GUERRA COMERCIAL Y POLITICA EN EE UU

Jugada arriesgada: Schwab Corporation eliminó la comisión en las transacciones bursátiles. Bannon mendiga un lugar en USA y agrega leña al fuego: “Hillary Clinton se postulará en 2020”

En un momento donde el sistema financiero, bancario y comercial a nivel global está en crisis, incluso en China y en Estados Unidos, siendo el último el hogar de la bolsa de valores más importante y grande del mundo: Wall Street, Charles Schwab Corporation, una de las firmas de corretaje bancario y bursátil más importantes del país, decidió tomar una drástica decisión de cara a la forma de compra y venta de acciones: eliminar las comisiones sobre las transacciones negociadas en bolsa. Claro que esto sacudió Wall Street haciendo caer las acciones de su empresa y de su competencia. Mientras en medio del escándalo que está atravesando Donald Trump, que ya no se sabe como llamarlo porque Ucraniagate quedó descartado, teniendo en cuenta que también pidió favores telefónicos al Primer Ministro australiano, quien volvió a aparecer en los medios norteamericanos y renacer de las cenizas como el ave Fénix fue nada más y nada menos que Steve Bannon, el ex asesor estrella de la campaña de Donald Trump en 2016. El mismo al parecer quiere su lugar de vuelta en el escenario norteamericano, y volvió con declaraciones fuertes asegurando que Hillary Clinton es quien sigue manejando los hijos del Partido Demócrata y se presentará de nuevo en 2020.

La decisión de entrar en una guerra comercial con China que llevó adelante el gobierno de Donald Trump solamente para intentar seguirle el paso a China y no quedar atrás, negándose aceptar una competencia libre con otro país, no solamente logró amenazar a la economía a nivel global, sino que también a todos los sistemas de su propio país, incluido el sistema financiero, que como muchos saben, son las bases del capitalismo como lo conocemos. En consecuencia de ese intento por mantenerse en primer lugar, también afectó con sanciones la economía china, quienes por supuesto se sumaron al enfrentamiento ya que no dejarían que Trump atrase sus planes de crecimiento. 

Aunque esto no solamente afectó a los niveles de consumo de Estados Unidos, ni a la contracción industrial que se registró en el país a principios de septiembre, el cuál tocó el número más bajo desde 2016, también impactó sobre el sistema bursátil norteamericano. Lo cuál no sería tan terrible si la Bolsa de Estados Unidos no fuera la más importante y grande del mundo, pero como todavía lo es, todo lo que ocurra en torno a ella afectará en todo el mundo. Es por eso que la última drástica decisión de Charles Schwab Corporation fue tan clave, arriesgada y audaz.

El pasado martes 01/10, Charles Schwab, el dueño de una de las firmas de corretaje bancario y bursátil más importantes del país, con sede en San Francisco, California, decidió hacer un cambio radical en el modelo de comercio de acciones que conocíamos hasta el momento, ya que optó por dejar de cobrar las comisiones a las transacciones de todas y cada una de las acciones y fondos norteamericanos en bolsa. En un intento por dar una bendición a los estadounidenses comunes y corrientes, a quienes se les va a hacer más barato hacer una inversión, Schwab aumentó la guerra de precios que ya existe en el mercado.

Lo que sucede es que, como explicamos antes, frente a la guerra comercial con China y la grave situación económica que provoca que disminuyan las inversiones en la Bolsa, las empresas dedicadas a lo bursátil se ven obligadas a tomar decisiones para generar ingresos. Es así que Shcwab eligió dejar de depender de las comisiones, a pesar de que, según Bloomberg, casi el 7% de su negocio dependía de ellas, para probar un nuevo modelo de negocios al intentar atraer más clientes quienes se acercarán porque les será más económico invertir en Schwab que en otra empresa que cobre comisión. 

Esta decisión fue impulsada por el recorte de tasas de interés que estuvo llevando adelante la Reserva Federal durante los últimos dos meses, aunque presionada por Donald Trump. El presidente de la FED, Jerome Powell, se vio obligado a principios de agosto y de septiembre, a llevar a cabo un recorte del 0,25% de las tasas de interés, todo esto para intentar reactivar el mercado bursátil que estaba siendo bloqueado por la guerra comercial con China. Claro que entre la eliminación de comisiones y la baja de las tasas, todo indicaría que Schwab podría tener éxito en este nuevo plan.

