ANTECEDENTE NEGATIVO – CSJN EXPEDIENTE CLAVE – INTENTANDO SALVAR UNA CAUSA

Terremoto en la causa Cuadernos: Dictamen contra la validez del «arrepentido». Llegaría a la Corte un ‘caso testigo’ que beneficiaría a los imputados de la causa Cuadernos. Cabot dice que ‘manos anónimas’ le entregaron los cuadernos que había quemado Centeno en la parrilla

El fiscal Di Lello pidió el sobreseimiento de todos los imputados por supuestos aportes irregulares para la campaña del kirchnerismo, entre ellos los de Máximo Kirchner y Eduardo Wado De Pedro. Además, consideró ‘inválido’ el testimonio de los arrepentidos ya que no habrían sido grabadas ni filmadas sus declaraciones como exige la ley. El pedido del fiscal ocurre en una causa que se desprende del expediente de los Cuadernos de Centeno que lleva adelante el juez Claudio Bonadio, pero fija un antecedente para las medidas de prueba basadas en esos testimonios. El expediente «Amestoy, Silvina Laura, sobre incidente de recurso extraordinario», sería un caso testigo para acelerar la causa de los Cuadernos a través del procedimiento del juicio abreviado. Ocurre que el caso Amestoy finamente aterrizaría en la Corte Suprema de Justicia de la Nación tras su resolución en el proceso agilizado. Si hay una resolución favorable del máximo tribunal, los imputados en la causa de los cuadernos de Centeno quieren este atajo judicial para liberarse de la acción penal acordando las penas y evitado consecuencias sobre las empresas involucradas. Justo cuando se avecinan dos instancias clave en la Cámara de Casación Penal acerca de la causa ‘Cuadernos’, audiencias en las que se iba a impugnar la presentación de fotocopias para la instrucción de la causa judicial, el periodista del diario ‘La Nación’, Diego Cabot, informó haber recibido de ‘manos anónimas’ los cuadernos originales de Oscar Centeno, y los llevó al fiscal Carlos Stornelli. De todos modos, hay mucho debate todavía.


Los cuadernos de Centeno

Un dictamen que podría quebrar los cimientos de la causa Cuadernos: el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello denunció pidió el sobreseimiento de los imputados por supuestos aportes irregulares para la campaña del kirchnerismo, entre ellos a Máximo Kirchner, Eduardo Wado de Pedro y Andrés Larroque, al considerar que el testimonio como “arrepentido” del exsecretario de Obras Públicas José López no es válido como prueba, ya que cuando se tomó su declaración se incumplió con la obligación de grabar o filmar las audiencias.
Di Lello también cuestiona que la causa se haya armado alrededor del relato del chofer Oscar Centeno.
El dictamen del fiscal ocurre en una causa desprendida de la que lleva adelante el juez Claudio Bonadio y está en manos de la jueza María Romilda Servini.
Di Lello cuestiona el rol del fiscal Carlos Stornelli y la homologación que hizo Bonadio de los testimonios sin registro audiovisual.
Según reveló el diario Ámbito Financiero, Di Lello señaló que no se cumplieron los artículos 6 y 7 de la Ley del Arrepentido que indica que “las declaraciones que el imputado arrepentido efectuare en el marco del acuerdo de colaboración deberán registrarse a través de cualquier medio técnico idóneo que garantice su evaluación posterior”. Y que además, debe registrar qué pruebas hay en su contra y que hechos se le imputan de manera delimitada. “Los referidos requisitos establecidos por ley, que esta Fiscalía aplicó en todos los precedentes atribuidos a su competencia, constituyen, a criterio de este Ministerio Público, esenciales para su validez”, indicó el dictamen.
“Más allá de que en la etapa oral se escuche nuevamente al arrepentido, nada podría haber sido más fidedigno a su situación de modo, tiempo y lugar que la reproducción de los medios técnicos que no se usaron”, dice la resolución. No es posible analizar la “voluntariedad de la manifestación”, agrega.
Di Lello también criticó la desaparición y posterior aparición de los “cuadernos” de Centeno. Afirmó que “corresponde estudiar con la prudencia y precisión jurídica que requieren estas cuestiones, la admisión de que una investigación se funde en elementos probatorios cuya comprobación fáctica resulta imposible, al menos hasta ahora”.
“La prueba de cargo que justifica la incriminación en la causa” de los cuadernos “y que resulta el puntapié para llegar al testimonio de José Francisco López” como colaborador “debió ser un hecho comprobable empíricamente, al que se le permita atribuir una consecuencia jurídico penal (…) Sin embargo, la prueba de cargo resultó ser un relato escrito en unos cuadernos cuya materialidad es ontológicamente inexistente, los cuales nunca estuvieron en poder del tribunal, pero sus fotocopias se convirtieron en un elemento histórico incontrovertible para el avance de la investigación”, dice Di Lello.
Por último, según se supo de fuentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el máximo tribunal no tiene pensado expedirse este año sobre los juicios abreviados, lo que les permitiría a los empresarios implicados en la causa Cuadernos acelerar los pasos procesales admitiendo la culpa y liberándose de la acción penal.
Especialmente esperaban una resolución en el expediente «Amestoy, Silvina Laura, sobre incidente de recurso extraordinario», que sería un caso testigo para acelerar la causa de los Cuadernos a través del procedimiento del juicio abreviado.
Ocurre que el caso Amestoy aterrizaría en la Corte tras su resolución en el proceso agilizado. Si hay una resolución favorable del máximo tribunal, los imputados en la causa de los cuadernos de Centeno quieren este atajo judicial para liberarse de la acción penal acordando las penas y evitado consecuencias sobre las empresas involucradas.

