TARDÍA BÚSQUEDA DE “CONSENSO” – FMI US$ 5.400 MILLONES QUE PUEDEN NO LLEGAR

Tema delicado: Al ‘paquete Lacunza’ le falta apoyo en el Congreso y los acreedores. Por ‘violar los términos’ pactados con el FMI, países europeos se oponen al desembolso para Macri

Este lunes 02/09 arrancó con una reunión de Gabinete en la Casa Rosada. Allí se habría decidido que Hernán Lacunza no concurrirá al Congreso este miércoles 4/9 (como estaba previsto) y que el Poder Ejecutivo no elevará aún el proyecto de ley sobre la extensión de vencimientos de la deuda local. Se habría realizado un sondeo en el Congreso, que dio negativo. La norma puede no ser sancionada y ahora hay ola de negociaciones y búsqueda de “consenso” con gobernadores y con la oposición. Los bancos tampoco estarían muy dispuestos a formar parte del “reperfilamiento” voluntario. En este contexto, se duda de la llegada “a puerto” del Gobierno de Cambiemos. El desembolso de los 5.400 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) giraría a la Argentina como parte de un acuerdo, parece que se complicada y retrasa cada vez más. Y es que trascendió que varios países se oponen a este nuevo giro de dinero porque consideran que el Gobierno de Mauricio Macri ‘violó los términos’ pactados inicialmente con el Fondo, por lo que han sugerido esperar los resultados de las elecciones del 27/10 en el que consideran que probablemente pueda haber un ‘recambio’ de Gobierno.

Reunión de gabinete

El gobierno decidió buscar consensos políticos antes de enviar el proyecto de deuda al Senado, por lo que se suspenderá la presencia del ministro para generar el diálogo correspondiente“, tiuteó Federico Pinedo este lunes 2/9, confirmando que Hernán Lacunza no se presentaría en el Congreso, como estaba previsto.

Allí estuvo con miembros del Gabinete y con el presidente Mauricio Macri. El objetivo de la reunión fue el de explicar a los miembros del gobierno las medidas que se tomaron en los últimos días. Según lo comunicó Clarín, Mauricio Macri se mostró “tranquilo” y consideró que eran “lo mejor para cuidar a la gente de la inflación”.

Según este medio, “el grueso de los ministros, los que no están demasiado empapados en los temas económicos, habían firmado “a ciegas” el DNU” del domingo 1/9. A muchos no les gustó no haber sido puestos al tanto del nuevo cepo, una medida que fue criticada duramente por el macrismo durante el gobierno anterior.

En la reunión de este lunes 2/9, a Lacunza le tocó llevar tranquilidad al equipo (para que los ministros también la transmitan hacia abajo): “Los ahorros no corren riesgos“, aclaró.

En la reunión participaron el propio Lacunza; el ministro Rogelio Frigerio; su vice, Sebastián García De Luca; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el senador y candidato a vicepresidente Miguel Pichetto.

Peronismo en el Congreso

Luego de la reunión de la cúpula de Cambiemos, al Gobierno le toca convencer también a la oposición. Volviendo al tuit de Pinedo: desde el oficialismo se habría evaluado la posible respuesta del Congreso al proyecto de ley que anunció Hernán Lacunza la semana pasada. Spoiler alert: No sería aprobado.

“Vamos a elevar un proyecto de ley para promover una extensión voluntaria de los plazos de la deuda de jurisdicción local. Lo va a elevar el Ejecutivo al Congreso, sin quita de capital ni de intereses”, dijo el ministro de Hacienda la semana pasada en conferencia de prensa, “el Congreso será soberano en la definición de los términos”. Sin embargo, si el Poder Legislativo rechaza el proyecto no solo representa un golpe político para Cambiemos sino también económico.