Aunque al principio las consecuencias no fueron las mejores, pero claro, era de esperar. Horas después de su anuncio, que ocurrió momentos antes de que cierren los mercados del día martes, las acciones de Schwab cayeron en casi un 10%. Así como también impactó sobre sus competidores, por ejemplo, TD Ameritrade Holding Corp. recibió el mayor golpe, cayendo un 26%. Según explica Bloomberg, esta decisión “perpetuará una guerra de precios entre los inversores”, teniendo en cuenta que quien va a triunfar es el que ofrezca la acción a menor precio.

Sin embargo, esto no fue un movimiento sorpreviso para quienes siguen los movimientos de la empresa Schwab a diario, ya que la misma había recortado ya sus comisiones comerciales en febrero de 2017. En ese entonces, de acuerdo a lo que explica Bloomberg, las habría reducido a  $ 4.95 por operación. Si bien en principio esa decisión fue para llegar a la altura en la que estaba su competidor, Fidelity, desde entonces la compañía comenzó a tener buenos resultados, mejores que las de otros que todavía mantenían las comisiones a un precio alto. “Los activos de la empresa habían crecido en aproximadamente US$ 800 mil millones a partir de una combinación de ganancias del mercado y nuevas entradas netas”, cuenta Bloomberg.

“El riesgo es que cuando Schwab intenta que estos mismos consumidores hagan algo que cuesta dinero, pueden decir: ‘No, gracias'”, explicó a la agencia de noticias, Dan Ariely, profesor de economía del comportamiento en la Universidad de Duke. El mismo aseguró que si bien es un buen movimiento para atraer clientes, puede también ser contraproducente, teniendo en cuenta que no siempre lo gratis es lo más seguro ni lo mejor.

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que la competencia no son solo otras empresas que hacen el mismo negocio de comprar y vender acciones en línea, ya qe hay otras, como Robinhood, que es una aplicación cuyo objetivo y su componente diferencial desde un principio es intercambiar acciones sin comisión. Es así que ahora, todas las clásicas, también se pasaron al modelo de las disruptivas, o al modelo: “Robinhood”, como aseguran en los medios norteamericanos. “Parece inevitable que las comisiones se dirijan a cero, entonces, ¿por qué esperar?”, dijo Peter Crawford, el director financiero de Schwab en el comunicado y en referencia a las nuevas apps.

Este cambio de paradigma es un claro ejemplo que lo que en su momento parecía estático en el mundo del capitalismo, como cobrar comisiones para hacer una compra o venta de acciones online, ahora está puesto en duda. De la misma forma que está puesto en duda el sistema capitalista que instauró Estados Unidos, como también la supremacía económica, comercial y diplomática de Estados Unidos, que si bien fue fuerte hasta principios del siglo XXI, ya no es lo mismo. Nuevos actores políticos y tecnológicos pueden hacer mover los paradigmas, la clave está en adaptarse o quedarse atrás

·        DESPUÉS DEL FRACASO EN EUROPA – Bannon mendiga un lugar en USA y agrega leña al fuego: “Hillary Clinton se postulará en 2020”

En medio del escándalo que está atravesando Donald Trump, que ya no se sabe como llamarlo porque Ucraniagate quedó descartado, teniendo en cuenta que también pidió favores telefónicos al Primer Ministro australiano, quien volvió a aparecer en los medios norteamericanos y renacer de las cenizas como el ave Fénix fue nada más y nada menos que Steve Bannon, el ex asesor estrella de la campaña de Donald Trump en 2016. El mismo al parecer quiere su lugar de vuelta en el escenario norteamericano, y volvió con declaraciones fuertes asegurando que Hillary Clinton es quien sigue manejando los hijos del Partido Demócrata y se presentará de nuevo en 2020.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está atravesando uno de los momentos que podría calificarse como los más difíciles de su mandato, ya que está a punto de ser sometido a un juicio político, teniendo en cuenta que la Cámara de Representantes del Congreso avanza rápido. Aunque claro, como siempre en la política, el timing no es muy conveniente, teniendo en cuenta que falta aproximadamente 1 año para las elecciones presidenciales de 2020 y Trump tiene una sola cosa en la cabeza: ser reelecto. En consecuencia, el mandatario está más violento que nunca, contra los demócratas, los medios, el Congreso, entre otras cosas.

Sin embargo, quien al parecer renació de las cenizas y reapareció en los medios norteamericanos para volver a hacerse un lugar en el escenario político del cuál fue rechazado, fue su ex asesor y estratega de campaña, Steve Bannon, quien estudió el escenario político y aseguró que el escándalo sobre Trump, lo único que conseguirá es que mala prensa para Biden y el reingreso al escenario de la ex primera dama y candidata a presidente, Hillary Clinton. 

