NUEVO FISCAL ANTICORRUPCIÓN – IMPEACHMENT – CIBERATAQUE MASIVO

La Fiscalía ucraniana le cumple el pedido a Trump y revisará los casos relacionados con Biden; ex enviado de Trump en Ucrania revela nuevos mensajes que lo complican. Lo dijo Microsoft: hackers iraníes atacaron la campaña presidencial en USA

Mientras en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, los demócratas continúan presionando a la Casa Blanca al llamar a declarar a muchos de sus funcionarios, debido a la llamada telefónica sospechosa entre el presidente Donald Trump y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelenski, desde Ucrania aseguran que van a acatar los pedidos ilegales de Trump e investigar a la compañía de gas vinculada con la familia del pre candidato demócrata, Joe Biden. Los republicanos insisten en que en su testimonio ante los investigadores del Congreso, el ex enviado especial de USA en Ucrania, Kurt Volker, negó que Trump hubiese buscado un “quid pro quo” (favor por favor) con el presidente de Ucrania. Sin embargo, entregó 60 páginas de mensajes de texto entre oficiales del departamento de Estado, asesores del Zelensky y el abogado personal de Trump, que sugieren lo contrario. Los iraníes otra vez en el ojo de la tormenta. Luego de haber sido señalados como los culpables de los ataques a las refinerías saudíes de Saudi Aramco, lo que derivó en grandes complicaciones en la relación entre el régimen de Irán y el gobierno norteamericano de Donald Trump, ahora fueron acusados de querer intervenir en una campaña electoral específica. Así lo aseguró Microsoft, quien explicó que hackers iraníes, con el aparente respaldo del gobierno de Hassan Rouhani, apuntaron a miles de cuentas de correo electrónico para intervenir en, según asegura The Washington Post, una campaña política de Estados Unidos.

https://www.urgente24.com/sites/default/files/2019-10/fiscal.jpg

Ruslan Riaboshapka, el nuevo fiscal de Ucrania

Este viernes 04/10 desde la Fiscalía de Ucrania, aseguraron que se realizará una revisión de las investigaciones sobre Joe Biden y su hijo en relación con sus negocios en el país. Es así que mientras el presidente Donald Trump está al borde de enfrentar un juicio político promovido por la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano, el mismo sigue saliéndose con la suya en el plano internacional, ya que al parecer el bullying diplomático sobre el gobierno ucraniano funcionó y ahora cumplirán sus ordenes.

Recordemos que el pasado martes 24/9, la presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, anunció que comenzará una investigación para realizar un impeachment al Presidente, Donald Trump, a quien acusan de haber violado la Constitución al buscar ayuda, principalmente en Ucrania, para dañar a un rival político: Joe Biden. Según aseguran los republicanos, Hunter Biden, el hijo del pre candidato demócrata, que tenía negocios en una compañía de gas ucraniana.

La empresa en cuestión es Burisma Holdings, y el hijo de Joe Biden se unió al directorio, aunque claro lo que menos iba a pensar es que ahora iba a ser el centro del escándalo. Sin embargo, según explican algunos medios locales, cuando Biden Jr. decidió unirse, quien era director de la compañía en ese entonces estaba enfrentando una investigación por lavado de dinero. No fue un buen comienzo. Además claro teniendo en cuenta la situación en la que se encontraba Ucrania hace 5 años, es decir una gran agitación política frente a la ocupación de Crimea.

“Estamos revisando todos los casos abiertos por la oficina del fiscal anterior”, dijo Ruslan Riaboshapka, el nuevo fiscal de Ucrania que asumió el cargo hace pocas semanas, al confirmar que se haría una investigación sobre los Biden. Al mismo se lo describe como un “reformador de toda la vida”, y en palabras del propio presidente ucraniano, Volodymyr Zelenski: “un hombre 100% de confianza”, por lo menos así lo definió en la conversación telefónica con Donald Trump.

Si bien desde Ucrania ya habían asegurado que la investigación que ya existe sobre esa empresa data de casi 4 años antes de la entrada de Hunter Biden, además de que no existe evidencia de corrupción bajo el apellido Biden, se cumplirán las ordenes de Trump por más que no tenga ningún resultado. Excepto claro, darle a Trump lo que quiere y ayudarlo a legitimizar su imagen y figura en Estados Unidos.

