DOS MIRADAS SOBRE EL SVC

Servicio Cívico Voluntario: cómo será la nueva «colimba» macrista. Pichetto, sobre la nueva colimba (en 2010): «A ver si tenemos un nuevo caso Carrasco»

La implementará Gendarmería y se harán pruebas piloto en cuatro provincias . La ministra Patricia Bullrich tendrá a su cargo definir el diseño y los profesionales, universidades y organizaciones que realizarán el «acompañamiento y monitoreo». Pichetto en 2010 explicaba: El legislador había criticado duramente la iniciativa en 2010 advirtió sobre la peligrosidad de que sea un «disciplinamiento social».

Según la información y los anexos publicados hoy en el Boletín Oficial , la nueva «colimba» impulsada por Cambiemos se desarrollará primero en seis «experiencias piloto» ubicadas en cuatro provincias: Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero y Río Negro. La «capacitación en valores democráticos y republicanos» será implementada por la Gendarmería Nacional, hoy a cargo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Las pruebas durarán hasta el 31 de diciembre de 2019 y recién en 2020 (si es que Mauricio Macri es reelecto y/o el próximo gobierno decide mantener la iniciativa) el Estado articulará con los organismos públicos la implementación «progresiva» del SCV.

Pese a referirse a los «objetivos específicos» de la nueva colimba macrista, el anexo I establece una serie de generalidades sin ningún grado detalle:

  1. a) Fortalecer los valores democráticos y republicanos.
  2. b) Ofrecer talleres que permitan adquirir nuevas destrezas y habilidades.
  3. c) Fomentar la inclusión, educación, superación y liderazgo en búsqueda de la cohesión social.
  4. d) Brindar herramientas que permitan la futura elección profesional.
  5. e) Generar el sentido de responsabilidad entre los voluntarios en relación con sus deberes cívicos.
  6. f) Fomentar el desarrollo de distintas capacidades que los fortalecerán para la autonomía y madurez integral.

El proyecto, dirigido a los jóvenes de entre 16 y 20 años (es decir que involucra a personas que todavía se encuentran en edad escolar obligatoria), deja una gran cantidad de interrogantes a definir por el ministerio de Seguridad.

Será Bullrich la encargada de determinar los profesionales, universidades y organizaciones que realizarán el «acompañamiento y monitoreo». Además, el ministerio tendrá a su cargo el «diseño» del SCV mientras que la Gendarmería «establecerá la duración y periodicidad de cada módulo».

«Una vez finalizado el ciclo de participación, los jóvenes que se hayan incorporado al servicio cívico voluntario en valores, podrán desarrollar las capacidades adquiridas en su comunidad», sostiene el último artículo del anexo II.

  • Dónde se realizará

Según el anexo 2 publicado en el Boletín Oficial, serán seis los establecimientos que se utilizarán para «el desarrollo de las experiencias piloto». Estarán distribuidos en cuatro provincias:

1) Comando de Región I “Campo de Mayo”, Provincia de Buenos Aires.

2) Instituto de Capacitación Especializada “Cabo Juan Adolfo Romero”, Ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires.

3) Escuela de Suboficiales “Cabo Raúl Remberto Cuello”, Ciudad de Jesús María, Provincia de Córdoba.

4) Agrupación XVII “Santiago del Estero”, Provincia de Santiago del Estero.

5) Escuadrón N° 34 “Cabo Primero Marciano Verón”, Ciudad de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro.

6) Casa de Retiro Cura Brochero, Barrio La Bastilla, González Catán, Provincia de Buenos Aires.

·        Pichetto, sobre la nueva colimba (en 2010): «A ver si tenemos un nuevo caso Carrasco«

El legislador había criticado duramente la iniciativa en 2010 advirtió sobre la peligrosidad de que sea un «disciplinamiento social».

El senador peronista y precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, no resiste un archivo y en 2010 había destrozado la  implementación del Servicio Cívico Voluntario cuando el proyecto fue discutido en el Senado y él era jefe del bloque del kirchnerismo. En su momento, el legislador recordó el caso Omar Carrasco, el joven que fue asesinado en 1994 por oficiales mientras realizaba el Servicio Militar Obligatorio.

«A ver si todavía tenemos otro caso Carrasco en las instalaciones militares», había advertido el ahora integrante de Cambiemos. En 2010, el entonces vicepresidente Julio Cobos impulsó el proyecto en el Senado y despertó una gran polémica.

Uno de los más férreos opositores al proyecto que obtuvo media sanción en la Cámara alta fue el actual compañero de fórmula del Presidente Mauricio Macri, Miguel. En aquel momento, no sólo votó en contra sino que lo criticó duramente.

En ese momento, Pichetto había catalogado que «en el fondo de la iniciativa subyace el riesgo de reinstaurar un servicio militar light. Una remake devaluada del servicio militar verdadero».

Al respecto, apuntó el peligro de que se torne en un disciplinador social. «¿Saben cómo terminó el servicio militar? Con el caso Carrasco. ¡A ver si todavía tenemos otro caso Carrasco en las instalaciones militares cuidando a los pibes estos!», alertó.

En la discusión en el recinto además se opuso al «retorno de las fuerzas militares en temas de la seguridad publica, que fue eliminado por ley durante el gobierno de Raúl Alfonsín. No es esta la función de las fuerzas armadas. Les estamos asignando funciones que no tienen, y no deben».

En aquel momento, el proyecto logró una media sanción en Senadores con 33 votos a favor a 31 en contra, pero no llegó a convertirse en ley.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 17 de julio de 2019

 

Se el primero en comentar en "DOS MIRADAS SOBRE EL SVC"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*