LA SIGNIFICANCIA DE NUESTRA GESTA DE MALVINAS

“Un fuerte abrazo en este nuevo aniversario de aquella valiosa gesta profundamente patriótica de 1982.

Ojala podamos ahora, a 37 años, dimensionar la importancia de lo hecho en 1982 en su justa magnitud y libres de toda congoja, acción psicológica externa y presiones internas.

La usurpación de las Islas de 15.000 km2 en 1833, fueron 1.600.000 km2 en diciembre de 1982 por simple aplicación del derecho internacional y son más de 2.600.000 km2 hoy día con la extensión de la plataforma continental. La corona británica, sus 2 aliados directos y otros indirectos, siempre lo supieron. Nosotros, no!. Aun muy pocos argentinos hoy día saben por qué derechos, situación histórica, deterioro y extensiones geográficas estuvimos defendiendo lo nuestro en 1982.

La imagen puede contener: 1 persona

Qué son 149 años de historia de reclamos hasta 1982 sin una consideración clara del oponente usurpador británico sino un gran motivo e incentivo para demostrarle determinación?

Cómo manifestar a los otros Estados del mundo a quienes les pedimos el voto favorable, que para Argentina esos millones de km2 de jurisdicción son propios por derecho e importantes, si no salimos solo de los papeles y las copas de champagne en la ONU?

Cómo haber incorporado en la actual Constitución Nacional, si no era con la batalla y su esfuerzo, una disposición declaratoria de los derechos argentinos imprescriptibles que nos obliga a ser consecuentes con nuestros derechos, nuestra historia, nuestros muertos y nuestra condición de pueblo que quiso ser una nación libre e independiente en este mundo?

De qué otra forma contribuir a la unión de los argentinos detrás de una causa de Estado-Nación si no es peleando por una causa indubitablemente justa?.

Lo hecho en los siguientes 35 años de democracia tendría mucho menos disculpas política, estratégica y ciudadana que los errores de 1982. Especialmente por renegar de aquello y no hacer un pais sustentable hoy.

Por último, lo que los argentinos no queremos ver porque nos gusta Londres, Lennon, Mercury y Madonna: nuestras mentes y bolsillos fueron dominados por el enemigo británico luego de 1982 con campañas masivas de difamación encubierta, usando múltiples recursos económicos, periodísticos y psicológicos mucho más baratos que la guerra.

Para la corona británica, hoy titular de 16 Estados, la guerra aun continúa con aquella disputa con Argentina desde 1833 por todos los medios porque el Reino Unido fue y es un imperio sustentado en el uso permanente de todos los recursos, incluso la guerra, la plata y la acción psicológica para dominar el factor social de quienes no le ceden.

Creo que si yo fuera británico hubiera deseado que los argentinos hiciéramos todo lo que venimos practicando desde 1982 y bien valdrían unas monedas para provocarlo o profundizarlo.

Es mentira que el mundo quiere que a Argentina le vaya bien. El mundo funciona aprovechando oportunidades en las vulnerabilidades de los demás. Está acabadamente demostrado históricamente que los británicos funcionan así, creando brechas, y no en vano recibieron el mote de “perfida albión”.

En 1982 quisimos cambiar la historia y no pudimos. Pues en los 35 años siguientes, fabricamos tan solo sumisión, pérdida de espiritu patriótico y desintegración.

Es hora de darnos cuenta que para ser una Nación tenemos que demostrar cosas que sobre todo en los últimos 35 años no fuimos ni somos. La última vez fue en 1982 y eso saben y fomentan nuestros usurpadores.

Pero tanto hoy como mañana, nadie tendrá lo que no quiere y nadie quiere lo que no está dispuesto a defender. Un pais sin voluntad de defensa mental ni física, está condenado a la desintegración, perdió su identidad y no merece ser una nación.

El esfuerzo de 1982 debió habernos enseñado eso y desarrollarnos resiliencia, pero no lo logró. Lo hecho después de aquella gesta es hoy nuestra responsabilidad y tampoco merece disculpas. Tenemos valor y determinación para cambiar?.

Ni siquiera sabemos llamar al Reino Unido por su nombre ni sabemos quien es su jefe. Hablamos ligera e incorrectamente de nuestro Estado usurpador como Inglaterra o Gran Bretaña. Aun muchos ilustrados. Mencionamos incorrectamente a Theresa o Margaret como si fueran su titular Isabel II, también demasiados.

Es hora de que cambiemos nuestra perspectiva de la significancia de aquella batalla se 1982. No perdimos una guerra salvo que sigamos queriendo victimizarnos y ratificando lo hecho en estos últimos 35 años!!!.

Celebremos resilientemente con autoestima y renovado valor el aniversario de aquellos días únicos en nuestra historia donde los argentinos no tuvimos grieta!!!

Abrazo a todos los argentinos que están dispuestos a conquistar con esfuerzo lo que queremos como Nación.

Cordialmente”

CF ® Eduardo L. Ganeau

Se el primero en comentar en "LA SIGNIFICANCIA DE NUESTRA GESTA DE MALVINAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*