ES LA ORGANIZACIÓN, IMBERBE 

“El gobierno es para realizar, no para estudiar. Pero como no se puede ‘hacer’ sin ‘estudiar’ previamente, es preciso llegar al gobierno con todo estudiado y planificado” “Renunciar a la política es renunciar a la lucha, y renunciar a la lucha es renunciar a la vida, porque la vida es lucha” JDP Año I Mar del Plata, 01 de septiembre de 2019, Luis Gotte.

Compañeros, les escribo desde una mirada justicialista, con profundo amor hacia aquella Nación justa libre y soberana; de eterna lealtad a su Doctrina Nacional; de perenne nobleza de aquel pueblo llano, humanista y cristiano. Trazas y huellas de una identidad cultural que perdurará como lenguaje de los tiempos y de los pueblos. Concibo y entiendo a la POLÍTICA como búsqueda del bien común de la Comunidad, sosteniendo la eticidad Justicialista como normas que marcan el paso de la conducta.

Puede que tenga como es natural, algunas diferencias con muchos de ustedes. Lo substancial es que, tenemos en nosotros una intensa UNIDAD de CONCEPCIÓN, donde los pronombres per-sonales equilibran nuestro Ser. Y en esa común-unidad todos y cada uno adquieren importancia: Yo, tú, él… y las diferencias nunca están por sobre el nosotros.

1.- Nuestros gobiernos en Democracia, desde 1983 a la actualidad, carecen de reputación y fueron incompetentes en conducir los destinos de nuestra Patria. Son portadores contagiosos de “incapacidad política”. A la Política no la comprenden ni la distinguen, y mucho menos la aprecian y supieron resolver. No lograron estar por encima de sus pasiones.

  1. Para todos ellos la política es “lucha por el poder”, y el poder es la “caja”. La que reparten para tener lealtades, cuando el dinero escasea se produce la crisis política. El poder es vanidad, y todas las virtudes son aniquiladas por ella.
  2. La política es un dispositivo de construcción y ORGANIZACIÓN del poder, cuyo objetivo es conducir la realización de las expectativas y esperanzas de un pueblo. Por lo tanto, la política no es un fin sino un medio para prestarle un servicio a la Patria. No para investirse de una gloria transitoria.
  3. De Alfonsín a Macri, colocaron como precondición para la acción política los medios y no los fines. Primero está lo económico, y el fatalismo de sus leyes. Y en segundo lugar la política. Se abandona la política por una visión tecnocrática como pensamiento único, o políticamente correcto o simplemente “gestión”, como si al lugar de ‘ejercicio del poder’ se llegara por algún concurso de aptitudes técnicas y no por una voluntad que es conducida a un triunfo político.

El capital se manifiesta y busca legitimarse por medio del lenguaje -especialmente en los medios de comunicación- y ciertas prácticas sociales.

Así, desaparecen del horizonte los verdaderos conductores, transformándose en jefaturas; donde los subcomandos tácticos peronistas aparecen como simples operadores propagandísticos; el diálogo abierto con el pueblo se transforma en el monólogo televisivo y finalmente, la conducción política es reemplazada por el marketing político. Olvidaron que el justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía, y ésta al servicio del bienestar social, enmarcado en un Proyecto Nacional.

  1. Ningún gobierno, desde 1983, ha podido superar el fantasma de “Perón” (creyera que en el sillón de Rivadavia estuviera inscripta la palabra “hay que matar a Perón”). Gobiernan con desprecio y rencor hacia el ex-presidente argentino (Alfonsín-CFK). Compiten con su sombra (Menem-Néstor K-Macri). Por eso, nunca entendieron qué es lo que se debía hacer, ni siquiera se animaron a aprovechar alguna de las medidas de gobiernos peronistas, aún en los momentos más críticos de sus gestiones. Soberanos ombliguistas, arrebatados por el orgullo y la falta de humildad.
  2. Cada vez que tuvieron la suma del poder público (Alfonsín-CFK) gozaron de sus megalomanías, creyéndose los fundadores de un Tercer Movimiento, la superación del radicalismo y el peronismo o su síntesis dialéctica…y chocaron a la Argentina. Alfonsín renunciando y CFK entregando la gestión a Macri. Un reino fugaz producto de sus limitadas imaginaciones, donde no entendieron que el modo de producción capitalista es parte de la evolución de la civilización, que el hombre no controla o dirige, lo único que está destinado a realizar es su propia montura para cabalgar dicha evolución.
  3. Nunca pensaron, ninguno de nuestros mandatarios, que hacer política es ORGANIZAR para CONDUCIR. Es el abc de la política, y esto Perón lo repitió millones de veces. Organizar al pueblo es distribuir poder para contrapesar las tendencias técnico-económicas predominantes en una época de la evolución, en la medida en que las mismas puedan generar injusticias.
  4. Cuando Alfonsín y CFK lograron el favor de ambas Cámaras de la Nación, Senadores y Diputados, debieron impulsar:
  5. la reorganización nacional bajo un sistema FEDERAL real de gobierno.
  6. una reforma tributaria federal. III. la provincia de Buenos Aires, el nudo Gordiano argentino, se rige por un Dto-ley municipal de 1958 (RojasAramburu), que ningún gobierno llamado peronista modificó.

EL PROBLEMA ARGENTINO NO ES ECONÓMICO O POLÍTICO, ES DE AGOTAMIENTO DE SU SISTEMA MUNICIPAL.