• EXPEDIENTE CLAVE – Llegaría a la Corte un ‘caso testigo’ que beneficiaría a los imputados de la causa Cuadernos

El expediente «Amestoy, Silvina Laura, sobre incidente de recurso extraordinario», sería un caso testigo para acelerar la causa de los Cuadernos a través del procedimiento del juicio abreviado. Ocurre que el caso Amestoy finamente aterrizaría en la Corte Suprema de Justicia de la Nación tras su resolución en el proceso agilizado. Si hay una resolución favorable del máximo tribunal, los imputados en la causa de los cuadernos de Centeno quieren este atajo judicial para liberarse de la acción penal acordando las penas y evitado consecuencias sobre las empresas involucradas.

El ‘Amestoy’, la clave para el caso Cuadernos

La mayoría de los involucrados en la causa de los cuadernos de la corrupción K podrían liberarse de la acción penal si prospera un expediente que llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) sobre un caso resuelto mediante el juicio abreviado.
Claro que este mecanismo que acelera los tiempos judiciales no exculpa a los imputados, para ello se requiere que acepten su culpabilidad en los delitos que se les imputan y un acuerdo entre fiscales, abogados de la defensa y de la querella sobre la pena y la reparación para la víctima.
Pero antes de que el tema sea tratado por la Corte, lo debe convalidar el procurador general de la Nación, Eduardo Casal.
Según el periodista Carlos Pagni en La Nación, el caso testigo que aceleraría los tiempos en la causa Cuadernos es el expediente «Amestoy, Silvina Laura, sobre incidente de recurso extraordinario”. Se trata de una causa por estafas múltiples, con 19 imputados donde 17 de ellos aceptaron el procedimiento del juicio abreviado.
La ventaja de este procedimiento para los imputados es que, si alguien se hace cargo del delito de manera individual, podría quedar fuera del alcance penal la empresa a la que ese arrepentido pertenece o pertenecía.
Están también los que esperan que se resuelva el proceso cuanto antes para evitar el juicio oral y público. Pero algunos jueces, fiscales, políticos o empresarios temen que, en la última instancia del procedimiento, podrían aparecer fisuras por arbitrariedades, asegura el periodista.
La solución que estudian los fiscales del caso Cuadernos es la posibilidad de que los acusados que admitieron su culpa firmen juicios abreviados y así solo vayan a juicio los imputados que se declaran inocentes.
Según el diario Perfil, el sistema plantea una traba legal. Los hechos del caso de los cuadernos ocurrieron entre 2008 y 2015, y corresponde aplicar las leyes vigentes en ese momento.
Una causa clave para empresarios
PDF.: 426585269/Una-causa-clave-para-empresarios.pdf
Si bien el nuevo Código Procesal Penal habilita juicios abreviados parciales, es decir con sólo algunos de los acusados, el viejo código vigente en esos años no lo permite: todos los acusados deben acordar el abreviado para que sea posible. Para eso, sería necesario que los ex funcionarios, incluida la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se declararan culpables. No es un escenario viable. Por eso, el Ministerio Público Fiscal espera que la Corte Suprema confirme la decisión de un tribunal que sí aprobó los abreviados parciales en el caso conocido como “Curatola”.
En 2015, los fiscales Carlos Gamallo y Gabriel González Da Silva y los abogados defensores acordaron juicios abreviados parciales para este caso de estafas millonarias a inversores. Con 16 de los miembros de la organización acordaron tres años de prisión en suspenso y tareas comunitarias. Con Curatola, cinco años de prisión. A la esposa del financista, supuesta organizadora de la asociación ilícita, le ofrecieron cinco años.
Silvina Amestoy se negó a aceptar el acuerdo, según consta en el expediente. “Reconoció las estafas pero niega haber cumplido el rol de organizadora. Además, planteó que si el tribunal aprobaba los abreviados del resto, estaría prejuzgando su caso”. Su decisión obligó a los fiscales a idear una segunda estrategia. Siguieron adelante con el juicio y con los abreviados, sosteniendo que, si el nuevo Código Procesal habilitaba los abreviados parciales, había una ventana legal para realizarlos. “La clave fue que los acuerdos con el resto de los imputados no fueran aprobados o desaprobados por el tribunal hasta que no terminaran de juzgar a Amestoy, para evitar el supuesto prejuzgamiento”, explicaron en la fiscalía a Perfil.
Los imputados no tuvieron que asistir al juicio pero sus casos siguieron abiertos hasta el final. A Amestoy la condenaron a siete años y luego aprobaron los abreviados del resto. La Cámara de Casación Nacional confirmó los abreviados parciales y bajó la pena de la mujer a cinco años. Pero la acusada llevó el caso a la Corte.
En tanto, siguen los cuestionamientos al juez Claudio Bonadio.
Andrés Albor, abogado que representa a Juan Ramos Padilla -juez de Cámara y padre de Alejo Ramos Padilla, titular del juzgado de Dolores- en el marco del caso de las escuchas a ex funcionarios detenidos en el Penal de Ezeiza, denunció a través de su cuenta personal en Twitter que siguen “las escuchas y persecuciones”.
“Concurrí a Comodoro Py, No me dejaron ver la causa de @jramospadilla, ni sacar fotocopias. Pero supe que continua la persecución mediante seguimientos o informes de inteligencia, tal como sostiene mi cliente. Próximo paso otra denuncia ante la Cámara con audiencia pública”, adelantó el letrado.
• INTENTANDO SALVAR UNA CAUSA – Cabot dice que ‘manos anónimas’ le entregaron los cuadernos que había quemado Centeno en la parrilla

