BOLETIN OFICIAL – POLÉMICO

Las fuerzas de seguridad podrán pedir el DNI en estaciones de trenes para prevenir delitosPichetto, sobre la venta de drogas en las villas: “Habría que dinamitar”

El plan “Ofensores de trenes” –¿porque no en subterráneos, micros, etc.?- será presentado este jueves por los ministros de Seguridad y Transporte, Patricia Bullrich y Guillermo Dietrich. La medida fue comunicada mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial. “Habría que dinamitar, que vuele todo por el aire”, dijo Miguel Ángel Pichetto al referirse a las villas de la Ciudad de Buenos Aires donde se venden drogas. Además, aseguró que “a mucha gente le gusta que haya pobres, porque lucran con la pobreza. La Iglesia reza con los pobres, está todo bárbaro. Los evangélicos reparten esperanza futura”.

Las fuerzas policiales y de seguridad podrán requerir el DNI de las personas que transiten las distintas estaciones de tren en el país. El objetivo, según lo indica la Resolución 845/2019, publicada este jueves en el Boletín Oficial, será el de prevenir delitos en este sistema de transporte.

El programa se llamará “Ofensores en trenes” –sin explicar porque ¿sólo en trenes y no además en subterráneos, micros, colectivos, etc.?- y será presentado de manera oficial por los ministros de Seguridad y Transporte, Patricia Bullrich y Guillermo Dietrich, durante la mañana. Junto a ellos estarán el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, y el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia.

En concreto, el documento apunta a identificar a aquellos sobre quienes pueda pesar una “medida restrictiva de carácter judicial”. Para ello, se instruye a las fuerzas a que “extremen los recaudos y facultades de control que le son propias en zonas de ingreso, egreso, tránsito y/o permanencia de personas que usan el transporte público en trenes de pasajeros”.

En una primera etapa, el programa se implementará en las estaciones Retiro y Lacroze de la ciudad de Buenos Aires.

De efectivamente comprobarse la existencia de medidas, los efectivos se comunicarán con “la autoridad judicial pertinente” y labrarán un acta “de lo que en consecuencia disponga esa autoridad”.

“En caso de presentarse más de una medida judicial de carácter restrictivo, deberá informarse a los magistrados sobre la existencia de procesos concomitantes y el alcance de las restricciones vigentes”, agrega el documento. Efectivos de Prefectura y Gendarmería también estarán autorizados a llevar a cabo este proceso.

En sus considerandos, la Resolución indica que la decisión se enmarca dentro de la Ley de Seguridad Interior (25.059) y que “la interceptación de un ciudadano en la vía pública por parte de la Policía con fines de identificación, en este caso exigir la exhibición de su documento de identidad, forma parte de su actividad, toda vez que tiene entre sus funciones la de ‘prevenir delitos’”.

A la hora de proveer fundamentos legales para la medida, el documento cita un fallo del Tribunal Superior de Justicia porteño que en 2016 avaló la facultad de la Policía para pedir documentos a peatones en lugares públicos con el mismo objetivo.

En ese entonces, la Corte porteña había revocado dos fallos de la Cámara en lo Penal y Contravencional que había anulado un operativo en el que un hombre fue detenido en la estación de trenes de Constitución luego de que se le pidiera el documento y él admitiera que portaba un arma de fuego.

La instancia de revisión, en contraste, había entendido que “la policía no se encuentra autorizada a interceptar a un hombre con fines de identificación porque ese proceder constituye una privación de la libertad ambulatoria -aunque sea breve- y por esa razón, sólo podría realizarlo cuando mediara un supuesto de sospecha, que en el caso no se dio”.

No obstante, el máximo tribunal de la Ciudad determinó que “la facultad la identificación de las personas, en lugares públicos o de acceso público, por parte de la autoridad policial no exige la concurrencia de circunstancias sospechosas o indiciarias acerca de la hipotética comisión de un ilícito que deba ser conjurado, sino que dicha facultad razonablemente se justifica en la propia función de prevención y disuasión que les concierne como funcionarios públicos”.

“El genuino control que, en determinados lugares, ejerce la autoridad de prevención con fines disuasorios, a fin de resguardar en mayor medida las legítimas expectativas de seguridad que la población deposita en ella, ciertamente no puede ser tildado en abstracto de espurio e insostenible, máxime, cuando de lo que aquí se trata es de la mera exhibición del documento público que toda persona de que se domicilie en el territorio argentino —o bien que sea argentina sea cual fuere el lugar en donde se domiciliare— legalmente debe, cuanto menos, tramitar e incluso presentar en cualquier circunstancia en que resulte necesario acreditar, fehacientemente, la identidad para el ejercicio de ciertos derechos u obligaciones”, establece el fallo.