Aunque claro también hay dudas y hechos que no terminan de estar claros, por ejemplo, según informa The Washingnton Post, cuando se presentó el primer caso contra Burisma, fue de la mano del entonces fiscal, Viktor Shokin, quien luego fue despedido con la crisis de 2014, quienes estuvieron detrás de los grupos de presión contra su estadía en el puesto fueron nada más y nada menos que Joe Biden y otras figuras de la política occidental.

Al parecer, Ryaboshapka, fue elegido para ser figura contra la corrupción. Aunque claro si bien está investigando uno, también está validando otro, el de Donald Trump y su intento de injerir en las elecciones 2020. “Ryaboshapka es el padre de la estrategia anti corrupción en Ucrania”, dijo a The Washington Post, el ex asociado Oleksandr Lemenov, fundador de un grupo de la sociedad civil llamado State Watch. Según lo que parece, está tan comprometido con su causa anticorrupción que ya ha despedido a dos diputados y los fiscales principales en 17 de las regiones de Ucrania.

Por su puesto que por más de que sea descripto como un profesional “transparente”, la realidad es que el fiscal tendrá que enfrentarse a distintas presiones, en primer lugar a las propias de su territorio nacional, como lo son las provenientes del presidente Zelenski, y claro luego la de la política exterior, po ejemplo lo que está haciendo Donald Trump.

A su vez, esta no es la única causa que abrió Ucrania en los últimos días, ya que el pasado martes 01/10, se comenzó a estudiar los movimientos de Yuriy Lutsenko, un ex fiscal que proporcionó información sobre la familia Biden a Rudy Giuliani, el abogado de Donald Trump. Recordemos que según demostraron las transcripciones de la llamada entre los líderes, Trump presionó al ucraniano que investigue junto a su abogado a Biden. Claro que las típicas “casualidades” de la política hicieron que ahora Lutsenko esté en Londres “estudiando inglés”.

· IMPEACHMENT – Ex enviado de Trump en Ucrania revela nuevos mensajes que lo complican

Los republicanos insisten en que en su testimonio ante los investigadores del Congreso, el ex enviado especial de USA en Ucrania, Kurt Volker, negó que Trump hubiese buscado un “quid pro quo” (favor por favor) con el presidente de Ucrania. Sin embargo, entregó 60 páginas de mensajes de texto entre oficiales del departamento de Estado, asesores del Zelensky y el abogado personal de Trump, que sugieren lo contrario.

https://www.urgente24.com/sites/default/files/2019-10/kurt-volker.jpg

Kurt Volker, exenviado especial de USA en Ucrania (Foto: Erin Schaff/The New York Times).

El presidente estadounidense Donald Trump -sospechado de haber presionado a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que investigue al hijo de su potencial rival demócrata en las elecciones de 2020, Hunter Biden-, ha negado en reiteradas ocasiones haber incurrido en algún tipo de “quid pro quo” (un favor por otro favor).

Es decir, el mandatario niega haber presionado a Zelensky, aunque la transcripción de la llamada entre ambos que ha sido publicada lo muestra claramente pidiendo que se impulse la investigación al hijo de Joe Biden.

La pregunta es: ¿Condicionó a la apertura de esa investigación el envío de fondos para ayuda militar a Ucrania? ¿O algún otro tipo de favor?

Una nueva serie de mensajes de texto publicados el jueves 3/7 por quienes están a cargo de la investigación de impeachment a Trump dentro de la Cámara de Representantes de USA, parecería indicar que sí.

En los mensajes, provistos por el exenviado especial de USA en Ucrania, Kurt Volker, quien estuvo testificando ante los investigadores durante casi 10 horas el jueves, oficiales del departamento de Estado discuten los esfuerzos para presionar al presidente de Ucrania, explica el portal Vox.

En ellos, se lee que los diplomáticos trabajaron con el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, para conseguir que Ucrania se comprometiera a investigar a la compañía de gas Burisma, en la que había trabajado Hunter Biden, así como el rol de Ucrania en la elección de 2016.

Volker entregó 60 páginas de mensajes y otros documentos que muestran que algunos oficiales del departamento de Estado estaban enfurecidos por el intento de la administración de Trump de condicionar la ayuda a Ucrania a los esfuerzos de ese país en colaborar con su reelección, escribió John Bresnahan del portal Politico.