Tras un sondeo que dio negativo, Lacunza demoró su presentación ante la Comisión de Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda prevista para el miércoles 4/9. Además, el Poder Ejecutivo no envió el proyecto al Legislativo. Según El Parlamentario, fue en la reunión de la Casa Rosada cuando se decidió que Lacunza no concurra a la comisión para priorizar las negociaciones.

Ahora Cambiemos negocia, a través de Miguel Ángel Pichetto, con los gobernadores y con dirigentes de la oposición. Según dijeron en el canal de noticias TN, el ministro de Interior Rogelio Frigerio también será uno de los oficialistas claves en la búsqueda de acuerdos.

Hernán Lacunza, en esta misma línea, llamó al “consenso de todas las fuerzas políticas” este lunes 2/9. Explicó que el proyecto “es para estirar y oxigenar los vencimientos de deuda para el período 2020-2023, porque el presidente nos pidió no sólo atender las necesidades de la coyuntura de este trimestre, sino también -porque el mercado anticipa el futuro- dar un panorama más diáfano y despejado del perfil de vencimiento de los próximos cuatro años que va a ayudar para la coyuntura”.

Como hay incertidumbre electoral necesitamos que cualquier solución a esa propuesta tenga el consenso concurrente de todas las fuerzas políticas, y qué mejor que las que están representadas en el Congreso, que es el ámbito institucional de cualquier diálogo en este sentido”, agregó. Tal vez no hubiese sido una mala idea intentar el consenso antes de anunciar las medidas…

Así como este fue un lunes de reuniones, este martes 3/9 podría ser de definiciones: se espera que en el Congreso los bloques peronistas se reúnan para definir una posición a seguir en cuanto al proyecto de ley.

Más problemas

Sin embargo, ese no es el problema central. El pasado domingo 1/9 hubo una reunión en la que participaron representantes del Banco Central y de los bancos privados para discutir las nuevas medidas. Allí habrían aparecido dos problemas nuevos:

> En primer lugar, un grupo de los presentes habría manifestado que mientras no haya una Ley aprobada ni se molesten en llamarlos, considerando que no es sencillo que se apruebe una Ley hoy día.

> Otros de los presentes habrían expresado que no les interesaba ingresar al ‘reperfilamiento‘ tal como está, y considerando que es voluntario, no tienen la voluntad de ingresar.

Sin ley y sin voluntad, la utilidad de las medidas se pierde y el Gobierno tendrá que replantearse cómo hacer para llegar a fin de año y “estacionar el barco en el muelle”, como dijo Lacunza.

Hasta medios extranjeros, como The Economist, recuerdan ahora que la quita del cepo cambiario fue una de las primeras medidas de la gestión de Macri. Pasaron cosas. “La crisis probablemente signifique el final del tiempo de Macri en el cargo, es una humillación para el FMI y un desastre para el país”, destaca la editorial del medio.

FMI US$ 5.400 MILLONES – Por ‘violar los términos’ pactados con el FMI, países europeos se oponen al desembolso para Macri

El desembolso de los 5.400 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) giraría a la Argentina como parte de un acuerdo, parece que se complicada y retrasa cada vez más. Y es que trascendió que varios países se oponen a este nuevo giro de dinero porque consideran que el Gobierno de Mauricio Macri ‘violó los términos’ pactados inicialmente con el Fondo, por lo que han sugerido esperar los resultados de las elecciones del 27/10 en el que consideran que probablemente pueda haber un ‘recambio’ de Gobierno.

Aunque el presidente de la nación Mauricio Macri cuenta con el apoyo ‘total’ por parte de los Estados Unidos, hay otros países que se contraponen a la posición de USA y no considera prudente que el Fondo Monetario Internacional (FMI), desembolse los US$ 5.400 millones que deberían girar a la Argentina a partir del 15 de septiembre. La razón: la administración macrista no estaría cumpliendo lo pactado inicialmente, y eso, genera malestar y desconfianza ante el nuevo desembolso. 

Y es que luego de las PASO, la economía terminó de explotar en el país, y desde entonces, el Gobierno ha tenido que anunciar medidas económicas para tratar de estabilizarla, situación que trajo de visita a los representantes del Fondo la semana pasada.

