PRESIONADO POR LOS EMPRESARIOS TRUMP ¿ENTRA EN RAZONES?

Trump pospuso hasta diciembre las sanciones contra China y habló de Hong Kong

En medio de la incertidumbre de mercados, la guerra comercial con China y las protestas en Hong Kong, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió poner un freno momentáneo a los aranceles del 10% sobre productos chinos que había anunciado en las últimas semanas. Si bien muchos se preguntan por las razones detrás de esta decisión, que parecen tener que ver con la llegada a un acuerdo, otros aseguran que se debe a la presión de empresarios sobre la administración Trump. Tengamos en cuenta que muchos de esos empresarios son republicanos, es decir sus votantes de cara a las elecciones de 2020.

“Estamos haciendo esto para la temporada navideña”, dijo el presidente Donald Trump a los periodistas cuando salía de Nueva Jersey para asistir a un evento en Pittsburgh. De esa forma el mismo anunció que los nuevos aranceles de 10% a importación de productos chinos sería retrasado por lo menos hasta el 15/12, justo 10 días antes de Navidad. Esta decisión incluirá a  teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, juguetes, monitores de computadora y cierto calzado y ropa fabricados en China.

Recordemos que anteriormente las sanciones tendrían que haber entrado en vigencia el próximo 1/09, tal como había anunciado el presidente. Sin embargo, la presión de los mercados y de los propios empresarios parecieron ser más fuertes que la enemistad con China. Tengamos en cuenta que  desde el pasado lunes 05/08, la guerra comercial entre China y Estados Unidos que tuvo su origen en 2018, y que paso por momentos de tregua y calma como el posterior a la reunión entre Xi Jingping y Donald Trump en el  G-20 de Osaka, Japón, y momentos de tensión extrema como el de las últimas semanas cuando primero Trump anunció nuevas sanciones y China devaluó su moneda.

En consecuencia los mercados se desplomaron y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, designó a China como país “manipulador de divisas” y amenazó con tomar represalias para acabar con sus “injustas” ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional (FMI). A esto por supuesto se le sumaron las intensas protestas en Hong Kong que ya van por su décima semana consecutiva y desestabilizan al régimen chino que ya no sabe como frenarlas.

A esto también re refirió Trump este martes 13/08 al hablar con periodistas. “Lo de Hong Kong es una situación muy difícil, muy dura. Vamos a ver qué pasa. Pero estoy seguro de que funcionará. Espero que funcione para todos, incluyendo China, por cierto”, explicó el presidente haciendo referencia a la represión que llevaron adelante los policías en el aeropuerto de Hong Kong esta misma tarde. Claro que a los mensajes de Trump se sumaron tanto republicanos como demócratas quienes apoyaron la instauración de una democracia en el territorio asiático.

Pero volviendo a la guerra comercial con China, algunos empresarios optimistas aseguran que este retraso podría ser una buena oportunidad para que en este tiempo se intenten estabilizar el escenario internacional y a su vez se logre llegar a un acuerdo entre las dos partes, aunque Trump ya dejo claro reiteradas veces que no ve a China dispuesta a conversar con Estados Unidos.

“Instamos a la administración a aprovechar este tiempo para alcanzar una resolución comercial con China antes de que llegue el 15 de diciembre y lleguen los nuevos impuestos a los productos de consumo cotidiano y los presupuestos familiares”, dijo en un comunicado, Hun Quach, el vicepresidente de comercio internacional de la Asociación de Líderes de la Industria Minorista.

Si bien desde el gobierno ya aseguraron que se llevará a cabo esta medida,  La oficina de la Representación del Comercio (USTR, por sus siglas en inglés), todavía no se refirió al tema ni publicó una lista oficial sobre los productos que se verán afectados. Sin embargo, hay productos que sí seguirán su camino pautado y enfrentarán aranceles del 10% a partir de septiembre. 

Por otro lado, inmediatamente después de los anuncios desde la Casa Blanca, de acuerdo a lo que informa Bloomberg,  los bonos del Tesoro se desplomaron y el índice S&P 500 subió hasta un 2%. A su vez los precios del petróleo y el oro cayeron, dándole un período de calma al caos en el que estaban inmersos los mercados. Pero estos no fueron los únicos afectados ya que al ser las empresas tecnológicas las que se vieron afectadas por las decisiones, las mismas tuvieron buenos resultados en la bolsa.

Apple aumentó más de un 4% para acelerar las ganancias entre los fabricantes de hardware, Best Buy subió más en el S&P 500, mientras que Target agregó un 5%. Por otro lado, las empresas dedicadas a la industria textil como Gap y L Brands saltaron más del 7% y los líderes en juguetes para niños, como Hasbro aumentó un 6%.

Claro que mientras que algunos se ilusionan con el comienzo de una etapa de tregua entre ambos países, las verdaderas razones que llevaron a Trump a tomar esta decisión es la presión de los empresarios y sectores minoristas cuya materia prima y medios utilizados para la fabricación enfrentaban aranceles del 25%  sobre productos chinos por valor de $ 250 mil millones. Lo que por supuesto causaba la desaceleración en la producción. 

Recordemos también que muchos de ellos son republicanos y entonces futuros votantes de Donald Trump de cara a las elecciones de 2020 en las cuales busca su reelección pero las encuestas no le dan la derecha. 

¿Habrá entrado en razón Trump o es otra maniobra electoralista de él?

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires,13 de agosto de 2019

 

Se el primero en comentar en "PRESIONADO POR LOS EMPRESARIOS TRUMP ¿ENTRA EN RAZONES?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*