EL PERONISMO QUIERE LIMITAR EL GASTO EN RENOVABLES Y APUESTA A ENERGÍA NUCLEAR Y GAS

Cuestionan que atenta contra la inversión en Vaca Muerta. El FMI también advirtió por sus altos subsidios

La adjudicación de la última ronda de renovables, donde el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, debió aceptar precios un 31% más altos que en la licitación anterior, puso en discusión a la fuente energética insignia de Cambiemos.

Desde el kirchnerismo sostienen que de triunfar en octubre frenarán la inversión “verde” y apostarán a reflotar el plan nuclear, desarrollar más hidroeléctricas y potenciar las termoeléctricas en base a gas, a las que colocan como las grandes perjudicadas de la política actual.

Tienen que pagar un 30% más para adjudicar la nueva ronda de renovables

Sucede que al tener prioridad de despacho y en un mercado eléctrico de mucha menor demanda por la recesión, las renovables relegan a los otros tipos de fuentes que quedan imposibilitadas de competir a pesar de tener un mejor precio, según la visión del peronismo que postulan la fórmula F-F, quienes sostiene que por eso que YPF se vio obligada a cerrar pozos de gas y recortó su producción en un 20,6% en el primer trimestre del año.

“No puede pasar que las renovables reduzcan la demanda de despacho termoeléctrico, porque eso atenta contra los proyectos de inversión en Vaca Muerta al tirarles abajo el principal mercado comprador. Están priorizando las renovables porque hay contratos firmados en dólares a largo plazo, y porque en ellos figuran fondos de inversión extranjeros con muchísimo poder de lobby”, comentó el director del Oetec y principal referente de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en materia energética, Federico Bernal.

Otro de los puntos en discusión son los altos subsidios y precios en dólares que reciben, que no solamente son más altos a comparación con otros lugares del mundo, sino que a partir de los contratos PPA (Power Purchase Agreements), quedarán fijos durante 15 años. En consecuencia, al tratarse de una industria que se caracteriza por estar transitando una etapa de reducción de costos anual significativa, en poco tiempo los valores se volverán exageradamente elevados respecto al promedio mundial.

Vaca Muerta: las visiones enfrentadas en el peronismo sobre el mega yacimiento

Esto ya fue observado por el FMI en su última revisión del acuerdo Stand By, donde a raíz de la espiralización de este componente, cuadruplicó su proyección de subsidios a la energía para el año que viene al estimar un gasto de 3.800 millones de dólares. Según los indicadores del 2019, alrededor de la mitad de los subsidios estuvieron destinados a cubrir el costo de los contratos PPA, que engloban al programa Renovar y en segundo término al cierre de ciclos de centrales termoeléctricas. Pero como fue mencionado, la prioridad de renovables hizo que muchas de las centrales instaladas a partir del 2016 no puedan despachar energía, lo que no impidió que cobren como si lo hubieran hecho por la cláusula Take or Pay.

El cuello de botella en las redes de transporte es otro limitante que obliga a realizar inversiones millonarias en líneas de alta tensión hacia lugares inhóspitos que serán subutilizadas, encareciendo notablemente su desarrollo.

En consecuencia, en las filas de Alberto Fernández sostienen que se trata de una “sobreinversión sin ninguna razón”, cuando se cuenta con un potencial de gas abundante y competitivo que puede abaratar todo el sistema, teniendo en cuenta que actualmente el 64% de la energía eléctrica está atada a este fluido.

El Gobierno buscará inaugurar más de un parque de energía renovable por semana en el año electoral

Para acelerar las inversiones en el yacimiento, aceptan liberar el precio de las exportaciones, pero están decididos a fijar un valor interno en torno a los tres dólares por millón de BTU para reducir las tarifas, con el que aseguran que “sobra rentabilidad de acuerdo a todos los técnicos del sector”.

Finalmente, hacen énfasis en la nula transferencia tecnológica que implica el impulso de esta energía y la contraponen con el desarrollo del plan nuclear. “Están desguazando todo lo que tenga olor a tecnología nacional. Las renovables son todas importadas y las centrales nucleares están paralizadas”, destacó a este medio el ingeniero nuclear y ministro de Energía de Misiones, Sergio Lanziani, el principal candidato a quedarse con la cartera si gana el peronismo.

“De nada sirve importar todo de afuera y convertirnos en una suerte de maquila verde. Diversificar la matriz con nuevas tecnologías como son la eólica y la solar es importante, pero sólo si redunda en beneficios concretos. Debemos reeditar lo hecho con el clúster nuclear”, agregó Bernal.

Buenos Aires, 6 de Agosto de 2019

Por Fernando Heredia

En la Sede del A.P.S.E.E.

Se el primero en comentar en "EL PERONISMO QUIERE LIMITAR EL GASTO EN RENOVABLES Y APUESTA A ENERGÍA NUCLEAR Y GAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*