EL SOL DEL 25… Y LOS QUE ASOMAN

Hace 209 años comenzaba a pergeñarse la Patria. Sin embargo, hubo que esperar seis años para afianzar la Independencia Nacional, En la página 346 del Registro Oficial que cubre los años 1822 a 1852 se puede leer el Decreto 2648. El mismo está fechado el 11 de Junio de 1835 y establece que el 9 de Julio será reconocido en identidad de importancia con el 25 de Mayo.

Sí. Aunque usted no lo crea. Hubo que esperar hasta el Restaurador de las Leyes para darnos cuenta que si la libertad del 25 de Mayo era importante, no servía sin la Independencia soberana.

Hoy, en los tiempos de la claudicación nacional, este 25 de Mayo se achicharra, se achica y se esconde ante quienes dicen representar a nuestro pueblo.

Hubo un 25 de Mayo formidable en la historia contemporánea, y fue el del 1982 con nuestros veteranos luchando en la tierra malvinera.

Hay otro 25 de Mayo también del siglo XX, que fue el de 1973 donde pese a los bombardeos y a los fusilamientos, a los compañeros presos, y a los que quedaron en el camino, regresaba el pueblo al gobierno y al poder.

Aquel 25 de Mayo además nos permitía tener el sabor muy fresco de seis meses atrás, cuando el 17 de noviembre de 1972 Perón había regresado a la Argentina.

De vuelta en España el General veía por televisión la jura de Cámpora – Solano Lima.

Estábamos otra vez. Como soñó Evita, éramos millones. Pero cometimos un grave error. Cuando se iba Lanusse el pueblo le gritaba: ¡se van, se van, y no vuelven más!

Se fueron y volvieron. Con más odio y más revancha gorila que nunca. Y agregaron al dolor la figura del desaparecido.

Después hubo otro, lleno de colorido y fiesta, el del bicentenario.

Y también se pensó que no volvían más, que el triunfo del pueblo era para siempre.

Y aquí están, ahora con los votos, ya no con las botas. Pero con el mismo proyecto: un país para pocos.

¿Cuántos 25 de Mayo iguales o diferentes nos aguardan? No lo sabemos. Hoy al mejor estilo de 1955 volvimos al FMI.

Y volvemos a pensar que sin un 9 de Julio, Día de la Independencia Nacional, no nos sirve la libertad del 25.

En la libertad de hoy el 30% de los argentinos pasa hambre, los jubilados con la mínima ya son indigentes, los niños desnutridos del 2001 muestran su resultado en los jóvenes de hoy.

No queremos imaginar los 25 de Mayo a mitad del siglo XXI.

Por eso es imprescindible no perder el sentido de independencia del 9 de Julio. Sin independencia no hay soberanía política. Sin soberanía política no se puede hacer justicia social.

Cada cual elija el 25 de Mayo que más le guste, pero permítanme cerrar con la decisión del heredero del sable corvo de San Martín, el Brigadier General Juan Manuel de Rosas.

«Buenos Aires, Junio 11 de 1835.

-Año 26 de la Libertad, 20 de la Independencia y 6 de la Confederación Argentina.- Considerando el Gobierno que el día 9 de Julio de 1816, debe ser no menos célebre que el 25 de Mayo de 1810; porque si en éste el Pueblo Argentino hizo valer el grito de la Libertad, en aquél se cimentó de un modo solemne nuestra Independencia, constituyéndose la República Argentina en nación libre e independiente del dominio de los Reyes de España, y de TODA OTRA DOMINACION EXTRANJERA y que siendo justo tributar al Ser Supremo las debidas gracias en el aniversario del 25 de Mayo, lo es del mismo modo y con motivos igualmente poderosos, manifestarle también nuestro reconocimiento en el aniversario del 9 de Julio, pues que con el auxilio de la Divina Providencia, se halla la República en el goce de esa libertad e independencia que ha conquistado a esfuerzos de grandes e inmensurables sacrificios. Por tan graves consideraciones, ha acordado y decreta:

Artículo 1°.- En lo sucesivo el día 9 de Julio será reputado como festivo de ambos preceptos, del mismo modo que el 25 de Mayo; y se celebrará en aquél misa solemne con Te Deum en acción de gracias al Ser Supremo por los favores que nos ha dispensado en el sostén y defensa de nuestra independencia política; en la que pontificará siempre que fuese posible, el muy Reverendo Obispo Diocesano, pronunciándose también un sermón análogo a este memorable día.

Art. 2°.- En la víspera y el mismo día 9 de Julio, se iluminará la ciudad, la casa de Gobierno y demás edificios públicos, haciéndose tres salvas en la Fortaleza y buques del Estado, según costumbre.

Art. 3°.- Queda sin ningún valor ni efecto el decreto del 6 de Julio de 1826, en la parte que estuviese en oposición con el presente.

Art. 4°.- Comuníquese y publíquese según corresponde.

ROSAS –

El oficial Mayor del Ministerio de Gobierno, Agustín Garrigós (1) Registro Oficial, años 1822 a 1852, página 346, decreto N°. 2648″.

Porque la Patria existe, la Patria vive, y la Patria triunfará.

La seguimos el lunes a las 6 por AM 650 Radio Belgrano.

 

POR MIGUEL ANGEL DE RENZIS

 

Se el primero en comentar en "EL SOL DEL 25… Y LOS QUE ASOMAN"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*