OTTO KRAUSE

Ingeniero Otto Krause (1856-1920)

Nació en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, el 10 de julio de 1856, siendo hijo de Carlos Augusto Krause y de Leopoldina Paschassius. Realizó sus estudios en su pueblo natal, y a los 14 años, ingresó en el Colegio Nacional Central. Pasó a la Universidad, y en 1878, terminó sus estudios graduándose de ingeniero civil. Logró el título con el trabajo final: Condiciones de la tracción en los ferrocarriles, que presentó en 1881.

Maestro de dibujo en la Escuela Normal de Profesores, implantó allí, por primera vez, el método de aprendizaje racional. El joven técnico luego marchó a la Campaña del Desierto, que llevó la frontera de la civilización a Carhué. Desempeñaba el tranquilo puesto de ayudante de ingenieros del Ministerio de Guerra y sus cátedras de la Escuela Normal de la Capital Federal, cuando se incorporó a la vasta empresa de trazar ferrocarriles en el territorio argentino. Como ingeniero de vías y obras del Ferrocarril Oeste construyó ramales que habrían de unir pueblos de la provincia e impulsó los talleres ferroviarios de Tolosa. Más tarde, formó parte de la comisión de estudios para la construcción de la línea a Tucumán, en cuya instalación habrá de colaborar decididamente.

Los fuertes ataques del paludismo lo obligaron a abandonar el puesto de labor que él mismo se había asignado. En el año 1884, se hizo cargo de la cátedra de máquinas de vapor, bombas y grúas, a dictarse por primera vez en la Facultad de Ingeniería. Creyó ineludible, enseñar una teoría de los mecanismos como complemento de la cátedra, y en 1893, inauguró esta asignatura, que explicó “ad honorem” durante ocho años. Después, habría de implantar, asimismo, la de tecnología mecánica.

Alternando con sus lecciones atendió la prosecución de las obras públicas que se le confiaron, entre ellas el correo neumático de la capital, y proyectó la ordenanza sobre instalación de fábricas. Académico vitalicio de la Facultad de Ingeniería, y miembro de su comisión de enseñanza, fue designado en 1892, vicedirector del Arsenal de Guerra. Delegado del Consejo Superior Universitario y del Instituto Libre de Enseñanza, fue nombrado calificador de las propuestas para construir el puerto de Rosario.

En 1904, se le envió a Estados Unidos y a Europa para que estudiase e informase sobre la organización, régimen y disciplina de estudios en las escuelas industriales. En ese viaje adquirió gabinetes, laboratorios y museos para colegios nacionales e instalaciones técnicas con destino a la Escuela Industrial de la Nación. Con ello puso término a la vasta empresa de estructurar para el país toda la organización de la enseñanza técnica.

Ya en 1897 se había creado por iniciativa del ministro de Instrucción Pública, doctor Antonio Bermejo, un departamento industrial anexo a la Escuela de Comercio que dirigía el profesor Santiago Fitz Simón, quien, en marzo de 1898, para llevar adelante la empresa, solicitó la colaboración del ingeniero Krause. Se quería implantar en el país una nueva clase de enseñanza, preparar un nuevo tipo humano, el técnico. Debido a que la tentativa había sido tomada por el gobierno a título de ensayo, las dificultades que se encontraron en el comienzo fueron muchas. Pero el ingeniero Krause aceptó la invitación, llevado por la profunda convicción de que nuestro incipiente desarrollo industrial debía ser reavivado merced a la formación de técnicos y artesanos eficientes.

Escuela Industrial de la Nación – Buenos Aires

Había que crear la educación del trabajo, enseñar a construir, a fabricar. Era una vasta empresa de trascendencia nacional extraordinaria, concebida e iniciada en un momento oportuno. El ingeniero Krause se propuso hacer triunfar esta idea llevándola a su realización. Así fue como se creó, a su instancia, por el ministerio del doctor Osvaldo Magnasco, la Escuela Industrial de la Nación de la cual el propio ingeniero Krause fue su primer director.

No bien cumplida la primera etapa de su vasto proyecto, la creación de la casa de estudios técnicos que ahora lleva su nombre, en Paseo Colón –y que antes estaba en la calle Alsina- comprende que el problema de la educación técnica no debe circunscribirse a la Capital sino que su solución debe trascender a todo el territorio de la República Argentina. Y así, siendo director general de las Escuelas Industriales de la Nación, organizó las casas de Santa Fe, Rosario, La Plata, Chivilcoy y 25 de Mayo.

En 1906 fue decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y posteriormente se le confió el estudio de las obras de riego del Río Negro.

Falleció en Buenos Aires, el 14 de febrero de 1920. Se casó en 1882 con Luisa von Amim Ramos Mexía y tuvo tres hijos: Augusto Guillermo, Otto Enrique y María Luisa.

Fuente
Cutolo, Vicente Osvaldo – Nuevo Diccionario Biográfico Argentino – Buenos Aires (1971).
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Portal www.revisionistas.com.ar

Se el primero en comentar en "OTTO KRAUSE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*