SUBMARINO AC-12 – EL ARA SAN JUAN RUSO

Héroes de Rusia y oficiales de élite murieron en el incendio del Losharik

14 marineros rusos han muerto a causa de un incendio que se produjo el 01/07/2019 en un buque de investigación científica de aguas profundas en aguas territoriales rusas. Los marineros murieron a causa de la combustión de productos tóxicos. El presidente ruso, Vladímir Putin, informó: “Entre los 14 muertos hay 7 capitanes de 1er. rango y 2 héroes de Rusia. Es una gran pérdida”, y pidió al ministro ayudas proporcionales a semejante condición a las familias. Dicen que la “Losharik” se encontraba diseñando trayectorias para el nuevo misil hipersónico submarino ruso “Poseidón”, además de controlar los tendidos de cables de comunicación internacional que se encuentran en el fondo marino.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, confirmó que 14 tripulantes perecieron en el interior del submarino atómico de aguas profundas AC-12 “Losharik”, en el combate contra el incendio desatado en la nave, por causas que todavía se desconocen.

Entre los fallecidos se cuentan 2 héroes de Rusia (la máxima condecoración nacional) y 7 capitanes de 1er. rango (equivalentes a capitán de navío en la escala de rangos de la Armada Argentina). 

De acuerdo con las primeras informaciones suministradas por fuentes navales rusas, los submarinistas lograron apagar el incendio, pero se asfixiaron con los gases y el humo producidos por la combustión. Varios marinos tuvieron que ser internados en el hospital clínico naval en la ciudad de Severomorsk, que es la base central de la Flota del Norte de Rusia.

Putin ordenó al ministro de Defensa, general Serguéi Shoigú, volar a Severomorsk y desde allí informarle personalmente sobre las causas de la tragedia en la estación de investigaciones en aguas profundas del Ministerio de Defensa de Rusia. El comunicado oficial del Ministerio informa que el aparato “está destinado al estudio del espacio natural y del fondo del Océano Mundial en intereses de la Flota de Guerra de Rusia”.

El despacho agrega que “gracias a la acción abnegada de la tripulación el foco de incendio fue liquidado. El aparato de investigación de aguas profundas se encuentra en la base naval de Severomorsk”.

La investigación de lo ocurrido es encabezada por el comandante en jefe de la Flota de Guerra de Rusia, almirante Nikolái Evmenov. La comprobación de los hechos que condujeron a la muerte de los 14 submarinistas está a cargo del Comité de Investigaciones de Rusia, un organismo supraestatal que se encarga de los acontecimientos criminales y las catástrofes más importantes.

La estación atómica habitada de aguas profundas AC-12, según la denominación oficial y “NORSUB” según el código de la OTAN, recibió el nombre de “Losharik” (caballito marino) en recuerdo del comic soviético del mismo nombre filmado en 1971, debido a las particularidades de su cuerpo: es semiesférico, es decir conformado por varios compartimentos esférico compuestos de titanio de alta resistencia y unidos entre sí por pasos que comunican el cuerpo exterior de la estación.

Las características técnicas del AC-12 son secretas. Se presume que la “Losharik” tiene un largo de 79 metros y un ancho de 7 metros y su calado es de unas 2.000 toneladas. La estación puede sumergirse hasta los 6 kilómetros y desarrollar una velocidad de 30 nudos (algo menos de 60 kilómetros por hora). El vehículo está preparado para acceder al Polo Norte, para lo cual se completó su equipo batimétrico para el perfilado sísmico del fondo marino.

Una de las esferas está ocupada por el reactor atómico con equipo productor de vapor E-17 y con un agregado dentado a turbina con una potencia en el eje de 10 a 15.000 hp. Se supone que se propulsa con una sola hélice. No tiene armamentos. La estación está equipada con manipuladores, draga (sistema de limpieza del suelo), telegraider (una pala con telecámara) y un tubo hidroestático. La tripulación está compuesta por 25 oficiales.

La estación está asignada a la Flota del Norte de Rusia pero no se subordina a su comando, sino que se incluye en la Dirección Principal de Investigaciones de Aguas Profundas, del Ministerio de Defensa de Rusia, más conocida como “inteligencia submarina” y obedece sólo al propio ministro. 

El aparato es portado hasta los 1.000 metros de profundidad por submarinos atómicos especialmente adaptados para esta misión. Para ello se desmontaron las instalaciones misilísticas de dichas naves.

Además de la “Losharik”, sólo pueden trabajar en una profundidad de varios kilómetros las estaciones “MIR”, aunque ellas no están acondicionadas para una larga permanencia bajo el agua. A cuenta de su equipo de potencia atómico, la “Losharik” puede encontrarse bajo el agua varios meses. Durante la expedición submarina “Artika-2012”, la AC-12 extrajo del fondo del Océano Glacial Ártico cerca de 500 kilogramos de muestras.

Una de sus principales hazañas fue determinar, por el resultado de esas muestras, la extensión del mar continental ruso en el Ártico. A lo largo de la ruta marítima polar (el camino más corto entre Asia y Europa) ya navegan varios rompehielos atómicos rusos, que convirtieron ese trayecto en apto para la navegación durante todo el año. Al mismo tiempo, se han instalado varias bases militares en territorio costero e isleño ruso, como parte de la argumentación del Kremlin en favor de sus posesiones árticas.

Algunas versiones indicaron también que la “Losharik” se encontraba diseñando trayectorias para el nuevo misil hipersónico submarino ruso “Poseidón”, además de controlar los tendidos de cables de comunicación internacional que se encuentran en el fondo marino. Por el momento, nada de eso ha sido confirmado ni por Rusia ni por fuentes de la OTAN.

 

Por Hernando Kleimans

Moscú, 2 de julio de 2019

 

Se el primero en comentar en "SUBMARINO AC-12 – EL ARA SAN JUAN RUSO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*