EL SILENCIO NO ‘GARPA’ – ESTO SÍ ES UN ESCANDALETE

Escándalo en Palermo: ¿Cuántos votos pierde Larreta entre Pedace, Lanús y Menayed? Canicoba, Lanús, Panter, Portland, Caputo, Larreta….

Faltan explicaciones. Los vecinos necesitan precisiones, que no las hay ni en la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad de Buenos Aires ni en la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Sorprende que quienes afirman ser tan eficientes en la comunicación pública para otras cuestiones promocionales, ahora que deberían demostrar sus conocimientos de verdad, parezcan ausentes. En una entrevista para Real Estate Milenium, Gustavo Menayed, Presidente de Grupo Portland y emprendedor nato, cuenta sus nuevos proyectos que incluyen el trabajo con el estudio Zaha Hadid, los factores que lo ayudaron a crecer desde abajo y su visión sobre la coyuntura del mercado inmobiliario. Martes 20/08 muy intenso en Comodoro Py: el magistrado Rodolfo Canicoba Corral recibió 2 denuncias muy impactantes: por un lado, una contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri, a propósito de los dichos de Martín Redrado, ex presidente del Banco Central, acerca de una decisión gubernamental de ‘dejar correr’ al dólar estadounidense en la jornada del lunes 12/08; por otra parte, la anticipada denuncia de Panter SRL contra la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que comanda Ramón Lanús, tal como ya lo habíamos anticipado. El asunto promete escandaletes varios:

“El proyecto lo estábamos trabajando con los arquitectos Lopatin y Bodas-Miani en conjunto. El terreno se ubica en Libertador y Bullrich pegado a la vía, es emblemático. Va a ser un ícono en la Ciudad de Buenos Aires. Ahora es una área abierta, será el primer edificio de la hilera de mano derecha de Avenida Libertador hacia Plaza Francia. Además es el último terreno baldío sobre la Avenida Libertador. (…) Para nosotros es importante hacer cosas de calidad y distintas, apostamos a hacer algo más allá de los edificios cuadrados de la ciudad.”

Es muy raro que el comisario Ricardo Raúl Pedace, ex N°2 de la Policía Metropolitana / Policía de la Ciudad, quien conoce de leyes y reglamentos, no haya tomado cartas en el asunto.

Cuando Horacio Rodríguez Larreta decidió que el jefe de la fuerza seguridad porteña sería el comisario Néstor Roncaglia, a Pedace -quien ambicionaba ese cargo- le fue concedida la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad de Buenos Aires. 

De acuerdo a la página web, la Agencia “Habilita y fiscaliza los locales comerciales de la Ciudad. Controla las obras en construcción y la higiene alimentaria en establecimientos y vía pública”.

Afable, diligente, Pedace acaba de asumir como presidente del Rotary Club Internacional. ¿Cómo es que todavía él no ha dado explicaciones acerca de la situación de la obra en construcción l’Avenue Libertador, del Grupo Portland, escándalo que días atrás llegó a un abanico de medios de comunicación que se hicieron eco de lo ya informado por medios diferentes?

Vecino del barrio de Caballito, Pedace debe conocer de qué trata cuando una obra en construcción le provoca un daño irreparable a la construcción lindera. No se precisa haber estudiado Arquitectura o Ingeniería Civil. Apenas se requiere sentido común: no puede continuar la construcción.

Ya no se trata de que no haya inspecciones municipales apenas unos metros delante de la obra en infracción, en cierto local nocturno bajo la lupa de muchos narcoinvestigadores, un caso en el que dicen que él propuso investigar si cumplía con las normas contra incendios (¡¿?!). Lo de l’Avenue Libertador es concreto y puede apreciarse a simple vista.

Pedace debería explicar qué ocurrirá con semejante emprendimiento millonario, justo en medio de una campaña electoral en la que Rodríguez Larreta se juega mucho porque quiere evitar, a cualquier precio, el balotaje ante Matías Lammens, y ese barrio donde ocurre el problemón, se supone que adhiere a Juntos x el Cambio.