En esa visita, el FMI en un comunicado expresó que se reunió no solo con el ministro de Hacienda Hernán Lacunza, sino también con el candidato opositor del Frente de Todos, Alberto Fernández.

“El personal entiende que las autoridades han tomado estos pasos importantes para hacer frente a las necesidades de liquidez y para salvaguardar las reservas. El personal permanecerá en estrecho contacto con las autoridades en el período adelante y el Fondo seguirá al lado de la Argentina en estos momentos desafiantes, reza una parte del comunicado del FMI.

Ahora, trascendió que al menos 3 países europeos se oponen a que el Fondo envíe el dinero pactado con la administración macrista, y aseguran que prefieren esperar ‘el recambio’ de Gobierno. 

Italia, Holanda y Suecia serían los países que no le dan el ‘visto bueno‘ a Mauricio Macri y expresaron su negativa a validar el próximo tramo del préstamo. Su posición la habrían expuesto el pasado viernes por la tarde en una reunión que realizó el FMI para analizar la profundización de la crisis en Argentina.

La razón de esta negativa es que para estos países, el Gobierno de Macri ‘viola los términos del programa pactado con el organismo’, por lo que consideran que comprometer más recursos del Fondo podría resultar ‘arriesgado’.

Incluso, tras el resultado adverso que tuvo Juntos por el Cambio en las PASO, se retrasó incluso la fecha para la revisión formal que deben realizar los técnicos del Fondo para desembolsar los US$ 5.400 millones. 

Sobre la reunión que realizó el FMI la semana pasada para analizar la situación económica de la Argentina, trascendió además que el Gobierno nacional ya le había anticipado al Fondo ese mismo viernes, que anunciarían las nuevas medidas económicas que incluía el control cambiario, cosa que a los países europeos tampoco les resultó ‘confiable’ en referencia a realizar el próximo desembolso de dólares. 

Incluso, muchos países que integran el FMI le recriminan a las autoridades principales ‘la flexibilidad’ que han tenido con la Argentina, y alertaron sobre algunas ‘experiencias traumáticas’ como fue el caso de Ucrania, que consideran que ahora tiene grandes similitudes con la crisis argentina.

El FMI cuenta con 189 miembros, pero la instancia de decisión del FMI está compuesto por 24 directores, que desde sus sillas representan a grupos de países. Es decir, que siendo los países Italia, Holanda y Suecia los países que están más ‘renuentes’ con el desembolso para Mauricio Macri, se complicaría cada vez más la llegada de ese dinero. Por qué, porque esos tres miembros representan a un total 29 países y suman el 12,85% de los votos en el organismo, que proponen postergar la evaluación del próximo desembolso hasta el recambio presidencial.

A pesar de las negativas dentro del Fondo, desde el Gobierno de Macri aseguran que el ingreso de los 5.400 millones de dólares está garantizado. La confianza del gobierno reside en el respaldo de Estados Unidos.

Hasta ahora se concretaron cinco transferencias que representan el 78% de todos los fondos comprometidos, alrededor de 44 mil millones de dólares. 

Lo que Macri previó tardíamente y que no quería que sucediera esta sucediendo, las medidas eran CEPO y tranquilizar a la población, el caprichosamente eligió Default Selectivo y cuando eso que no era la solución fallo entonces tuvo que dar el brazo a torcer y aceptar lo que debiera haber realizado luego de la rabieta del 11 y 12 de Agosto, que no era otra cosa que colocar el CEPO CAMBIARIO que terminó implementando este domingo 1º de setiembre… ¿Y ahora que pasa con el desembolso del FMI por U$ 5.400 M.?

 

Se el primero en comentar en "TARDÍA BÚSQUEDA DE “CONSENSO” – FMI US$ 5.400 MILLONES QUE PUEDEN NO LLEGAR"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*