La provincia de Bs.As. arrastra a la Argentina hacia el abismo. IV. modificar el estatuto de extracción minera, nos están DESPOJAN de nuestro futuro. V. el gobierno de Frondizi, y luego el de Menem, quebraron las piernas a la Argentina, y particularmente a la provincia bonaerense: levantaron sus vías férreas.

Fue un auténtico genocidio de pueblos, llevando a conurbanizar a la argentina. Desruralizando y amontonando gente es espacios oprimidos. Nadie intentó repoblar nuestro mundo rural y mucho menos restablecer sus vías férreas. V. la Ley de Entidades Financieras es de la última dictadura militar…CFK tuvo mayoría y no hizo nada para modificarla.

  1. el Banco Central no debiera disponer de los destinos de la producción regional, se debió crear o fundar un Banco Federal que planifique, organice y asesore en inversiones regionales.

VII. se impulsó el monocultivo sojero, principalmente en Bs.As, donde se utiliza el agua sin control alguno; sumado a una falta de planificación estratégica de asentamientos industriales en el Conurbano, donde se vierten sus químicos residuales en la tierra, poniendo en peligro el acuífero “puelche” (en 30 años la provincia de Bs.As., el sur de Santa Fé, el sur de Córdoba y el norte de La Pampa no tendrán agua para beber). El segundo cordón del conurbano ya tiene graves problemas. VII. nunca se ha realizado un control por la desertificación de nuestro suelo bonaerense. Estamos matando la tierra, ¡nuestra tierra!

  1. dividieron nuestro pueblo, de un Movimiento Nacional Justicialista a un tropel de colectivos, todos ellos en permanente tensión y el líder (Cristina) es quién garantizará la pax social. Sin una masa organizada es imposible llevar adelante un Proyecto Nacional de liberación y de unidad continental. Solo pequeñas soluciones a cada uno de estos colectivos insociables (la hicieron rebién…). Es la espada de Damocles del nuevo Alberto.
  2. y lo peor, lo trágico, lo IMPERDONABLE, suprimieron de la memoria de nuestro pueblo, de nuestros jóvenes, su historia…nuestra historia. Desconectaron, con la supresión del lenguaje, la vida de nuestros abuelos con la de sus nietos. Nada de lo mencionado es casual. No lo hicieron por buenos o malos, sí por brutos. Fue muy bien planificado. Pero, ¿cómo fue posible? La Argentina viene adhiriendo a Pactos, Tratados, Convenciones, Foros internacionales, cuyas letras pequeñas no leemos. Nadie conoce qué es el Foro de San Pablo, el Consenso de Montevideo de 2013… que los K soldaron a nuestras vidas alegremente.

Tampoco estamos al tanto de la “rosca” poslaclausiana, impulsada desde Podemos (España, Pablo Iglesias), La Cámpora (Argentina, Axel Kicillof), Poder Ciudadano (Colombia, Piedad Córdoba), Frente Amplio (Perú, Veronika Mendoza), Alianza País (Ecuador, Rafael Correa), Revolución Democrática (Chile, Sebastián Depolo), Movimiento al Socialismo (Bolivia, Álvaro García Linera), PT (Brasil, Gleisi Hoffmann), Morena (México, López Obrador), Partido Socialista Unido (Venezuela, Nicolás Maduro) que articulan en pos de una gran patria socialista (no el socialismo clásico, de lo que hablamos es del socialismo cultural derivado de lo postulado por Engels en su libro “El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado”, 1884).

¿Estamos condenados?

En este momento hay que ser frío o caliente, a los tibios los vomita Dios. Los que tenemos responsabilidades en la PRÉDICA, en mantener en alto las banderas del JUSTICIALISMO, deberemos tomar una decisión, ya sea positiva o no positiva. Las salidas individuales, las acciones personales, no son parte del Justicialismo. Aquí no hay destino para los que se corten solos. A la lealtad no se la actúa nada más, se la ejerce.

Compañeros, tendremos ocho (8) años de La Cámpora en el gobierno, que se caracterizará por un megacentralismo y hiperverticalismo, donde el campo de batalla se determinará en las aulas de las escuelas, porque vienen por el alma y el espíritu de nuestros pibes.

En este escenario, la decisión sobre nuestra militancia y lealtad a nuestra Patria, a nuestra Doctrina y a nuestro Pueblo, pasará por:

  1. esconder la cabeza bajo tierra como el avestruz, para huir.
  2. hacer la del tero, gritar en un lado y arreglar por el otro.
  3. volar alto como el cóndor, con el destino de cambiar la historia.

En definitiva, no han logrado generar una idea superior a la muestra, el JUSTICIALISMO, por eso aún nos necesitan. Ergo, confrontemos nuestros postulados, las XX Verdades y Doctrina, con sus decires y haceres.

Expongámoslos.

Segundo, una idea se combate con otra idea, ellos son centralistas y verticalistas, nuestra estratagema será por la organización: un federalismo movimentista, descentralización administrativa e institucional bonaerense, AUTONOMÍAS MUNICIPALES y Cartas Orgánicas, juntas vecinales, IAPI regionales y Bancos Municipales regionales…que ellos no controlen discrecionalmente nuestros impuestos y nuestros dineros.

 

Por LUIS GOTTE

Se el primero en comentar en "ES LA ORGANIZACIÓN, IMBERBE "

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*