DESINDUSTRIALIZACION – DESPIDIÓ DEL PERSONAL

Edding cerró su planta: “fabricar un producto acá es un 90% más caro que en Alemania”

Otro plan que salió mal: las inversiones no llegan, se van. La compañía alemana Edding, que cuenta con una subsidiaria local desde el 2000, despidió a todo su personal y cierra su planta en San Juan. Desde desde hace casi 20 años que fabricaban los marcadores y resaltadores que ahora serán importados desde Alemania. El motivo: la debacle que “comenzó hace cuatro años con los altos costos, inflación, volatilidad del dólar, alta carga impositiva, altas tasas de interés, sumado a la fuerte caída del consumo y el ingreso de productos chinos”. “Hoy fabricar un producto en Argentina cuesta un 90% más caro que fabricarlo en Alemania”, afirmó un directivo de la firma.

La compañía alemana Edding, que cuenta con una subsidiaria local desde el año 2000, decidió dejar de fabricar en la Argentina, cerró su planta ubicada en la provincia de San Juan y despidió a todo su personal.

Hace casi 20 años que fabricaban los marcadores y resaltadores que ahora serán importados desde Alemania.

Leonardo Rosas, gerente general de finanzas de Edding, contó que “la debacle comenzó hace cuatro años con los altos costos, inflación, volatilidad del dólar, alta carga impositiva, altas tasas de interés, sumado a la fuerte caída del consumo y el ingreso de productos chinos. La caída en las ventas fue del 50%. Hace dos años que la planta trabaja al 25% de su capacidad, los costos fijos no pueden ser absorbidos”.

“En el 2008 éramos competitivos y podíamos exportar. Hoy fabricar un producto en Argentina cuesta un 90% más caro que fabricarlo en Alemania”, agregó Pablo González, director comercial de Edding, al diario ‘BAE’.

Los productos que se dejan de fabricar en el país, ahora se importarán de Colombia y Alemania.

Sobre el futuro de la compañía Rosas explicó: “La situación es muy difícil, complicada, no vemos una mejoría en el corto y mediano plazo, por eso después de suspender personal, reducirlo, adelantar vacaciones, tuvimos que cerrar la planta. La caída más grande fue en resaltadores premium, marcadores y pizarras blancas”.

¿Y la lluvia de inversiones en que quedó?

Si una multinacional cierra su planta abierta en plena crisis de 2000 se tiene que ir porque los costos impositivos especialmente hacen imposible competir y le conviene dejar de fabricar aquí para importarlos algo no está bien. Y eso que no está bien es la política económico-impositiva del país y la política de achicamiento del mercado interno.

El Gobierno del “mejor equipo de los últimos 50 años” hace agua por todos lados.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 29 de mayo de 2019

 

 

Se el primero en comentar en "DESINDUSTRIALIZACION – DESPIDIÓ DEL PERSONAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*