DIPUTADOS – SENADO

¿Cortesía o mensaje a Macri?: Sugestivo gesto de Monzó a ganadores peronistas. Caserio reemplazó a Pichetto, retuvo senadores y ahora busca sacarle los cargos  

En medio de una renovada fractura con el oficialismo, el presidente de la Cámara Baja tuvo este miércoles un gesto que, para quienes saben leer a la política, difícilmente pase desapercibido. El bloque de senadores del peronismo no kirchnerista en la Cámara alta que presidía Miguel Ángel Pichetto, eligió al cordobés Carlos Caserio como su nuevo presidente. La bancada se mantendrá alejada de Unidad Ciudadana de Cristina Kirchner, pero no cuestionará las opciones electorales de sus integrantes. De esa manera, Caserio logró retener a casi todos los legisladores del bloque, excepto por Menem y Espínola. Ahora buscará quitarle al candidato a vice de Macri todos los cargos que tiene en comisiones.

La última crisis de Emilio Monzó con el macrismo ocurrió durante el cierre de listas para las PASO. El presidente de la Cámara de Diputados se habría sentido destratado cuando le impidieron colocar a su gente en las nómina de candidatos a la legislatura bonaerense. De 5 lugares pretendidos, sólo habría cosechado 1 y en un lugar poco deseable.

Así se habría terminado de cristalizar la ruptura que el presidente de la Cámara de Diputados había comenzado cuando anunció que no buscaría reelegir en su banca.  Monzó comenzó a alejarse cuando se vio limitado en su acción política, marginado por la mesa chica del macrismo, dominada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Se vislumbró un esbozo de cambio de actitud cuando la incorporación reflotó al peronismo dentro del exCambiemos. Dicen que en el almuerzo en ‘Los Platitos’, Monzó fue de los más entusiastas a la hora de entonar la marcha peronista.

Sin embargo, su acotada influencia en el armado de las listas y la réplica que obtuvo por parte de Jorge Macri, hombre fuerte de la campaña de María Eugenia Vidal, lo habrían devuelto al plan original: un destino en la embajada en Madrid o, si no, en el sector privado, en una consultora, según trascendió.

En medio de ese clima de malhumor, Monzó tuvo este miércoles un gesto que, para quienes saben leer a la política, difícilmente pase desapercibido. En la sesión de la Cámara Baja, le dedicó unos minutos a felicitar a los diputados peronistas que recientemente ganaron elecciones.

Emilio Monzó y una catarata de saludos que encendió suspicacias dentro y fuera de la Cámara de Diputados.
TN – Todo Noticias‏Cuenta verificada @todonoticias

Seguir a @todonoticias

Emilio Monzó y una catarata de saludos que encendió suspicacias dentro y fuera de la Cámara de Diputados. En medio de aplausos del PJ felicitó al gobernador electo de La Pampa, Sergio Ziliotto, y a Alejandra Rodenas, que será vice de Omar Perotti en Santa Fe. ¿Una señal?

Los sugerentes saludos de Emilio Monzó en Diputados, ¿una señal?

También saludó a los próximos intendentes de Córdoba, Río Grande y General Roca (Martín Llaryora, Martín Pérez y María Emilia Soria). Hubo aplausos del PJ y desconcierto en la bancada oficialista.

En medio de aplausos del PJ felicitó al gobernador electo de La Pampa, Sergio Ziliotto, y a Alejandra Rodenas, que será vice de Omar Perotti en Santa Fe.
¿Una señal? pic.twitter.com/GzSD8A2SSA

— TN – Todo Noticias (@todonoticias) 26 de junio de 2019

Monzó, en nombre de la “presidencia” del cuerpo, felicitó a Luis Ziliotto, gobernador electo de La Pampa; a Alejandra Rodenas, vicegobernadora de Santa Fe; a María Emilia Soria, intendente electa de General Roca (Río Negro); y a Martín Pérez, intendente electo de Río Grande (Tierra del Fuego).

Algunos testigos aseguran que la cortesía causó cierto malestar en la bancada oficialista, que acompañó con tibios aplausos el fervor de los diputados peronistas, alineados en su mayoría al proyecto del binomio Alberto Fernández-Cristina Fernández.

No habrían sido pocos los que interpretaron que se trató más de una picardía con destino a Mauricio Macri.

  • SENADO – Caserio reemplazó a Pichetto, retuvo senadores y ahora busca sacarle los cargos

El bloque de senadores del peronismo no kirchnerista en la Cámara alta que presidía Miguel Ángel Pichetto, eligió al cordobés Carlos Caserio como su nuevo presidente. La bancada se mantendrá alejada de Unidad Ciudadana de Cristina Kirchner, pero no cuestionará las opciones electorales de sus integrantes. De esa manera, Caserio logró retener a casi todos los legisladores del bloque, excepto por Menem y Espínola. Ahora buscará quitarle al candidato a vice de Macri todos los cargos que tiene en comisiones.

Tras la aceptación de Miguel Pichetto a la invitación de Mauricio Macri para acompañarlo en la fórmula presidencial del frente rebautizado como Juntos Somos el Cambio, el bloque de senadores del peronismo en la Cámara alta finalmente eligió al cordobés Carlos Caserio como su nuevo presidente, quien adelantó que le pedirá al rionegrino que entregue todos los cargos que posee en las comisiones.

“Vamos a seguir siendo bloque PJ, porque todos somos peronistas, pero vamos a apoyar la diversidad“, afirmó Caserio, tras señalar que la mayoría de la bancada respalda la “fórmula oficial” del partido que integran Alberto Fernández y Cristina Kirchner, pero otros apoyarán a Roberto Lavagna.

Además, el cordobés confirmó que van a reclamarle a Pichetto los lugares que todavía ocupa en las comisiones y señaló: “Si se fue al oficialismo sin comunicar nada, nos enteramos por los medios, no corresponde que lo retenga”.

El esquema de autoridades del bloque se completa con la entrerriana Sigrid Kunath, el formoseño José Mayans y el entrerriano Pedro Guastavino, como vicepresidentes, manteniendo sus lugares que ya ostetaban cuando Pichetto estaba a la cabeza.

Caserio se desmarcó de la posición que adoptó que el gobernador cordobés Juan Schiaretti y afirmó que “voy a trabajar por la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner”.

Además, junto con el intendente reelecto de Villa María, Martín Gill, encabezan el grupo de peronistas cordobeses que apoyarán a Cristina a pesar de que Schiaretti optó por competir en las elecciones con lista corta.

“Estoy dentro de la estructura del peronismo de Córdoba que lidera Juan Schiaretti, quien marcó una estrategia clara: apoyar activamente la lista de candidatos a diputados de nuestro partido y libertad de acción para respaldar cualquier fórmula presidencial. En ese sentido, yo apoyaré a la candidatura de Alberto Fernández“, dijo Gill al diario La Voz.

Se calcula que en Córdoba 100 de los 282 peronistas que gobiernan comunas y municipios de la provincia trabajarán para la candidatura de los Fernández.

Permitiendo la “diversidad”, Caserio retendrá a casi todos los integrantes del bloque peronista que lideraba Pichetto, excepto por Carlos Espínola y Carlos Menem que seguirán los pasos que les indique el precandidato a la vicepresidencia por el oficialismo.

Buenos Aires, 26 de junio de 2019

PRENSA HSN y HCDN

Se el primero en comentar en "DIPUTADOS – SENADO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*