Antes de seguir, recordemos que el mandatario es acusado de haber coaccionado con el gobierno del ucraniano, Volodymyr Zelensky, para intervenir en las elecciones, como ya hizo en 2016, al investigar los supuestos actos de corrupción del hijo del pre candidato demócrata, Joe Biden, en Ucrania para así eliminarlo o por lo menos perjudicarlo en la carrera por el Salón Oval. Antes que nada tengamos en cuenta que Biden va primero en las encuestas, tanto demócratas como a nivel general. Aunque claro, culpable o no, desde que Trump está en la mira del problema, Biden también, y eso afectó sobre sus números electorales.

Es más, ya existen algunas teorías conspirativas que aseguran que el supuesto futuro impeachment o juicio político, fue promovido por los demócratas, no solo para golpear a Trump, sino que también para perjudicar a Joe Biden, teniendo en cuenta que gran parte del partido demócrata no es fanática del ex vicepresidente de Barack Obama. De esta forma el líder de las encuestas podría quedar a un lado, y quien sabe, tal vez dejarle un lugar a Clinton, como dice Bannon. 

Es así que muchos medios estadounidenses como The Washington Post se preguntan: ¿quién se beneficiaría de un colapso de Biden?, y claro las respuestas más comunes son sus contrincantes del mismo partido, Elizabeth Warren, quien está cabeza a cabeza con el ex vicepresidente, o Bernie Sanders que está abajo en los sondeos pero todavía tiene oportunidades. Aunque claro, nadie nombra a Hillary Clinton, ya que muchos creen que luego de la derrota en 2016 y el escándalo de los emails, ya acabo su carrera política.

Sin embargo Bannon sigue creyendo que es la que maneja los hilos del Partido Demócrata, o por lo menos de una de las partes. Aunque eso no sería tan descabellado, teniendo en cuenta que Hillary está en política desde que antes que su marido, Bill Clinton, sea presidente. Claro que los comentarios de Bannon también se deben a que durante las últimas semanas Clinton estuvo dando un paseo por las cadenas de televisión y más activa de lo normal en las redes sociales.

Claro que la ex primera dama negó reiteradas veces su intención de llegar a la Casa Blanca de nuevo. Además su aparición en los medios de comunicación se debe especialmente la presentación de un libro que saldrá en octubre. “Una reunión esta semana para un libro, dijo que Trump era un presidente ilegal, presidente ilegítimo, es un peligro claro y presente”, aseguró Bannon en el programa de televisión Fox Bussiness. Si bien son reales todas las intervenciones que cita Bannon, ninguna fue más allá de eso

Por su parte, analistas consultados por el medio ruso, Sputnik, aseguraron que “los problemas de Biden, dejan a Clinton como una candidata legítima para recuperar la presidencia ilegítima de Trump, siendo la que tenga más posibilidades de ganar de entre todos los demócratas y, por lo tanto, la que va a unirlos a todos”, explicó Don DeBar.

Recordemos que Bannon estuvo fuera de la política norteamericana por muchos años, el mismo estuvo en Italia asesorando al extremista Matteo Salvini, aunque luego fracasó. También ha tenido reuniones con los dirigentes del partido de ultraderecha Vox de España, ya que es el teórico de una ola populista de extrema derecha a nivel global. Si bien con Trump fue exitoso, teniendo en cuenta por supuesto la campaña con Cambridge Analytica, en Europa no lo fue tanto. Por eso volvió a Estados Unidos, lo que no se sabe es si será para siempre.

El mismo no solamente habló de Hillary Clinton, sino que también de Michael Bloomberg, a otro que puso como opción para enfrentar a Trump en caso de que Biden salga. Tengamos en cuenta que Michael es igual o más exitoso y millonario que Donald Trump y es un ferviente crítico del mandatario. Por ejemplo, esta semana defendió a Xi Jinping diciendo que el Presidente de China “no es un dictador” y que el Partido Comunista “escucha al público.

Desde el diario The New York Times, también aseguran que el comienzo e un impeachment fue un error, no porque Trump no sea el autor de las acciones ilegales, ya que no es la primera vez que el mandatario hace y deshace a su antojo sin que nadie lo juzgue, sino porque tal vez no sea el momento indicado.“Recuerden, el impeachment es un proceso político, no legal. No hay obligación para procesar. El Congreso debe hacer lo que está en el mejor interés nacional”, explicó David Brooks del Times. Aunque por lo que se vio las últimas semanas Nancy Pelosi y su equipo parecen muy convencidos de seguir adelante con la acusación, mientras los funcionarios de la Casa Blanca no dejan de cometer errores y de actuar con irresponsabilidad.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

New York, 2 de octubre de 2019

Corresponsal para

 

Se el primero en comentar en "GUERRA COMERCIAL Y POLITICA EN EE UU"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*