Los mensajes, apunta el Washington Post, no nombran directamente a Biden. Sin embargo, los demócratas del Congreso que están a cargo de la investigación de impeachment los consideran evidencia clara de que Trump condicionaba las relaciones con Ucrania al lanzamiento de las correspondientes investigaciones. Así lo expresaron en un comunicado el jueves por la noche.

“Supe de la Casa Blanca -asumiendo que el presidente Z pueda convencer a Trump de que investigará / ‘llegará al fondo de lo que sucedió’ en 2016, concretaremos la fecha para una visita a Washington”, escribió Kurt Volker, al principal asistente de Zelensky, Andrey Yermak, el 25/7, justo antes de que Trump hablara por teléfono con el mandatario ucraniano.

Sin embargo, 2 semanas después de la llamada, el presidente aún no había acordado encontrarse con Zelensky, y los oficiales de la administración buscaron convencer a los ucranianos de que Trump necesitaría una promesa pública antes de conceder el encuentro, según los mensajes de texto.

“Creo que POTUS realmente quiere lo entregable”, escribió Gordon Sondland, embajador estadounidense en la Unión Europea, a Volker el 9/8, marcando que Zelensky podría dar una conferencia de prensa anunciando su intención de investigar. “Para evitar malos entendidos, sería de ayuda pedirle a Andrey un borrador de comunicado (embargado), para que veamos exactamente qué cubriría la propuesta.”

Según los mensajes, para el otro día los ucranianos habían acordado anunciar sus planes de llevar a cabo las investigaciones así como la fecha para un encuentro entre ambos mandatarios. “Una vez que tengamos una fecha, llamaremos a una conferencia de prensa anunciando la próxima visita y delineando la visión del reinicio de las relaciones entre USA y Ucrania, incluyendo entre otras cosas investigaciones sobre Burisma e interferencia electoral”, texteó Yermak a Volker el 10/8.

Pero Trump nunca se comprometió a una reunión. Y USA se resistió a darle una audiencia a Zelensky. El intercambio de mensajes de oficiales de la administración sugiere que el mandatario estadounidense siguió escalando la lista de demandas.

En otro mensaje, un diplomático estadounidense expresa su descontento de que USA pudiera estar reteniendo ayuda a Ucrania esperando a cambio lo que Trump y Giuliani querían. “Creo que es una locura retener asistencia de seguridad a cambio de ayuda en una campaña política”, dijo Bill Taylor, encargado de negocios en la embajada estadounidense en Ucrania, el 9/9.

Sin embargo, Sondland le negó que esto fuera así. “Bill, creo que estás equivocado sobre las intenciones del presdiente”, dice, aclarando que no se trata de una situación de “quid pro quo”, sino que Trump quiere ver si Zelensky lleva a cabo las reformas y transparencia prometidas en campaña.

Del testimonio de 10 horas de Volker, sin embargo, lo que los republicanos intentaron remarcar es que, pese a los documentos provistos, él aseguró que Trump nunca buscó un “quid pro quo” con Zelensky.

· CIBERATAQUE MASIVO – Lo dijo Microsoft: hackers iraníes atacaron la campaña presidencial en USA

Los iraníes otra vez en el ojo de la tormenta. Luego de haber sido señalados como los culpables de los ataques a las refinerías saudíes de Saudi Aramco, lo que derivó en grandes complicaciones en la relación entre el régimen de Irán y el gobierno norteamericano de Donald Trump, ahora fueron acusados de querer intervenir en una campaña electoral específica. Así lo aseguró Microsoft, quien explicó que hackers iraníes, con el aparente respaldo del gobierno de Hassan Rouhani, apuntaron a miles de cuentas de correo electrónico para intervenir en, según asegura The Washington Post, una campaña política de Estados Unidos.

https://www.urgente24.com/sites/default/files/2019-10/hackers.jpg

Peligra la ciber seguridad

Este viernes 04/10, el gigante tecnológico, Microsoft, realizó una publicación en relación a los últimos ciberataques que están ocurriendo alrededor del mundo y que creen que tienen su origen en Irán. “Requiere la atención de todos”, aseguró la empresa en su análisis para después asegurar que el grupo de amenazas que bautizaron como “Fósforo” realizó más de 2.700 intentos de ataques para identificar cuentas de correo electrónico de personas específicas que por supuesto pertenecen a Microsoft.