B.O.:AVISO_217960. Pdf

·        POLÉMICO Pichetto, sobre la venta de drogas en las villas: “Habría que dinamitar”

“Habría que dinamitar, que vuele todo por el aire”, dijo Miguel Ángel Pichetto al referirse a las villas de la Ciudad de Buenos Aires donde se venden drogas. Además, aseguró que “a mucha gente le gusta que haya pobres, porque lucran con la pobreza. La Iglesia reza con los pobres, está todo bárbaro. Los evangélicos reparten esperanza futura”.

Miguel Ángel Pichetto volvió a lanzar una frase polémica, en esta ocasión al referirse a la venta de drogas en las villas de la Ciudad de Buenos Aires. “Habría que dinamitar todo, que todo vuele por el aire“, aseguró.

En una charla ante estudiantes de comunicación organizada por Editorial Perfil, el senador y candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio hizo referencia a la pobreza y a cómo muchos “lucran” con ese flagelo.

“Creo que hay que reconvertir la cultura, hay que empezar a modificar pautas culturales. Acá está estratificada la pobreza en 30% o 35%, a mucha gente le gusta que haya pobres, porque lucran con la pobreza. La Iglesia reza con los pobres, está todo bárbaro. Los evangélicos reparten esperanza futura. La verdad, me parece que el tema es que hay que salir a buscar trabajo, hay que salir a buscar trabajo”, comenzó.

Luego, aseguró que “la Argentina es un país muy generoso, acá viene gente y lo que hace es salir a hacer venta ambulante, de contrabando, y después agarran y terminan vendiendo droga”.

En ese momento recordó una foto, que publicó Clarín, en la que se ve una cola de unos 70 metros de gente que espera para comprar droga en la villa 1-11-14, algo que Pichetto calificó como “una imagen aberrante”.

“Había dos colas. Una que manejaba el narcotráfico paraguayo… para no ponerle calificación de nacionalidades, porque después se enojan conmigo, una nacionalidad determinada, que tiene vinculación con la marihuana, hacía la venta de marihuana. Y otros muchachos de afuera del país, también que han venido a este país tan generoso, vendían cocaína. Todo esto fue tomado por un drone y después entró la Gendarmería. La verdad, habría que dinamitar todo, que todo vuele por el aire“, apuntó.

Días atrás, Pichetto también había realizado declaraciones polémicas, al asegurar que “cómo puede ser que gente que viene del extranjero, los 400.000 venezolanos, estén todos trabajando. Acá hay algo que no suena bien“.

Antes, había advertido que si gana el Frente de Todos en los próximos comicios, “los que tengan una vivienda de más, una casa o un departamento, ese departamento lo van a tener que entregar a la revolución”.

Otra de sus frases que generaron cierto alboroto fue cuando dijo que “la Argentina está enferma. Ahora va a volver un peruana condenada a cuatro años por una cuestión de intregración familiar. Esta mujer le vendía drogas a los pibes, desintegraba familias. Ahora somos humanitarios, buenísimos“.Se refería al caso de Vanessa Gómez Cueva, la enfermera peruana que fue deportada en febrero de este año luego de cumplir una condena de 4 años por tenencia de estupefacientes para comercialización y que podrá regresar a la Argentina a reencontrarse con sus hijos.

También encendió la polémica al criticar duramente a los manifestantes que realizaron cortes en todo el país: dijo que “no laburan” y “son parte del endeudamiento de la Argentina“. Además, aseguró que “el 65% del Presupuesto total del Estado está comprendido ahí, en planes, piqueteros, cooperativas de la pobreza, multinacionales del cartón… es lamentable”.

El sitio Chequeado.com informó que esta cifra es falsa: la asistencia social -que incluye diversos tipos de planes, becas e incluso los programas de fomento de la economía social- representa alrededor del 5% del presupuesto, muy lejos del 65% del que habló Pichetto.

Los dichos de Pichetto de las últimas semanas vienen generando polémica y escozor incluso en la Casa Rosada, donde alguien preguntó: “¿Y los votos que iba a traer dónde están?”.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 3 de octubre de 2019

 

Se el primero en comentar en "BOLETIN OFICIAL – POLÉMICO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*