LELIQ ES ‘TENDENCIA’

Debate de economistas en Twitter sobre el BCRA “Canje compulsivo, plan Bonex, hiperinflación, devaluación” (y más…)

Sigue el debate de las Leliq y la economía argentina. Foto: web

Desde que la economía se metió de lleno en la campaña y el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se le ocurrió mencionar la palabra ‘Leliq’ se generó todo un revuelo sobre la política económica actual y la posible futura. Los principales preocupados son, por supuesto, los expertos en la materia, que han detallado -cada uno desde su criterio- cuál es el mejor camino que debe tomar la Argentina económicamente hablando y respecto a una Letra de Liquidez del Banco Central (Leliq). El debate se extiende incluso en las redes sociales, donde los especialistas exponen en sus perfiles sus preocupaciones, hipótesis y posibles soluciones. 

Antes de mencionar algunos debates que se dan por estas horas en las redes y que lideran los economistas, es bueno aclarar que una Letra de Liquidez del Banco Central (Leliq) es como un bono o un préstamo que toma el Banco Central de la República Argentina (BCRA) con los bancos por una semana. A diferencia de las Lebac, que las podían adquirir cualquier persona, las Leliq sólo están disponibles para las entidades financieras.

Las leliq para muchos economistas representan un problema, o al menos así lo detalla Miguel Boggiano en su perfil de Twitter, que a través de un video hizo una “explicación didáctica del problema de las leliq”, advierte.

“Todo empieza en la gente que tiene pesos, esos pesos la gente los mete en el banco en un plazo fijo”, empieza.

“En una economía normal los bancos le prestarían esa plata a las empresas para producir, pero en la Argentina lo que está pasando es que el único que está tomando esos pesos porque las tasas son exhorbitantes es el Banco Central”, explica el economista.

Según su explicación, el BCRA paga 60% de tasa leliq, de las cuales, 10% se quedan los bancos, 50% le dan a la gente en plazos fijos. “Dónde está el problema, el problema está es que si algún día, los que tienen los pesos en plazos fijos, le dicen al banco ‘quiero mis pesos, me voy del plazo fijo’, los bancos se tienen que dar vuelta y decirle al Banco Central ´no te puedo renovar más, vas a tener que imprimir los pesos q se los tengo que dar a la gente´, y es allí donde está el problema”, agrega.

Sobre la solución del problema, Boggiano considera: “lo ideal sería que la gente decida tener más pesos y que haya más demanda de dinero, pero eso realmente parece improbable”, dijo.

Y agregó: “La única forma que las LELIQs no terminen en un problemón es que los argentinos decidan quedarse para siempre en sus plazos fijos; es decir; decidan ahorrar para siempre en pesos despreciando al dólar como instrumento de ahorro en un país de alta inflación. Probabilidad 0%”, escribió en su cuenta en Twitter.

“Si los argentinos, con toda racionalidad del mundo, siguen ahorrando en dólares para protegerse del impuesto inflacionario de la casta política, las LELIQs tienen dos caminos de resolución: 1) pagarlas emitiendo, lo cual es primero devaluación y luego más inflación o 2) BONEX”, dijo Giacomini, que coincide con el primer planteo que expuso Boggiano.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 2 de Agosto de 2019

 

Se el primero en comentar en "LELIQ ES ‘TENDENCIA’"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*