Sin embargo, lo que está sucediendo provoca mucho debate vecinal sobre el ‘gobierno de amigos millonarios’ que queda en evidencia, aún cuando, ahora, muchos no recuerden conocer a Gustavo Menayed, el socio mayoritario de Grupo Portland, la empresa estrella en estos años recientes en la Ciudad de Buenos Aires y el corredor de la Zona Norte, cargado de municipios que gestiona el oficialismo nacional.

A Menayed se le atribuye cierto interés en prolongarse del otro lado de Avenida del Libertador, hacia un paseo comercial. Pero ahora todo es improbable, considerando el desastre en la construcción que, aparentemente, el comisario Pedace no considera tan mal pero muchos vecinos sí. Un problema para él considerando que hay socios del Rotary que residen por la zona.

La construcción que sí Pedace clausuró es la lindera a la obra en construcción, que continúa evacuada y cabe preguntarse hasta cuándo se mantendrá la irregular situación, qué piensan hacer, considerando que la estructura se encuentra con una rajadura, según lo que han constatado peritos.

Para que quede en claro: son 6 inmuebles que se declaran afectados por l’Avenue Libertador, y el comisario Pedace ya fue intimado por los 6 y con una difícil elección por delante para Rodríguez Larreta.

Pero también sorprende que no haya expresado alguna opinión Ramón Lanús, en nombre de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que también tiene mucho por explicar.

Para comenzar, ¿cómo es que l’Avenue Libertador estaba avanzando -según vecinos- sobre territorio gestionado por AABE, y en que condiciones sucedió eso?

Muy flaco favor le hace con todo esto el mencionado Lanús a su promotor Rodríguez Larreta.

La pregunta al grupo de ‘cráneos’ que iniciaron una obra sin tomar los recaudos suficientes es si ellos vivirían en un edificio evacuado por rajaduras y aflojamiento de sus 4 columnas.

Y qué sucede con los que viven en los otros inmuebles.

  • ¿Quién es Gustavo Menayed?

“Somos una generación audaz de desarrolladores”

En una entrevista para Real Estate Milenium, Gustavo Menayed, Presidente de Grupo Portland y emprendedor nato, cuenta sus nuevos proyectos que incluyen el trabajo con el estudio Zaha Hadid, los factores que lo ayudaron a crecer desde abajo y su visión sobre la coyuntura del mercado inmobiliario.

¿Qué nos podés contar sobre tu nuevo proyecto con el estudio Zaha Hadid?

El proyecto lo estábamos trabajando con los arquitectos Lopatin y Bodas-Miani en conjunto. El terreno se ubica en Libertador y Bullrich pegado a la vía, es emblemático. Va a ser un ícono en la ciudad de Buenos Aires. Ahora es una área abierta, este será el primer edificio de la hilera de mano derecha de Avenida Libertador hacia Plaza Francia. Además es el último terreno baldío sobre la Avenida Libertador.

¿Te gustan los terrenos emblemáticos?

Yo no  tengo un business plan como otros. Yo me guío por mi visión. Cuando compré Palmera me dijeron que era una locura pagar u$s 600 el metro y hoy no conseguís terrenos en Vicente López. Lo mismo con este terreno de Libertador. La gente dice: “están locos de pagar esa plata”. Yo dejo que hablen porque al final el terreno lo tengo yo.

¿Por qué Zaha Hadid?

Para nosotros es importante hacer cosas de calidad y distintas, apostamos a hacer algo más allá de los edificios cuadrados de la ciudad. Hace rato que queríamos trabajar con un estudio internacional. Tuvimos coqueteos con Foster. Cuando consultamos con Zaha, en ese momento ella estaba viva, ellos mostraron interés en Latinoamérica y especialmente en Argentina. Tuvimos reuniones y en ocho meses de negociación logramos que se adhieran a los estudios que ya participaban del proyecto.

¿Qué le podés decir a alguien que está empezando su carrera como desarrollador?

