MACRI BUSCA ASEGURAR EL «VOTO MILITAR» Y QUE CENTURIÓN NO PASE A LA PRIMERA VUELTA

El presidente perdió apoyo en el segmento por sus promesas incumplidas y por el destrato al sector en salarios y respecto de los presos políticos de éste y teme una fuga de votos al ex carapintada que lo complique en octubre.

El oficialismo quiere evitar cualquier fuga de votos que complique aún más la reelección de Mauricio Macri y uno de los segmentos en los que está puesta la mira es el «voto militar», al que el Presidente buscó reconquistar luego de destratarlo y olvidarse de sus promesas electorales del 2015 con su visita a la cena anual de las Fuerzas Armadas, un acto institucional al que ningún presidente dejó de asistir.

En la Casa Rosada están preocupados por la posibilidad de una fuga de votos hacia la candidatura de Juan José Gómez Centurión y el objetivo es evitar que el ex titular de la Aduana logré superar en las PASO del 11 de agosto el piso del 1,5 por ciento que le permitiría competir en octubre.

Actualmente, las encuestas dan alrededor de dos punto de intención de voto al ex carapintada, aunque en el Gobierno temen que haya un votante oculto que lo termine empujando por encima del 2,5 por ciento. Gómez Centurión también le resta «voto celeste» a Macri, con un discurso anti aborto mucho más contundente que el que tiene el presidente, razón por la que el Papa Francisco no concurre al país mientras gobierne Mauricio Macri.

El votante argentino se «derechizó» según un estudio de Taquion

En un escenario de absoluta paridad con el kirchnerismo cuando no perdiendo por casi 7% según el encuestador, que Gómez Centurión llegue a octubre es un peligro para el oficialismo, aún cuando sus expectativas sea llegar a dos o tres puntos, porque todos los votos que atrae son potenciales votantes de Macri y nunca de Alberto Fernández.  «Si Gómez Centurión queda fuera de la primera vuelta puede significar un punto más para Macri, no es nada desdeñable en la situación de paridad actual», explicó el analista político Rosendo Fraga, que acaba de realizar un exhaustivo análisis sobre el comportamiento del voto militar.

Si bien las FFAA tienen 80 mil efectivos activos, algunos analistas creen que el «voto militar» llega a un millón de personas, contando a familiares, allegados y ex militares. Si bien el sector tuvo en otras elecciones candidatos puros, nunca tuvo un representante tan claramente definido y con gran reconocimiento dentro de las fuerzas como Gómez Centurión. De allí el temor del macrismo.

 

«Una de las cosas más importantes que logramos tiene que ver con la normalización de la imagen de las Fuerzas Armadas en la vida democrática del país», destacó sin ser muy sincero Macri este martes durante la cena de camaradería con los jefes de las FFAA. «Esto es una clara muestra de que pusimos en valor a las Fuerzas Armadas como una institución central del Estado», insistió amparándose en compras de reequipamiento mínimas y de no mucho valor real como son los camiones OSKOSH, los Súper Etendar y los BPS de la Armada y ahora la promesa de compra de 10 aviones coreanos F-50.

Desde hace varias semanas el oficialismo comenzó a trabajar en la seducción del voto militar, que los analistas coinciden en que como otros se terminó desencantando con Macri. «El Gobierno ha visto que hay un voto que tuvo en las dos elecciones anteriores y que en parte está decepcionado. Uno es el voto militar y otro es el voto celeste. En ambos casos el Gobierno está contemplando acciones para recuperar ese voto», explicó el analista Rosendo Fraga.

«Es un voto que fue en las elecciones de 2015 y 2017 muy marcadamente a favor del gobierno, pero que como otros sectores entró en una situación de decepción. Ahí hay un elemento analítico que es el voto de la Antártida que te da como un testeo de ese voto. En la elección de gobernador de Tierra del Fuego ese voto ha mermado para el Gobierno», agregó Fraga en radio Mitre.

Jóvenes y celestes, los votos que busca el Gobierno para alcanzar a Alberto

Una medida que apunta a ese sector fue el lanzamiento del servicio cívico para jóvenes (?), pero más significativa fue la realización del desfile del 9 de Julio que ha decir verdad se vio empañado por el desfile de FFSS (no PNA y GNA que siempre lo hicieron y que actuaron valientemente en Malvinas), que en 2018 se había suspendido por falta de fondos y por el malestar de los militares con el Gobierno por los magros aumentos salariales, cosa que aún se mantiene y encima con el destrato de los aumentos selectivos a las FFSS que se acaban de proporcionar. Macri y toda la primera línea del Gobierno estuvieron en el desfile.

En junio, el Ministerio de Defensa había anunciado una suba salarial del 8 por ciento (que se sumó al 10 por ciento de enero) y la incorporación de rubros no remunerativos al salario formal. De todos modos, en el sector permanece la bronca por el retraso de los sueldos respecto a las fuerzas de seguridad. Macri evitó el tema en su discurso del martes por la noche.

Otro hecho que no pasó desapercibido en los últimos días fue una declaración de Claudio Avruj, que adelantó que el oficialismo está trabajando en un “proyecto a ser presentado en la legislatura nacional” para dar un resarcimiento económico a los familiares de miembros de las FFAA «víctimas de la guerrilla» en los 70. Las palabras del secretario de Derechos Humanos responden a un viejo reclamo del «voto militar».

Los gestos del oficialismo responden a un intento por calmar el malestar del sector que se extiende también a temas como el manejo de la obra social de las FFAA, que el Gobierno intervino meses atrás, y a la incomprensible venta de inmuebles principalmente del Ejército tras fines puramente inmobiliarios y que se utilizaron o utilizan para generar proyectos de obras públicas monumentalistas y sobre todo para visualizaciones electoralistas.

¡¡Una vergüenza que acompaña los intentos por proscribir a la candidatura de José Luis Espert, con el mismo fin de obtener ese voto para intentar revertir los resultados que hoy visualizan!!

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 1º de Agosto de 2019

Se el primero en comentar en "MACRI BUSCA ASEGURAR EL «VOTO MILITAR» Y QUE CENTURIÓN NO PASE A LA PRIMERA VUELTA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*