BREXIT – ¿ADIOS BORIS?

Crisis institucional en Reino Unido: Corte escocesa declaró ilegal la suspensión del Parlamento

El Primer Ministro británico, Boris Johnson, y su decisión de suspender el Parlamento, están enredados en una maraña de batallas judiciales. Este miércoles 11/9 llegó un fallo adverso desde Escocia. El día crucial es el 17/9, cuando la Corte Suprema analizará un recurso similar presentado en Londres. Sus críticos dicen que si ese día Johnson pierde, debería renunciar. Aún si gana estas batallas, advendrían otras por el Brexit mismo, ya que la semana pasada fue aprobada una ley que obliga al Primer Ministro a pedirle una prórroga a Europa si no pudiera llegar a un acuerdo para la salida antes del 31/10. Pero Johnson ha dicho que prefiere estar muerto que pedir una prórroga. Asesores anónimos han dicho a medios británicos que Downing Street planea “sabotear” la ley si no logra un acuerdo con Europa. ¿Podrá seguir o terminara rápidamente su ciclo?

Este miércoles 11/9, la Alta Corte de Apelaciones de Escocia consideró ilegal la suspensión del Parlamento por 5 semanas ordenada por el Primer Ministro, Boris Johnson, que comenzó el lunes 9/9. 

Según la Alta Corte, la decisión fue motivada por el “objetivo impropio de obstaculizar el Parlamento“.

El fallo da vuelta un veredicto anterior de la Alta Corte de Edimburgo, que había sido favorable al Gobierno.

El Parlamento seguirá suspendido por el momento, sin embargo, dado que la Corte no dio indicaciones de revertirla hasta la audiencia de la Corte Suprema británica, el 17/9, sobre un recurso paralelo presentado en Londres.

Sin embargo, le dio a los opositores al Primer Ministro esperanza de cara a la audiencia que tendrá lugar el 17/9. Algunos creen que si pierde ese día, Johnson deberá renunciar.

 

El gobierno ya formalizó un recurso ante la Corte Suprema contra el veredicto escocés y recordó adicionalmente que la Alta Corte de Londres había decretado la legitimidad de la suspensión. Un tercer caso judicial sigue en estudio en Belfast.

Tras conocerse el fallo de la Alta Corte de Apelaciones de Escocia, los críticos de Johnson se sintieron reivindicados. “No podes violar la ley con impunidad, Boris Johnson”, dijo Joanna Cherry, una de las 75 parlamentarias que trajo el caso a Escocia. “El estado de Derecho será protegido por las cortes escocesas, y espero también por la Corte Suprema del Reino Unido.”

La líder del Partido Nacional Escocés, Nicola Sturgeon, llamó a que el Parlamento sea “llamado inmediatamente para permitir que continúe el trabajo esencial de escrutinio” de la actividad del Ejecutivo sobre el Brexit.

Recordemos que la razón por la que Johnson decidió suspender el Parlamento es porque desea retirarse de la Unión Europea el 31/10 como sea, es decir con o sin un acuerdo de por medio. Pero antes de ser suspendido, el Parlamento llegó a aprobar una ley que le prohíbe llevar esto a cabo, por lo que a Johnson solo le queda la opción de violar la ley si insiste en un “Brexit” duro (corriendo el riesgo de hasta ir preso y como mínimo terminar antes su mandato en forma violenta) y no llega a acordar con Europa.

Para Dominic Grieve, exfiscal general, Johnson debería renunciar si es confirmado que “engañó a la reina sobre sus razones para suspender el Parlamento. Ese sería un asunto muy grave. Según mi opinión, sería momento de que Johnson renuncie, y rápido.” Recordemos que, según el protocolo británico, la reina Isabel II aceptó suspender el Parlamento, bajo consejo del Primer Ministro.

El diario The Washington Post señala que, aún si Johnson saliera victorioso de estas batallas judiciales por su decisión de suspender el Parlamento, podrían ser solo el preludio de otras que nacerían directamente del Brexit, ya que la semana pasada fue aprobada una ley que obliga al Primer Ministro a pedirle una prórroga a Europa si no pudiera llegar a un acuerdo para la salida antes del 31/10 -fecha límite-.

Pero Johnson ha dicho que prefiere estar muerto que pedir una prórroga.

Asesores anónimos han dicho a medios británicos que Downing Street planea “sabotear” la ley. Ministros del gabinete han minimizado la idea de que el Primer Ministro podría romper esa ley, pero han dicho en cambio que la piensa “desafiar hasta el límite.”

Uno de los temas más espinosos que presenta el camino hacia un posible acuerdo con la Unión Europea es cómo evitar una frontera dura entre la República de Irlanda (miembro de la UE) e Irlanda del Norte (parte del Reino Unido). La solución que estaría buscando Johnson, publicó el diario Clarín hoy en base a fuentes del Gobierno británico, sería que haya “una sola Irlanda” en términos de estándares, regulaciones, bienes agrícolas. Crear “una zona de bienes alimentarios única”. Esto significa que en términos de reglamentación, Irlanda del Norte quedaría separada de Gran Bretaña.

Por otro lado trascendió que Johnson ha pedido a sus funcionarios que estudien planes para construir un puente entre Escocia e Irlanda del Norte, que el partido unionista norirlandés DUP cree que ayudaría a resolver la crisis del Brexit eliminando la necesidad de una frontera marítima entre 2 partes del Reino Unido. Expertos consideran imposible construir un puente que cruzase ese tramo de mar tan largo, profundo y tormentoso, según declaraciones al Business Insider.

¿Aceptarán los escoceses y galeses esta ruptura luego de haber votado favorablemente anteriormente por no irse de la Unión Europea en sendos referéndums? ¿Será éste quizás el inicio de la profecía de José Stalin sobre el fin del imperio británico?

¿Qué hará ante estas nuevas realidades la república Argentina y su Cancillería cuando los antecedentes de  las Islas y Gibraltar nos muestran un camino a recorrer?

¿O deberemos esperar al nuevo gobierno y un Canciller y Presidente con ansias de argentinidad?

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 11 de setiembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "BREXIT – ¿ADIOS BORIS?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*