VENGAN CON COMPROMISOS CONCRETOS, NO CON DISCURSOS ADORNADOS

Secretario Gral de la ONU Antonio Guterres Activista Greta Thunberg y Bruno Rodriguez

durante cumbre del medio ambiente los jóvenes Foto Adriana Groisman . 21/9/2019.

 

Cuando Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, convocó a los jefes de Estado para considerar los problemas climáticos globales, fue claro al expresar: “Mi mensaje es simple, vengan con compromisos concretos, no con discursos adornados, la gente quiere soluciones”.

El mundo está acostumbrado a ver en la Asamblea General a países leyendo discursos uno tras otro, por esto se aspiraba a que la reunión realizada en septiembre, no se agotara en palabras sin compromisos. Así se dispuso que “solamente aquellos países que propongan las acciones más significativas y ambiciosas tendrán un lugar en el podio el día de la Cumbre sobre la Acción Climática”, aspirando a que los discursos se conviertan en planes concretos.

La ONU aspiraba a que los países presentaran iniciativas que consideraran cuatro cuestiones (i) Acelerar la transición del energías fósiles a las limpias y eliminar la polución que afecta la salud humana (ii) Proteger la naturaleza y luchar contra el cambio climático. (iii) Crear alternativas limpias para transitar hacia la economía verde en sectores clave. (iv) Cuidar y ayudar a las comunidades que ya están siendo afectadas por el cambio climático.

Estas reuniones para proteger a la Tierra ya habían comenzado hace 24 años, a pesar de lo cual la proporción de la energía mundial que proviene de los combustibles contaminantes (carbón, petróleo y gas) aun supera el 80 %, por eso las emisiones continúan aumentando. Queda poco tiempo para actuar, ya que al actual ritmo de crecimiento de las emisiones en apenas 15 años habríamos cruzado la crítica barrera de los 450 ppm, acelerando de una manera riesgosa el aumento de la temperatura global.

Hace cuatro años, la reunión de París acordó combatir el cambio climático, pero este Acuerdo no es jurídicamente vinculante, no dice a los países cómo deben reducir sus emisiones ni cómo deben desarrollar la capacidad y adaptación al cambio climático. Deberemos avanzar con incentivos financieros y nuevas políticas fiscales que sirvan para promover actividades que reduzcan las emisiones. Las propuestas realizadas en Paris eran insuficientes para preservar el planeta; por esta razón era urgente que los países mejoraran, en esta nueva reunión, sus propuestas definiendo metas mas ambiciosas.

Es alentador observar que estén avanzando las energías renovables, con inversiones que ya superan a la de los fósiles. Pero pese a estos avances, no estamos actuando con la rapidez requerida para frenar el aumento tanto de las emisiones globales como de la temperatura. Necesitamos una firme voluntad política, ya que si continuamos como hasta ahora los efectos serán graves y provocarán un aumento de la temperatura global de 3 grados centígrados, o incluso superior, durante este siglo. Poseemos las herramientas necesarias para enfrentarnos al cambio climático, pero tenemos que usarlas.

Urge pasar de inversiones contaminantes a una economía verde, no hay tiempo para perder por eso hay que actuar sin demoras, ya que cuanto más tiempo tardemos, mayor será el daño global. Por esta razón, Guterres había expresado “Confío en que durante este cónclave de jefes de Estado se anuncien planes para reducir un 45% las emisiones de efecto invernadero durante la próxima década y alcanzar la neutralidad de esas emisiones de carbono para 2050”.

A fin de lograr las emisiones netas iguales a cero que se necesitan para estabilizar el clima, es preciso intensificar el uso de fuentes de energía exentas de carbono y reducir la utilización de combustibles fósiles. Ahora no se prevé que las emisiones mundiales alcancen su punto máximo antes de 2030, ni mucho menos en 2020, y si se mantienen las políticas vigentes no será posible evitar superar la meta de 1,5 °C. Si no se reducen sin demoras las emisiones, el objetivo de mantener el incremento de la temperatura por debajo de los 2°C resultara inalcanzable. Los graves daños climáticos ya se están manifestando más pronto de lo que las evaluaciones indicaban hace 10 años. Solo mediante la aplicación de medidas inmediatas, que abarquen una descarbonización profunda complementada con la protección de la biodiversidad, y los esfuerzos tendientes a absorber el CO2 de la atmósfera, será posible cumplir el Acuerdo de París.

Esta reunión realizada en Nueva York apuntaba a que los países asumieran sus responsabilidades, reconociendo que la transición de fósiles a energías limpias es compleja y construir nuevas economías verdes es un proceso que lleva tiempo. Las Naciones Unidas harán un seguimiento de las propuestas de las naciones, con el informe que presentará en Chile en diciembre, cuando se reunirán 193 naciones, de las cuales apenas doce representan ¾ de las emisiones energéticas, siendo clave un acuerdo entre China y USA que son los grandes contaminadores mundiales, por eso es grave la negativa actitud de Trump.

Han sido 77 los países que se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero para 2050.Los países más pequeños, incluidas las islas de países menos industrializados, fueron los que hicieron las mayores promesas, a pesar de que han contribuido mucho menos al problema. Los grandes países emisores brillaron por su ausencia en Nueva York, por eso estuvo en lo cierto el Papa Francisco al afirmar que los compromisos para hacer frente a la crisis climática “todavía son muy flojos”.

Por Alieto Aldo Guadagni, miembro de la Academia Argentina de Ciencias del Ambiente.

Para Clarin 28/10/2019

 

 

Se el primero en comentar en "VENGAN CON COMPROMISOS CONCRETOS, NO CON DISCURSOS ADORNADOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*