No hay nada muy original, lo importante es la perseverancia y tener un camino claro. También, tenés que sumar profesionales. Más allá del esfuerzo y la claridad, yo creo que soy un tipo afortunado siempre hay una cuota de suerte. La verdadera base del éxito es que a mí me apasiona lo que hago, yo me sigo emocionando como el primer día cuando veo avanzar un edificio. Agradezco a los socios que confiaron en mí en su momento. Hoy es fácil invertir en Portland pero ellos confiaron en mí cuando yo no era conocido.

¿Qué te hizo aprender en tu carrera?

El error conceptual es algo que te nutre. Si yo me hubiese dejado llevar por el monetarismo económico hoy no estaría acá. En el primer edificio gané mucho, en el segundo poco y en el tercero perdí. La vida es un desafío pero siempre hay que seguir para adelante.

¿El mercado te ayudó en algo?

En 2005 y 2006 la gente ganaba dinero, había mucha rentabilidad. Los errores no se percibían tanto porque se ganaba igual. Había buen viento a favor pero a partir del 2009, con el cepo, los grandes players se fueron todos y quedamos los audaces, una nueva generación.

¿Y ahora no pasaste a ser un gran player?

Eso queda a consideración de la gente. Yo me considero un trabajador.

¿Cómo ves el mercado actualmente?

Hay que seguir como siempre, hay que laburar. Nosotros crecimos en los peores años de la Argentina. No hay que escuchar lo que la gente dice porque siempre dicen lo mismo: está todo mal o todo bien. La verdad es que nunca está todo mal o todo bien, a excepción de las crisis a nivel 2001. Hay que seguir trabajando.

¿Qué pensás sobre los nuevos fondos de inversión para el blanqueo?

El tema de los bancos es un tema aparte. Ahora aparecen los fondos y yo no los puedo ni ver. ¿Por qué voy a confiar en un banco? Ellos tienen que explicarle a la gente como van a hacer las cosas. Yo voy a pedir un crédito de 50.000 pesos y no me lo dan. Manejo 300  millones en obras y no tengo crédito bancario. Nadie se anima a hablar esto realmente.

¿Dónde están trabajando?

Estamos enfocando en Vicente López, muchas viviendas y oficinas. Libertador y Bullrich también. Compramos un terreno en Estado de Israel, otro en Vera y Serrano. En la Costa Atlántica vamos a hacer un Solanas en Mar Azul. También estamos haciendo una obra de 270 cocheras en el Colegio San Martin de Tours. Por último, compramos en Barracas,  Av. Patricios y Tomás Liberti, donde creemos que hay mucho potencial.

  • ESTO SÍ ES UN ESCANDALETE – Canicoba, Lanús, Panter, Portland, Caputo, Larreta….

Martes 20/08 muy intenso en Comodoro Py: el magistrado Rodolfo Canicoba Corral recibió 2 denuncias muy impactantes: por un lado, una contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri, a propósito de los dichos de Martín Redrado, ex presidente del Banco Central, acerca de una decisión gubernamental de ‘dejar correr’ al dólar estadounidense en la jornada del lunes 12/08; por otra parte, la anticipada denuncia de Panter SRL contra la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que comanda Ramón Lanús, tal como ya lo habíamos anticipado. El asunto promete escandaletes varios:

A fines de 2018 mucho se habló del Grupo Portland porque intentó el rescate del proyecto de Ribera Desarrollos (Carlos de Narváez) de desarrollar el complejo de toRres ubicado en Vicente López, Provincia de Buenos Aires, denominado AlRìo, un acuerdo imaginado por First Corporate Finance Advisor (Miguel Arrigoni y José Luis Garófalo) y el estudio Alegría, Buey Fernández – Fissore y Montemerlo.

El asunto fue muy interesante porque, ante el tembladeral, intervino con los tapones de punta la sociedad de Bolsa llamada Grupo Cohen, acreedor de Ribera Desarrollos, y el asunto fue comidilla del mundo de financistas acreedores en dólares, todos frustrados amantes del carry trade.

