INSÓLITO PARA UN PRESIDENTE DE BRASIL; UNA VERGUENZA

Bolsonaro viaja a USA por el Día de la Independencia norteamericana y el gran acto de Trump

Después de haber intercambiado saludos elogios y fotos con su gurú norteamericano Donald Trump, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, en un acto de rebeldía en comparación con los anteriores presidentes de Brasil, está viajando a Washington DC para presenciar el acto por el Día de la Independencia de Estados Unidos el próximo 4/07. En tanto Trump lo está preparando a lo grande y los rumores dicen que los jefes militares no quieren que se politice el evento: algo que al parecer no será posible.

Mientras que en Brasil la Reforma Previsional del presidente Jair Bolsonaro no avanza, retrocede en el Congreso, el mandatario decidió dejar lo que sucede en su política interior de lado y enfocarse otra vez en las buenas relaciones con Estados Unidos, nada más y nada menos que asistiendo a la celebración por el Día de la Independencia del país del norte el próximo 04/07.

Si bien la presencia de presidentes brasileños no es común en Estados Unidos para eventos como este, ya que no es que son hermanos latinoamericanos ni vecinos, Bolsonaro va camino a Washington DC (ciudad capital de Estados Unidos). Es por eso que a muchos les sorprendió el anuncio del mandatario militar de ultra derecha.

La primera aparición promete ser por la noche de este miércoles 03/07, horas antes del gran evento, en un cóctel que organizará la presidencia de Estados Unidos. El brasileño fue acompañado nada más y nada menos que por su Ministro de Justicia, Sergio Moro, quien estuvo el pasado martes 02/07 frente al Congreso dando testimonio del escándalo que lo atraviesa en cuanto a las conversaciones filtradas de él conversando con el fiscal de la causa Lava Jato previo a juzgar a Lula da Silva, el ex presidente de Brasil.

Pero volviendo al encuentro entre los mandatarios, Bolsonaro desde antes de ser elegido presidente que elogia cuando puede a Trump, y no solo porque piensa como el en cuanto a políticas migratorias, homosexualidad y libre utilización de armas de fuego, sino porque también supo entender que ser aliado de Estados Unidos en este momento de la historia política y económica es algo clave. Más para su presidencia que intenta sacar a Brasil de la crisis económica en la que se encuentra.

Es tan así que Bolsonaro eligió Estados Unidos como primer visita al exterior antes que Argentina, rompiendo con una tradición entre países. Además recordemos que en esa reunión Bolsonaro comenzó a forjar la alianza con Trump en términos económicos y políticos, como la entrada de Brasil a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), lo que este cree que puede ayudar a su gobierno.

Sin embargo el útlimo encuentro fue hace poco, en la cumbre del G-20 en Japón, donde ambos mandatarios se abrazaron, se elogiaron y conversaron con respecto a la OCDE, algo que Estados Unidos apoya desde mayo pero parece no darse para los brasileños que no están atravesando su mejor momento económico.

En tanto la Reforma Provisional, que pretende solucionar en parte la economía de Brasil y hacerlo crecer otra vez, continúa estancada en el Congreso y esperando a que se presente su tercer formato porque los dos anteriores no parecieron convencer a las personas suficientes. Sin embargo, en caso de que sea aprobada en los próximos días, será una versión  acortada que no planea ahorrar lo suficiente en gasto público, como sí lo hacía el proyecto original.

Pero por otro lado, que Bolsonaro sea bien recibido por Trump no significa que Estados Unidos lo apoye, recodemos que la nación norteamericana iba a realizarle un homenaje en el famoso Museo de Historia Natural de Nueva York y el alcalde demócrata Bill de Blasio y otros miembros del partido se negaron rotundamente a recibirlo. En consecuencia la ceremonia pasó a ser en Dallas, Texas.

En tanto, Trump prepara el evento del  Día de la Independencia a lo grande frente al Monumento a Lincoln en la ciudad capital. Pero no todos parecen estar contentos, empezando porque se informó que alrededor de  US$ 2.5 millones se desviaron del gobierno para pagar el gran desfile de Trump que al parecer será utilizado como acto político. El presidente republicano desplegará tanques, aviones, entre otras cosas y asegura que será “el mejor show jamás visto”.

Aunque de acuerdo a lo que informaron distintos medios norteamericanos como la CNN, los jefes militares no quieren que el evento se politice y que se convierta en un acto más de campaña, ya que los norteamericanos toman el Día de la Independencia como un día de lo más importante y de celebración. Además esto violaría algunas reglas nacionales del Departamento de Defensa como la prohibición de utilizar a militares en actividades políticas.

Es así que mientras Trump y Bolsonaro llevan adelante su tercer encuentro formal, ambos piensan en sus campañas políticas. Para Trump es bueno llevar un presidente con su misma ideología militarista y claro con ideas de extrema derecha, igual que la de sus votantes. Pero para Bolsonaro ¿qué tan productivo es reunirse con Trump en términos de campaña política? 

Bolsonaro está en Brasil como Macri lo está en la Argentina… ninguno de ambos sabe a dónde va. ¡Una vergüenza colosal la del presidente de nuestro hermano y socio Brasil… ¿algún día despertarán nuestros pueblos?

Buenos Aires, 3 de julio de 2019

 

Se el primero en comentar en "INSÓLITO PARA UN PRESIDENTE DE BRASIL; UNA VERGUENZA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*