ESTANISLAO MALDONES

Tcnl Estanislao Maldones (1826-1876)

Nació en Buenos Aires, en 1826, siendo sus padres, José María Maldones y Lorenza Percira.  Entró al servicio de las armas en octubre de 1840, a la temprana edad de catorce años como soldado del Batallón “Restaurador”; pasando el 1º de noviembre del mismo año de guarnición a la isla Martín García, donde fue ascendido a cabo 1º en junio de 1845.  Poco después pasó a incorporarse a la “División del Norte” del ejército de operaciones contra la escuadra anglo-francesa.

El 20 de noviembre de 1845 se batió con denuedo en las baterías de la Vuelta de Obligado, acción en la cual se arrancó una manga de la chaqueta de su uniforme para transformarla en tacos, de que se carecía y en cuya retirada salvó “su bandera”, a punto de caer en manos del enemigo, notable comportamiento que le valió el ascenso a alférez de artillería sobre el campo de batalla, por el general Mansilla “por autorización que para ello tenía”, según expresa el valiente coronel Ramón Rodríguez en un informe del 7 de setiembre de 1860 para la certificación de servicios del entonces mayor Maldones.

Con dicho cargo militar participó en el combate del Tonelero, el 25 del mismo mes y año, donde recibió una herida en el hombro derecho ocasionada por un casco de bomba.  Permaneció destacado en San Nicolás de los Arroyos hasta setiembre de 1847, en que pasó a Buenos Aires.  En enero de 1850 revistaba como subteniente del Batallón “Provincial”.  Como teniente 2º de la artillería, División de Costas, se batió en Caseros y en abril de 1852 pasó a formar parte de la Brigada de Artillería de Buenos Aires acampada en “Palermo de San Benito” en su grado de teniente 2º.  En setiembre del mismo año se le encuentra revistando en “El Fuerte”.

Participó en la defensa de esta ciudad en el sitio de 1853, figurando en junio de este mismo año como teniente 1º de la Batería del Paseo de Julio, sirviendo bajo el mando del comandante Martín Arenas.  En setiembre de 1854 revista como ayudante mayor de la División de Artillería.  Ascendió a capitán de la 2º compañía de la Brigada de Plaza, el 17 de junio de 1858, jerarquía con la cual participó en la batalla de Cepeda hasta consumir las municiones de reserva; siendo la de su mando, la única artillería que contribuyó poderosamente el día 25 de octubre de 1959, en el combate naval sostenido frente a San Nicolás contra la escuadra de Cordero, al efecto del fuego de las piezas navales de la fuerza porteña que mandaba el coronel Sussini.

Por su desempeño en aquella campaña, ascendió a sargento mayor graduado el 10 de diciembre de 1859, teniendo a su cargo la 2da compañía del 1er escuadrón de su regimiento.  A las órdenes del general Benito Nazar participó en la batalla de Pavón, acción después de la cual prosiguió marchando con el ejército hasta el Rosario, donde estuvo hasta febrero de 1862, en que regresó a Buenos Aires.  Promovido a la efectividad de su jerarquía el 12 de enero de 1863, pasó en octubre del año siguiente de guarnición a la isla Martín García, donde se hallaba en el momento de estallar la guerra del Paraguay, a la que marchó de los primeros en el Ejército que a las órdenes del general Paunero debía operar sobre la provincia de Corrientes.

Participó en la toma de la capital de Corrientes, el 25 de mayo de 1865, por lo que recibió la medalla de oro acordada por el Gobierno; participó en la batalla de Yatay el 17 de agosto, por la que fue agraciado con la condecoración del mismo metal discernida por la República Oriental del Uruguay, y estuvo en el sitio y rendición de Uruguayana, el 18 del mes siguiente, por lo que mereció la medalla de oro otorgada dos días después por el Emperador del Brasil.

