SUCEDIO EN EL BARRIO – PAULA LAMBRUSCHINI RECORDANDO A LAS OTRAS VICTIMAS NO RECONOCIDAS

El 1 de agosto de 1978, la integrante de la agrupación terrorista Montoneros, Lucila Adela Révora de De Pedro (madre del dirigente kirchnerista Eduardo Enrique Wado De Pedro), junto con Carlos Guillermo Fassano, hicieron estallar 25 Kg. de nitroglicerina en un departamento -deshabitado por reformas- colindante con el del Vicealmirante y Jefe del Estado Mayor de la Armada, Armando Lambruschini.

Como consecuencia del atentado murieron su hija Paula, de 15 años, uno de los custodios, (mientras que otro sufrió graves heridas) y dos vecinos del edificio donde se produjo la explosión: Margarita Obarrio de Villa (82 años) y Ricardo Álvarez.

Almirante Armando Lambruschini

Otros diez vecinos de ese edificio resultaron heridos.

En el parte en el que se adjudicó el atentado, Montoneros lamentó las muertes de Paula y la vecina Margarita Obarrio de Villa, de 82 años.

Lucila Adela Rébora de De Pedro

Imagen de Archivo del atentado

Un día después murió otro vecino, Ricardo Álvarez, a causa de sus graves heridas.

Recordando además que estuvo la terrorista escondida con los Palotinos.

El 1° de agosto de 1978 una bomba explotó en Barrio Norte, sobre la calle Pacheco de Melo, y mató a la hija menor del vicealmirante Armando Lambruschini, Paula, a dos vecinos e hirió a otras quince personas. “Pasaron 40 años y qué equivocada está la sociedad de este país, que idolatra a los terroristas y olvida a las víctimas inocentes”, dice Ana, su hermana, en una carta de lectores publicada hoy en el diario La Nación.

El atentado ocurrió a dos años del comienzo del golpe sedicioso militar y el objetivo de Montoneros era matar al vicealmirante Lambruschini, pero terminó con la vida de una de sus hijas. Según se supo, la bomba fue puesta en la pared que daba al dormitorio de Paula, que tenía 15 años.

“Rezo para que algún día los tres poderes que rigen la Nación tomen las medidas necesarias para reorientar los pasos de los argentinos en la dirección necesaria y llegar así a ser un país justo, libre y soberano”, concluye la carta.

La carta completa:

“Otro año sin Paula:

Otro 1º de agosto de duros recuerdos de aquel lejano 1978 en que el terrorismo, de la mano de Montoneros, arrancó la vida de mi hermana Paula Lambruschini a sus tempranos 15 años.

Pasaron 40 años y qué equivocada está la sociedad de este país, que idolatra a los terroristas y olvida a las víctimas inocentes.

Rezo para que algún día los tres poderes que rigen la Nación tomen las medidas necesarias para reorientar los pasos de los argentinos en la dirección necesaria y llegar así a ser un país justo, libre y soberano.

Ana Pintos

lambrus@fibertel.com.ar

 

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 1º de Agosto de 2019

 

Se el primero en comentar en "SUCEDIO EN EL BARRIO – PAULA LAMBRUSCHINI RECORDANDO A LAS OTRAS VICTIMAS NO RECONOCIDAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*