Aunque eso no fue todo ya que en la acusación también mencionan que al parecer el grupo de atacantes tiene el apoyo del gobierno de Irán. Además, según clarificó The Washington Post, el objetivo de estos piratas informáticos era identificar cuentas de: funcionarios gubernamentales actuales y anteriores, periodistas que cubren campañas políticas y todo tipo de cuentas asociadas con una importante campaña presidencial, que al parecer pertenece a las elecciones 2020 de Estados Unidos. Por su parte The New York Times decidió no aclarar a que campaña se refiere.

“Fósforo utilizó la información recopilada de la investigación de sus objetivos u otros medios para restablecer la contraseña del juego o las características de recuperación de la cuenta e intentar hacerse cargo de algunas cuentas específicas”, explica el documento de Microsoft en relación a las consecuencias de los ataques, para después asegurar que todas las cuentas que habían sido afectadas, ya habían sido alertadas por la empresa.

La acusación llega en un momento donde las relaciones entre Irán y Estados Unidos se encuentran más que tensas, sobre todo luego de los ataques hutíes, un grupo rebelde en Yemen apoyado por el gobierno iraní, a las grandes refinerías de Saudi Aramco en Arabia Saudita. Recordemos que esta es la empresa que tiene una producción diaria de 10 millones de barriles y unos ingresos de casi US$356.000 millones, y claro controla la industria a nivel mundial. Es por eso los ataques enfurecieron a Trump, y porque los saudíes son los mayores aliados de la Casa Blanca en Medio Oriente.

En consecuencia, según informa The New York Times, el gobierno norteamericano estaba llevando adelante un proceso de investigación para tal vez realizar un ataque cibernético como respuesta, algo tardía, a los ataques saudíes. Y por supuesto también en medio de las conversaciones que no fueron entre Trump y su homólogo iraní, Hassan Rouhani, que se tendrían que haber reunido en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas de la semana pasada, pero frente a las condiciones en Arabia Saudita las cancelaron. Esto fue un gran retroceso, aunque por su parte Donald Trump se muestra abierto a una futura reunión.

Por otro lado, y volviendo al informe de Microsoft, esto presenta una amenaza para las elecciones norteamericanas de 2020. Si bien falta más de un año para que Estados Unidos vuelva a acercarse a los comicios, al ser una de las jornadas electorales más importantes del mundo, muchos ya se están encargando de ensuciarlas. En primer lugar el propio presidente, Donald Trump, que intentó entrometerse otra vez en el proceso electoral al pedirle a Ucrania, Australia, y China, este último publicamente, que investigue a su mayor opositor y quien lidera las encuestas, el demócrata Joe Biden.

Ahora a esto se suman las actividades de Irán, que dicho sea de paso, no es la primera vez que se lo acusa de hacker. Recordemos que en marzo de este año, en plenas elecciones israelíes, también se acusó a Irán de haber hackeado el celular de uno de los principales líderes opositores israelíes utilizando tecnología rusa con el fin de influir en el resultado de los comicios. En ese momento, la forma de hackear que utlilizaron fue la introducción de un malware troyano, que se descarga a sí mismo e infecta el dispositivo, pero para que se active es necesario que el usuario que es víctima del ataque clickee en un enlace o abra un archivo.

Así como tampoco es la primera vez en la que Microsoft se ve a sí mismo confrontando con el grupo Fósforo, ya que también en marzo de este año confiscó 100 sitios web que “fueron utilizados por el grupo para lanzar ataques cibernéticos contra agencias gubernamentales, empresas y usuarios en Washington”, explica The Washington Post.

Por su parte, frente a los ataques constantes y además la creciente inseguridad en la web frente a procesos políticos, desde Microsoft también dieron algunos consejos para los usuarios que quieran proteger sus cuentas de consmidor. “Recomendamos encarecidamente a todos los clientes que habiliten la verificación en dos pasos en sus cuentas, que se puede hacer en la configuración de Seguridad de la cuenta”, explica la publicación para luego recomendar a periodistas y personas que trabajen con información sensible que verifiquen a diario los datos que le aparecen al iniciar sesión.

Fuentes: The Washington Post, The New York Times

Washington, 4 de octubre de 2019

Corresponsal para

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "NUEVO FISCAL ANTICORRUPCIÓN – IMPEACHMENT – CIBERATAQUE MASIVO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*