Del lado de Grupo Portland realizó la negociación Marcelo Buyo, gerente general de la urbanizadora. Él fue también el rostro de presentación del proyecto l’Avenue Libertador, basado en planos del famoso estudio de la ya fallecida angloiraní Zaha Hadid, y que ha resultado un problemón con graves consecuencias judiciales para los constructores que son acompañados por Nicolás Caputo, tan influyente sobre Horacio Rodríguez Larreta, y obviamente sobre Ramón Lanús, titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Sin embargo, en el ‘cìrculo rojo’ el rostro más conocido de Grupo Portland es Julio Gustavo Menayed.

El tal Menayed, al frente de su otra empresa Prospect SA, y en sociedad con Borok Construcciones, de Marcelo Mindlin, protagonizó el enojo de vecinos del barrio de Colegiales por la construcción de un estacionamiento en un predio que desde 2007 tenía la zonificación de Urbanización Parque y por eso se levantó la Plaza Clemente -vecinos enojados difundieron que Menayed / Prospect habían sido aportante a la campaña electoral de Elisa Carrió en 2017-.

Menayed volvió a escena, ya cercano a Raúl D’Onofrio, presidente del Club Atlético River Plate, para intentar el traslado del estadio Monumental para construir torres y shoppings en ese cotizado perímetro del porteño barrio Nuñez, iniciativa que no ha prosperado porque son muchísimos los socios del ‘millonario‘ que se oponen.

Como ya hemos publicado el escándalo que ocurre con el proyecto L’Avenue Libertador, levantado en un predio donde era imposible construir todos esos metros cuadrados, y entonces se utilizaron metros anexos del Estado Nacional para llegar a la ecuación, y más tarde se buscó un ‘blanqueo’ de la situación ante el Gobierno de la Ciudad.

En el medio quedó el AABE, tan celoso del patrimonio del Estado en otros activos, pero llamativamente más bien pasivo, aparentemente, en el caso de Portland y Caputo Construcciones. Todo podría haber pasado más o menos desapercibido si no hubiesen ocurrido 3 percances:

  1. La grieta o fractura en el edificio lindero al excavarse 5 subsuelos, y el perjuicio posible a otros inmuebles vecinos en una de las zonas con metro cuadrado más caro de la Ciudad.
  2. Que los habitantes de la propiedad horizontal dañada, y los de toda la zona sean integrantes del ‘círculo rojo’, con igual o mayor capacidad de influencia, y de litigar, que Menayed y sus socios (ni hablar en el caso de Lanús).
  3. Que el año electoral se le haya complicado tanto al PRO, y eso incluye no sólo a Caputo sino también a Rodríguez Larreta, justo cuya gestión recibe desde hace varios días un cuidadoso ‘peinado’de parte de la campaña de Matías Lammens, del Frente de Todos.

Ahora aparece una novedad: Lanús, quien al frente de la AABE libra una suerte de batalla frontal con Panter SRL, concesionario del exPaseo de la Infanta, ubicado frente al l’Avenue Libertador, aparece en comentarios de no haber concretado una negociación del canon pagado por Panter SRL sino que optara por un intento de expulsión / lanzamiento: ¿existía / existe un interesado para la explotación del predio?

No faltan quienes indiquen que mucho conocería del tema la desarrolladora Portland, para darle una continuidad a su proyecto l’Avenue, a un costado de la Plaza de la Shoá.

El tema es muy interesante porque en un juzgado que subrroga Rodolfo Canicoba Corral, en los tribunales en Comodoro Py, Panter acaba de presentar la denuncia penal contra AABE y Lanús, abriéndose así un litigio muy interesante en un momento en el que la AABE intentó utilizar al fuero en lo Contencioso Administrativo para realizar la expulsión / lanzamiento de Panter, a espaldas de la Cámara en lo Comercial, que había ratificado un recurso de amparo y exigido que las actuaciones pasaran al Juzgado que entiende en el concurso preventivo presentado por el concesionario.

Por todos los ‘jugadores’ involucrados, el asunto se presenta fascinante para una miniserie, pero no para una campaña proselitista en Ciudad de Buenos Aires donde el resultado de las PASO indica que podría haber un balotaje.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 4 de setiembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "EL SILENCIO NO ‘GARPA’ – ESTO SÍ ES UN ESCANDALETE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*