimiento y al ansia de crecimiento del banco en los Estados Unidos”, escribió.

 

por Arq. José Marcelino García Rozado

Se el primero en comentar en "UN PRESIDENTE EMPANTANADO – DÍAS DIFÍCILES – THE NEW YORK TIMES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*