LA FUERZA AÉREA ARGENTINA EN EL 2019

INFOGRAFIA ZONA MILITAR

Tal como hicimos oportunamente con la Aviación Naval, Armada y Aviación de Ejército, en esta nueva entrega Infografía Zona Militar optamos por abordar el actual estado de los medios aéreos pertenecientes a la Fuerza Aérea Argentina.

Al igual que para todas las FFAA, el 2019 ha sido un año difícil para la Fuerza Aérea. Pese a que se ha incorporado material y se concretaron algunas compras menores, lo cierto es que la FAA aún mantiene muy disminuidas muchas de sus capacidades, comenzando por su aviación de combate. Tal como hemos tratado en incontables ocasiones, aún se sigue aguardando la tan esperada compra de un caza supersónico, el cual debería haber ocupado el espacio vacío que dejó el retiro del sistemas de armas Mirage IIIEA / Finger / Mara M-V. Situación que se agrava si tenemos en consideración el estado de la flota de los A-4Ar Fightinhawks (pese al denodado esfuerzo del personal técnico) y la pronta desporgramación de los pocos IA-58 Pucará que aún operan en la III Brigada Aérea…y que se despedirán sin un reemplazo acorde.

Vale recalcar que, en cuanto a material se refiere, el 2019 inició con buenas noticias: se concretó la incorporación de tres IA-63 Pampa III a la VI Brigada Aérea, y se espera que para fin de año la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín» pueda materializar la entrega de las unidades correspondientes al

Contrato 2019. También hubo novedades con el Grupo Aéreo Escuela, unidad que vio incrementada su flota de entrenadores T-6C+ Texan II a diez unidades con el arribo de las aeronaves E-308 y E-309 en el mes de febrero. La otra cara de la moneda fue el accidente de un Twin Otter en la Antártida, incidente en el cual afortunadamente solo se debió lamentar lesiones en el personal. Los fierros siempre se reemplazan…

El lado negativo del 2019 viene por la pronta desprogramación del los sistemas de armas Fokker F-28 e IA-58 Pucará. En cuanto al veterano bimotor holandés, la flota de la Fuerza Aérea estaba reducida a una aeronave, el TC-53, unidad que permanece en tierra desde mediados de agosto debido a novedades que le impedirían operar normalmente. Con el retiro de los F-28, sumado a los F-27 Friendship hace años, la capacidad de transporte de la FAA queda reducida a un puñado de C/KC-130H Hércules y Saab 340. Como bien es sabido, actualmente tres Hércules se encuentran en FAdeA (dos de ellos, el TC-64 y TC-66, en proceso de modernización mientras que el TC-100 en mantenimiento) mientras que otros tres (TC-61, TC-69 y TC-70) son de dotación en la I Brigada Aérea, cantidad más que insuficiente si consideramos las obligaciones que debe atender la FAA (Antártida, actividad operacional, apoyo, etc). Oportunamente se mencionó la probable incorporación de C-130 provenientes de los depósitos norteamericanos, aeronaves que son puestas a disponibilidad para naciones aliadas, sin embargo la operación que no terminaría por concretarse pese a las necesidades mencionadas.

Descripción: Descripción: https://i1.wp.com/www.zona-militar.com/wp-content/uploads/2019/09/Infograf%C3%ADa-2019-FAA.jpg?fit=696%2C843&ssl=1

Siguiendo con la flota de aviones de carga, permanece como cuenta pendiente la adquisición de un transporte mediano para reemplazar a los ya jubilados Fokker F-27. Oportunamente fueron presentados en el país los Airbus C-295 y Leonardo C-27 Spartan, habiendo las FFAA argentinas manifestado interés por el producto de Airbus en más de una ocasión. La última novedad la brindó el JEMGFAA Brigadier General Amrein durante su discurso en el último aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, expresando que el proyecto seguía en curso y con candidato seleccionado.

Tal como es sabido, la crisis económica/política post PASO ofició como guillotina para varios proyectos, entre ellos las negociaciones por el KAI FA-50 así como la posibilidad de revivir la remotorización del IA-58. Este último programa se había retomado con el interés de reconvertir a al Pucará II en una plataforma de Inteligencia, Vigilancia y Exploración gracias a la incorporación de un sistema electro-óptico que sería desarrollado por la empresa cordobesa FixView. El único prototipo, rebautizado como OVX-501, aún continúa con sus ensayos en vuelo, siendo una incógnita para lo que pueda deparar su futuro. El proyecto pretendía brindarle vida adicional a los IA-58 Pucará de la III Brigada Aérea…unidad que a mediados de octubre solo dispondrá de los EMB-312 Tucano como único sistema de armas.

Con gran esfuerzo avanzan algunos programas de desarrollos locales, tal como los Vehículos Aéreos No Tripulados (Aukan, Vigía 2A y Vigía 2B), o el simulador para Tucano. Mismo se puede decir para el personal técnico que hace «magia» para recuperar y mantener material en vuelo, caso los A-4Ar, Pucará o Mil MI-171E- Ese mismo esfuerzo, esta vez en conjunto, se ve reflejado estos días en el Ejercicio Integrador «Dédalo 2019», en el cual participan la casi totalidad de los sistemas de armas operativos de la Fuerza Aérea Argentina.

Zona Militar – Redaccion

Se el primero en comentar en "LA FUERZA AÉREA ARGENTINA EN EL 2019"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*