Justo cuando se avecinan dos instancias clave en la Cámara de Casación Penal acerca de la causa ‘Cuadernos’, audiencias en las que se iba a impugnar la presentación de fotocopias para la instrucción de la causa judicial, el periodista del diario ‘La Nación’, Diego Cabot, informó haber recibido de ‘manos anónimas’ los cuadernos originales de Oscar Centeno, y los llevó al fiscal Carlos Stornelli. De todos modos, hay mucho debate todavía.


Foto del diario La Nación del fiscal Carlos Stornelli y el periodista Diego Cabot con los cuadernos que dicen que son los originales.

Diego Cabot y Carlos Stornelli dicen que ahora sí son los cuadernos originales de Oscar Centeno, el ex chofer del funcionario K, Roberto Baratta.
Esto no quita que abogados de procesados se encuentren haciendo pericias caligráficas para establecer si realmente es la letra de Centeno, y otras comprobaciones sobre veracidad.
Bonadio se anticipa a la movida del juicio abreviado y eleva a juicio oral la causa Cuadernos
A 10 días de las PASO, Clarín y La Nación hacen foco en los ‘Cuadernos’
Según el diario La Nación, el fiscal Carlos Stornelli confirmó que son originales los 6 cuadernos del remisero Centeno, donde figuran sus anotaciones sobre viajes con exfuncionarios kirchneristas para cobrar sobornos de parte de contratistas del Estado.
Esto sucede, además, a 3 días de las elecciones presidenciales.
Y cuando los días 5 y 11 de noviembre habrá audiencias judiciales importantes en la Cámara de Casación.
El periodista Cabot, afirmó que, curiosamente, en la noche del martes 22/10 recibió «de una persona anónima en un local situado a unas 15 cuadras de la redacción del diario» los cuadernos originales. Y Stornelli confirmó la autenticidad de los ejemplares -que coinciden con los anotadores identificados como 1, 2, 4, 6, 7 y 8- aunque esto habrá que probarlo en otras instancias.
Al ser detenido en la causa que instruye el juez Claudio Bonadio, Centeno declaró que había quemado los cuadernos originales, usándolo como combustible para su parrilla de asado, cuando sospechó que retenerlos podía traerle complicaciones con el exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal Baratta.
Pero ahora parece que Centeno mintió y no los había quemado. Sin duda que una afirmación y ahora otra diferente, será motivo de debate. ¿Mintió Centeno a la Justicia? ¿Fue en lo único que mintió o hubo otras mentiras? ¿Y quién ahora podrá probarlo?
Ahora el Juzgado tendrá que citar a los procesados para informarles el hallazgo de los nuevos instrumentos para la causa, y se deberá corroborar algunas dudas al respecto de parte de los imputados procesados.
Buenos Aires, 25 de octubre de 2019
Dr. Gregorio Reynoso
Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "ANTECEDENTE NEGATIVO – CSJN EXPEDIENTE CLAVE – INTENTANDO SALVAR UNA CAUSA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*