Ya en terreno enemigo en 1866, asistió al combate de Estero Bellaco, el 2 de mayo, y los días 8, 10 y 20, en los cañoneos que facilitaron el pasaje de dicho estero, ganando los cordones de Tuyutí, en la gran batalla de ese nombre, librada el día 24 del mismo mes y año.  El 3 de noviembre del año siguiente, guarneciendo los reductos de Tuyutí, sorprendidos por el enemigo, tuvo que abandonar momentáneamente sus posiciones pero para recuperarlas enseguida.

El 7 de setiembre de 1866 era propuesto junto con su colega Joaquín Viejobueno, para el grado de teniente coronel, por el general Julio de Vedia, comandante de la artillería.  La propuesta elevada al general Gelly y Obes, fue rápidamente resuelta en forma favorable y el día 27 del mismo mes, el Ministro de Guerra, general Julio Martínez, extendía los despachos que llevaron su firma y la del vice Marcos Paz.  Recibió la efectividad de aquel cargo, el 15 de setiembre de 1868.  El 9 de mayo del año anterior obtuvo una corta licencia para bajar a Buenos Aires por enfermedad grave de su esposa.

Participó en la batalla de Lomas Valentinas, el 27 de diciembre de este último año, así como también, en la toma de Angostura, el día 30 de igual mes y año.  Participó en las operaciones finales del año 1869, siguiendo las etapas del Ejército: en Cumbarity (enero), Trinidad (febrero a abril), Luque (mayo), Guazú Virá (junio a agosto), Caraguatay (setiembre) y Patiño-Cué (desde octubre a enero de 1870).  Se hallaba en Villa Berges en abril de este último año, cuando llegaron las noticias simultáneas del asesinato del general Urquiza y el alzamiento en armas del general Ricardo López Jordán.

Incorporado al ejército del general Gelly y Obes, asistió a la campaña anti-jordanista hasta la terminación de aquella desde el mes de mayo de 1870 hasta junio del año siguiente, en que regresó a Buenos Aires, habiéndose hallado en el combate de “San Cristóbal” y en otros hechos menos importantes.

El 21 de julio de 1871 se dispuso el pase del teniente coronel Maldones a la isla Martín García, como 2º Jefe, con guarnición del Regimiento de Artillería Ligera que mandaba el entonces coronel Joaquín Viejobueno.  En aquel puesto sofocó dos sublevaciones verificadas en los años 1871 y 1875; habiendo desempeñado el cargo de jefe de un regimiento de artillería el 74, a las órdenes del general Juan Ayala, con el objeto de sofocar la revolución de aquel año.

El 1º de diciembre de 1874 se dispuso su pase a las órdenes del coronel Lucio V. Mansilla, pero el reclamo interpuesto por el Jefe de la isla de Martín García, coronel José María Bustillo, pidiendo un jefe de la jerarquía de Maldones para reemplazarlo, determinaron a la Superioridad a anular aquel pase el día 26 de igual mes.

El 1º de diciembre de 1875, a solicitud del propio Maldones, motivada ésta por “un fuerte reumatismo que le imposibilitaba cumplir con sus funciones del servicio”, pasó a revistar en la P. M. A.

En esta situación de revista falleció el 23 de junio de 1876, a consecuencia de las enfermedades contraídas en los campamentos y combates a que asistió en bien de la Patria en el espacio de más de 35 años de servicios sin interrupción.  Al fallecer contaba sólo 50 años de edad.

“Era el teniente coronel Maldones, dice su biógrafo en el “Album del Paraguay”, un oficial práctico de artillería, de relevantes prendas para el servicio de campaña, descollando por su vigilancia, actividad y valor sereno que suplían con ventaja su falta de conocimientos técnicos de que, por razón de la época, carecían como él, muchos de sus contemporáneos”.

El 13 de noviembre de 1852 contrajo matrimonio en Buenos Aires con Teodora Linares.  La viuda de Maldones recibió la pensión militar correspondiente el 24 de noviembre de 1876, y falleció en San Nicolás de los Arroyos, el 30 de noviembre de 1891, a la edad de 60 años.  Fue hijo de aquel matrimonio el teniente coronel Estanislao Maldones, también del arma de artillería.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Portal www.revisionistas.com.ar

Se el primero en comentar en "ESTANISLAO MALDONES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*